Para Miren, Sonia, Arkaitz y Arnal­do- Txe­lui Moreno

El pasa­do día 13 de Octu­bre hizo un año des­de la deten­ción, un año des­de que el PSOE deci­die­ra dete­ner­nos y encar­ce­la­ros, según ha decla­ra­do públi­ca­men­te el res­pon­sa­ble de orga­ni­za­ción del PSN en Nafa­rroa. Un año en el que en Eus­kal Herria han suce­di­do cosas inima­gi­na­bles para algu­nos polí­ti­cos aco­mo­da­dos en la situa­ción de blo­queo, esa situa­ción de la que han saca­do y sacan gran­des bene­fi­cios tan­to polí­ti­cos como eco­nó­mi­cos y, sin embar­go, tan ima­gi­na­bles y rea­li­za­bles en la cabe­za de otros entre los que os encon­tráis. No os voy a con­tar lo que vivis­teis de pri­me­ra mano ni tam­po­co ensal­za­ros por vues­tras apor­ta­cio­nes y deter­mi­na­ción en algu­nos momen­tos, sin los cua­les hoy no esta­ría­mos en la situa­ción polí­ti­ca en la que nos encon­tra­mos ni, segu­ra­men­te (Sr. Izco dixit), voso­tros en las cár­ce­les espa­ño­las.

Me voy a cen­trar en lo suce­di­do a par­tir de aquel día.

Si con la deten­ción pre­ten­dían parar el deba­te que has­ta ese momen­to se había desa­rro­lla­do a nive­les de direc­ción, con­si­guie­ron todo lo con­tra­rio. La deci­sión de fil­trar el docu­men­to, para que no sólo la mili­tan­cia sino tam­bién la ciu­da­da­nía lo cono­cie­ra, impo­si­bi­li­tó que el Minis­te­rio del Inte­rior pudie­ra ter­gi­ver­sar el mis­mo, como han hecho con otros docu­men­tos duran­te el deba­te desa­rro­lla­do. Supon­go que no fue fácil tomar esa deci­sión pero a mi enten­der fue una deci­sión acer­ta­da.

Como os podéis ima­gi­nar la reac­ción fue indi­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a las inten­cio­nes del Minis­te­rio del Inte­rior y la res­pues­ta no se hizo espe­rar, con una movi­li­za­ción en Donos­tia a con­vo­ca­to­ria de la mayo­ría sin­di­cal, que el mis­mí­si­mo Rubal­ca­ba inten­tó sin éxi­to neu­tra­li­zarm, o por lo menos con­di­cio­narm con algu­nas reunio­nes. No lo con­si­guió.

Pero la mayor de las sor­pre­sas vino, una vez más, de la mano de la base social de la Izquier­da Aber­tza­le. Acti­ván­do­se por miles para deba­tir en unas con­di­cio­nes que no eran pre­ci­sa­men­te las mejo­res: per­se­cu­ción poli­cial, repre­sión, deten­cio­nes, inco­mu­ni­ca­ción y tor­tu­ra, into­xi­ca­cio­nes poli­cia­les, fil­tra­cio­nes intere­sa­das en los medios… y todo ello con un obje­ti­vo: con­di­cio­nar el deba­te para hacer des­ca­rri­lar el Pro­ce­so Demo­crá­ti­co, rom­pien­do la I.A. en dos. No vamos a negar que seme­jan­te des­plie­gue repre­si­vo (poli­cial, mediá­ti­co, judi­cial…) para el que no exis­te con­ten­ción de gas­to a pesar de la cri­sis, no hicie­ra mella en algu­nas per­so­nas, pero el apo­yo masi­vo a las tesis plan­tea­das, de crear una estra­te­gia efi­caz para hacer insos­te­ni­ble la cons­tan­te nega­ción de nues­tros dere­chos por par­te del Esta­do, dio al tras­te con su obje­ti­vo que era y es rom­per la I.A.

No os voy a ocul­tar que no ha sido un camino fácil, a las lógi­cas dudas y el vér­ti­go que pro­du­ce un cam­bio como el rea­li­za­do, ten­dría­mos que aña­dir los fallos en las for­mas que en algu­nos momen­tos no han sido las más acer­ta­das, y que han podi­do enra­re­cer el ambien­te.
De todas for­mas, al final y, como siem­pre se ha hecho en la I.A., todo el mun­do ha asu­mi­do lo deci­di­do por la mayo­ría y se ha pues­to a tirar del carro. Un carro que cir­cu­la con nues­tras dife­ren­cias y con­tra­dic­cio­nes; pero todos/​as unidos/​as para hacer el via­je has­ta la inde­pen­den­cia, pasan­do por las esta­cio­nes de: míni­mos demo­crá­ti­cos, acuer­do nacio­nal y Mar­co Demo­crá­ti­co.

Una vez hecho públi­cas las con­clu­sio­nes del deba­te, nos plan­tea­mos rom­per el blo­queo, base de la estra­te­gia del Esta­do para lograr la asi­mi­la­ción de Eus­kal Herria, y vino el acuer­do estra­té­gi­co con EA. Tam­po­co fue fácil que dos fuer­zas en algu­nos momen­tos enfren­ta­das, nos pusié­ra­mos de acuer­do par­tien­do del res­pe­to a nues­tra his­to­ria y reco­rri­do polí­ti­co y des­ta­can­do lo que nos une por enci­ma de lo que nos sepa­ra.

Aho­ra que­da lo más difí­cil, desa­rro­llar el acuer­do en todos sus pun­tos para ir hacien­do país día a día en todos los sec­to­res estra­té­gi­cos del mis­mo sin espe­rar al día “D”.

En la tarea de desa­rro­llar el acuer­do ya hemos comen­za­do con el pun­to “Reso­lu­ción del con­flic­to polí­ti­co” que ha dado como fru­to el “acuer­do de Ger­ni­ka” (inten­ta­mos que fue­ra en Nafa­rroa, pero lo emble­má­ti­co de la villa pudo más) que han inten­ta­do que pase sin pena ni glo­ria, inten­tan­do ocul­tar la poten­cia­li­dad del mis­mo ya que deja en evi­den­cia su estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción y con­de­na. El silen­cio les dela­ta y les des­nu­da de argu­men­tos mien­tras que a los fir­man­tes nos lle­na de razo­nes en la exi­gen­cia de nues­tros dere­chos.

Ante su inmo­vi­lis­mo, ocul­ta­mien­to mediá­ti­co y man­te­ni­mien­to de la repre­sión, nosotros/​as mayor ini­cia­ti­va polí­ti­ca, adhe­sio­nes al acuer­do, inter­na­cio­na­li­za­ción y acti­va­ción de la socie­dad. Como veis tra­ba­jo, tra­ba­jo y tra­ba­jo. No hay otra rece­ta.

Por otra par­te, la con­cul­ca­ción de dere­chos ha lle­ga­do a lími­tes incon­ce­bi­bles. Si a voso­tros os encar­ce­ló el PSOE (si Mon­tes­quieu levan­ta­ra la cabe­za), Ares, el defen­sor de las deci­sio­nes judi­cia­les cuan­do ata­ñen a otros, se pasa por el arco de triun­fo la sen­ten­cia que tira por tie­rra su estra­te­gia de tie­rra que­ma­da (como en el caso de la sen­ten­cia sobre fotos de pre­sos)

Por si esto fue­ra poco ETA ha hecho públi­co varios comu­ni­ca­dos y una exten­sa entre­vis­ta, don­de deja cla­ra su pos­tu­ra e inter­pe­la al Gobierno a res­pe­tar lo que demo­crá­ti­ca­men­te en ausen­cia de vio­len­cia y sin inje­ren­cia exter­na la ciu­da­da­nía vas­ca deci­da.

Como podéis ima­gi­na­ros todos estos movi­mien­tos están gene­ran­do ner­vio­sis­mo en algu­nos y ale­gría en otros. Eso sí, están obli­gan­do a todos a resi­tuar­se ante una situa­ción des­co­no­ci­da has­ta aho­ra, que rom­pe la estra­te­gia del Esta­do. Inde­pen­dien­te­men­te de que algu­nos hablen de insu­fi­cien­cias, nadie es indi­fe­ren­te a lo que está suce­dien­do.

En Nafa­rroa la dere­cha no ha tar­da­do en reac­cio­nar ante los acuer­dos entre la I.A. y EA y sobre todo, ante el temor de que estos se pue­dan ampliar a todos los aber­tza­les de izquier­das y con ello posi­bi­li­tar el cam­bio polí­ti­co y social en nues­tro herrial­de. Cuan­do den­tro de un tiem­po con la excar­ce­la­ción del últi­mo pre­so polí­ti­co recor­de­mos lo que aho­ra esta­mos vivien­do, recor­da­re­mos a Rubal­ca­ba y Ares como los enemi­gos de la solu­ción demo­crá­ti­ca, a Urku­llu como el defen­sor del auto­no­mis­mo cadu­co fren­te al inde­pen­den­tis­mo emer­gen­te y a voso­tros y voso­tras como los pro­pul­so­res del Pro­ce­so que nos lle­va­rá al reco­no­ci­mien­to de nues­tro pue­blo y su dere­cho a deci­dir.

¿Patxi? ¿Qué Patxi? ¡Ah, López ! Como siga así, pasa­rá a la his­to­ria por ser el pri­mer Lehen­da­ka­ri ile­gí­ti­mo, por nada más. El pobre no sabe ni por don­de le da el aire, le ha teni­do que avi­sar (ver para creer) Basa­goi­ti de que se mue­va, por­que sino no va a salir en la foto.
Bueno, me fal­ta­ría hablar del sin­di­ca­lis­mo y su papel, de la decla­ra­ción de Bru­se­las.. pero el espa­cio es el que es y no da para más. Esto ya ha empe­za­do a andar y como bien decía Txutxi en la mani de Inde­pen­den­tis­tak, aquí no sobra nadie, todas las per­so­nas somos nece­sa­rias y entre ellas quie­nes estáis como rehe­nes en las cár­ce­les o depor­ta­dos y refu­gia­dos en otros paí­ses.

Espe­ran­do abra­za­ros pron­to, un abra­zo y un beso muy fuer­tes. ¡Ani­mo, rediós!

golpe-policial-nueva-direccion-batasuna

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *