Una apues­ta al con­se­je­ro de Eco­no­mía de Lakua- Juan­jo Bas­te­rra

Mire­mos a don­de mire­mos hay algún con­flic­to labo­ral, bien sea por­que se está nego­cian­do el con­ve­nio bien por­que se quie­re apli­car un expe­dien­te de regu­la­ción de empleo abu­si­vo o direc­ta­men­te se plan­tea el cie­rre de la empre­sa para tras­la­dar­la a otro lugar que le resul­te más ren­ta­ble al empre­sa­rio de turno y, a la vez, dejar en la calle a cien­tos de tra­ba­ja­do­res.

El pano­ra­ma socio­la­bo­ral está muy com­pli­ca­do, aun­que des­de las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas nos impon­gan una reali­dad vir­tual, que no real. El núme­ro de para­dos sólo baja en las encues­tas, sea la del Eus­tat o sea la del INE, y la eco­no­mía sólo va bien para los empre­sa­rios, que siguen acu­mu­lan­do rique­za, mien­tras la mayo­ría sufre con­ge­la­cio­nes sala­ria­les, reba­jas de suel­dos o, lo que es peor, la cola del paro.

Estos días atrás el Gobierno de Gas­teiz y las dipu­tacio­nes de Gipuz­koa y Biz­kaia ha pre­sen­ta­do el pre­su­pues­to para 2011 y están enmas­ca­ran­do los datos. El con­se­je­ro de Eco­no­mía y Hacien­da del Gobierno de Gas­teiz, Car­los Agui­rre, nos anun­cia que el PIB cre­ce­rá en 2010 un 0,2%. Hace dos sema­nas dijo que el 0,5%, y tuvo que corre­gir el dato dos días des­pués. Aho­ra nos dice que el PIB en 2011 cre­ce­rá en la CAV un 1,4%. Le apues­to algo acce­si­ble a mi bol­si­llo a que no. Que vol­ve­rá a cam­biar el dato.

Nos quie­ren hacer creer que las par­ti­das que van a incen­ti­var la polí­ti­ca social están aumen­tan­do. La reali­dad cami­na en sen­ti­do con­tra­rio. Si fue­ra como dicen, los pen­sio­nis­tas no ten­drían que salir a la calle para recla­mar mejo­ras en sus pau­pé­rri­mos ingre­sos des­pués de haber esta­do coti­zan­do duran­te dece­nas de años. La mitad de los pen­sio­nis­tas per­ci­be sala­rios por deba­jo del umbral de la pobre­za en Hego Eus­kal Herria. Si fue­ra como nos dicen los apol­tro­na­dos, los para­dos no ten­drían que pro­tes­tar por que­dar­se sin empleo, por­que ten­drían otro mejor en un bre­ve espa­cio de tiem­po y por­que en las filas del paro se cobra­ría más. Pero resul­ta que un 30% de los mis­mos no tie­ne ni pres­ta­cio­nes ni acce­so a ayu­das. Y tam­bién sabe­mos que aque­llo que un día fue la ren­ta bási­ca se ha modi­fi­ca­do tan­tas veces que, todos lo sabe­mos, los recur­sos no lle­gan. Si no se cam­bia de mode­lo, esto no fun­cio­na­rá.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *