No hay jus­ti­cia inter­na­cio­nal para Congo.

Acti­vis­tas de dere­chos huma­nos en todo el mun­do han exi­gi­do jus­ti­cia inter­na­cio­nal y el final de la impu­ni­dad tras hacer­se públi­co el Infor­me de las Nacio­nes Uni­das sobre Abu­sos de Dere­chos Huma­nos en la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Congo.

El infor­me, que cubre el perio­do de 1993 a 2003, se hizo públi­co el 1 de octu­bre, por par­te de la Ofi­ci­na del Alto Comi­sio­na­do de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos Huma­nos. La Alta Comi­sio­na­da de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos Huma­nos Navi Pillay decla­ra que, aun­que cubre un perio­do de tiem­po que aca­ba en 2003, los crí­me­nes con­ti­núan, pues­to que los per­pe­tra­do­res nun­ca han sido perseguidos.

Abo­ga­dos defen­so­res ante el Tri­bu­nal Penal Inter­na­cio­nal para Ruan­da (TPIR) dicen, sin embar­go, que no hay nin­gu­na razón para espe­rar jus­ti­cia de nin­gún tri­bu­nal penal internacional.

El infor­me de las Nacio­nes Uni­das sugie­re una for­ma de jus­ti­cia tran­si­to­ria en tri­bu­na­les con­go­le­ños, pero gran par­te de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ha reac­cio­na­do con escep­ti­cis­mo, pues­to que el sis­te­ma judi­cial con­go­le­ño ape­nas fun­cio­na. Una coa­li­ción de gru­pos de defen­so­res de Áfri­ca, que inclu­ye Friends of the Con­go, Afri­ca Faith and Jus­ti­ce Net­work, y muchos otros, dicen ade­más que la jus­ti­cia no es posi­ble en Con­go por­que Ruan­da y Ugan­da ocu­pan el este de Con­go y saquean su rique­za de recur­sos natu­ra­les, con la cola­bo­ra­ción del Pre­si­den­te Joseph Kabi­la. Estos gru­pos se cen­tra­rán, por el con­tra­rio, en pre­sio­nar al pre­si­den­te Barack Oba­ma para que cese el pro­lon­ga­do apo­yo mili­tar y diplo­má­ti­co al Pre­si­den­te Paul Kaga­me, cuyo ejér­ci­to está impli­ca­do de for­ma muy con­tro­ver­ti­da en el infor­me, en crí­me­nes de gue­rra, crí­me­nes con­tra la huma­ni­dad y geno­ci­dio con­tra refu­gia­dos hutus ruan­de­ses y hutus con­go­le­ños en Congo.

El pre­si­den­te ugan­dés Yowe­ri Muse­ve­ni y su ejér­ci­to han sido impli­ca­dos en los mis­mos crí­me­nes, y ambos reac­cio­na­ron con ira al infor­me. Esta sema­na Kaga­me decla­ró tam­bién, en la cere­mo­nia de jura­men­to del car­go de los minis­tros de su Gabi­ne­te, que res­pon­de­rá a las pre­sio­nes de los donan­tes extran­je­ros para que cree espa­cio polí­ti­co para la opo­si­ción en Ruanda.

El sába­do por la maña­na, 9 de octu­bre, Vic­toi­re Inga­bi­re Umuho­za, lider del FDU-Inkin­gi, la amplia coa­li­ción de par­ti­dos de opo­si­ción de Ruan­da, con­fir­mó que los agen­tes de segu­ri­dad que se encuen­tran a las puer­tas de su casa de for­ma per­ma­nen­te han sido reem­pla­za­dos por poli­cías con armas de fue­go, de los cua­les al menos 6 eran visi­bles des­de el inte­rior de la casa.

Pero los abo­ga­dos defen­so­res del TPIR Chris­topher Black y Peter Erlin­der decla­ran que el poder de EEUU, Gran Bre­ta­ña y sus alia­dos dis­tor­sio­na de tal mane­ra los tri­bu­na­les de jus­ti­cia inter­na­cio­na­les que la jus­ti­cia inter­na­cio­nal no es posible.

El abo­ga­do defen­sor del TPIR Chis­topher Black, que recien­te­men­te publi­có, “El his­to­rial san­grien­to del Fren­te Patrió­ti­co Ruan­dés y la his­to­ria de los encu­bri­mien­tos de las Nacio­nes Uni­das” en Monthly Review Zine1, dice que el TPIR nun­ca acu­sa­rá a ofi­cia­les del ejér­ci­to de Kaga­me por­que, si se les acu­sa, impli­ca­rán a sus alia­dos esta­dou­ni­den­ses y europeos:

“Nun­ca van a acu­sar al FPR, por­que sería dema­sia­do peli­gro­so. Si empie­zas a acu­sar al FPR, los ofi­cia­les del FPR, para sal­var su pelle­jo, van a empe­zar a hablar de otros. Y enton­ces vas a lle­gar has­ta los esta­dou­ni­den­ses y los bri­tá­ni­cos y los cana­dien­ses y los bel­gas. Todo el tin­gla­do se ven­dría aba­jo. No se atre­ven a hacer eso.”

Peter Erlin­der dice que EEUU con­tro­la las deci­sio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad, y/​o las igno­ra, como hizo, con impu­ni­dad en Irak, y que por lo tan­to con­tro­la­rá cual­quier inten­to de expan­dir el man­da­to del TPIR.

“Si EEUU quie­re que pase algo, en el sen­ti­do de cas­ti­gar a estos cri­mi­na­les, hay modo de hacer­lo. Si EEUU no quie­re que pase, no pasa­rá, con o sin tri­bu­na­les. Por­que EEUU con­tro­la el TPIR; por­que EEUU con­tro­la el Tri­bu­nal Penal Inter­na­cio­nal; por­que EEUU con­tro­la el Con­se­jo de Segu­ri­dad. Por lo tan­to exten­der el man­da­to del TPIR no tie­ne nin­gún efec­to a menos que la polí­ti­ca de EEUU cam­bie, per­mi­tien­do per­se­guir al FPR y a Kaga­me por los crí­me­nes que ya se sabe que come­tie­ron, crí­me­nes que han sido cono­ci­dos duran­te los últi­mos 15 años.”

Erlin­der está de acuer­do con la pos­tu­ra de la coa­li­ción, cen­tra­da aho­ra en la res­pues­ta de Oba­ma al infor­me. Dice que el obje­ti­vo debe­ría ser cam­biar la polí­ti­ca de EEUU en Áfri­ca Cen­tral y del Este, que ha sido mol­dea­da por la deter­mi­na­ción de con­tro­lar recur­sos geo­es­tra­té­gi­cos, sobre todo, los del rico en recur­sos Congo.

Un extrac­to del Infor­me de las Nacio­nes Uni­das sobre los abu­so con­tra los dere­chos huma­nos en la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go, 1993 – 2003, está dis­po­ni­ble en Monthly Review Zine, y el infor­me com­ple­to está dis­po­ni­ble en la pági­na web del Alto Comi­sio­na­do de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos Huma­nos.

1Artícu­lo tam­bién reco­gi­do por Glo­bal Research. Tra­du­ci­do para Rebe­lión, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=113974&titular=%BFqui%E9n-est%E1-detr%E1s-del-genocidio-ruand%E9s?-

Fuen­te: http://​www​.glo​bal​re​search​.ca/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​c​o​n​t​e​x​t​=​v​a​&​a​i​d​=​2​1​403

Ann Garrison
Glo­bal Research

Tra­du­ci­do para Rebe­lion por Mario­la y Jesús María Gar­cía Pedrajas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.