Washig­ton teme a nue­vos docu­men­tos de Wiki­leaks – Aporrea

Wili­leaks
Cre­di­to: web

16 de oct. 2010.-El Depar­ta­men­to de Defen­sa de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.) puso a unos 120 exper­tos a ana­li­zar el posi­ble impac­to que podría tener la publi­ca­ción este lunes de unos 400 mil docu­men­tos sobre la gue­rra de Irak por el sitio de Inter­net Wikileaks.

Este vier­nes, el repre­sen­tan­te del Pen­tá­gono, David Lapan, decla­ró a la pren­sa esta­dou­ni­den­se que el equi­po de exper­tos eva­lua­rá los archi­vos mili­ta­res para »esti­mar el posi­ble impacto».

El pasa­do sep­tiem­bre, la pren­sa del país nor­te­ame­ri­cano, anun­ció que el famo­so sitio web esta­ba por difun­dir «la mayor fuga de mate­rial de inte­li­gen­cia» esta­dou­ni­den­se sobre el con­flic­to en Irak.

Una de las preo­cu­pa­cio­nes del Gobierno de EE.UU. es que estos docu­men­tos con­ten­gan infor­ma­ción rele­van­te sobre el con­flic­to béli­co en el Medio Orien­te como ata­ques lle­va­dos a cabo por tro­pas esta­dou­ni­den­ses, deta­lles sobre las fuer­zas de segu­ri­dad ira­quíes o las infra­es­truc­tu­ras del país, dijo Lapan.

Des­de que Wiki­leaks comen­za­ra a publi­car infor­ma­ción secre­ta de Washing­ton, enfren­ta una serie de difi­cul­ta­des como una inves­ti­ga­ción judi­cial con­tra su fun­da­dor Julián Assan­ge, quien tam­bién enca­ra denun­cias por supues­tas agre­sio­nes sexuales.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.