Rosa Agui­lar: la gran tapa­da del Caso Mala­ya – La Hai­ne

La nue­va minis­tra “socia­lis­ta” de Medio Ambien­te, Medio Rural y Marí­ti­mo, Rosa Agui­lar, apa­re­ce vin­cu­la­da en el Caso Mala­ya, a tra­vés de su estre­cha amis­tad con uno de los cons­truc­to­res impu­tados en el caso, Rafael Gómez Sán­chez, más cono­ci­do por San­do­kán por su lar­ga mele­na. Las con­ver­sa­cio­nes en las que apa­re­cen los nom­bres de la ex alcal­de­sa de Cór­do­ba Rosa Agui­lar, antes líder de Izquier­da Uni­da, y de este joye­ro-cons­truc­tor, apo­da­do tam­bién “El Cace­ro­las” por­que ven­día cace­ro­las y aho­ra recon­ver­ti­do en cons­truc­tor, y que hacen rela­ción a las ami­gas de Rosa Agui­lar y a varios pisos pro­pie­dad de este cons­truc­tor fue­ron eli­mi­na­das del suma­rio del “caso Mala­ya”, al igual que fue­ron eli­mi­na­das las con­ver­sa­cio­nes entre el alcal­de de Madrid, Alber­to Ruiz Gallar­dón, y la abo­ga­da Mon­se­rrat Coru­lla.

Aun­que ini­cial­men­te fue­ron varias las con­ver­sa­cio­nes rela­ti­vas a Rosa Agui­lar y San­do­kán inter­cep­ta­das por la UDYCO, den­tro de su inves­ti­ga­ción del caso Mala­ya, al tener pin­cha­do el telé­fono de este cons­truc­tor cor­do­bés, que en su día fue uno de los que des­ta­pó toda la tra­ma de corrup­ción en Mar­be­lla, ya que no logró de Juan Anto­nio Roca todo lo que el hom­bre de Gil y Gil le había pro­me­ti­do, final­men­te no se incor­po­ra­ron éstas al suma­rio. Entre esas con­ver­sa­cio­nes eli­mi­na­das del pro­ce­di­mien­to judi­cial del caso Mala­ya figu­ran, según fuen­tes poli­cia­les de toda sol­ven­cia, algu­nas en las que se hace men­ción a las ínti­mas ami­gas de Rosa Agui­lar y a varios pisos pro­pie­dad de este cons­truc­tor cor­do­bés.

Millo­na­rias rela­cio­nes

La infor­ma­ción que duran­te años se ha movi­do por Cór­do­ba se refe­ría sin tapu­jo alguno a «las bue­nas rela­cio­nes» de San­do­kán con su alcal­de­sa Rosa Agui­lar. En mayo de 2006, el eco­lo­gis­ta Fran­cis­co Garri­do, dipu­tado en el Con­gre­so por el PSOE de Sevi­lla, aho­ra socio polí­ti­co de Rosa Agui­lar tras la nue­va remo­de­la­ción guber­na­men­tal de Rodrí­guez Zapa­te­ro, lle­gó a afir­mar sin pro­ble­ma alguno que: «Des­pués de las últi­mas actua­cio­nes aus­pi­cia­das por Rosa Agui­lar, pare­ce que quien ver­da­de­ra­men­te gobier­na en Cór­do­ba es la empre­sa Are­nal 2000 [pro­pie­dad del cons­truc­tor San­do­kan]”. En sus decla­ra­cio­nes, Garri­do lle­gó a des­li­zar gra­ves acu­sa­cio­nes sobre Rosa Agui­lar del tenor de «con­sen­so sici­liano», «un tra­to de favor», «mar­xis­tas-ladri­llis­tas», y «estó­ma­gos agra­de­ci­dos». Aña­dien­do que la regi­do­ra “está afec­ta­da por la fie­bre mala­ya (…) Cór­do­ba está toca­da por el mis­mo cán­cer que aso­la la cos­ta anda­lu­za con un urba­nis­mo espe­cu­la­ti­vo”.

Tan sólo meses des­pués, en el 2007, el Par­ti­do de los Ver­des indi­ca­ba en una rue­da de pren­sa que: “Rosa Agui­lar debe de expli­car por que se espe­cu­la y se per­mi­te las ile­ga­li­da­des. Por que se favo­re­ce a Rafael Gómez ‑San­do­kán- y cua­les son las rela­cio­nes per­so­na­les, que el mis­mo San­do­kán invo­ca, entre él y Rosa Agui­lar”. Pero, ¿quién es ver­da­de­ra­men­te Rafael Gómez Sán­chez, el gran ami­go de la nue­va minis­tra de Zapa­te­ro, Rosa Agui­lar?

Un rico del cemen­to

San­do­kán fue uno de los cons­truc­to­res y pro­mo­to­res dete­ni­dos en la segun­da par­te de la Ope­ra­ción Mala­ya. Fue uno de los juga­do­res de la famo­sa par­ti­da de póker que des­ta­pó toda la tra­ma de corrup­ción urba­nís­ti­ca en Mar­be­lla. Al igual que otros ricos del cemen­to, San­do­kán pros­pe­ró de la nada. Pri­me­ro ven­dien­do cace­ro­las y artícu­los domés­ti­cos, lo que le valió el sobre­nom­bre de “El Cace­ro­las”, des­pués como emi­gran­te en Fran­cia, don­de tuvo que ganar­se la vida como peón de alba­ñil. Y ya de vuel­ta a su ciu­dad natal, se abrió camino en el mun­do de los pla­te­ros cor­do­be­ses. San­do­kán ter­mi­nó con­vir­tién­do­se en un reco­no­ci­do joye­ro a comien­zos de la déca­da de los noven­ta, sien­do ya una figu­ra con­sa­gra­da en el esta­blish­ment cor­do­bés a fina­les de esa déca­da.

Su sal­to cuan­ti­ta­ti­vo lle­gó de la mano del ladri­llo, rea­li­zan­do su pri­me­ra incur­sión en el mer­ca­do inmo­bi­lia­rio con la pro­mo­ción del com­ple­jo resi­den­cial El Are­nal (nom­bre con el que bau­ti­zó a su gran cons­truc­to­ra “Are­nal 2000”), situa­do en las inme­dia­cio­nes de la feria y del cam­po de fút­bol del Cór­do­ba, don­de desa­rro­lló unas mil vivien­das. Más tar­de su incur­sión sería en la cos­ta mala­ci­ta­na. Fue en Fuen­gi­ro­la don­de des­em­bar­có por pri­me­ra vez. Esta públi­ca ascen­sión social le abrió la puer­ta de los des­pa­chos polí­ti­cos más impor­tan­tes de Cór­do­ba y de Anda­lu­cía. Entre ellos, el de Rosa Agui­lar y el del ex pre­si­den­te de Caja­sur, el cura Miguel Cas­ti­lle­jo. Dicen que por indi­ca­ción de Rosa Agui­lar acu­dió al res­ca­te del equi­po de fút­bol de la ciu­dad, la SAD Cór­do­ba Fút­bol Club, enton­ces por los arra­ba­les de la Segun­da Divi­sión B. San­do­kán se con­vir­tió en su máxi­mo accio­nis­ta y pre­si­den­te del equi­po con la idea de subir­lo “como fue­ra” a la Pri­me­ra Divi­sión. Por enton­ces, Rafael Gómez dis­fru­ta­ba de una vida gra­ti­fi­can­te: con jet pri­va­do, un lujo­so­cha­lé en el barrio de la bur­gue­sía cor­do­be­sa ‘El Bri­llan­te’ y tood tipo de capri­chos.

Los ava­les de Rosa Agui­lar

Pre­ci­sa­men­te, antes de que fue­ra dete­ni­do en el Caso Mala­ya, uno de los temas más comen­ta­dos en Cór­do­ba era la con­tro­ver­ti­da cons­truc­ción de 40.000 metros cua­dra­dos de naves sobre terre­nos no urba­ni­za­bles, antes pro­pie­dad de la Cen­tral Leche­ra Cor­do­be­sa (Cole­cor), que Rosa Agui­lar pre­ten­día lega­li­zar a pos­te­rio­ri del comien­zo de las obras. Actual­men­te todo sigue el guión pre­vis­to por la ex alcal­de­sa de Cór­do­ba, ex con­se­je­ra de Obras Públi­cas de a Jun­ta de Anda­lu­cía y hoy fla­man­te minis­tra de Zapa­te­ro. El 14 de sep­tiem­bre de 2010 el dia­rio El País afir­ma­ba en un repor­ta­je que: “La lega­li­za­ción de más de la mitad de las naves que cons­tru­yó irre­gu­lar­men­te en Cór­do­ba la empre­sa Are­nal 2000, pro­pie­dad del cons­truc­tor Rafael Gómez, cono­ci­do como San­do­kán, sigue ade­lan­te con el apo­yo del Ayun­ta­mien­to de Cór­do­ba, las pun­tua­li­za­cio­nes de la Con­se­je­ría de Obras Públi­cas y el aval de la pro­pia con­se­je­ra y ex alcal­de­sa de Cór­do­ba, Rosa Agui­lar (…) Pero mien­tras la Dele­ga­ción de Obras Públi­cas cues­tio­na el plan muni­ci­pal, la con­se­je­ra [Agui­lar] lo ava­la”.

Rosa Agui­lar era la alcal­de­sa de Cór­do­ba en el momen­to en el que Gómez levan­tó las naves y se hizo millo­na­rio con el ladri­llo. Y con ella a la cabe­za del gobierno muni­ci­pal se apro­bó el pri­mer plan espe­cial de la carre­te­ra de Pal­ma del Río, don­de hoy se levan­tan las naves de San­do­kan; un plan que lle­gó recha­zar de plano el Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia de Anda­lu­cía en 2008.

Hoy Agui­lar es la nue­va minis­tra de Medio Ambien­te del Gobierno rege­ne­ra­cio­nis­ta “socia­lis­ta” de Rodrí­guez Zapa­te­ro… Con­ti­nua­rá.

Con­tra­In­fos Cór­do­ba

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *