Euro­pa es uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos de las redes de tra­ta de per­so­nas – AmecoPress

Se esti­ma que sólo en Espa­ña entre 40.000 y 50.000 muje­res y niñas son víc­ti­mas de la tra­ta de seres huma­nos, pro­ce­den­tes de Marrue­cos, Áfri­ca sub­saha­ria­na, paí­ses del Este, Bra­sil y Cen­troa­mé­ri­ca, según Amnis­tía Inter­na­cio­nal. Hoy es el Día Euro­peo con­tra la Tra­ta, una for­ma de cri­men orga­ni­za­do tre­men­da­men­te lucra­ti­vo cuyo prin­ci­pal nego­cio es la explo­ta­ción sexual.

La Unión Euro­pea es uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos de las víc­ti­mas que caen en las redes de tra­ta de seres huma­nos a nivel mun­dial, ya pro­ce­dan de fue­ra o de den­tro de sus fron­te­ras. Cada año entran en torno al cuar­to millón de muje­res enga­ña­das por las mafias para explo­tar­las sexual­men­te, según datos de la Secre­ta­ría Gene­ral Ibe­ro­ame­ri­ca­na – SEGIB.

Cons­cien­tes de la mag­ni­tud que ha alcan­za­do este deli­to, actual­men­te se encuen­tra en fase de tra­mi­ta­ción una Direc­ti­va Euro­pea sobre Pre­ven­ción y Lucha con­tra la Tra­ta de Seres Huma­nos, que con­tie­ne reco­men­da­cio­nes, medi­das y polí­ti­ca diri­gi­das a la erra­di­ca­ción de esta prác­ti­ca delic­ti­va, pro­mo­vien­do la acción coor­di­na­da entre los paí­ses de ori­gen, de trán­si­to y de des­tino de las redes.

El fin de esta direc­ti­va, que se pre­sen­tó en mar­zo de 2010, es homo­ge­nei­zar la legis­la­ción de los dife­ren­tes paí­ses impli­ca­dos tan­to en la apli­ca­ción de penas y la asis­ten­cia a las víc­ti­mas como en las labo­res de pre­ven­ción y la inves­ti­ga­ción de los delitos.

El Pro­yec­to Espe­ran­za, con 11 años de expe­rien­cia en la pro­tec­ción de las víc­ti­mas y en su rein­ser­ción social, valo­ra posi­ti­va­men­te esta ini­cia­ti­va y lla­ma la aten­ción en este día sobre la nece­si­dad de refor­zar la coor­di­na­ción y la coope­ra­ción entre todos los paí­ses miem­bros para luchar de for­ma efi­caz con­tra esta into­le­ra­ble vio­la­ción de los dere­chos humanos.

A pesar de lo avan­ces logra­dos en el esta­do espa­ñol con la pues­ta en mar­cha del Plan de la Tra­ta tras la refor­ma de la Ley de Extran­je­ría, Mar­ta Gon­zá­lez, coor­di­na­do­ra de Pro­yec­to Espe­ran­za, insis­te en “la nece­si­dad de avan­zar en la apli­ca­ción prác­ti­ca de las medi­das apro­ba­das, con rela­ción a la iden­ti­fi­ca­ción, con­ce­sión de un perio­do de refle­xión ante indi­cios de poder estar ante un caso de tra­ta, y con­ce­sión de per­mi­sos de resi­den­cia y tra­ba­jo” y no per­mi­tir que se que­den en papel mojado.

Asi­mis­mo, recuer­dan que la Direc­ti­va en trá­mi­te reco­ge que una per­so­na debe tener acce­so a las medi­das de asis­ten­cia y apo­yo “tan pron­to como exis­tan indi­cios de que pudie­ra ser víc­ti­ma de la tra­ta, con inde­pen­den­cia de su volun­tad o no de cola­bo­rar con las autoridades”.

El Pro­yec­to Espe­ran­za lan­za hoy su nue­va web, pro​yec​to​es​pe​ran​za​.org, ade­más de que ya cuen­ta con per­fi­les en Sli­desSha­re y Flickr en su apues­ta por las redes socia­les como ins­tru­men­to de trans­for­ma­ción y par­ti­ci­pa­ción social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.