[Videos] 93 ani­ver­sa­rio de la Revo­lu­ción Sovie­ti­ca, comu­nis­mo o caos

Son 93 años ya de la mayor ges­ta revo­lu­cio­na­ria de la Huma­ni­dad. Se aca­bó con la I Gue­rra Mun­dial, en la II se derro­tó al eje nazi – fas­cis­ta, dece­nas de millo­nes de com­ba­tien­tes de los pue­blos deja­ron sus vidas en la resis­ten­cia al impe­ria­lis­mo. No se pue­den olvi­dar los resul­ta­dos de aque­llos com­ba­tes aún tenien­do en fren­te la dolo­ro­sa reali­dad del final momen­ta­neo de aque­llas experiencias.

Lenin con­vir­tió el arte de la dia­léc­ti­ca en una vic­to­ria popu­lar, la teoría,la prác­ti­ca y la éti­ca mili­tan­te pues­tos al ser­vi­cio del pue­blo tra­ba­ja­dor demos­tra­ron todo su poten­cial. No con­si­de­ra­mos here­de­ros de los com­ba­tien­tes y las com­ba­tien­tes comu­nis­tas a los nue­vos empre­sa­rios rojos. Pero aún hoy los pue­blos colo­ni­za­dos por Euro­pa, EE.UU. o Japón han sali­do ade­lan­te tam­bién por ges­tas similares.

La teo­ría y el fusil se fun­die­ron con el deba­te, la prác­ti­ca y la mili­tan­cia. Recor­da­mos en esta sema­na a las hijas e hijos del pue­blo que acu­die­ron a la lla­ma­da de la lucha de cla­ses en su más trá­gi­ca y genui­na expre­sión, las gue­rras imperialistas.

Depo­si­ta­mos un cla­vel rojo sobre los millo­nes de cam­pe­si­nos, estu­dian­tes, des­ocu­pa­dos, téc­ni­cos, sol­da­dos o mili­ta­res que abra­za­ron la cau­sa del pue­blo tra­ba­ja­dor y per­die­ron su vida o su inte­gri­dad físi­ca en aque­llos com­ba­tes anti impe­ria­lis­tas, antifascistas.

Y nos cita­mos en las muje­res y los hom­bres comu­nis­tas de Eus­kal Herria o cual­quier otro lugar en bre­ve en otro Lenin Egu­na en recuer­do de quie­nes con sus vidas y ejem­plo nos lega­ron déca­das de apa­ren­te bien­es­tar ya que el capi­ta­lis­mo enten­dió per­fec­ta­men­te que su situa­ción era de debi­li­dad fren­te a las fuer­zas comu­nis­tas revo­lu­cio­na­rias cedien­do par­te de sus ganan­cias para esce­ni­fi­car la exis­ten­cia de un supues­to esta­do del bien­es­tar que sin la pre­sión de la URSS como reali­dad tan­gi­ble nun­ca el impe­ria­lis­mo hubie­se varia­do un ápi­ce su rumbo.

Sin aque­llas muje­res y hom­bres comu­nis­tas abne­ga­dos nun­ca hubie­se sido posi­ble dis­fru­tar de déca­das de semi liber­tad y ser­vi­cios públi­cos con los que el mun­do uní­po­lar impe­ria­lis­ta ha deci­di­do aca­bar. Recor­de­mos el prin­ci­pio leni­nis­ta de teo­ría y prác­ti­ca, esa es nues­tra guía y debe apli­car­se aho­ra, en la lucha final.

¡Pro­le­ta­rias y pro­le­ta­rios del mun­do, unámonos!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.