Fren­te al éxi­to indus­trial socia­lis­ta, la basu­ra con­ta­mi­nan­te capi­ta­lis­ta hún­ga­ra- Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro de Hun­gria

En 1995 la con­tra­rre­vo­lu­ción entre­gó la flo­re­cien­te indus­tria socia­lis­ta hún­ga­ra a una ban­da de mafio­sos que se han dedi­ca­do a acu­mu­lar for­tu­nas, des­truir a los tra­ba­ja­do­res y a la Natu­ra­le­za.

El últi­mo caso es el gigan­tes­co ver­ti­do tóxi­co en Ajkai de la empre­sa cri­mi­nal Ajkai Tim­folg­yar pro­pie­dad de la mul­ti­na­cio­nal hún­ga­ra Mal Rt crea­da tras pri­va­ti­zar­se los com­bi­na­dos meta­lúr­gi­cos socia­lis­tas. Mien­tras 8 per­so­nas han muer­to, cen­te­na­res han sido que­ma­das por lodo corro­si­vo, la pobla­ción ha sido eva­cua­da y ha per­di­do tie­rras y casas y las pér­di­das son incal­cu­la­bles, sus due­ños dis­fru­tan de sus for­tu­nas: Lajos Tol­nay con 83 millo­nes de euros y Béla Petrusz y Arjal Bakony con 60 millo­nes cada uno.

El Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro de Hun­gría (PCOH), ade­más de reco­ger fon­dos para las per­so­nas afec­ta­das, ha denun­cia­do con toda ener­gía la mayor catás­tro­fe natu­ral pro­vo­ca­da por el capi­ta­lis­mo hún­ga­ro.

Las empre­sas pri­va­das, no some­ti­das a nin­gu­na regu­la­ción, se limi­tan a reco­ger bene­fi­cios. Los cama­ra­das denun­cian que la fuer­za arma­da ha sido con­ver­ti­da en fuer­za expe­di­cio­na­ria al ser­vi­cio de la OTAN y es inca­paz de ofre­cer ayu­da a la pobla­ción afec­ta­da. Espe­re­mos que esta catás­tro­fe abra los ojos a la pobla­ción y deje de apo­yar al capi­ta­lis­mo y empren­da la lucha por res­tau­rar la Repú­bli­ca Popu­lar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *