La suble­va­ción en la ONU (Segun­da y últi­ma par­te) – Fidel Cas­tro

Cuan­do Bruno con­clu­yó su inter­ven­ción cer­ca del medio­día el pasa­do 26 de octu­bre corres­pon­día el turno, como es nor­ma, a las expli­ca­cio­nes de voto, antes de que el Pro­yec­to fue­se some­ti­do a vota­ción.

Habló pri­me­ro el emba­ja­dor de Esta­dos Uni­dos Ronald D. Godard, ase­sor prin­ci­pal del área para Asun­tos del Hemis­fe­rio Occi­den­tal, jefe de la dele­ga­ción de su país. Sus inusi­ta­das pala­bras hacen inne­ce­sa­rio el aná­li­sis para demos­trar que las denun­cias del Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba eran rigu­ro­sa­men­te jus­tas. Bas­tan sus pro­pias afir­ma­cio­nes para refle­jar la entra­ña cíni­ca de la polí­ti­ca de ese país.

“…Esta­dos Uni­dos […] está fir­me­men­te com­pro­me­ti­do con el apo­yo al deseo del pue­blo cubano de deter­mi­nar libre­men­te el futu­ro de su país.”

“…Esta­dos Uni­dos […] tie­ne el dere­cho sobe­rano de deci­dir sus rela­cio­nes eco­nó­mi­cas con otro país. Las rela­cio­nes eco­nó­mi­cas de los Esta­dos Uni­dos con Cuba es un asun­to bila­te­ral […] diri­gi­das a alen­tar un cli­ma más abier­to en Cuba y un mayor res­pe­to a los dere­chos huma­nos y las liber­ta­des fun­da­men­ta­les.”

“No debe­mos per­der de vis­ta ese hecho en un deba­te pla­ga­do de argu­men­tos retó­ri­cos del pasa­do y enfo­ca­do en dife­ren­cias tác­ti­cas, en un deba­te que nada hace para ayu­dar al pue­blo cubano.”

“Mi dele­ga­ción lamen­ta que la dele­ga­ción de Cuba con­ti­núe, año tras año, cali­fi­can­do de mane­ra inapro­pia­da e inco­rrec­ta las res­tric­cio­nes comer­cia­les a Cuba como un acto de geno­ci­dio. […] Esta­dos Uni­dos no impo­ne nin­gu­na res­tric­ción a la ayu­da huma­ni­ta­ria a Cuba…”

“En 2009, Esta­dos Uni­dos […] auto­ri­zó 237 millo­nes de dóla­res en asis­ten­cia huma­ni­ta­ria pri­va­da en for­ma de rega­los con ali­men­tos y otros pro­duc­tos esen­cia­les, dona­cio­nes huma­ni­ta­rias no agrí­co­las y dona­cio­nes médi­cas.”

“En abril de 2009, el Pre­si­den­te Oba­ma indi­có que ‘Esta­dos Uni­dos bus­ca un nue­vo comien­zo con Cuba’, pero que ‘hay un tra­yec­to más lar­go aun que es pre­ci­so reco­rrer para supe­rar déca­das de des­con­fian­za’. […] hemos ini­cia­do con­ver­sa­cio­nes para res­ta­ble­cer el ser­vi­cio pos­tal direc­to entre los Esta­dos Uni­dos y Cuba y hemos incre­men­ta­do los inter­cam­bios artís­ti­cos y cul­tu­ra­les…”

“El Pre­si­den­te Oba­ma ha dicho públi­ca­men­te que la libe­ra­ción de pri­sio­ne­ros polí­ti­cos y las refor­mas eco­nó­mi­cas son posi­ti­vas para el pue­blo cubano. Esta­dos Uni­dos espe­ra ver el cum­pli­mien­to de dichas pro­me­sas pron­to, así como una mayor aper­tu­ra por par­te del gobierno cubano como mues­tra de su volun­tad de rela­cio­nar­se cons­truc­ti­va­men­te con su pro­pio pue­blo. […] Esta­dos Uni­dos con­si­de­ra que no podrá ple­na­men­te alcan­zar­se una nue­va era en las rela­cio­nes Esta­dos Uni­dos-Cuba has­ta que el pue­blo cubano dis­fru­te de las liber­ta­des polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas inter­na­cio­nal­men­te reco­no­ci­das, que este órgano ha hecho tan­to por defen­der en otros paí­ses alre­de­dor del mun­do.”

“Mi dele­ga­ción vota­rá con­tra esta reso­lu­ción.
Esta­dos Uni­dos con­si­de­ra que es hora de que este órgano cen­tre sus ener­gías en el apo­yo al pue­blo cubano en su lucha por deci­dir su pro­pio futu­ro e ir más allá de los ges­tos retó­ri­cos que repre­sen­ta esta reso­lu­ción.

“Gra­cias señor Pre­si­den­te.”

De inme­dia­to, expli­có su inten­ción de voto la jefa de la dele­ga­ción de Nica­ra­gua, cuyo pue­blo cono­ció en sus entra­ñas la gue­rra sucia de Ronald Reagan que tan­ta san­gre cos­tó. Sus pala­bras fue­ron con­tun­den­tes.

Se pro­du­ce la vota­ción y 187 paí­ses vota­ron a favor de la Reso­lu­ción; dos votos en con­tra: Esta­dos Uni­dos e Israel, su inse­pa­ra­ble alia­do en las accio­nes geno­ci­das; y tres abs­ten­cio­nes: Islas Marshall, Micro­ne­sia y Palau. Nin­gún país de los 192 miem­bros de la ONU dejó de par­ti­ci­par.

Con­clui­da ésta, la repre­sen­ta­ción de Bél­gi­ca, a nom­bre de la Unión Euro­pea, alia­da de Esta­dos Uni­dos, abrió la par­ti­ci­pa­ción de las dele­ga­cio­nes que desea­ban expli­car su voto.

Des­pués usa­ron de la pala­bra 16 paí­ses con des­ta­ca­do pro­ta­go­nis­mo en la polí­ti­ca inter­na­cio­nal, para expli­car por qué vota­ron a favor de la Reso­lu­ción, en el siguien­te orden: Uru­guay, Boli­via, Ango­la, Myan­mar, Suri­na­me, Bela­rús, Saint Kitts y Nevis, Laos, Tan­za­nia, Libia, Siria, Sudán, Viet­nam, Nige­ria, San Vicen­te y las Gra­na­di­nas y la Repú­bli­ca Popu­lar Demo­crá­ti­ca de Corea.

Per­mí­ta­se recor­dar que muchos paí­ses se abs­tu­vie­ron de usar la pala­bra a soli­ci­tud de nues­tra pro­pia dele­ga­ción, para que el pro­ce­so de vota­ción no se dila­ta­ra dema­sia­do en detri­men­to del mejor hora­rio para la divul­ga­ción del deba­te, y el esfuer­zo ago­ta­dor que impli­ca­ba la par­ti­ci­pa­ción de un núme­ro mayor de ora­do­res. A pesar de eso, 37 dele­ga­cio­nes habla­ron en tér­mi­nos cla­ros y pre­ci­sos a favor del jus­to Pro­yec­to que por deci­mo­no­ve­na vez apro­ba­ba la Asam­blea Gene­ral de Nacio­nes Uni­das. Esta vez fue el más dila­ta­do y enér­gi­co deba­te sobre el deli­ca­do e impor­tan­te tema.

A las 4 y 17 p.m. se escu­chó la répli­ca de Cuba a tra­vés del Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de nues­tro país.

Lo esen­cial que dijo, aun­que casi todo el tex­to era esen­cial, fue:

“Señor Pre­si­den­te:

“Agra­dez­co mucho sus pala­bras a los tre­ce ora­do­res y a las dele­ga­cio­nes pre­sen­tes en esta impre­vis­ta sesión ves­per­ti­na.

“Sobre lo dicho por Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea:

“Esta es la deci­mo­no­ve­na oca­sión en que la dele­ga­ción de Esta­dos Uni­dos nos repi­te lo mis­mo.

“El blo­queo es un acto de gue­rra eco­nó­mi­ca y un acto de geno­ci­dio.

“¿Será que el Depar­ta­men­to de Esta­do no ha hecho la tarea, no ha estu­dia­do el asun­to?

“El año pasa­do leí aquí los artícu­los de las Con­ven­cio­nes corres­pon­dien­tes…”

“Ya leí hoy aquí el famo­so Memo­ran­dum del señor Mallory.

“No son ‘argu­men­tos ideo­ló­gi­cos’ del pasa­do. El blo­queo es un vie­jo tém­pano que que­da de la Gue­rra Fría. El asun­to no es la retó­ri­ca, sino el acto de agre­sión a Cuba.

“El pro­pó­si­to de Esta­dos Uni­dos no es ayu­dar ni apo­yar al pue­blo cubano. Se sabe que el blo­queo pro­vo­ca pri­va­cio­nes y sufri­mien­tos. No pro­vo­ca muer­tes por­que la Revo­lu­ción cuba­na lo impi­de. ¿Cómo podría expli­car­se que se cas­ti­gue a los niños cuba­nos como se ha des­cri­to aquí? Si se qui­sie­ra ayu­dar o apo­yar al pue­blo cubano, lo úni­co que habría que hacer es levan­tar el blo­queo de inme­dia­to.

“¿Por qué impi­den a los nor­te­ame­ri­ca­nos visi­tar Cuba y reci­bir infor­ma­ción de pri­me­ra mano? ¿Por qué res­trin­gen los lla­ma­dos con­tac­tos ‘pue­blo a pue­blo’?

“Los pre­tex­tos para el blo­queo han ido cam­bian­do. Pri­me­ro la supues­ta per­te­nen­cia al eje chino-sovié­ti­co, des­pués la lla­ma­da expor­ta­ción de la Revo­lu­ción a Amé­ri­ca Lati­na, lue­go la pre­sen­cia de tro­pas cuba­nas en Áfri­ca para ayu­dar a derro­tar al apartheid, a pre­ser­var la inde­pen­den­cia de Ango­la y lograr la de Nami­bia.

“Des­pués, la mani­pu­la­ción sobre los dere­chos huma­nos. Pero el blo­queo es una vio­la­ción bru­tal de los dere­chos huma­nos de los cuba­nos.

“Esta­mos dis­pues­tos a dis­cu­tir sobre vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos. Pode­mos empe­zar por el cam­po de con­cen­tra­ción de Guan­tá­na­mo, don­de se tor­tu­ra y no exis­te el hábeas cor­pus. Es el rei­no de las ‘Comi­sio­nes Mili­ta­res’, fue­ra del Esta­do de dere­cho. ¿Podría la dele­ga­ción nor­te­ame­ri­ca­na expli­car qué pasó en los cam­pos de Abu Ghraib, Bagram y Nama?

“¿Se ins­tru­yó de car­gos a los res­pon­sa­bles? ¿Se ins­tru­yó de car­gos a quie­nes auto­ri­za­ron en los gobier­nos euro­peos las cár­ce­les secre­tas en Euro­pa y los vue­los secre­tos de la CIA con per­so­nas secues­tra­das? ¿Podría acla­rar­lo el repre­sen­tan­te de la Unión Euro­pea?

“Pode­mos hablar de Wiki­leaks. ¿Por qué no nos cuen­tan algo sobre las atro­ci­da­des que reco­gen los 75 mil docu­men­tos sobre crí­me­nes en Afga­nis­tán y los 400 mil sobre Iraq?”

“Los cam­bios en Cuba son asun­to de los cuba­nos. Cam­bia­re­mos todo lo que deba ser cam­bia­do, para bien de los cuba­nos, pero no le pedi­re­mos opi­nión al gobierno de Esta­dos Uni­dos. Esco­gi­mos libre­men­te nues­tro des­tino. Para eso hici­mos una Revo­lu­ción. Serán cam­bios sobe­ra­nos, no ‘ges­tos’. Sabe­mos que para Esta­dos Uni­dos lo úni­co sufi­cien­te sería ins­tau­rar en Cuba un gobierno pro-yan­qui. Pero eso no va a ocu­rrir.”

“¿Quie­ren coope­ra­ción entre nues­tras uni­ver­si­da­des? Eli­mi­nen las res­tric­cio­nes a los inter­cam­bios aca­dé­mi­cos, estu­dian­ti­les, cien­tí­fi­cos y cul­tu­ra­les y per­mi­tan esta­ble­cer acuer­dos entre esas ins­ti­tu­cio­nes.

“¿Quie­ren coope­ra­ción con­tra el nar­co­trá­fi­co, el terro­ris­mo, el trá­fi­co de per­so­nas, los desas­tres natu­ra­les, el correo pos­tal? Res­pon­dan, al menos, las pro­pues­tas que hemos pre­sen­ta­do hace más de un año, sin con­di­ción algu­na.”

“Un alto fun­cio­na­rio de la USAID con­fir­mó ayer al perio­dis­ta Tra­cey Eaton que, en el últi­mo perío­do, han hecho lle­gar 15,6 millo­nes de dóla­res a (cito) ‘indi­vi­duos en el terreno en Cuba’. Así lla­man a sus mer­ce­na­rios.

“Las trans­mi­sio­nes ile­ga­les de radio y tele­vi­sión siguen.

“Los Cin­co anti­te­rro­ris­tas cuba­nos siguen en injus­ta pri­sión. Recien­te­men­te se ha some­ti­do, sin moti­vo, a Gerar­do Her­nán­dez Nor­de­lo a con­fi­na­mien­to soli­ta­rio y se le ha dene­ga­do aten­ción médi­ca.

“Terro­ris­tas inter­na­cio­na­les con­fe­sos como Orlan­do BoschPosa­da Carri­les se pasean libre­men­te en Mia­mi e inclu­so hacen allí acti­vi­dad polí­ti­ca.”

“El blo­queo es abu­si­va­men­te extra­te­rri­to­rial y afec­ta a todos los aquí pre­sen­tes. No es un hecho bila­te­ral.

“Señor Pre­si­den­te:

“A lo ya dicho sobre la Unión Euro­pea ten­go poco que aña­dir.

“No le reco­no­ce­mos auto­ri­dad moral ni polí­ti­ca algu­na para cri­ti­car en mate­ria de dere­chos huma­nos.

“Haría mejor en ocu­par­se de su bru­tal polí­ti­ca anti-inmi­gran­tes, de la depor­ta­ción de mino­rías, de la vio­len­ta repre­sión con­tra los mani­fes­tan­tes y de la cre­cien­te exclu­sión social de sus des­em­plea­dos y sec­to­res de menos ingre­sos.

“El Par­la­men­to Euro­peo, con toda des­ver­güen­za y de mane­ra infa­me, se dedi­ca a pre­miar a los agen­tes paga­dos del gobierno de Esta­dos Uni­dos en Cuba.

“Pero la Unión Euro­pea sue­ña si cree que podrá nor­ma­li­zar las rela­cio­nes con Cuba, exis­tien­do la lla­ma­da Posi­ción Común.

“Muchas gra­cias”

Todos espe­rá­ba­mos la res­pues­ta de Esta­dos Uni­dos a la répli­ca de Bruno. Lo mejor que hizo en su vida el emba­ja­dor y la dele­ga­ción ‑que no tuvo el ges­to des­pec­ti­vo de aban­do­nar la sala‑, fue resis­tir a pie fir­me aque­lla anda­na­da de argu­men­tos irre­ba­ti­bles. La répli­ca de Cuba los dejó para­li­za­dos; tuve la sen­sa­ción de que se iban des­va­ne­cien­do pro­gre­si­va­men­te has­ta des­apa­re­cer de la esce­na.

En 50 años de blo­queo la super­po­ten­cia no ha podi­do, ni podrá, derro­tar a la Revo­lu­ción Cuba­na. No me dedi­qué al ejer­ci­cio de con­tar los votos a favor o en con­tra de la “Reso­lu­ción”. Obser­vé, en cam­bio, el calor y la con­vic­ción de los que habla­ron con­tra la injus­ta y arbi­tra­ria medi­da. Es un error creer que esa medi­da se pue­de man­te­ner inde­fi­ni­da­men­te. Fue una suble­va­ción. Los pue­blos están can­sa­dos ya de agre­sio­nes, saqueos, abu­sos y enga­ños.

Nun­ca las dele­ga­cio­nes expre­sa­ron con más vigor su pro­tes­ta con­tra la bur­la que impli­ca el des­pre­cio a la jus­ta con­de­na de la comu­ni­dad mun­dial con­tra un acto de geno­ci­dio que se reite­ra año por año. Están cons­cien­tes de que lo más gra­ve es el saqueo sis­te­má­ti­co de sus recur­sos natu­ra­les impues­to a la mayo­ría de los pue­blos del pla­ne­ta, la pro­gre­si­va esca­sez de ali­men­tos, la des­truc­ción del medio ambien­te, el cre­cien­te núme­ro de gue­rras geno­ci­das con­tra otros pue­blos, apo­ya­das en bases mili­ta­res ubi­ca­das en más de 75 paí­ses, y el cre­cien­te peli­gro de una con­fla­gra­ción sui­ci­da para todos los pue­blos del mun­do.

La ONU no pue­de exis­tir sin la pre­sen­cia de los pue­blos que vie­nen exi­gien­do el cese del blo­queo. Esa ins­ti­tu­ción, naci­da cuan­do la inmen­sa mayo­ría no éra­mos siquie­ra inde­pen­dien­tes, ¿para qué sir­ve sin noso­tros? ¿Qué dere­cho nos asis­te, si no pode­mos siquie­ra deman­dar que cese el blo­queo impues­to con­tra un peque­ño país? De una for­ma o de otra nos han subor­di­na­do a los intere­ses de Esta­dos Uni­dos y la OTAN, orga­ni­za­ción mili­tar beli­cis­ta que derro­cha más de un millón de millo­nes de dóla­res cada año en gue­rras y armas, que serían más que sufi­cien­tes para lle­var lo esen­cial a todos los pue­blos del mun­do.

Muchos paí­ses del Ter­cer Mun­do se ven obli­ga­dos a bus­car solu­cio­nes con inde­pen­den­cia de lo que ocu­rra a los demás; es como mar­char sobre una este­ra que se mue­ve en sen­ti­do inver­so a más velo­ci­dad.

Hace fal­ta una ONU ver­da­de­ra­men­te demo­crá­ti­ca y no un feu­do impe­rial en el que la inmen­sa mayo­ría de los pue­blos no cuen­ta para nada. La ONU, fun­da­da antes de fina­li­zar la Segun­da Gue­rra Mun­dial, está ya ago­ta­da. No per­mi­ta­mos que nos impon­gan el ridícu­lo papel de reu­nir­nos una vez más den­tro de 12 meses para bur­lar­se de noso­tros. Haga­mos sen­tir nues­tra deman­da y sal­ve­mos la vida de nues­tra espe­cie antes de que sea ya dema­sia­do tar­de.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *