Euro­pa es uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos de las redes de tra­ta de per­so­nas – Ame­co­Press

Se esti­ma que sólo en Espa­ña entre 40.000 y 50.000 muje­res y niñas son víc­ti­mas de la tra­ta de seres huma­nos, pro­ce­den­tes de Marrue­cos, Áfri­ca sub­saha­ria­na, paí­ses del Este, Bra­sil y Cen­troa­mé­ri­ca, según Amnis­tía Inter­na­cio­nal. Hoy es el Día Euro­peo con­tra la Tra­ta, una for­ma de cri­men orga­ni­za­do tre­men­da­men­te lucra­ti­vo cuyo prin­ci­pal nego­cio es la explo­ta­ción sexual.

La Unión Euro­pea es uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos de las víc­ti­mas que caen en las redes de tra­ta de seres huma­nos a nivel mun­dial, ya pro­ce­dan de fue­ra o de den­tro de sus fron­te­ras. Cada año entran en torno al cuar­to millón de muje­res enga­ña­das por las mafias para explo­tar­las sexual­men­te, según datos de la Secre­ta­ría Gene­ral Ibe­ro­ame­ri­ca­na – SEGIB.

Cons­cien­tes de la mag­ni­tud que ha alcan­za­do este deli­to, actual­men­te se encuen­tra en fase de tra­mi­ta­ción una Direc­ti­va Euro­pea sobre Pre­ven­ción y Lucha con­tra la Tra­ta de Seres Huma­nos, que con­tie­ne reco­men­da­cio­nes, medi­das y polí­ti­ca diri­gi­das a la erra­di­ca­ción de esta prác­ti­ca delic­ti­va, pro­mo­vien­do la acción coor­di­na­da entre los paí­ses de ori­gen, de trán­si­to y de des­tino de las redes.

El fin de esta direc­ti­va, que se pre­sen­tó en mar­zo de 2010, es homo­ge­nei­zar la legis­la­ción de los dife­ren­tes paí­ses impli­ca­dos tan­to en la apli­ca­ción de penas y la asis­ten­cia a las víc­ti­mas como en las labo­res de pre­ven­ción y la inves­ti­ga­ción de los deli­tos.

El Pro­yec­to Espe­ran­za, con 11 años de expe­rien­cia en la pro­tec­ción de las víc­ti­mas y en su rein­ser­ción social, valo­ra posi­ti­va­men­te esta ini­cia­ti­va y lla­ma la aten­ción en este día sobre la nece­si­dad de refor­zar la coor­di­na­ción y la coope­ra­ción entre todos los paí­ses miem­bros para luchar de for­ma efi­caz con­tra esta into­le­ra­ble vio­la­ción de los dere­chos huma­nos.

A pesar de lo avan­ces logra­dos en el esta­do espa­ñol con la pues­ta en mar­cha del Plan de la Tra­ta tras la refor­ma de la Ley de Extran­je­ría, Mar­ta Gon­zá­lez, coor­di­na­do­ra de Pro­yec­to Espe­ran­za, insis­te en “la nece­si­dad de avan­zar en la apli­ca­ción prác­ti­ca de las medi­das apro­ba­das, con rela­ción a la iden­ti­fi­ca­ción, con­ce­sión de un perio­do de refle­xión ante indi­cios de poder estar ante un caso de tra­ta, y con­ce­sión de per­mi­sos de resi­den­cia y tra­ba­jo” y no per­mi­tir que se que­den en papel moja­do.

Asi­mis­mo, recuer­dan que la Direc­ti­va en trá­mi­te reco­ge que una per­so­na debe tener acce­so a las medi­das de asis­ten­cia y apo­yo “tan pron­to como exis­tan indi­cios de que pudie­ra ser víc­ti­ma de la tra­ta, con inde­pen­den­cia de su volun­tad o no de cola­bo­rar con las auto­ri­da­des”.

El Pro­yec­to Espe­ran­za lan­za hoy su nue­va web, pro​yec​to​es​pe​ran​za​.org, ade­más de que ya cuen­ta con per­fi­les en Sli­desSha­re y Flickr en su apues­ta por las redes socia­les como ins­tru­men­to de trans­for­ma­ción y par­ti­ci­pa­ción social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *