Apo​rrea​.org asu­me el rol de impul­so­ra y faci­li­ta­do­ra del deba­te revo­lu­cio­na­rio

Apo​rrea​.org

Esti­ma­dos y esti­ma­das visi­tan­tes de Apo​rrea​.org, escri­to­res y escri­to­ras de artícu­los, redac­to­res y redac­to­ras de noti­cias o repor­ta­jes de las orga­ni­za­cio­nes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, cam­pe­si­nos y movi­mien­tos popu­la­res, acti­vis­tas, lucha­do­res y lucha­do­ras socia­les que siguen a dia­rio la infor­ma­ción nacio­nal e inter­na­cio­nal sobre los acon­te­ci­mien­tos y la lucha de cla­ses a esca­la nacio­nal e inter­na­cio­nal:

Apo​rrea​.org acep­ta asu­mir el rol de impul­so­ra y faci­li­ta­do­ra del deba­te revo­lu­cio­na­rio más allá de nues­tra pági­na. Nos refe­ri­mos al deba­te que se ha sus­ci­ta­do a par­tir de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 26 de sep­tiem­bre, como lo han pro­pues­to algu­nos fac­to­res que se expre­san y vie­nen dis­cu­tien­do a tra­vés de nues­tro Sitio Web.

Le toma­mos la pala­bra a los que han pro­pues­to que con­tri­bu­ya­mos a orga­ni­zar el deba­te direc­to sobre la eva­lua­ción del 26 S, la situa­ción y pers­pec­ti­vas de la revo­lu­ción boli­va­ria­na, la situa­ción del PSUV y la nece­si­dad de una corrien­te de izquier­da del par­ti­do y del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, que se haga sen­tir y que haga peso para apor­tar su visión y sus alter­na­ti­vas, ante los gra­ves ries­gos que hoy con­fron­ta la revo­lu­ción en Vene­zue­la.

En este sen­ti­do, le toma­mos la pala­bra a Sta­lin Pérez Bor­ges, coor­di­na­dor nacio­nal dela Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res y voce­ro de la corrien­te Marea Socia­lis­ta, que ha veni­do plan­tean­do esta dis­cu­sión des­de hace tiem­po, como lo hizo cuan­do la derro­ta de la Refor­ma Cons­ti­tu­cio­nal, y que lo ha vuel­to a plan­tear en una entre­vis­ta recien­te­men­te publi­ca­da en Apo­rrea.

Le toma­mos la pala­bra al com­pa­ñe­ro ex minis­tro Eduar­do Samán, que tam­bién ha hecho su apa­ri­ción en esta tri­bu­na crí­ti­ca de Apo­rrea, con entre­vis­tas y decla­ra­cio­nes en las que plan­tea este deba­te sobre la revo­lu­ción, el Esta­do, el par­ti­do y la nece­si­dad de una corrien­te radi­cal en el mar­co del PSUV.

Le toma­mos la pala­bra a muchos de nues­tros colum­nis­tas y cola­bo­ra­do­res con­se­cuen­tes que han veni­do insis­tien­do en que Apo­rrea pro­mue­va un Encuen­tro cara a cara, de los que deba­ten en este espa­cio vir­tual.

Apo­rrea ha veni­do fun­cio­nan­do como uno de los pocos espa­cios exis­ten­tes para el deba­te abier­to y demo­crá­ti­co sobre la situa­ción, la mar­cha de la revo­lu­ción boli­va­ria­na e inclu­so de la revo­lu­ción mun­dial, sus peque­ños y gran­des pro­ble­mas, sus encru­ci­ja­das, cri­sis y cami­nos. Sin auto-repre­sio­nes ni cen­su­ras de fun­cio­na­rios, sin el ries­go de mani­pu­la­cio­nes y ter­gi­ver­sa­cio­nes que sue­len ocu­rrir en los medios con­ven­cio­na­les.

Deci­mos “de los pocos”, por­que tan­to en medios ofi­cia­les como pri­va­dos se limi­tan las mani­fes­ta­cio­nes de incon­for­mis­mo y las pro­pues­tas alter­na­ti­vas. Y esto tam­bién ocu­rre en unos cuan­tos, que hacién­do­se lla­mar “comu­ni­ta­rios”, sucum­ben a las mor­da­zas clien­te­la­res o a la hege­mo­nía del con­tra­ban­do ideo­ló­gi­co bur­gués, con todos sus mati­ces y apa­rien­cias. Apo­rrea es la ven­ta­na comu­ni­ca­ti­va de todo cuan­to se dis­cu­te y se lucha en este pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio; des­de los sen­ti­res de un pue­blo que gri­ta sus rabias y las plas­ma en opi­nión, has­ta los aná­li­sis polí­ti­cos pro­fun­dos de la viven­cia his­tó­ri­ca que está pro­ta­go­ni­zan­do este pue­blo boli­va­riano. Aquí dis­cu­ten de tú a tú, tan­to los que se expre­san des­de la base, como los más reco­no­ci­dos ana­lis­tas y muchos cua­dros polí­ti­cos del pro­ce­so. Es un espa­cio para la ver­dad nece­sa­ria y no para lo que “con­vie­ne” decir u ocul­tar ni para la mera pro­pa­gan­da.

Así ha sido en todos los momen­tos crí­ti­cos de la revo­lu­ción boli­va­ria­na. Así fue des­pués de la derro­ta elec­to­ral de la Refor­ma y cuan­do ser­vi­mos de pla­ta­for­ma a la dis­cu­sión irre­ve­ren­te de los inte­lec­tua­les reu­ni­dos en el Cen­tro Inter­na­cio­nal Miran­da, que sus­ci­ta­ron inco­mo­di­dad entre los que se sien­ten muy a gus­to en la modo­rra ins­ti­tu­cio­nal y en la “tran­si­ción” de la tran­si­ción.

La revo­lu­ción y sus con­quis­tas se defien­den con la pala­bra, pen­sa­mien­to y acción, pero es indis­pen­sa­ble el ingre­dien­te de la ver­da­de­ra crí­ti­ca (no la sim­ple pose), la ver­da­de­ra con­tra­lo­ría social, la denun­cia y las pro­pues­tas que sir­van para avan­zar y pro­fun­di­zar de mane­ra radi­cal, en vez de actuar como amor­ti­gua­do­res y fre­nos del pro­ce­so.

Aquí, en Apo­rrea, con­cu­rren las orga­ni­za­cio­nes socia­les y sus dife­ren­tes expre­sio­nes, así como tam­bién se comu­ni­can quie­nes desean hacer­lo des­de su con­di­ción indi­vi­dual, para trans­mi­tir lo que sien­te, pien­sa y pro­ta­go­ni­za esta revo­lu­ción, para decir lo que más nos preo­cu­pa o lo que cree­mos que hace fal­ta para defen­der y pro­fun­di­zar nues­tro pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, dan­do rien­da suel­ta a las ideas, expo­nien­do sus expe­rien­cias, sin pedir per­mi­so a los que dic­tan la “línea”.

Por eso hacen que Apo­rrea se apar­te del pro­to­co­lo, la diplo­ma­cia, la dema­go­gia, la con­ci­lia­ción y las ambi­güe­da­des. Por eso esta car­te­le­ra popu­lar se ha con­ver­ti­do en espa­cio fun­da­men­tal de con­fron­ta­ción de ideas y de con­fluen­cia de las fuer­zas socia­les que esta­mos bata­llan­do en la lucha de cla­ses.

Apo­rrea, en este sen­ti­do, sigue sien­do aque­lla Asam­blea Popu­lar Revo­lu­cio­na­ria de abril de 2002, trin­che­ra infor­má­ti­ca de los explo­ta­dos y opri­mi­dos, con­tra el capi­tal, con­tra sus dis­fra­ces buro­crá­ti­cos y con­tra la con­ci­lia­ción entre­guis­ta que rehú­ye el com­ba­te, que está asus­ta­da por la pro­fun­di­za­ción de la revo­lu­ción, hacien­do lo que pue­de para seguir medran­do y acre­cen­tan­do pri­vi­le­gios en la inde­fi­ni­ción, para que no ter­mi­ne­mos de reba­sar el mar­co capi­ta­lis­ta, para que no ter­mi­ne de morir el Esta­do bur­gués, des­mo­ra­li­zan­do al pue­blo boli­va­riano.

Enten­de­mos el abor­da­je de este deba­te, aho­ra cara a cara y no sólo a tra­vés de los pape­les o de las pan­ta­llas, no como un even­to úni­co y par­ti­cu­lar, sino como una cam­pa­ña, un pro­ce­so de dis­cu­sión cons­truc­ti­va, una secuen­cia que debe arro­jar apor­tes y resul­ta­dos que ayu­den a ende­re­zar el rum­bo de nues­tro pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio y nos per­mi­ta salir­le al paso de ame­na­zas que se acre­cien­tan.

Espe­ra­mos de los Apo­rrea­do­res y Apo­rrea­do­ras, indi­vi­dua­les y orga­ni­za­dos en colec­ti­vos o movi­mien­tos de los tra­ba­ja­do­res, cam­pe­si­nos, comu­ni­da­des y sec­to­res popu­la­res, el apor­te de sus ideas y pro­pues­tas sobre cómo enca­rar este gran deba­te.

En prin­ci­pio pro­pon­dre­mos un Foro a rea­li­zar­se en Cara­cas en la segun­da quin­ce­na de noviem­bre, lue­go de la movi­li­za­ción anun­cia­da por la UNETE.

Invi­ta­re­mos a algu­nas figu­ras y voce­ros o voce­ras para que ini­cien la dis­cu­sión con sus expo­si­cio­nes y abri­re­mos la dis­cu­sión con la par­ti­ci­pa­ción de una pri­me­ra lis­ta de invi­ta­dos, para colo­car los temas e ir encau­zan­do la dis­cu­sión. Lue­go podrán ir sur­gien­do otras moda­li­da­des y podrá irse amplian­do la par­ti­ci­pa­ción para irra­diar el alcan­ce inclu­si­vo de este par­la­men­to popu­lar hacia todas las expre­sio­nes orga­ni­za­das de nues­tro pue­blo. Dis­cu­ti­re­mos tam­bién la mane­ra de hacer lle­gar los apor­tes al pre­si­den­te Chá­vez, al gobierno nacio­nal, a las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do y al PSUV.

Pero sobre todo, debe­mos poner acen­to en que se extrai­gan y apli­quen las con­se­cuen­cias prác­ti­cas en favor de la lucha y el for­ta­le­ci­mien­to y orga­ni­za­ción polí­ti­ca del poder de los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo.

Estén aten­tos a nues­tra con­vo­ca­to­ria a esta acti­vi­dad, que ten­drá comien­zo en la segun­da quin­ce­na de noviem­bre.

Equi­po Publi­ca­dor de Apo​rrea​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *