Ida Gar­be­ri: sig­na­da por la pasión y el com­pro­mi­so. Entre­vis­ta de Rosa C. Diaz a Ida Gar­be­ri, ami­ga de Boltxe

Se des­cri­be como “íta­lo-cubano-hon­du­re­ña”: la sig­nan la pasión y el com­pro­mi­so, mis­mo que demos­tró en los meses pasados….

Pero esa es una his­to­ria que con­ta­re­mos a su debi­do tiem­po… vea­mos en una bre­ve intro­duc­ción algo de la his­to­ria per­so­nal de esta mujer antes de lle­gar a su his­to­ria de com­pro­mi­so y valentía:

1. Naci­da en Ita­lia, ¿cómo lle­ga IG a Cuba?

Bueno, por mis idea­les de izquier­da y comu­nis­tas. Yo no ten­go mie­do a decla­rar­me así, al revés de muchos euro­peos que conoz­co; creo que deter­mi­na­dos idea­les siem­pre son váli­dos, no se derrum­ban con los muros, son los hom­bres los que fra­ca­san en apli­car­los a la reali­dad… Des­pués de muchos años de mili­tan­cia en la Aso­cia­ción de Amis­tad Ita­lia-Cuba, en el gru­po direc­ti­vo de mi ciu­dad, Bolo­nia, al final del 1999 dejé todo: tra­ba­jo, casa, carro… y deci­dí ir a estu­diar en el Cai­mán Ver­de y soña­ba de poder que­dar­me a vivir en mi isla que­ri­da. La pri­me­ra vez que pisé tie­rra cuba­na fue en el 1997 como turis­ta, por fal­ta de posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas. En segui­da vino el tra­ba­jo en Pren­sa Lati­na como traductora.

2. Cono­ci­mos que te for­mas­te como espe­cia­lis­ta en vete­ri­na­ria… ¿cómo y cuan­do te con­ver­tis­te en perio­dis­ta? Y, ¿cuán­do el perio­dis­mo lle­ga a ser para ti, más que ofi­cio, un com­ba­te en el que, como alguien dije­ra algu­na vez del arte, “es pre­ci­so poner has­ta la piel”?

Siem­pre me gus­tó escri­bir; des­de ado­les­cen­te, me encan­ta­ba rela­tar deter­mi­na­dos sen­ti­mien­tos que tenía en mi alma en deter­mi­na­das situa­cio­nes, pero en Ita­lia no es fácil dedi­car­se al perio­dis­mo, hay que ser laca­ya del capi­ta­lis­mo, las­ti­mo­sa­men­te, no exis­ten muchos perió­di­cos de la ver­da­de­ra izquier­da… Estu­dié perio­dis­mo en el Ins­ti­tu­to Inter­na­cio­nal de Perio­dis­mo José Mar­tí de La Haba­na, gra­cias a un cur­so que pude reci­bir por ser res­pon­sa­ble de la pági­na en ita­liano de Pren­sa Lati­na. Empe­cé a escri­bir direc­ta­men­te en espa­ñol cuan­do enten­dí que luchar para la Revo­lu­ción cuba­na no era sólo per­mi­tir que los ita­lia­nos pudie­ran leer lo que escri­bían los cuba­nos y los revo­lu­cio­na­rios com­pro­me­ti­dos, si no par­ti­ci­par direc­ta­men­te en espa­ñol en la defen­sa de mis idea­les. Cuba me ense­ñó una acti­tud fren­te al perio­dis­mo de total res­pe­to de la ver­dad y de tute­la de la fuen­te de la infor­ma­ción, no me ense­ñó la com­pe­ten­cia des­pia­da­da y tam­po­co la preo­cu­pa­ción de la velo­ci­dad a toda cos­ta, sin ave­ri­guar la cali­dad de la información.

3. Más que una sim­ple tra­duc­to­ra, pudié­ra­mos decir que eres el alma detrás de la pági­na en ita­liano de una de las prin­ci­pa­les refe­ren­cias perio­dís­ti­cas en lo que a infor­ma­ción sobre Cuba se refie­re: Pren­sa Lati­na (http://​pl​-it​.pren​sa​-lati​na​.cu/ ). Allí te hemos vis­to abra­zar una cau­sa, con igual o mayor pasión y dedi­ca­ción que algu­nos de tus cole­gas cuba­nos; me refie­ro, cla­ro está, a la lucha por el regre­so a nues­tra Patria de 5 cuba­nos pri­sio­ne­ros en Esta­dos Uni­dos. ¿Cómo lle­gas a invo­lu­crar­te en esta espe­cie de cru­za­da uni­ver­sal? ¿Por qué tu acti­vo bata­llar por su liber­tad? ¿Has teni­do algún con­tac­to con alguno de los Cinco?

Cono­cí el caso de los Cin­co cuan­do empe­cé a tra­ba­jar en Pren­sa Lati­na hace 8 años y des­de el 2005 tra­ba­jo direc­ta­men­te en el Comi­té Inter­na­cio­nal por la Liber­tad de los Cin­co cuba­nos, en La Haba­na. Yo creo que el caso de los Cin­co cuba­nos es la bar­ba­rie más absur­da come­ti­da por la fal­sa jus­ti­cia de “grin­go­lan­dia”. Como dijo Rober­to Gon­zá­lez, her­mano de René: ¡tene­mos que luchar tan fuer­te has­ta que nues­tras denun­cias sean tan con­tun­den­tes que los Cin­co repre­sen­ten una “ame­na­za” por los EEUU mas den­tro, que libres! Yo he escri­to car­tas a Gerar­do y a Anto­nio. Ten­go que con­fe­sar que hace poco Tony con­tes­tó a mis feli­ci­da­des por su cum­plea­ños agra­de­cién­do­me por mi tra­ba­jo inter­na­cio­na­lis­ta: no me da ver­güen­za con­fe­sar que llo­ré de orgu­llo, es más que her­mo­so saber que un hom­bre tan ínte­gro valo­re mi humil­de tarea… ¿qué pue­do pedir más gran­de como gra­ti­fi­ca­ción por la entre­ga al trabajo?

4. ¿Qué sig­ni­fi­co para Ida Gar­be­ri haber cono­ci­do y gozar de la amis­tad y el apre­cio de Celia Hart Santamaría?

Mucho, si no casi todo de lo que soy hoy en día. Es una de las per­so­nas más revo­lu­cio­na­rias y hones­tas que cono­cí en mi vida. La cono­cí en la bata­lla para libe­rar los Cin­co cuba­nos y ense­gui­da nos unió el deseo de derro­tar las men­ti­ras y el silen­cio sobre nues­tros Cin­co com­pa­ñe­ros y la impe­tuo­si­dad de una pasión enor­me por la Revo­lu­ción Cuba­na. Las horas que pasa­ba con­ver­san­do con Celia fue­ron fun­da­men­ta­les para mi cre­ci­mien­to polí­ti­co; estas refle­xio­nes tan pro­fun­das ayu­da­ron a mi «yo» con raí­ces euro­peas, a com­pe­ne­trar­se con las luchas de la Amé­ri­ca Lati­na, a absor­ber en mis venas los pro­ce­sos his­tó­ri­cos de otro con­ti­nen­te. Toda­vía la extra­ño mucho, sé que su alma me acom­pa­ñó en mi lucha en Hon­du­ras, por­que des­de el día de su des­apa­ri­ción físi­ca todas las revo­lu­cio­nes mun­dia­les tie­nen un ángel más para protegerlas.

5. El 28 de junio de 2009, Amé­ri­ca Lati­na des­per­tó estre­me­ci­da por los rugi­dos de un mons­truo al que creía­mos des­apa­re­ci­do… el gol­pis­mo mili­tar a gobier­nos demo­crá­ti­ca­men­te esta­ble­ci­dos: Mel Zela­ya, el legí­ti­mo Pre­si­den­te de Hon­du­ras, fue secues­tra­do y obli­ga­do a dejar el país, con la adi­cio­nal nota humi­llan­te de no per­mi­tir­le siquie­ra cam­biar sus ropas de dormir…

Todo el pue­blo de Cuba siguió a tra­vés de la TV nacio­nal y los sitios digi­ta­les los repor­tes de la pren­sa no ofi­cial, del falli­do inten­to de Mel por regre­sar al país y los pri­me­ros actos de repre­sión, con el ase­si­na­to del que se con­ver­ti­ría de hecho en el pri­mer már­tir de la resis­ten­cia hon­du­re­ña, el joven Isis Obed. ¿Pen­sas­te en esos momen­tos que algún día esta­rías invo­lu­cra­da direc­ta­men­te en las luchas de esa resis­ten­cia? ¿Qué moti­vó tu pri­mer via­je a Hon­du­ras? ¿Cómo fue ‑para la íta­lo cuba­na que ya comien­za tam­bién a sen­tir­se hon­du­re­ña- poder esta­ble­cer con­tac­to por vía tele­fó­ni­ca con Zela­ya? ¿Cuá­les son tus pri­me­ros con­tac­tos con la resistencia?

Des­de el día del gol­pe estu­ve muy impre­sio­na­da por los acon­te­ci­mien­tos: como todos, pen­sa­ba que la eta­pa del Plan Cón­dor era solo un pesa­di­lla del pasa­do, pero nos dimos cuen­ta rápi­da­men­te que los hal­co­nes yan­kees esta­ban tra­ba­jan­do otra vez. Me sen­tía impo­ten­te y furio­sa, no sabía como poder ayu­dar, has­ta cuan­do el mis­mo Fren­te Nacio­nal con­tra el gol­pe de esta­do me invi­tó al Pri­mer Encuen­tro Inter­na­cio­na­lis­ta Con­tra el Gol­pe de Esta­do y por la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te en Hon­du­ras, que tenía que desa­rro­llar­se en Tegu­ci­gal­pa en octu­bre del 2009: no se pudo rea­li­zar por­que el gori­let­ti, per­dón, el dic­ta­dor Miche­let­ti, decla­ró los toques de que­da y el esta­do de sitio, aumen­tan­do la repre­sión. ¿Como podía­mos, los 600 par­ti­ci­pan­tes, prin­ci­pal­men­te perio­dis­tas alter­na­ti­vos, pasar inob­ser­va­dos? No obs­tan­te, per­so­nal­men­te deci­dí ir igual­men­te para cono­cer de cer­ca los horro­res de las bar­ba­ries de la oli­gar­quía hondureña.

Mi pri­mer con­tac­to con la Resis­ten­cia fue una asam­blea en el siem­pre beli­ge­ran­te STIBYS (Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res de la Indus­tria de Bebi­das y Simi­la­res) el 3 de octu­bre del 2009: en segui­da que­dé con­ta­gia­da por la fuer­za, el com­pro­mi­so, la ale­gría, la crea­ti­vi­dad de los “cami­nan­tes” hon­du­re­ños. Este mis­mo día, gra­cias a Arca­dia Gómez, ex minis­tra social del gobierno de Zela­ya y miem­bro acti­vo del fren­te, pude con­tac­tar con el pre­si­den­te por vía tele­fó­ni­ca mien­tras esta­ba en la emba­ja­da y hacer­le una entrevista.

6. Hon­du­ras se metió en tu san­gre, y tras una bre­ve estan­cia de regre­so en La Haba­na, regre­sas a Hon­du­ras y eres con­vo­ca­da a par­ti­ci­par en un órgano de defen­sa de los DD HH en Hon­du­ras. ¿Cuál fue este orga­nis­mo? ¿Reci­bis­te algún tipo de ame­na­za por tu labor de res­ca­te de pri­sio­ne­ros del gobierno de facto?

En Hon­du­ras tra­ba­jé como perio­dis­ta y pro­cu­ra­do­ra de los DDHH con el Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos en Hon­du­ras (COFADEH), prin­ci­pal­men­te dedi­ca­da al tra­ba­jo de la Comi­sión de Ver­dad impul­sa­da por la Pla­ta­for­ma de los DDHH de Hon­du­ras. Ten­go el honor de haber tra­ba­ja­do prin­ci­pal­men­te con los comi­sio­na­dos hon­du­re­ños de esta comi­sión, Helen Huma­ña Por­ti­llo y el padre Faus­to Milla: dos per­so­nas mara­vi­llo­sas, ejem­plo vivien­te de com­pro­mi­so y hones­ti­dad. La Coor­di­na­do­ra gene­ral del COFADEH es Bertha Oli­va de Nati­ví, a la que apro­ve­cho para agra­de­cer­le la posi­bi­li­dad que me dio de vivir esta expe­rien­cia úni­ca y para feli­ci­tar­la por el pre­mio Lete­lier-Mof­fit, que reci­bió en Washing­ton hace algu­nos días, en nom­bre de la Pla­ta­for­ma. Bertha es una mujer inte­gra en su com­pro­mi­so, que sufrió en car­ne pro­pia la per­se­cu­ción de los años 80, cuan­do mata­ron a su espo­so Tho­mas Nati­ví. Des­de el 28 de junio del 2009 no ha para­do un momen­to, día y noche, de luchar para sal­var vidas, pedir jus­ti­cia y denun­ciar las vio­la­cio­nes de los DDHH a nivel inter­na­cio­nal, com­ba­tien­do con todo su equi­po de tra­ba­jo por­que el gobierno de fac­to de Por­fi­rio Lobo sea reco­no­ci­do delan­te del mun­do por lo que es: un eje­cu­ti­vo espu­rio, con­ti­nua­ción ile­gal, pari­da des­de un gol­pe de esta­do cívi­co militar.
Las ame­na­zas fue­ron dia­rias, prin­ci­pal­men­te de par­te del sub comi­sio­na­do de la poli­cía de Tegu­ci­gal­pa, Mario René Cha­mo­rro: no le gus­tó un repor­ta­je sobre un des­alo­jo vio­len­to que él y sus hom­bres rea­li­za­ron en un barrio de la capi­tal, Cerro Gran­de. El lla­ma­ba a la coor­di­na­do­ra Bertha Oli­va, dicien­do que si me encon­tra­ba otra vez repor­tan­do me habría atra­pa­do por­que yo no tenia el per­mi­so de ejer­cer como perio­dis­ta. Pero yo escri­bía por la pági­na en Inter­net del COFADEH, que no es exac­ta­men­te un perió­di­co: la demos­tra­ción que todo era legal fue el hecho que cuan­do pedí la pro­rro­ga de la visa me la die­ron sin pro­ble­ma. Su obje­ti­vo era asus­tar­me, callar­me, como a todos los que quie­ren gri­tar al mun­do las vio­la­cio­nes que tuvi­mos que vivir a dia­rio. Denun­cio públi­ca­men­te que a mi regre­so a Cuba los “che­pos” gori­las del aero­puer­to des­tro­za­ron mi male­ta y se roba­ron mis libros del Pre­mio Nacio­nal de Lite­ra­tu­ra Helen Huma­ña y del famo­so dra­ma­tur­go Rafael Muri­llo Sel­va. Creo que fue para herir­me y qui­tar­me bie­nes para mi muy pre­cio­sos, por­que me lo habían dedi­ca­dos per­so­nal­men­te: una vez más, la Resis­ten­cia tie­ne la razón cuan­do gri­ta la con­sig­na “leer, escri­bir, apren­der para che­po nun­ca ser”.

7. ¿No sólo ejer­cis­te como perio­dis­ta sino que tus fotos fue­ron difun­di­das en todo el mun­do, verdad?

Sí, qui­se mos­trar has­ta don­de pue­de lle­gar el fas­cis­mo cie­go de las 10 fami­lias oli­gar­cas due­ñas de todo Honduras

8. Com­par­tis­te, hom­bro con hom­bro, con las prin­ci­pa­les figu­ras de la resis­ten­cia: Bertha Cáce­res, Bertha Oli­va, Juan Baraho­na, Rafael Ale­gría o Edwin Robe­lo Espi­nal, cuya novia, Wendy Eli­za­beth Ávi­la, murió víc­ti­ma de los gases lacri­mó­ge­nos lan­za­dos por los mata­ri­fes del gobierno de fac­to; con poe­tas como Fabri­cio Estra­da y May­ra Oyue­la o artis­tas de la cali­dad de Kar­la Lara y los chi­cos de Café Guan­cas­co, el gru­po agre­di­do en el acto de recor­da­ción de la Inde­pen­den­cia de Hon­du­ras en San Pedro Sula. ¿Qué pue­des decir­me, en sen­ti­do gene­ral, para no per­so­na­li­zar ni olvi­dar nom­bres, del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar Hondureño?

Creo que es un movi­mien­to mara­vi­llo­so, for­ma­do por casi 50 orga­ni­za­cio­nes dis­tin­tas, prin­ci­pal­men­te de los movi­mien­tos socia­les, que cubren un aba­ni­co muy esti­mu­lan­te de todos los sec­to­res popu­la­res, con una estruc­tu­ra hori­zon­tal: en el país, que des­de siem­pre fun­gió como “por­ta­avio­nes” de los grin­gos se des­ató una reac­ción quí­mi­ca com­ple­ta­men­te nue­va, que espe­ro sea un camino para ven­cer el capi­ta­lis­mo. La lucha es lar­ga, pero como dijo el Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro: “Hemos vis­to sur­gir una nue­va con­cien­cia en el pue­blo hon­du­re­ño. Toda una legión de lucha­do­res socia­les se ha cur­ti­do en esa bata­lla… De los com­ba­ti­vos movi­mien­tos socia­les están des­ta­cán­do­se nue­vos y admi­ra­bles cua­dros, capa­ces de con­du­cir a ese pue­blo por los difí­ci­les cami­nos que les espe­ra a los pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca. Allí se engen­dra una Revolución”.

9. Final­men­te el per­mi­so de estan­cia en Hon­du­ras cul­mi­nó y regre­sas­te a tus tareas habi­tua­les… ¿cómo se sien­te Ida Garberi?

Can­sa­da y más adul­ta, pero con mucha tris­te­za aden­tro, con el horri­ble pre­sen­ti­mien­to que des­pués de Hon­du­ras y Ecua­dor, el cón­dor segui­rá volan­do sobre Amé­ri­ca Lati­na: es por eso que todos somos Hon­du­ras y Ecua­dor, hay que seguir la lucha, defen­der a Cuba, el faro prin­ci­pal, para que el fas­cis­mo no gane otra vez como en los años 80… hoy no debe, no pode­mos per­mi­tir­lo, por­que como dijo el Che Gue­va­ra: “Aho­ra esta masa anó­ni­ma, esta Amé­ri­ca de color, som­bría, taci­tur­na, que can­ta en todo el Con­ti­nen­te con una mis­ma tris­te­za y des­en­ga­ño, aho­ra esta masa es la que empie­za a entrar defi­ni­ti­va­men­te en su pro­pia his­to­ria, la empie­za a escri­bir con su san­gre, la empie­za a sufrir y a morir, por­que aho­ra los cam­pos y las mon­ta­ñas de Amé­ri­ca, por las fal­das de sus sie­rras, por sus lla­nu­ras y sus sel­vas, entre la sole­dad o el trá­fi­co de las ciu­da­des, en las cos­tas de los gran­des océa­nos y ríos, se empie­za a estre­me­cer este mun­do lleno de cora­zo­nes con los puños calien­tes de deseos de morir por lo suyo, de con­quis­tar sus dere­chos casi qui­nien­tos años bur­la­dos por unos y por otros”.

10. Sé que hay un moti­vo, una ilu­sión, que te ama­rra a La Haba­na en estos tiem­pos y es la espe­ran­za de estar entre los que reci­ba­mos a algu­nas per­so­nas muy espe­ra­das… Para ter­mi­nar esta entre­vis­ta ¿Cómo será para Ida el día en que este sue­ño se haga realidad?

La ver­dad es que por pri­me­ra vez todos los soli­da­rios del mun­do casi toca­mos con manos la posi­bi­li­dad que los Cin­co cuba­nos pudie­ran regre­sar pron­to, prin­ci­pal­men­te por lo que dijo nues­tro Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro. Tu sabes… muchas veces tra­té de ima­gi­nar cómo será poder­los abra­zar de ver­dad y no sólo con el calor de mis pala­bras para ellos; creo que voy a llo­rar mucho y con segu­ri­dad voy a dejar Anto­nio casi sin alien­to por el abra­zo que le debo por las pala­bras her­mo­sas que me envió. Es que estos Cin­co hom­bres son tan temi­dos por su ejem­plo que ate­rran a los fas­cis­tas: ¡en Hon­du­ras el 12 de sep­tiem­bre de este año los gori­las mili­ta­ri­za­ron la emba­ja­da yan­kee para no per­mi­tir el plan­tón TOTALMENTE PACIFICO de la Socie­dad de Amis­tad Hon­du­ras-Cuba que pedía la liber­tad por los Cin­co cubanos!

Te agra­dez­co tu tiem­po, tu amis­tad y tu cari­ño, del que me sien­to hon­ra­da y feliz, y muchas gra­cias por ese sen­tir­te ¡¡tan cuba­na como las palmas!!

Lic. Rosa Cris­ti­na Báez Val­dés «La Poli­lla Cubana»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.