Se bus­ca un Yel­tsin para lle­var el caos a Chi­na- David Laz­ka­noi­tur­bu­ru

Resul­ta sor­pren­den­te. Más con lo que ha llo­vi­do y con lo que aún está por caer. Los mis­mos que impu­sie­ron una agen­da «demo­crá­ti­ca» que supu­so el hun­di­mien­to des­con­tro­la­do de la Unión Sovié­ti­ca y jalea­ron al piró­mano de Yel­tsin ‑quien car­ga­do de vod­ka lle­vó al país al desas­tre total- tra­tan de con­ven­cer a Chi­na de que come­ta el mis­mo error. En nom­bre, ade­más, de una liber­tad de la que se mofan, día sí y día tam­bién.

Des­de la Hun­gría ane­ga­da por el lodo rojo ‑y que ha nacio­na­li­za­do la empre­sa que en su día pri­va­ti­zó, pero aho­ra para socia­li­zar las pér­di­das pro­vo­ca­das por el desas­tre-;… des­de la Nue­va y la Vie­ja Euro­pa, todos ani­man al gigan­te chino a que haga suya la «pro­fe­sión de fe demo­cra­ti­co-occi­den­tal».

Y qué mejor para ello que espo­lear a los chi­nos otor­gan­do el pre­mio Nobel de la Paz a un disi­den­te hoy pre­so.

¿Que se enfa­dan? «Por algo será…» Ya se sabe que Occi­den­te nun­ca se enfa­da­ría por­que «no tene­mos pre­sos polí­ti­cos» y nun­ca se le ocu­rri­rá a Oslo galar­do­nar a alguno de los muchos que insis­ten en recla­mar esa con­di­ción, pero se sabe que «son sim­ples cri­mi­na­les».

No seré yo quien nie­gue que en Chi­na hay serios, muy serios pro­ble­mas de fal­ta de res­pe­to de los dere­chos huma­nos. Y que dude de que su des­bo­ca­do desa­rro­llo eco­nó­mi­co debe ir acom­pa­sa­do con la pro­mo­ción de los dere­chos socia­les y polí­ti­cos (indi­vi­dua­les y colec­ti­vos) de su ingen­te pobla­ción.

Pero me cui­da­ría mucho de seguir las rece­tas de quien ‑com­pe­ten­cia man­da- te quie­re mal y sería capaz de hacer­te llo­rar san­gre mien­tras te da unas pal­ma­di­tas en la espal­da. Como a los rusos.

Dabid LAZKANOITURBURU I

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *