Patrón de patro­nes – Alva­ro Reizabal

odo villo­rrio que se pre­cie tie­ne su san­to patrón, aun­que solo sea por aque­llo de poder cele­brar sus fies­tas patro­na­les, el des­ma­dre colec­ti­vo. Cos­tum­bres de ori­gen laico/​pagano, que, como ocu­rrió con tan­tas otras cosas, la Igle­sia cató­li­ca hizo suyas bar­ni­zán­do­las con la laca grue­sa de que lo que se está hacien­do es cele­brar el naci­mien­to o la muer­te del san­to már­tir bajo cuya advo­ca­ción se encuen­tra el muni­ci­pio o la apa­ri­ción de la vir­gen de turno, que son innu­me­ra­bles, has­ta el pun­to de pare­cer extra­ño que a pesar de tan­ta vir­gi­ni­dad la huma­ni­dad se haya repro­du­ci­do. Cosa de palomas.

Tam­bién los gre­mios y las pro­fe­sio­nes tie­nen su patrón o patro­na excu­sa que sir­ve tam­bién para no tra­ba­jar. Otro día que se fuman. Y, evi­den­te­men­te, hacien­do honor a su nom­bre, la patro­nal, las aso­cia­cio­nes patro­na­les con­fe­de­ra­das en la auto­de­no­mi­na­da CEOE, tie­nen el suyo, que en el momen­to actual y mien­tras los votos no lo reme­dien, es Gerar­do Díaz Ferrán.

Este madri­le­ño de ori­gen galle­go ha esta­do vin­cu­la­do toda su vida al nego­cio del trans­por­te, pri­me­ro con modes­tas líneas de trans­por­te de via­je­ros por carre­te­ra y poco a poco y en un con­ti­nuo cre­ci­mien­to irse hacien­do con líneas aéreas, gran­des agen­cias de via­jes, com­pa­ñías de segu­ros y un lar­go etcé­te­ra que le fue con­vir­tien­do en uno de los per­so­na­jes mas influ­yen­tes de entre los empre­sa­rios espa­ño­les, habien­do sido con­de­co­ra­do con las meda­llas de oro al méri­to turís­ti­co y al trans­por­te terres­tre. Has­ta tal pun­to era des­ta­ca­do que fue ele­gi­do para patro­near la con­fe­de­ra­ción de empresarios.

Habrá que supo­ner que la elec­ción se pro­du­jo por su caris­ma, sus dotes de direc­ción y tam­bién por su per­fil de empre­sa­rio ejem­plar hecho a sí mis­mo, que debía dar la ima­gen ejem­pla­ri­zan­te que muchas veces nece­si­tan estos injus­ta­men­te denos­ta­dos crea­do­res desin­te­re­sa­dos de empleo.

No sé si como ges­tor de la con­fe­de­ra­ción habrá sido efi­caz, pero en el terreno de la ima­gen, fran­ca­men­te, no se pue­de decir que sus actua­cio­nes estén mejo­ran­do la opi­nión que el común de los mor­ta­les tie­ne sobre el empre­sa­ria­do: quie­bra de sus empre­sas, ven­ta de bille­tes cuan­do se sabía que no paga­ría a sus pro­vee­do­res, tra­ba­ja­do­res mani­fes­tán­do­se por el impa­go de sala­rios e indemnizaciones…y aho­ra los admi­nis­tra­do­res con­cur­sa­les encuen­tran indi­cios de cul­pa­bi­li­dad en el con­cur­so de Via­jes Mar­sans, lo que aca­rrea­ría legal­men­te que ten­ga que res­pon­der con su patri­mo­nio, aun­que no creo que esto le preo­cu­pe en exce­so, pues ya inten­ta­ron embar­gar­le sin con­se­guir­lo en el caso Comet. Como buen exper­to en trans­por­te que es, pare­ce que puso a buen recau­do su patri­mo­nio personal.

Pero es que, enci­ma, este filán­tro­po es de los de con­se­jos ven­do y para mí no ten­go. Des­pués de todas estas tro­pe­lías no se cor­ta un pelo a la hora de dar rece­tas para salir de la cri­sis: tú tra­ba­jas más y él te paga menos, o sea, no te paga. Y tú al Foga­sa y él sale de la cri­sis con el bol­si­llo lleno. Inge­nio­so ¿ver­dad?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.