Lo que no dice el jura­do del Pre­mio Nóbel: ¿Quién es Liu Xiao­bo? – Red Vol­tai­re

En 1988, Liu Xiao­bo decla­ró en una entre­vis­ta que Chi­na tenía que man­te­ner­se some­ti­da a 300 años de domi­na­ción colo­nial para con­ver­tir­se en un país decen­te, de cor­te evi­den­te­men­te occi­den­tal.

En 2007, Liu Xiao­bo reafir­mó su tesis y se pro­nun­ció a favor de una pri­va­ti­za­ción radi­cal de toda la eco­no­mía chi­na.

No estoy hacien­do más que repe­tir las infor­ma­cio­nes pro­ve­nien­tes de un artícu­lo de Barry Saut­man y Yan Hai­rong publi­ca­do en el South Chi­na Mor­ning Post (Hong Kong) [1], que no es pre­ci­sa­men­te un dia­rio favo­ra­ble a las posi­cio­nes de Pekín. Por el con­tra­rio, en ese mis­mo artícu­lo se cri­ti­ca al gobierno chino por haber cas­ti­ga­do una opi­nión, por muy «igno­ble» [Jue­go de pala­bras intra­du­ci­ble entre el nom­bre del pre­mio y el tér­mino inglés que desig­na algo vil, bajo o abjec­to, NdT.] que fue­ra, con la cár­cel y no con la crí­ti­ca.

Qui­sie­ra, por mi par­te, hacer aquí algu­nas obser­va­cio­nes. Los manua­les de his­to­ria occi­den­ta­les seña­lan que las gue­rras del opio abrie­ron el perio­do más trá­gi­co de la his­to­ria de Chi­na. Un país que goza­ba de una anti­quí­si­ma civi­li­za­ción fue enton­ces lite­ral­men­te «cru­ci­fi­ca­do», escri­ben emi­nen­tes his­to­ria­do­res. A fines del siglo XIX, las muer­tes en masa por ina­ni­ción se con­vier­ten en algo común y corrien­te. Pero, según Liu Xiao­bo, aquel perio­do colo­nial no fue lo bas­tan­te lar­go. ¡Tenía que haber dura­do tres veces más!

Lo menos que se pue­de decir es que nos encon­tra­mos ante una for­ma de «nega­cio­nis­mo». Occi­den­te no vaci­la en man­dar a la cár­cel a los «nega­cio­nis­tas» cuan­do se tra­ta de negar de las infa­mias per­pe­tra­das con­tra el pue­blo judío, ¡pero entre­ga el «Nóbel de la Paz» a los «nega­cio­nis­tas» que nie­gan las infa­mias que come­tió el colo­nia­lis­mo con­tra el pue­blo chino! Por des­gra­cia, la posi­ción de la izquier­da no es muy dife­ren­te.

Esa mis­ma izquier­da se cui­dó mucho de con­de­nar en su momen­to la deten­ción de David Irving y de otros repre­sen­tan­tes de esa corrien­te, que aún están en pri­sión, pero aho­ra se dedi­ca a can­tar ala­ban­zas a favor de Liu Xiao­bo.

Este últi­mo no se ha limi­ta­do, por cier­to, a expre­sar opi­nio­nes, por muy «igno­bles» que sean, como reco­no­ce elSouth Chi­na Mor­ning Post. Lue­go de pro­nun­ciar­se, en 1988, a favor de tres siglos de domi­na­ción colo­nial en Chi­na, al año siguien­te vol­vió corrien­do (¿por ini­cia­ti­va pro­pia?) de Esta­dos Uni­dos a Chi­na para par­ti­ci­par en la revuel­ta de la pla­za Tia­nan­men y com­pro­me­ter­se a rea­li­zar su sue­ño [2].

Y sigue tra­ba­jan­do para rea­li­zar su sue­ño, como lo demues­tra una entre­vis­ta con­ce­di­da en 2006 a un perio­dis­ta sue­co, entre­vis­ta en la que cele­bra la gue­rra esta­dou­ni­den­se con­tra Irak como medio de expor­ta­ción de la demo­cra­cia. O sea, esta­mos en pre­sen­cia de un per­so­na­je que invo­ca direc­ta­men­te la domi­na­ción colo­nial con­tra su pro­pio país y tam­bién, indi­rec­ta­men­te, la gue­rra de agre­sión.

Un sue­ño que le ha vali­do tan­to hallar­se dete­ni­do en las pri­sio­nes chi­nas como reci­bir el «Pre­mio Nóbel de la Paz».

* Filó­so­fo e his­to­ria­dor comu­nis­ta, pro­fe­sor en la uni­ver­si­dad de Urbino (Ita­lia). Últi­ma obra publi­ca­da en fran­cés: «Nietz­sche phi­lo­sophe réac­tion­nai­re: Pour une bio­graphie poli­ti­que».


Notas

[1] «Medal con­ten­tion», par Barry Saut­man et Yan Hai­rong, South Chi­na Mor­ning Post, 12 octo­bre 2010.

[2] Sur le sens des évé­ne­ments de Tie­nan­men, lire « Tie­nan­men, 20 ans après », par Dome­ni­co Losur­do, Réseau Vol­tai­re, 9 juin 2009.

Red Vol­tai­re

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *