Diri­gen­te indí­ge­na es ase­si­na­do en el sur­oes­te de Colom­bia – Radio del Sur

La Orga­ni­za­ción Nacio­nal Indí­ge­na tie­ne en sus expe­dien­tes unos 90 casos de ase­si­na­tos de líde­res indí­ge­nas en lo que va del 2010 en Colombia

Resu­men Latinoamericano/​Radio del Sur - El diri­gen­te indí­ge­na colom­biano Rodol­fo Ari­ca­te Ama­ya fue ase­si­na­do en los alre­de­do­res de su resi­den­cia ubi­ca­da en el sur­oes­te de la nación, denun­cia­ron este vier­nes repre­sen­tan­tes de las comu­ni­da­des nati­vas, lo que ele­va a 40 el núme­ro de diri­gen­tes indí­ge­nas ase­si­na­dos en la región del Cau­ca en lo que va de año.

El homi­ci­dio de Ari­ca­te, quien ocu­pa­ba un car­go direc­ti­vo en un cabil­do del pue­blo Paez, fue per­pe­tra­do por dos per­so­nas, quie­nes toda­vía no han sido iden­ti­fi­ca­das, el jue­ves por la noche en la comu­ni­dad López Aden­tro en las mon­ta­ñas de Calo­to (depar­ta­men­to suroc­ci­den­tal del Cauca).

Al pare­cer, los des­co­no­ci­dos »lo lla­ma­ron por el nom­bre y lo mata­ron a las afue­ras de su vivien­da», decla­ró a la pren­sa inter­na­cio­nal el voce­ro del Con­se­jo Regio­nal Indí­ge­na del Cau­ca (Cric), Mar­cos Cuetia.

«Ari­ca­te había sido ame­na­za­do de muer­te hace dos meses» al igual que el gober­na­dor del pue­blo de Paez y otros diri­gen­tes, afir­mó Cuetia.

La inves­ti­ga­ción del cri­men de Ari­ca­te está sien­do lle­va­da por la Guar­dia Indí­ge­na, un cuer­po de segu­ri­dad que sólo está arma­do con bas­to­nes, sos­tu­vo el voce­ro del Cric.

El orga­nis­mo agre­gó que este líder abo­ri­gen es el núme­ro 40 que es ase­si­na­do en la región del Cau­ca en lo que va de este año.

Cue­tia seña­ló que en este depar­ta­men­to suroc­ci­den­tal colom­biano es común la pre­sen­cia de gru­pos arma­dos irregulares.

«En la región es muy gran­de la inci­den­cia de todos los acto­res arma­dos (…). En el Cau­ca es cons­tan­te la agre­sión con­tra la pobla­ción indí­ge­na», expresó.

Por su par­te, la Aso­cia­ción de Cabil­dos Indí­ge­nas del Nor­te del Cau­ca (Acín) decla­ró que Ari­ca­te había sido ame­na­za­do hace un tiem­po con men­sa­jes escri­tos en las pare­des de los cen­tros edu­ca­ti­vos que el custodiaba.

«Esas ame­na­zas se suman a otras reci­bi­das en el trans­cur­so de los últi­mos meses, diri­gi­das a repre­sen­tan­tes y comu­ne­ros (miem­bros de las comu­ni­da­des abo­rí­ge­nes) del pro­ce­so indí­ge­na del Nor­te de Cau­ca (…) las ame­na­zas, las per­se­cu­cio­nes y los ase­si­na­tos vie­nen de todos los acto­res arma­dos» aña­dió la Acín.

Adi­cio­nal­men­te, el pre­si­den­te de la Orga­ni­za­ción Nacio­nal Indí­ge­na de Colom­bia (ONIC), Luis Eve­lis Andra­de , mani­fes­tó que el diri­gen­te esta­ba ame­na­za­do de muer­te como la mayo­ría que con­for­man el cabildo.

Aña­dió que los res­pon­sa­bles del ase­si­na­to son los gru­pos arma­dos ile­ga­les que «inter­pre­tan la neu­tra­li­dad indí­ge­na fren­te al con­flic­to como nues­tra com­pli­ci­dad con el ban­do contrario».

La Acín comen­tó que Ari­ca­te era padre de dos niñas y poseía una exten­sa expe­rien­cia como líder comu­ni­ta­rio, así como tam­bién rea­li­za­ba tareas en el área de infor­ma­ción y comu­ni­ca­ción den­tro de la comunidad.

La ONIC tie­ne en sus archi­vos casi 90 casos de ase­si­na­tos de diri­gen­tes indí­ge­nas en lo que va del 2010 en la nación colom­bia­na cuya pobla­ción abo­ri­gen se cal­cu­la en poco más de un millón de ciu­da­da­nos que se loca­li­zan en más de 102 etnias.

En el pue­blo de Paez las comu­ni­da­des indí­ge­nas se orga­ni­zan en torno a un pro­yec­to de vida pro­pio que ha sido reco­no­ci­do inter­na­cio­nal­men­te con galar­do­nes como el Ecua­to­rial, ins­ti­tui­do por el Pro­gra­ma de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das para el Desa­rro­llo (Pnud por su sigla en inglés).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.