El SAT no acu­di­rá a más jui­cios far­sa – SAT

Logo

Esta maña­na, tras la fina­li­za­ción de un nue­vo jui­cio polí­ti­co con­tra el SAT, nues­tro por­ta­voz nacio­nal, Die­go Caña­me­ro, ha anun­cia­do públi­ca­men­te la deci­sión adop­ta­da por una­ni­mi­dad por el Comi­té Nacio­nal cele­bra­do el pasa­do vier­nes 15 de octu­bre en Osuna.

El máxi­mo órgano de deci­sión del SAT entre con­gre­sos ha deci­di­do res­pon­der ante la pro­fun­da y per­sis­ten­te repre­sión poli­cial y judi­cial que nues­tro sin­di­ca­to vie­ne sufrien­do des­de su crea­ción hace ape­nas tres años con una cam­pa­ña pací­fi­ca de des­obe­dien­cia civil que con­sis­ti­rá en no acu­dir a más jui­cios far­sa mien­tras no cese la per­se­cu­ción con­tra el SAT.

No es tole­ra­ble en «demo­cra­cia» la per­se­cu­ción ofi­cial que el Gobierno sos­tie­ne con­tra el SAT. El SAT, here­de­ro del SOC, con una prác­ti­ca de lucha pací­fi­ca duran­te 30 años, está sien­do cri­mi­na­li­za­do por el Gobierno. Prue­ba de ello es que se nos exi­ge 400.000 euros en mul­tas, 53 años de cár­cel y tene­mos pro­ce­sa­dos a 350 com­pa­ñe­ros y compañeras.

Y con esta deci­sión, toma­da sere­na­men­te, sin aca­lo­ra­mien­tos de últi­ma hora, pen­sa­da y refle­xio­na­da seria­men­te que­re­mos decir bas­ta a los con­ti­nuos atro­pe­llos anti­de­mo­crá­ti­cos que veni­mos sopor­tan­do por luchar con­tra la cri­sis y su dra­má­ti­ca con­se­cuen­cia, el paro masivo.

Somos cons­cien­tes de las con­se­cuen­cias lega­les que esta acti­tud pue­de con­lle­var pero esta­mos dis­pues­tos a asu­mir los cos­tes, inclui­da la cár­cel, si fue­ra necesario.

No vamos a par­ti­ci­par en más jui­cios con guio­nes pre­fi­ja­dos por el poder. Esta­mos can­sa­dos de que nos con­de­nen sin cau­sa real algu­na y des­pués de reci­bir palos y mal­tra­to poli­cial por el sim­ple hecho de gri­tar con­tra el paro y la miseria.

Esta­mos har­tos de tan­ta mul­ta dis­cre­cio­nal por par­te del Gobierno. Y para col­mo, en algu­nos casos, la mul­ta se ha rea­li­za­do sobre per­so­nas que ni siquie­ra han esta­do pre­sen­tes en el lugar de los hechos. Has­ta ahí lle­ga el esper­pen­to de un poder al que le moles­ta que se le diga la verdad.

El SAT va a con­ti­nuar luchan­do, defen­dien­do los intere­ses de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y del pue­blo anda­luz con dig­ni­dad y la fren­te bien alta con­tra éste o con­tra cual­quier otro gobierno que mal­tra­te a los pobres y enri­quez­ca a los ricos. No nos van a doble­gar, segui­re­mos luchan­do has­ta las últi­mas con­se­cuen­cias por todos los medios pací­fi­cos que estén a nues­tro alcance.

Anda­lu­cía, 18 de octu­bre de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.