Para Miren, Sonia, Arkaitz y Arnal­do- Txe­lui Moreno

El pasa­do día 13 de Octu­bre hizo un año des­de la deten­ción, un año des­de que el PSOE deci­die­ra dete­ner­nos y encar­ce­la­ros, según ha decla­ra­do públi­ca­men­te el res­pon­sa­ble de orga­ni­za­ción del PSN en Nafa­rroa. Un año en el que en Eus­kal Herria han suce­di­do cosas inima­gi­na­bles para algu­nos polí­ti­cos aco­mo­da­dos en la situa­ción de blo­queo, esa situa­ción de la que han saca­do y sacan gran­des bene­fi­cios tan­to polí­ti­cos como eco­nó­mi­cos y, sin embar­go, tan ima­gi­na­bles y rea­li­za­bles en la cabe­za de otros entre los que os encon­tráis. No os voy a con­tar lo que vivis­teis de pri­me­ra mano ni tam­po­co ensal­za­ros por vues­tras apor­ta­cio­nes y deter­mi­na­ción en algu­nos momen­tos, sin los cua­les hoy no esta­ría­mos en la situa­ción polí­ti­ca en la que nos encon­tra­mos ni, segu­ra­men­te (Sr. Izco dixit), voso­tros en las cár­ce­les españolas.

Me voy a cen­trar en lo suce­di­do a par­tir de aquel día.

Si con la deten­ción pre­ten­dían parar el deba­te que has­ta ese momen­to se había desa­rro­lla­do a nive­les de direc­ción, con­si­guie­ron todo lo con­tra­rio. La deci­sión de fil­trar el docu­men­to, para que no sólo la mili­tan­cia sino tam­bién la ciu­da­da­nía lo cono­cie­ra, impo­si­bi­li­tó que el Minis­te­rio del Inte­rior pudie­ra ter­gi­ver­sar el mis­mo, como han hecho con otros docu­men­tos duran­te el deba­te desa­rro­lla­do. Supon­go que no fue fácil tomar esa deci­sión pero a mi enten­der fue una deci­sión acertada.

Como os podéis ima­gi­nar la reac­ción fue indi­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a las inten­cio­nes del Minis­te­rio del Inte­rior y la res­pues­ta no se hizo espe­rar, con una movi­li­za­ción en Donos­tia a con­vo­ca­to­ria de la mayo­ría sin­di­cal, que el mis­mí­si­mo Rubal­ca­ba inten­tó sin éxi­to neu­tra­li­zarm, o por lo menos con­di­cio­narm con algu­nas reunio­nes. No lo consiguió.

Pero la mayor de las sor­pre­sas vino, una vez más, de la mano de la base social de la Izquier­da Aber­tza­le. Acti­ván­do­se por miles para deba­tir en unas con­di­cio­nes que no eran pre­ci­sa­men­te las mejo­res: per­se­cu­ción poli­cial, repre­sión, deten­cio­nes, inco­mu­ni­ca­ción y tor­tu­ra, into­xi­ca­cio­nes poli­cia­les, fil­tra­cio­nes intere­sa­das en los medios… y todo ello con un obje­ti­vo: con­di­cio­nar el deba­te para hacer des­ca­rri­lar el Pro­ce­so Demo­crá­ti­co, rom­pien­do la I.A. en dos. No vamos a negar que seme­jan­te des­plie­gue repre­si­vo (poli­cial, mediá­ti­co, judi­cial…) para el que no exis­te con­ten­ción de gas­to a pesar de la cri­sis, no hicie­ra mella en algu­nas per­so­nas, pero el apo­yo masi­vo a las tesis plan­tea­das, de crear una estra­te­gia efi­caz para hacer insos­te­ni­ble la cons­tan­te nega­ción de nues­tros dere­chos por par­te del Esta­do, dio al tras­te con su obje­ti­vo que era y es rom­per la I.A.

No os voy a ocul­tar que no ha sido un camino fácil, a las lógi­cas dudas y el vér­ti­go que pro­du­ce un cam­bio como el rea­li­za­do, ten­dría­mos que aña­dir los fallos en las for­mas que en algu­nos momen­tos no han sido las más acer­ta­das, y que han podi­do enra­re­cer el ambiente.
De todas for­mas, al final y, como siem­pre se ha hecho en la I.A., todo el mun­do ha asu­mi­do lo deci­di­do por la mayo­ría y se ha pues­to a tirar del carro. Un carro que cir­cu­la con nues­tras dife­ren­cias y con­tra­dic­cio­nes; pero todos/​as unidos/​as para hacer el via­je has­ta la inde­pen­den­cia, pasan­do por las esta­cio­nes de: míni­mos demo­crá­ti­cos, acuer­do nacio­nal y Mar­co Democrático.

Una vez hecho públi­cas las con­clu­sio­nes del deba­te, nos plan­tea­mos rom­per el blo­queo, base de la estra­te­gia del Esta­do para lograr la asi­mi­la­ción de Eus­kal Herria, y vino el acuer­do estra­té­gi­co con EA. Tam­po­co fue fácil que dos fuer­zas en algu­nos momen­tos enfren­ta­das, nos pusié­ra­mos de acuer­do par­tien­do del res­pe­to a nues­tra his­to­ria y reco­rri­do polí­ti­co y des­ta­can­do lo que nos une por enci­ma de lo que nos separa.

Aho­ra que­da lo más difí­cil, desa­rro­llar el acuer­do en todos sus pun­tos para ir hacien­do país día a día en todos los sec­to­res estra­té­gi­cos del mis­mo sin espe­rar al día “D”.

En la tarea de desa­rro­llar el acuer­do ya hemos comen­za­do con el pun­to “Reso­lu­ción del con­flic­to polí­ti­co” que ha dado como fru­to el “acuer­do de Ger­ni­ka” (inten­ta­mos que fue­ra en Nafa­rroa, pero lo emble­má­ti­co de la villa pudo más) que han inten­ta­do que pase sin pena ni glo­ria, inten­tan­do ocul­tar la poten­cia­li­dad del mis­mo ya que deja en evi­den­cia su estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción y con­de­na. El silen­cio les dela­ta y les des­nu­da de argu­men­tos mien­tras que a los fir­man­tes nos lle­na de razo­nes en la exi­gen­cia de nues­tros derechos.

Ante su inmo­vi­lis­mo, ocul­ta­mien­to mediá­ti­co y man­te­ni­mien­to de la repre­sión, nosotros/​as mayor ini­cia­ti­va polí­ti­ca, adhe­sio­nes al acuer­do, inter­na­cio­na­li­za­ción y acti­va­ción de la socie­dad. Como veis tra­ba­jo, tra­ba­jo y tra­ba­jo. No hay otra receta.

Por otra par­te, la con­cul­ca­ción de dere­chos ha lle­ga­do a lími­tes incon­ce­bi­bles. Si a voso­tros os encar­ce­ló el PSOE (si Mon­tes­quieu levan­ta­ra la cabe­za), Ares, el defen­sor de las deci­sio­nes judi­cia­les cuan­do ata­ñen a otros, se pasa por el arco de triun­fo la sen­ten­cia que tira por tie­rra su estra­te­gia de tie­rra que­ma­da (como en el caso de la sen­ten­cia sobre fotos de presos)

Por si esto fue­ra poco ETA ha hecho públi­co varios comu­ni­ca­dos y una exten­sa entre­vis­ta, don­de deja cla­ra su pos­tu­ra e inter­pe­la al Gobierno a res­pe­tar lo que demo­crá­ti­ca­men­te en ausen­cia de vio­len­cia y sin inje­ren­cia exter­na la ciu­da­da­nía vas­ca decida.

Como podéis ima­gi­na­ros todos estos movi­mien­tos están gene­ran­do ner­vio­sis­mo en algu­nos y ale­gría en otros. Eso sí, están obli­gan­do a todos a resi­tuar­se ante una situa­ción des­co­no­ci­da has­ta aho­ra, que rom­pe la estra­te­gia del Esta­do. Inde­pen­dien­te­men­te de que algu­nos hablen de insu­fi­cien­cias, nadie es indi­fe­ren­te a lo que está sucediendo.

En Nafa­rroa la dere­cha no ha tar­da­do en reac­cio­nar ante los acuer­dos entre la I.A. y EA y sobre todo, ante el temor de que estos se pue­dan ampliar a todos los aber­tza­les de izquier­das y con ello posi­bi­li­tar el cam­bio polí­ti­co y social en nues­tro herrial­de. Cuan­do den­tro de un tiem­po con la excar­ce­la­ción del últi­mo pre­so polí­ti­co recor­de­mos lo que aho­ra esta­mos vivien­do, recor­da­re­mos a Rubal­ca­ba y Ares como los enemi­gos de la solu­ción demo­crá­ti­ca, a Urku­llu como el defen­sor del auto­no­mis­mo cadu­co fren­te al inde­pen­den­tis­mo emer­gen­te y a voso­tros y voso­tras como los pro­pul­so­res del Pro­ce­so que nos lle­va­rá al reco­no­ci­mien­to de nues­tro pue­blo y su dere­cho a decidir.

¿Patxi? ¿Qué Patxi? ¡Ah, López ! Como siga así, pasa­rá a la his­to­ria por ser el pri­mer Lehen­da­ka­ri ile­gí­ti­mo, por nada más. El pobre no sabe ni por don­de le da el aire, le ha teni­do que avi­sar (ver para creer) Basa­goi­ti de que se mue­va, por­que sino no va a salir en la foto.
Bueno, me fal­ta­ría hablar del sin­di­ca­lis­mo y su papel, de la decla­ra­ción de Bru­se­las.. pero el espa­cio es el que es y no da para más. Esto ya ha empe­za­do a andar y como bien decía Txutxi en la mani de Inde­pen­den­tis­tak, aquí no sobra nadie, todas las per­so­nas somos nece­sa­rias y entre ellas quie­nes estáis como rehe­nes en las cár­ce­les o depor­ta­dos y refu­gia­dos en otros países.

Espe­ran­do abra­za­ros pron­to, un abra­zo y un beso muy fuer­tes. ¡Ani­mo, rediós!

golpe-policial-nueva-direccion-batasuna

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.