Ayun­ta­miemn­to de Bara­kal­do man­da a la poli­cia con­tra las fies­tas de Bagatza – HerriKolore

Image
Lo inten­ta­ron pero aca­ba­ron mar­chan­do por don­de vinie­ron y con el barrio en con­tra. Este fue el resul­ta­do de la últi­ma «apor­ta­ción» del ayun­ta­mien­to a las expre­sio­nes cul­tu­ra­les en los barrios. Todo esta­ba lis­to ayer por la tar­de en Bagatza para dar ini­cio a cua­tro días inin­te­rrum­pi­dos de fies­tas popu­la­res, cuan­do come­za­ron a apa­re­cer en el barrio patru­llas de poli­cias muni­ci­pa­les que hacían pre­sa­jiar lo peor. El Ayun­ta­mien­to qui­so poner su par­ti­cu­lar sello en el ini­cio de fies­tas y lo hizo como mejor sabe hacer­lo, emplean­do la fuer­za y la ame­na­za. Para ello no dudo en iden­ti­fi­car a un miem­bro de la comi­sión de fies­tas o ame­na­zar a la gen­te con­gre­ga­da en la pla­za entorno al pre­gón con dete­ner a «todo el mun­do». Lo mis­mo ocu­rrió pos­te­rior­men­te en el bar en el que esta­ba pre­vis­to que ini­cia­ra el con­cier­to del gru­po bara­kal­dés «Sagar­do Olé» a cuyo repon­sa­ble ame­na­za­ron con apli­car­le una mul­ta admi­nis­tra­ti­va si el con­cier­to tenía lugar. La poli­cía tuvo que escu­char los piti­dos y gri­tos de un barrio orgu­llo­so de sus fies­tas. A pesar de estos agen­tes exter­nos a la fies­ta, los pro­ta­go­nis­tas de la jor­na­da vol­vie­ron a ser los tan espe­ra­dos Mari­zi­kin y Peru­zi­kin, los miem­bros de Gaz­tetxe Ole­ta quie­nes die­ron lec­tu­ra al pre­gón y sobre todo las per­so­nas que qui­sie­ron difru­tar del pri­mer día de fiesta.

Bagatza en un barrio que ha sabi­do afe­rrar­se a sus fies­tas popu­la­res por enci­ma de normativas
cul­tu­ra­les res­tric­ti­vas y acti­tu­des sec­ta­rias y homo­ge­nei­za­do­ras dic­ta­das des­de el ayun­ta­mien­to. La comi­sión de fies­tas ate­so­ra la expe­rien­cia en la auto­ges­tión que le ha otor­ga­do años y años de orga­ni­za­ción en las peo­res con­di­cio­nes. Hoy en día «Bagatza­ko Kul­tur Bil­gu­nea» se encuen­tra en sus mejo­res momen­tos, con ener­gía reno­va­da, infi­ni­dad de ideas, red social plu­ral, tra­ba­jo comu­ni­ta­rio de base,…Y sobre todo volun­tad de trans­for­mar el barrio y con­ver­tir­lo en un espa­cio cada vez más habi­ta­ble y humano. Este barrio sabe lo que quie­re. Sabe de la impor­tan­cia que las fies­tas tie­nen en el pre­sen­te y el futu­ro de una colec­ti­vi­dad y por eso las defien­de con uñas y dien­tes ante las agre­sio­nes de los hom­bres de negro. Este barrio recuer­da que fue Jon Sán­chez (PNV) el pro­mo­tor de una nor­ma­ti­va de fies­tas que tra­tó de car­gar­se de un sopli­do las fies­tas popu­la­res de Bara­kal­do. Y reco­no­ce­rá tam­bién que Car­los Fer­nán­dez y Olga San­ta­ma­ría, actua­les con­ce­ja­les de cul­tu­ra y segu­ri­dad ciu­da­da­na res­pec­ti­va­men­te son los res­pon­sa­bles últi­mos de la tor­pe­za come­ti­da en este ini­cio de fies­tas por el ayuntamiento.

¡Ya bas­ta de tan­ta hipo­cre­sia! Seño­ras y seño­res ges­to­res municipales,…¿Esta es la participación
social que tan­to pro­mo­véis? ¿Esta es mane­ra de faci­li­tar el tra­ba­jo desin­te­re­sa­do de cada vez más agen­tes socia­les, cul­tu­ra­les y eco­nó­mi­cos en el barrio? Este barrio, y otros muchos mere­cen más res­pe­to que todo esto…Pero sabed que los barrios ya han apren­di­do a cami­nar por sí mis­mos. Fijaos sino en lo que son capa­ces de orga­ni­zar sin ape­nas recur­sos eco­nó­mi­cos ¿Ima­gi­náis lo que podrían hacer con las millo­na­das que se gas­ta el ayun­ta­mien­to en las fies­tas de Car­men? Aun­que pen­sán­do­lo bien…Tal vez, que el movi­mien­to popu­lar sea quien pon­ga sobre la mesa las mise­rias de este ayun­ta­mien­to sea lo que se está tra­tan­do de obs­ta­cu­li­zar con este tipo de pro­ce­der. La fies­ta debe con­ti­nuar, si cabe con mayor fuer­za…! Tome­mos las calles, lle­ne­mos­las de músi­ca y color, demos­tre­mos a esta cua­dri­lla de agua­fies­tas que hace fal­ta algo más que fuer­za bru­ta para con­te­ner las ansias de un barrio por man­te­ner viva su identidad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.