La resis­ten­cia hon­du­re­ña no nego­cia­rá con gol­pis­tas – Resu­men Latinoamericano

Resu­men Latinoamericano/​Agencias - En medio de una fuer­te jor­na­da de pro­tes­ta de maes­tros y emplea­dos públi­cos, el Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar de Hon­du­ras (FNRP), que es enca­be­za­do por el pre­si­den­te legí­ti­mo del país Manuel Zela­ya, recha­zó este mar­tes par­ti­ci­par en un diá­lo­go con­vo­ca­do por el régi­men de Por­fi­rio Lobo para pro­mo­ver una supues­ta reconciliación.

El 4 de octu­bre pasa­do, la admi­nis­tra­ción hon­du­re­ña, ele­gi­da des­pués del gol­pe de Esta­do en junio de 2009, lla­mó a un diá­lo­go con dife­ren­tes sec­to­res sociales.

Unos mil miem­bros del FNRP se reu­nie­ron en una asam­blea en Tegu­ci­gal­pa, don­de los dele­ga­dos de cada uno de los 18 depar­ta­men­tos hon­du­re­ños fue­ron pasan­do ante la mesa prin­ci­pal y recha­zan­do la invi­ta­ción de Lobo, en medio de las demos­tra­cio­nes de apo­yo de los asambleístas.

En el masi­vo encuen­tro los miem­bros del Fren­te acor­da­ron seguir luchan­do por el regre­so de Zela­ya, que se encuen­tra exi­lia­do en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, lue­go de ser saca­do por la fuer­za del país en un ope­ra­ti­vo mili­tar que con­tó con el apo­yo de tro­pas estadounidenses.

El man­da­ta­rio legí­ti­mo ha cali­fi­ca­do el diá­lo­go impul­sa­do por el régi­men como una “tram­pa” de Lobo para “legi­ti­mar­se”, aun­que seis diri­gen­tes libe­ra­les que inte­gran el FNRP acep­ta­ron conversar.

La resis­ten­cia hon­du­re­ña no reco­no­ce al actual gobierno al que cata­lo­ga como una con­ti­nui­dad del gol­pe de Esta­do, por haber sido ele­gi­do en comi­cios efec­tua­dos bajo el régi­men de fac­to de Rober­to Miche­let­ti en noviem­bre de 2009.

Los asam­bleís­tas vota­ron tam­bién crear un Comi­té Polí­ti­co que lucha­rá por lograr que sea con­vo­ca­da una asam­blea constituyente.

En tan­to, miles de maes­tros hon­du­re­ños comen­za­ron la sus­pen­sión de cla­ses en todo el país en pro­tes­ta por el retra­so en el pago de salarios.

Los docen­tes exi­gen el pago de 190 millo­nes de dóla­res para más de 3.000 pro­fe­so­res, aun­que el régi­men ase­gu­ra que debe 94 millo­nes de dólares.

Por su par­te, los emplea­dos públi­cos rea­li­za­ron una mani­fes­ta­ción en Tegu­ci­gal­pa para exi­gir a la admi­nis­tra­ción de Lobo cum­plir con el aumen­to del sala­rio mínimo.

Con pan­car­tas y megá­fo­nos, los tra­ba­ja­do­res se con­cen­tra­ron en las afue­ras de la Casa Pre­si­den­cial en momen­tos en que se cele­bra­ba una reu­nión del Con­se­jo de Ministros.

Des­pués de seis meses de retra­so en el pago, Lobo anun­ció días atrás un aumen­to en los suel­dos con carác­ter retro­ac­ti­vo pero has­ta aho­ra no se ha hecho efectivo.

Según esta­ble­ce la ley, el pre­si­den­te hon­du­re­ño debió haber fija­do el mon­to del sala­rio míni­mo en abril pasa­do, ante el fra­ca­so de las con­ver­sa­cio­nes entre sin­di­ca­tos y empresarios.

A pesar de que las cen­tra­les sin­di­ca­les fle­xi­bi­li­za­ron su posi­ción al bajar la deman­da de incre­men­to del 30 al 15%, el sec­tor pri­va­do pro­pu­so ape­nas el 3,7%.

En la actua­li­dad el suel­do míni­mo en Hon­du­ras es de 5.500 lem­pi­ras (291 dóla­res) para los tra­ba­ja­do­res del sec­tor urbano y de 4.055 (214 dóla­res) para los del área rural, mien­tras que el cos­to de la canas­ta bási­ca ascien­de a más de 12 mil lem­pi­ras men­sua­les (unos 625 dóla­res), según datos recien­tes publi­ca­dos por el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.