Diri­gen­te indí­ge­na es ase­si­na­do en el sur­oes­te de Colom­bia – Radio del Sur

La Orga­ni­za­ción Nacio­nal Indí­ge­na tie­ne en sus expe­dien­tes unos 90 casos de ase­si­na­tos de líde­res indí­ge­nas en lo que va del 2010 en Colom­bia

Resu­men Latinoamericano/​Radio del Sur - El diri­gen­te indí­ge­na colom­biano Rodol­fo Ari­ca­te Ama­ya fue ase­si­na­do en los alre­de­do­res de su resi­den­cia ubi­ca­da en el sur­oes­te de la nación, denun­cia­ron este vier­nes repre­sen­tan­tes de las comu­ni­da­des nati­vas, lo que ele­va a 40 el núme­ro de diri­gen­tes indí­ge­nas ase­si­na­dos en la región del Cau­ca en lo que va de año.

El homi­ci­dio de Ari­ca­te, quien ocu­pa­ba un car­go direc­ti­vo en un cabil­do del pue­blo Paez, fue per­pe­tra­do por dos per­so­nas, quie­nes toda­vía no han sido iden­ti­fi­ca­das, el jue­ves por la noche en la comu­ni­dad López Aden­tro en las mon­ta­ñas de Calo­to (depar­ta­men­to suroc­ci­den­tal del Cau­ca).

Al pare­cer, los des­co­no­ci­dos »lo lla­ma­ron por el nom­bre y lo mata­ron a las afue­ras de su vivien­da», decla­ró a la pren­sa inter­na­cio­nal el voce­ro del Con­se­jo Regio­nal Indí­ge­na del Cau­ca (Cric), Mar­cos Cue­tia.

«Ari­ca­te había sido ame­na­za­do de muer­te hace dos meses» al igual que el gober­na­dor del pue­blo de Paez y otros diri­gen­tes, afir­mó Cue­tia.

La inves­ti­ga­ción del cri­men de Ari­ca­te está sien­do lle­va­da por la Guar­dia Indí­ge­na, un cuer­po de segu­ri­dad que sólo está arma­do con bas­to­nes, sos­tu­vo el voce­ro del Cric.

El orga­nis­mo agre­gó que este líder abo­ri­gen es el núme­ro 40 que es ase­si­na­do en la región del Cau­ca en lo que va de este año.

Cue­tia seña­ló que en este depar­ta­men­to suroc­ci­den­tal colom­biano es común la pre­sen­cia de gru­pos arma­dos irre­gu­la­res.

«En la región es muy gran­de la inci­den­cia de todos los acto­res arma­dos (…). En el Cau­ca es cons­tan­te la agre­sión con­tra la pobla­ción indí­ge­na», expre­só.

Por su par­te, la Aso­cia­ción de Cabil­dos Indí­ge­nas del Nor­te del Cau­ca (Acín) decla­ró que Ari­ca­te había sido ame­na­za­do hace un tiem­po con men­sa­jes escri­tos en las pare­des de los cen­tros edu­ca­ti­vos que el cus­to­dia­ba.

«Esas ame­na­zas se suman a otras reci­bi­das en el trans­cur­so de los últi­mos meses, diri­gi­das a repre­sen­tan­tes y comu­ne­ros (miem­bros de las comu­ni­da­des abo­rí­ge­nes) del pro­ce­so indí­ge­na del Nor­te de Cau­ca (…) las ame­na­zas, las per­se­cu­cio­nes y los ase­si­na­tos vie­nen de todos los acto­res arma­dos» aña­dió la Acín.

Adi­cio­nal­men­te, el pre­si­den­te de la Orga­ni­za­ción Nacio­nal Indí­ge­na de Colom­bia (ONIC), Luis Eve­lis Andra­de , mani­fes­tó que el diri­gen­te esta­ba ame­na­za­do de muer­te como la mayo­ría que con­for­man el cabil­do.

Aña­dió que los res­pon­sa­bles del ase­si­na­to son los gru­pos arma­dos ile­ga­les que «inter­pre­tan la neu­tra­li­dad indí­ge­na fren­te al con­flic­to como nues­tra com­pli­ci­dad con el ban­do con­tra­rio».

La Acín comen­tó que Ari­ca­te era padre de dos niñas y poseía una exten­sa expe­rien­cia como líder comu­ni­ta­rio, así como tam­bién rea­li­za­ba tareas en el área de infor­ma­ción y comu­ni­ca­ción den­tro de la comu­ni­dad.

La ONIC tie­ne en sus archi­vos casi 90 casos de ase­si­na­tos de diri­gen­tes indí­ge­nas en lo que va del 2010 en la nación colom­bia­na cuya pobla­ción abo­ri­gen se cal­cu­la en poco más de un millón de ciu­da­da­nos que se loca­li­zan en más de 102 etnias.

En el pue­blo de Paez las comu­ni­da­des indí­ge­nas se orga­ni­zan en torno a un pro­yec­to de vida pro­pio que ha sido reco­no­ci­do inter­na­cio­nal­men­te con galar­do­nes como el Ecua­to­rial, ins­ti­tui­do por el Pro­gra­ma de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das para el Desa­rro­llo (Pnud por su sigla en inglés).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *