[Fotos y vídeo] Donos­tia ha sido un cla­mor con­tra la tortura


De nue­vo muchos miles de per­so­nas han toma­do las calles de Donos­tia para denun­ciar la más exe­cra­ble de las lacras espa­ño­las, la lacra de la tor­tu­ra. Poco a poco y a pesar de los inten­tos de escon­der la ver­dad de los media guar­dia civi­li­za­dos espa­ño­les la ciu­da­da­nía vas­ca rom­pe ama­rras con el silen­cio para denun­ciar esta terri­ble prác­ti­ca. A las 5,45 se ponía en movi­mien­to la comi­ti­va con pun­to final en el Bou­le­vard donostiarra.

Al salir del tunel del Anti­guo el espec­tácu­lo se hacia impo­nen­te, con gri­tos de ¡Esta­do espa­ñol, esta­do tor­tu­ra­dor!, Hemen tor­tur­tzen da! y de apo­yo a las per­so­nas tor­tu­ra­das en estos cin­cuen­ta años de con­flic­to en los que han sobre­sa­li­do capí­tu­los de muer­te como Lasa y Zaba­la, Mikel Zabal­tza, Anuck, Gurutze Yancy espe­cial­men­te dado el des­en­la­ce de la muer­te en depen­den­cias poli­cia­les sin olvi­dar a Mike­lon, llo­ran­do en una rue­da de pren­sa en la que expli­ca­ba el efec­to de los elec­tro­dos sobre su piel, des­cri­bién­do­los como una plan­cha de freír car­ne apli­ca­da a sus pier­nas y a su pecho.

Estas bes­tia­li­da­des medie­va­les se pro­du­cen con­tra las ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos vas­cos pero al menos el día de hoy ha per­mi­ti­do a las víc­ti­mas y a sus alle­ga­dos sen­tir el calor mul­ti­tu­di­na­rio de la ciu­da­da­nía vas­ca, los tor­tu­ra­dos de Segi, Ekin, Egun­ka­ria saben que no están solos.

Cuan­do en este pro­ce­so polí­ti­co se hable de las víc­ti­mas estos epi­so­dios con­de­na­dos por Amnesty Inter­na­tio­nal y la Comi­sión con­tra la Tor­tu­ra de la ONU verán la luz hacien­do que los que hoy callan maña­na fin­jan que nun­ca supie­ron de que estos hechos se hubie­sen producido.

En eus­ka­ra se sue­le decir Ome­nal­diirk one­na, garai­pe­na!, osea, el mejor home­na­je es la vic­to­ria. Y en eso hay que reafir­mar­se, en una vic­to­ria que es tan solo el logro del sue­ño popu­lar de Eus­kal Herria, la Independencia.

Quie­nes hoy hemos reco­rri­do las calles de Donos­tia sabe­mos que este es el camino, movi­li­za­ción, movi­li­za­ción y movi­li­za­ción. Debe aver­gon­zar al esta­do este recur­so a la bes­tia­li­dad para enfren­tar­se al inde­pen­den­tis­mo vas­co, pero ver en la calle jun­tos a Alter­na­ti­ba, Ara­lar, EA, Ezker Aber­tza­lea, LAB, ELA supo­ne reco­brar el pul­so, la ini­cia­ti­va polí­ti­ca y la ilu­sión para el Movi­mien­to Popu­lar, supo­ne arro­par a la denun­cia de la bol­sa o las veja­cio­nes sexua­les, Aski da!, es sufi­cien­te, bas­ta ya.

La mani­fes­ta­ción se ha cele­bra­do en una sema­na pla­ga­da de tor­tu­ras y jui­cios y en la que se ha vis­to a los agen­tes de la Guar­dia Civil des­ple­ga­dos en Eus­kal Herria reír­se del juez, de la defen­sa, de los tor­tu­ra­dos y agre­dir a las mis­mas fami­lias de Por­tu y Sara­so­la, solo que esto lo hemos vis­to [email protected]

Como alguien de for­ma anó­ni­ma dijo de la trou­pe ver­de pre­sen­te en la sala, ¡vaya tro­pa!. Si así son en una sala, cree­mos a sus víc­ti­mas, las com­pa­de­ce­mos y exi­gi­mos que los tor­tu­ra­do­res sean juzgados.

Valo­ra­ción de Boltxe Kolektiboa

Es pre­ci­so des­en­mas­ca­rar al esta­do y a sus secua­ces del inten­to de pre­sen­tar las accio­nes de ETA como la úni­ca acción vio­len­ta del con­flic­to, 50 años de lucha son dema­sia­do tiem­po para no cono­cer las prác­ti­cas de las hues­tes del Duque de Ahu­ma­da. Que­da­mos a la espe­ra de las nue­vas con­vo­ca­to­rias del TAT y a quie­nes inte­gran este orga­nis­mo, a las per­so­nas tor­tu­ra­das y sus fami­lias deci­mos alto y fuer­te que la cau­sa de que sus tes­ti­mo­nios se conoz­can y los res­pon­sa­bles sean juz­ga­dos, es la nuestra.

A des­ta­car la ausen­cia del PNV,de quie­nes se cono­ce a tra­vés de su pren­sa que el pasa­do miér­co­les Urku­llu cenó con Perez Rubal­ca­ba. El pri­mer logro del minis­tro de la porra y los Autos de Fe con­sis­te en impe­dir que el PNV se sal­ga del guión esta­ble­ci­do por el PSOE y el esta­do, nada nue­vo por otra par­te, pasan­do de lar­go de la cita de hoy en Donostia.

Todas las per­so­nas de bien hemos esta­do hoy aquí físi­ca o espi­ri­tual­men­te. Un fuer­te abra­zo para quie­nes en Eus­kal Herria, el esta­do espa­ñol o en el mun­do han pade­ci­do esta brutalidad.

Argaz­kiak- Agencias

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.