[Video] [email protected] de Herri Bata­su­na, res­pal­dan un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co

Miem­bros de la Mesa de Altsa­su rei­vin­di­can un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo
Hace 33 años, en esta loca­li­dad de Altsa­sua, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas vas­cas de carác­ter aber­tza­le, pro­gre­sis­ta y de izquier­da, pre­sen­tá­ba­mos un mani­fies­to para abor­dar las pri­me­ras elec­cio­nes muni­ci­pa­les tras la muer­te de Fran­co.

Fue la pri­me­ra expre­sión de la polí­ti­ca de alian­zas de la Izquier­da Aber­tza­le en los ini­cios de la Tran­si­ción de la Dic­ta­du­ra a la Monar­quía Par­la­men­ta­ria.

La Refor­ma de la Dic­ta­du­ra, diri­gi­da por los sec­to­res “aper­tu­ris­tas del fran­quis­mo” en con­ni­ven­cia con la social­de­mo­cra­cia, el euro­co­mu­nis­mo y los par­ti­dos auto­no­mis­tas de las nacio­na­li­da­des y tute­la­da por el Ejér­ci­to, se impon­drá sobre la exi­gen­cia de Rup­tu­ra Demo­crá­ti­ca con el Régi­men fran­quis­ta que había carac­te­ri­za­do a las luchas popu­la­res de enton­ces.

En aquel esce­na­rio polí­ti­co los par­ti­dos de Eus­kal Herria, para ser lega­li­za­dos, tenían que renun­ciar esplí­ci­ta­men­te, en sus esta­tu­tos, a la aspi­ra­ción de Inde­pen­den­cia. Por ello, las orga­ni­za­cio­nes de la Izquier­da Aber­tza­le, mien­tras la mayo­ría de los par­ti­dos juga­ban al “lega­lis­mo cor­to­pla­cis­ta”, prio­ri­za­ron en aque­lla coyun­tu­ra, sobre todo, más allá de con­se­guir la lega­li­za­ción de unas siglas, el tra­ba­jo por la legi­ti­ma­ción y el arrai­go pro­fun­do en el pue­blo de la lucha por la libe­ra­ción nacio­nal y el socia­lis­mo de Eus­kal Herria.

La Mesa de Alsa­sua fue, en este sen­ti­do, el pri­mer gran esfuer­zo por la arti­cu­la­ción con­cre­ta de una alian­za, en el ámbi­to de Eus­kal Herria penin­su­lar. Una alian­za anti­oli­gár­qui­ca y sobe­ra­nis­ta, de alcan­ce tác­ti­co-estra­té­gi­co, por el dere­cho a deci­dir de Eus­kal Herria. De aquél esfuer­zo colec­ti­vo emer­gió, una amplia y plu­ral base social, que fir­me­men­te enrai­za­da en el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, se ha orga­ni­za­do, ha resis­ti­do y cre­ci­do en medio de todos los inten­tos de asi­mi­la­ción polí­ti­ca que se arti­cu­la­ron con la tram­pa esta­tu­ta­ria que divi­dió a Hego Eus­kal Herria en dos comu­ni­da­des admi­nis­tra­ti­vas.

Hoy, 33 años des­pués, esta­mos ante la posi­bi­li­dad real de abrir un nue­vo ciclo his­tó­ri­co capaz de posi­bi­li­tar un cam­bio polí­ti­co basa­do en el reco­no­ci­mien­to nacio­nal y el res­pe­to a la volun­tad popu­lar demo­crá­ti­ca­men­te expre­sa­das por los hom­bres y muje­res de Eus­kal Herria. Un cam­bio polí­ti­co deman­da­do por la mayo­ría social de nues­tro pue­blo. Un cam­bio polí­ti­co como garan­tía de trans­for­ma­cio­nes eco­nó­mi­cas y socia­les que nos acer­quen a otro mode­lo de socie­dad.

Hoy, toda­vía, algu­nas fuer­zas polí­ti­cas quie­ren abor­dar refor­mas super­fi­cia­les al “sta­tu quo jurí­di­co polí­ti­co” sos­la­yan­do los ele­men­tos cen­tra­les para abor­dar una solu­ción demo­crá­ti­ca al con­flic­to polit­co y abrir un esce­na­rio de paz y demo­cra­cia en nues­tro pue­blo.

Sin embar­go, esta­mos con­ven­ci­dos que en este lar­go perio­do de tiem­po, de resis­ten­cia y lucha, se ha crea­do una con­cien­cia colec­ti­va inasi­mi­la­ble por auto­no­mis­mos con­ver­ti­dos en dele­ga­cio­nes del Gobierno Cen­tral, por un mode­lo terri­to­rial que nos nie­ga nues­tro ser y dere­cho a deci­dir como pue­blo. Por eso cree­mos que es indis­pen­sa­ble acen­tuar los esfuer­zos y com­pro­mi­sos por abrir una nue­va fase polí­ti­ca, la fase polí­ti­ca del cam­bio real en Eus­kal Herria, la fase polí­ti­ca del reco­no­ci­mien­to nacio­nal, de la sobe­ra­nía, la fase polí­ti­ca don­de el sobe­ra­nis­mo y los sec­to­res de izquier­da se sitúen como carril cen­tral para el logro de avan­ces en el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social.

Noso­tros par­ti­ci­pa­mos en aquel esfuer­zo por ver­te­brar los intere­ses y sen­ti­mien­tos del inde­pen­den­tis­mo de izquier­das en pro­pues­tas polí­ti­cas y orga­ni­za­ti­vas.

Por eso noso­tros enten­de­mos que hoy tam­bién es nece­sa­rio que los aber­tza­les de izquier­da, los inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­tas ver­te­bren un pro­yec­to polí­ti­co para la nue­va fase polí­ti­ca que se está alum­bran­do en Eus­kal Herria.

Un pro­yec­to polí­ti­co nacio­nal con refe­ren­cias estra­té­gi­cas cla­ras a la ple­na Sobe­ra­nía y al Socia­lis­mo, con pro­pues­tas tác­ti­cas defi­ni­das en el inelu­di­ble pro­ce­so polí­ti­co de sumar fuer­zas sobe­ra­nis­tas y pro­gre­sis­tas para avan­zar posi­cio­nes en la corre­la­ción de fuer­zas ins­ti­tu­cio­na­les y socia­les.

Un pro­yec­to polí­ti­co com­pro­me­ti­do con un esce­na­rio de paz y res­pe­to a todos los dere­chos e invo­lu­cra­do en la dina­mi­za­ción de un pro­ce­so de diá­lo­go y nego­cia­ción hacia el logro de un acuer­do polí­ti­co que resuel­va demo­crá­ti­ca­men­te el con­flic­to, vacíe las cár­ce­les e ins­ta­le un esce­na­rio de res­pe­to a todos los dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos.

Un pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo demo­crá­ti­co y, por tan­to, com­pro­me­ti­do con las vías exclu­si­va­men­te pací­fi­cas y polí­ti­cas y el recha­zo al uso de la vio­len­cia, en su seno o fue­ra del mis­mo, para el logro de obje­ti­vos polí­ti­cos. Basa­do pues, en el con­ven­ci­mien­to, la adhe­sión demo­crá­ti­ca y movi­li­za­ción popu­lar como ins­tru­men­tos de acción polí­ti­ca.

Si la Mesa de Alsa­sua fue el agru­pa­mien­to polí­ti­co que posi­bi­li­tó con pos­te­rio­ri­dad el desa­rro­llo de la Uni­dad Popu­lar, hoy, en este 2010, ante una nue­va fase polí­ti­ca, la memo­ria de aque­lla “Mesa de Alsa­sua” debe ser­vir­nos para dar vida a un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo para los aber­tza­les de izquier­da en Eus­kal Herria. Ese es el reto colec­ti­vo en los pró­xi­mos tiem­pos polí­ti­cos.

Eus­kal Herria, a 29 de Octu­bre de 2010

Video de la com­pa­re­cen­cia, rea­li­za­do por Gara
http://​www​.gara​.net/​b​i​d​e​o​a​k​/​1​0​1​0​2​9​_​a​l​t​s​a​su/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *