Patrón de patro­nes – Alva­ro Reiza­bal

odo villo­rrio que se pre­cie tie­ne su san­to patrón, aun­que solo sea por aque­llo de poder cele­brar sus fies­tas patro­na­les, el des­ma­dre colec­ti­vo. Cos­tum­bres de ori­gen laico/​pagano, que, como ocu­rrió con tan­tas otras cosas, la Igle­sia cató­li­ca hizo suyas bar­ni­zán­do­las con la laca grue­sa de que lo que se está hacien­do es cele­brar el naci­mien­to o la muer­te del san­to már­tir bajo cuya advo­ca­ción se encuen­tra el muni­ci­pio o la apa­ri­ción de la vir­gen de turno, que son innu­me­ra­bles, has­ta el pun­to de pare­cer extra­ño que a pesar de tan­ta vir­gi­ni­dad la huma­ni­dad se haya repro­du­ci­do. Cosa de palo­mas.

Tam­bién los gre­mios y las pro­fe­sio­nes tie­nen su patrón o patro­na excu­sa que sir­ve tam­bién para no tra­ba­jar. Otro día que se fuman. Y, evi­den­te­men­te, hacien­do honor a su nom­bre, la patro­nal, las aso­cia­cio­nes patro­na­les con­fe­de­ra­das en la auto­de­no­mi­na­da CEOE, tie­nen el suyo, que en el momen­to actual y mien­tras los votos no lo reme­dien, es Gerar­do Díaz Ferrán.

Este madri­le­ño de ori­gen galle­go ha esta­do vin­cu­la­do toda su vida al nego­cio del trans­por­te, pri­me­ro con modes­tas líneas de trans­por­te de via­je­ros por carre­te­ra y poco a poco y en un con­ti­nuo cre­ci­mien­to irse hacien­do con líneas aéreas, gran­des agen­cias de via­jes, com­pa­ñías de segu­ros y un lar­go etcé­te­ra que le fue con­vir­tien­do en uno de los per­so­na­jes mas influ­yen­tes de entre los empre­sa­rios espa­ño­les, habien­do sido con­de­co­ra­do con las meda­llas de oro al méri­to turís­ti­co y al trans­por­te terres­tre. Has­ta tal pun­to era des­ta­ca­do que fue ele­gi­do para patro­near la con­fe­de­ra­ción de empre­sa­rios.

Habrá que supo­ner que la elec­ción se pro­du­jo por su caris­ma, sus dotes de direc­ción y tam­bién por su per­fil de empre­sa­rio ejem­plar hecho a sí mis­mo, que debía dar la ima­gen ejem­pla­ri­zan­te que muchas veces nece­si­tan estos injus­ta­men­te denos­ta­dos crea­do­res desin­te­re­sa­dos de empleo.

No sé si como ges­tor de la con­fe­de­ra­ción habrá sido efi­caz, pero en el terreno de la ima­gen, fran­ca­men­te, no se pue­de decir que sus actua­cio­nes estén mejo­ran­do la opi­nión que el común de los mor­ta­les tie­ne sobre el empre­sa­ria­do: quie­bra de sus empre­sas, ven­ta de bille­tes cuan­do se sabía que no paga­ría a sus pro­vee­do­res, tra­ba­ja­do­res mani­fes­tán­do­se por el impa­go de sala­rios e indemnizaciones…y aho­ra los admi­nis­tra­do­res con­cur­sa­les encuen­tran indi­cios de cul­pa­bi­li­dad en el con­cur­so de Via­jes Mar­sans, lo que aca­rrea­ría legal­men­te que ten­ga que res­pon­der con su patri­mo­nio, aun­que no creo que esto le preo­cu­pe en exce­so, pues ya inten­ta­ron embar­gar­le sin con­se­guir­lo en el caso Comet. Como buen exper­to en trans­por­te que es, pare­ce que puso a buen recau­do su patri­mo­nio per­so­nal.

Pero es que, enci­ma, este filán­tro­po es de los de con­se­jos ven­do y para mí no ten­go. Des­pués de todas estas tro­pe­lías no se cor­ta un pelo a la hora de dar rece­tas para salir de la cri­sis: tú tra­ba­jas más y él te paga menos, o sea, no te paga. Y tú al Foga­sa y él sale de la cri­sis con el bol­si­llo lleno. Inge­nio­so ¿ver­dad?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *