Aca­bar con la tor­tu­ra es pre demo­crá­ti­co, sépan­lo PP, PSOE, PNV y media­do­res internacionales.

Archivo

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

La indig­na­ción que pro­du­ce la exis­ten­cia de la vio­len­cia con­tra los dete­ni­dos ha teni­do una res­pues­ta mul­ti­tu­di­na­ria en las calles de Donos­tia. Otra vez, Eus­kal Herria ha sido un cla­mor con­tra el terror de esta­do como lo fue con­tra el BVE y los GAL. El vídeo que edi­ta­mos es una mues­tra de lo que dicen las fami­lias de quie­nes denun­cian estos hechos que nos estremecen.

Hay un pre­vio a la acción polí­ti­ca en las socie­da­des civi­li­za­das, la vio­len­cia estruc­tu­ral del esta­do pone en duda que el esta­do espa­ñol pue­da defi­nir­se como tal.

Peor aún, cuan­do des­de ETA se abre la puer­ta al diá­lo­go la repre­sión gra­tui­ta, bes­tial, de ven­gan­za, es la úni­ca res­pues­ta. Esta edi­to­rial podría seguir pro­fun­di­zan­do en el pro­ce­so que se abre y en sus posi­bi­li­da­des, en el páni­co de la extre­ma dere­cha espa­ño­la a la paz, en sus gro­tes­cas y estú­pi­das cua­ren­te­nas, que para el PP son de perío­dos de tiem­po de cua­ren­ta años, eso es una cua­ren­te­na para Basa­goi­ti y Mayor Oreja.

Tenía­mos la ten­ta­ción de pro­tes­tar con­tra la vio­len­cia y el terror de esta­do dejan­do esta sec­ción teñi­da de negro, del sím­bo­lo del terror de los dete­ni­dos y alle­ga­dos ante las últi­mas mues­tras de vio­len­cia espa­ño­la de ven­gan­za, pero es pre­fe­ri­ble seña­lar con el vídeo y con el dedo a quie­nes han ini­cia­do el camino del ata­que fron­tal al pue­blo vas­co median­te la más terri­ble y ruin de las vio­len­cias, la mise­ria del tor­tu­ra­dor y la torturadora.

Por eso nos que­da­mos aquí, en esta escue­ta exi­gen­cia éti­ca a toda la socie­dad para que los capí­tu­los de la dic­ta­du­ra fas­cis­ta espa­ño­la con­clu­yan hoy y aquí con una rebe­lión ciu­da­da­na con­tra la bes­tia­li­dad del esta­do y sus deni­gran­tes apo­yos mediá­ti­cos, polí­ti­cos y en oca­sio­nes, en dema­sia­das oca­sio­nes tam­bién judiciales.

Tal vez lo más terri­ble ha sido en esta oca­sión la ausen­cia ya has­ta tes­ti­mo­nial del PNV de Urku­llu y Egi­bar o de la IU de Mikel Ara­na así como de Batza­rre y otras fuer­zas sin­di­ca­les que no son LAB y ELA de la movi­li­za­ción. Todo un escán­da­lo que obli­ga a sacar tat­je­ta éti­ca a los de Sabin Etxea y a los otros que callan ante el terror de esta­do, tar­je­ta y explicación..

En Eus­kal Herria no nos resig­na­mos enton­ces al terror fran­quis­ta como sí hizo el PNV ni asu­mi­mos el pac­to con sus suce­so­res; de la mis­ma for­ma que no per­ma­ne­ci­mos de bra­zos cru­za­dos ante el terror de la pri­me­ra par­te de la dic­ta­du­ra, la de la cua­ren­te­na que por cua­ren­ta años se nos impu­so… tam­po­co aho­ra callamos.

Hoy, aho­ra y aquí debe­mos aca­bar con la tor­tu­ra y la vio­len­cia gra­tui­ta del esta­do. Nues­tro mejor deseo para quie­nes la han pade­ci­do y para sus fami­lias para sus ami­gas y ami­gos. Este tam­bién es nues­tro com­pro­mi­so, el com­pro­mi­so de Boltxe.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.