La resis­ten­cia hon­du­re­ña no nego­cia­rá con gol­pis­tas – Resu­men Latinoamericano

Resu­men Latinoamericano/​Agencias - En medio de una fuer­te jor­na­da de pro­tes­ta de maes­tros y emplea­dos públi­cos, el Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar de Hon­du­ras (FNRP), que es enca­be­za­do por el pre­si­den­te legí­ti­mo del país Manuel Zela­ya, recha­zó este mar­tes par­ti­ci­par en un diá­lo­go con­vo­ca­do por el régi­men de Por­fi­rio Lobo para pro­mo­ver una supues­ta reconciliación.

El 4 de octu­bre pasa­do, la admi­nis­tra­ción hon­du­re­ña, ele­gi­da des­pués del gol­pe de Esta­do en junio de 2009, lla­mó a un diá­lo­go con dife­ren­tes sec­to­res sociales.

Unos mil miem­bros del FNRP se reu­nie­ron en una asam­blea en Tegu­ci­gal­pa, don­de los dele­ga­dos de cada uno de los 18 depar­ta­men­tos hon­du­re­ños fue­ron pasan­do ante la mesa prin­ci­pal y recha­zan­do la invi­ta­ción de Lobo, en medio de las demos­tra­cio­nes de apo­yo de los asambleístas.

En el masi­vo encuen­tro los miem­bros del Fren­te acor­da­ron seguir luchan­do por el regre­so de Zela­ya, que se encuen­tra exi­lia­do en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, lue­go de ser saca­do por la fuer­za del país en un ope­ra­ti­vo mili­tar que con­tó con el apo­yo de tro­pas estadounidenses.

El man­da­ta­rio legí­ti­mo ha cali­fi­ca­do el diá­lo­go impul­sa­do por el régi­men como una “tram­pa” de Lobo para “legi­ti­mar­se”, aun­que seis diri­gen­tes libe­ra­les que inte­gran el FNRP acep­ta­ron conversar.

La resis­ten­cia hon­du­re­ña no reco­no­ce al actual gobierno al que cata­lo­ga como una con­ti­nui­dad del gol­pe de Esta­do, por haber sido ele­gi­do en comi­cios efec­tua­dos bajo el régi­men de fac­to de Rober­to Miche­let­ti en noviem­bre de 2009.

Los asam­bleís­tas vota­ron tam­bién crear un Comi­té Polí­ti­co que lucha­rá por lograr que sea con­vo­ca­da una asam­blea constituyente.

En tan­to, miles de maes­tros hon­du­re­ños comen­za­ron la sus­pen­sión de cla­ses en todo el país en pro­tes­ta por el retra­so en el pago de salarios.

Los docen­tes exi­gen el pago de 190 millo­nes de dóla­res para más de 3.000 pro­fe­so­res, aun­que el régi­men ase­gu­ra que debe 94 millo­nes de dólares.

Por su par­te, los emplea­dos públi­cos rea­li­za­ron una mani­fes­ta­ción en Tegu­ci­gal­pa para exi­gir a la admi­nis­tra­ción de Lobo cum­plir con el aumen­to del sala­rio mínimo.

Con pan­car­tas y megá­fo­nos, los tra­ba­ja­do­res se con­cen­tra­ron en las afue­ras de la Casa Pre­si­den­cial en momen­tos en que se cele­bra­ba una reu­nión del Con­se­jo de Ministros.

Des­pués de seis meses de retra­so en el pago, Lobo anun­ció días atrás un aumen­to en los suel­dos con carác­ter retro­ac­ti­vo pero has­ta aho­ra no se ha hecho efectivo.

Según esta­ble­ce la ley, el pre­si­den­te hon­du­re­ño debió haber fija­do el mon­to del sala­rio míni­mo en abril pasa­do, ante el fra­ca­so de las con­ver­sa­cio­nes entre sin­di­ca­tos y empresarios.

A pesar de que las cen­tra­les sin­di­ca­les fle­xi­bi­li­za­ron su posi­ción al bajar la deman­da de incre­men­to del 30 al 15%, el sec­tor pri­va­do pro­pu­so ape­nas el 3,7%.

En la actua­li­dad el suel­do míni­mo en Hon­du­ras es de 5.500 lem­pi­ras (291 dóla­res) para los tra­ba­ja­do­res del sec­tor urbano y de 4.055 (214 dóla­res) para los del área rural, mien­tras que el cos­to de la canas­ta bási­ca ascien­de a más de 12 mil lem­pi­ras men­sua­les (unos 625 dóla­res), según datos recien­tes publi­ca­dos por el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *