Un media­dor de la Decla­ra­ción de Bru­se­las acu­sa a Madrid de intran­si­gen­cia con los vas­cos e incum­plir con ETA.

John P. Lins­troth, uno de los media­do­res que fir­mó en mar­zo la Decla­ra­ción de Bru­se­las, acu­sa al Gobierno espa­ñol de man­te­ner «una pos­tu­ra muy intran­si­gen­te con los vas­cos», de uti­li­zar «medi­das repre­si­vas» y «tác­ti­cas sucias» y de «no haber cum­pli­do todas sus pro­me­sas con ETA duran­te los pro­ce­sos de nego­cia­ción de los ante­rio­res alto el fue­go», moti­vo por el cual con­si­de­ró nece­sa­rio «a lar­go pla­zo» impul­sar una media­ción inter­na­cio­nal para aca­bar con el «con­flic­to» en el País Vas­co. Ade­más de con­si­de­rar que la muer­te de Jon Anza tie­ne «para­le­lis­mos» con la des­apa­ri­ción de Lasa y Zaba­la, cali­fi­ca a los pre­sos de ETA como pre­sos «polí­ti­cos» y recla­ma la impli­ca­ción de Oba­ma en un pro­ce­so de paz.

«Cla­ra­men­te debe haber una media­ción inter­na­cio­nal en este con­flic­to, por­que des­de mi cono­ci­mien­to el Gobierno espa­ñol tie­ne una pos­tu­ra muy intran­si­gen­te con los vas­cos», expli­có el media­dor en una entre­vis­ta publi­ca­da por el Inter­na­tio­nal Affairs Forum, reco­gi­da por Euro­pa Press.

Lins­troth, que for­ma par­te del Inter­na­cio­nal Pea­ce Research Ins­ti­tu­te de Oslo, defien­de que «al final, se requie­re que haya una media­ción por media­do­res inter­na­cio­na­les para traer a todos los par­ti­dos polí­ti­cos vas­cos jun­to al par­ti­do gober­nan­te espa­ñol, el Par­ti­do Socia­lis­ta Obre­ro Espa­ñol, para un diá­lo­go que pon­ga fin al pun­to muer­to entre ETA y Espa­ña».

El media­dor jus­ti­fi­có la media­ción inter­na­cio­nal por­que «hay indi­ca­do­res cla­ros que demues­tran no sólo que el Esta­do espa­ñol es rea­cio a nego­ciar con ETA sino tam­bién abu­sos del poder del Esta­do tam­bién». «Para muchos acti­vis­tas polí­ti­cos vas­cos, el Gobierno fede­ral espa­ñol ha con­ti­nua­do con sus medi­das repre­si­vas con­tra los vas­cos has­ta el momen­to actual des­de el perio­do de la dic­ta­du­ra de Fran­co», ha argu­men­ta­do.

ACUSA AL GOBIERNO DE «TÁCTICAS SUCIAS»

Lins­troth denun­ció que «exis­ten muchos ejem­plos de “tác­ti­cas sucias” emplea­das por las fuer­zas de segu­ri­dad espa­ño­las con­tra los vas­cos, espe­cial­men­te con­tra la Izquier­da Aber­tza­le vas­ca, bien sea en rela­ción con infor­mes sobre sui­ci­dios cues­tio­na­bles, des­apa­ri­cio­nes o prác­ti­cas de tor­tu­ra con­ti­nua a los acti­vis­tas vas­cos».

«Las liber­ta­des civi­les de los vas­cos y los acti­vis­tas polí­ti­cos vas­cos son con­ti­nua­men­te vio­la­das en tér­mi­nos de dere­cho de asam­blea, dere­cho a votar y dere­cho con­tra sus­pen­der sin orden judi­cial el habeas cor­pus», ha cri­ti­ca­do el media­dor, al tiem­po que con­de­nó que «la deten­ción inco­mu­ni­ca­da de los mili­tan­tes vas­cos por las fuer­zas de segu­ri­dad espa­ño­las se pro­lon­ga duran­te días, inclu­so has­ta dos sema­nas, antes de que un dete­ni­do pue­da tener acce­so a su abo­ga­do o rea­li­zar una decla­ra­ción ante el juez».

«Tales medi­das repre­si­vas con­tra los nacio­na­lis­tas vas­cos no ayu­dan si va a haber un esfuer­zo con­cer­ta­do para hacer avan­zar el pro­ce­so de paz y con­se­cuen­te­men­te aca­bar con el con­flic­to», insis­tió.

NI ESPAÑA NI FRANCIA HAN EXPLICADO QUE PASO CON JON ANZA

El media­dor dejó cla­ro que, en su opi­nión, «ni el Gobierno espa­ñol ni Gobierno fran­cés han expli­ca­do ade­cua­da­men­te a los fami­lia­res de Jon Anza –eta­rra que des­apa­re­ció cuan­do iba a hacer una entre­ga de dine­ro a ETA y un año des­pués fue encon­tra­do en la mor­gue de Tou­lou­se– qué le ocu­rrió» y ha expli­ca­do que «para muchos mili­tan­tes vas­cos» su des­apa­ri­ción guar­da «para­le­lis­mos» con la muer­te de los eta­rras José Anto­nio Lasa Aros­te­gui y José Igna­cio Zaba­la Artano a manos de los GAL.

Ade­más, el media­dor cri­ti­có abier­ta­men­te al Eje­cu­ti­vo por «haber arres­ta­do arbi­tra­ria­men­te a aque­llos que no están vin­cu­la­dos con nin­gún tipo de actos terro­ris­tas y haber­los pues­to en pri­sión duran­te mucho tiem­po», ape­lan­do expre­sa­men­te al pro­ce­so judi­cial abier­to con­tra el entra­ma­do de Ekin.

«Nin­guno de aque­llos impli­ca­dos en los car­gos judi­cia­les han esta­do impli­ca­dos en acti­vi­da­des mili­ta­res de ETA. Por ello, muchos de estos enfo­ques duros sólo han ser­vi­do para pro­lon­gar el con­flic­to. Tales medi­das poli­cia­les de Espa­ña sólo harán que el movi­mien­to nacio­na­lis­ta vas­co esté mucho más deter­mi­na­do en su lucha con­tra el Esta­do espa­ñol», ha expli­ca­do, insis­tien­do en que la ile­ga­li­za­ción de Bata­su­na en 2003 «fue un error cla­ro para resol­ver el con­flic­to».

«ESPAÑA NO HA MANTENIDO TODAS SUS PROMESAS CON ETA»

El media­dor atri­bu­yó el fra­ca­so de pro­ce­sos nego­cia­do­res ante­rio­res entre el Gobierno y la ban­da terro­ris­ta espa­ño­la por el incum­pli­mien­to de las pro­me­sas hechas por el Eje­cu­ti­vo a ETA. «Espa­ña no ha man­te­ni­do todas sus pro­me­sas con ETA duran­te el pro­ce­so de nego­cia­ción de los últi­mos alto el fue­go», expli­có en la entre­vis­ta.

Aun­que admi­tió que «en la últi­ma nego­cia­ción, ETA tam­bién rom­pió el alto el fue­go con el aten­ta­do del Aero­puer­to Inter­na­cio­nal de Bara­jas en Madrid a fina­les de diciem­bre de 2006», insis­tió en la idea de que «el Gobierno fede­ral espa­ñol no hizo con­ce­sio­nes en cues­tio­nes como la libe­ra­ción de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos en toda Espa­ña» para expli­car el fra­ca­so del ante­rior pro­ce­so de nego­cia­ción.

El media­dor, que reco­no­ce que ETA no ha logra­do su obje­ti­vo de «inde­pen­den­cia terri­to­rial», ha reco­no­ci­do ade­más que no se con­si­guió «nada» de las «nego­cia­cio­nes secre­tas» que las par­tes man­tu­vie­ron duran­te el últi­mo alto el fue­go de la ban­da, entre mar­zo de 2006 y junio de 2007. «Duran­te los últi­mos alto el fue­gos hubo nego­cia­cio­nes secre­tas entre el Gobierno espa­ñol y ETA para una solu­ción polí­ti­ca para resol­ver el con­flic­to vas­co. Pero no se con­si­guió nada en tér­mi­nos de resol­ver el con­flic­to», ha pre­ci­sa­do.

PAPEL PARA OBAMA

Lins­troth cree que «el pre­si­den­te Oba­ma y su admi­nis­tra­ción tie­nen una bue­na ven­ta­na de opor­tu­ni­dad aquí para cam­biar la obs­ti­na­ción del con­flic­to vas­co y ayu­dar a un pro­ce­so de paz». «Los vas­cos tie­nen espe­ran­za de tener solu­cio­nes a su con­flic­to simi­lar a lo que ocu­rrió en Irlan­da del Nor­te des­pués de los Acuer­dos del Vier­nes San­to», ha expli­ca­do.

En su opi­nión, nin­gún país ter­ce­ro se ha impli­ca­do en un pro­ce­so de nego­cia­ción en el País Vas­co «en par­te» por la inte­gra­ción de Espa­ña en orga­nis­mos como la Unión Euro­pea y la OTAN. «La impli­ca­ción pre­emi­nen­te de Espa­ña en la OTAN y su papel de lide­raz­go como Esta­do miem­bro de la UE han impe­di­do en par­te a otros paí­ses que se impli­quen en aumen­tar los esfuer­zos para una reso­lu­ción pací­fi­ca en el País Vas­co», ha con­clui­do.

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *