Vene­zue­la deci­de inves­ti­gar el caso de Atris­tain y Besan­ce – Ramón Sola

Vene­zue­la ha deci­di­do dar un paso ade­lan­te fren­te a la insis­ten­cia de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la en rela­cio­nar­le con acti­vi­da­des de ETA, como entre­na­mien­tos clan­des­ti­nos en aquel país. Ayer anun­ció que ha nom­bra­do un fis­cal, Richard Monas­te­rios, para que inves­ti­gue si esto es así o si, por el con­tra­rio, los dos dete­ni­dos vas­cos que hicie­ron tales decla­ra­cio­nes en los cala­bo­zos actua­ron for­za­dos por las tor­tu­ras que han denun­cia­do de modo muy detallado.

Esta deci­sión, ade­más, ha sido toma­da por el Minis­te­rio Públi­co de aquel país des­pués de una peti­ción expre­sa de Artu­ro Cubi­llas, ciu­da­dano vas­co que tie­ne la nacio­na­li­dad vene­zo­la­na. Cubi­llas ha sido seña­la­do reite­ra­da­men­te por la Audien­cia Nacio­nal como el enla­ce de ETA en el país cari­be­ño, y en el auto de pri­sión con­tra Xabier Atris­tain y Juan Car­los Besan­ce se le sitúa como el res­pon­sa­ble de los pre­sun­tos entre­na­mien­tos mili­ta­res clan­des­ti­nos. Se afir­ma inclu­so que cuan­do había algún pro­ble­ma Cubi­llas ense­ña­ba un «sal­vo­con­duc­to» con carác­ter ofi­cial, lo que supo­ne una acu­sa­ción muy direc­ta para el Gobierno de Hugo Chávez.

Como ya publi­có GARA, Atris­tain y Besan­ce die­ron cuen­ta de gra­ves tor­men­tos apli­ca­dos para que efec­tua­ran cier­tas decla­ra­cio­nes. Besan­ce afir­mó inclu­so que le habían obli­ga­do a me- mori­zar­las. Ambos refi­rie­ron la apli­ca­ción insis­ten­te de «la bol­sa», que hizo que per­die­ran el cono­ci­mien­to dos veces uno y tres el otro. Tam­bién rela­ta­ron que fue­ron gol­pea­dos, envuel­tos en goma espu­ma o some­ti­dos a con­tras­tes bru­ta­les de tem­pe­ra­tu­ra: Besan­ce narró que fue intro­du­ci­do en una habi­ta­ción a la que deno­mi­na­ban «el fri­go­rí­fi­co», y Atris­tain, que le lan­za­ron cubos de agua fría.

Horas des­pués de cono­cer­se el escri­to de Cubi­llas, que denun­cia que está sufrien­do una gra­ve inde­fen­sión, el Minis­te­rio Públi­co vene­zo­lano anun­ció que enco­mien­da el caso al fis­cal 10º, Richard Montesinos.

El meca­nis­mo apli­ca­do en este caso está con­tem­pla­do en el artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal de Vene­zue­la, que con­tem­pla que «quien hubie­re sido impu­tado o impu­tada públi­ca­men­te por otra per­so­na de haber par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de un hecho puni­ble [en este caso Cubi­llas], ten­drá el dere­cho de acu­dir ante el Minis­te­rio Públi­co y soli­ci­tar­le que se inves­ti­gue la impu­tación de que ha sido objeto».

Cubi­llas está sien­do asis­ti­do por el abo­ga­do Marino Alva­ra­do, con­si­de­ra­do una refe­ren­cia de pos­tín en la defen­sa de los dere­chos huma­nos en Vene­zue­la, según han remar­ca­do inclu­so dia­rios opo­si­to­res como «El Nacio­nal». En él se publi­ca­ba ayer una bre­ve entre­vis­ta con el letra­do, en la que ase­gu­ra que cree «al 100%» que el ciu­da­dano vas­co no ha come­ti­do los deli­tos que se le impu­tan en Madrid. «Conoz­co lo que ha hecho des­de que lle­gó a Vene­zue­la en 1988», expli­ca Alva­ra­do, que aña­de que «la acti­vi­dad que rea­li­zan los vas­cos es abso­lu­ta­men­te legal».

La deci­sión de Cara­cas de empren­der su pro­pia inves­ti­ga­ción supo­ne un paso ade­lan­te. Has­ta el momen­to, se había limi­ta­do a insi­nuar la posi­bi­li­dad de tor­tu­ras a tra­vés de su emba­ja­dor en Madrid, en un momen­to en que ni siquie­ra se cono­cía qué había pasa­do en los cala­bo­zos de la Guar­dia Civil. Bas­tó aque­lla decla­ra­ción ambi­gua para que el Gobierno del PSOE inter­vi­nie­ra al máxi­mo nivel: su minis­tro de Exte­rio­res, Miguel Ángel Mora­ti­nos, exi­gió una rec­ti­fi­ca­ción a Vene­zue­la, y otros como el de Inte­rior, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, inten­ta­ron reba­jar la polé­mi­ca por la acu­sa­ción de la Audien­cia Nacio­nal afir­man­do que se daban por satis­fe­chos con el des­men­ti­do y la acti­tud del Gobierno Chávez.

El PP, al ataque

Ayer, tras cono­cer­se la deci­sión de Cara­cas, el PSOE optó tam­bién por no hacer decla­ra­cio­nes. Sin embar­go, el PP vas­co sal­tó rápi­da­men­te a la pales­tra para exi­gir que el Eje­cu­ti­vo Zapa­te­ro lide­re «una ofen­si­va diplo­má­ti­ca» para aca­bar con «el refu­gio de ETA». En una nota fir­ma­da por el par­la­men­ta­rio en Gas­teiz Car­me­lo Barrio, se afir­ma que Vene­zue­la es un «Esta­do gam­be­rro» que «sólo cede­rá a pre­sio­nes internacionales».

El PP lle­va­rá tam­bién el tema al Con­gre­so. En el pleno de con­trol al Gobierno de hoy miér­co­les, denun­cia­rá que no ha habi­do «fir­me­za ni deter­mi­na­ción» ante un país que tie­ne cla­ro que «da cobi­jo a ETA».

Cara­cas se «indis­po­ne» ante el des­fi­le de Madrid

En ple­na polé­mi­ca sote­rra­da entre los gobier­nos de Cara­cas y Madrid, nin­gún miem­bro del Eje­cu­ti­vo espa­ñol supo dar una expli­ca­ción cla­ra y creí­ble a la impre­vis­ta ausen­cia de la repre­sen­ta­ción vene­zo­la­na en el des­fi­le mili­tar del Día de la His­pa­ni­dad, en Madrid. Esta­ba pre­vis­to que la ban­de­ra de aquel país des­fi­la­ra jun­to a la de otras ocho anti­guas colo­nias espa­ño­las que aho­ra cele­bran el bicen­te­na­rio de su inde­pen­den­cia. Sin embar­go, el sím­bo­lo vene­zo­lano no apa­re­ció por nin­gún lado, lo que se con­vir­tió en una de las noti­cias del evento.

Fue el Minis­te­rio de Defen­sa espa­ñol el que infor­mó de que el encar­ga­do de por­tar la ban­de­ra había sufri­do «una indis­po­si­ción». Deta­lla­ron que fue­ron avi­sa­dos de ello a pri­me­ra hora de la maña­na, entre las 9.00 y las 9.30, y que no hubo tiem­po mate­rial de arregarlo.

La Emba­ja­da vene­zo­la­na dijo lue­go en una nota de pren­sa que «nues­tra ausen­cia no es en nin­gún caso atri­bui­ble a males­tar alguno en las rela­cio­nes bila­te­ra­les, como insi­núan los medios españoles».

Por el Paseo de la Cas­te­lla­na madri­le­ño sí des­fi­la­ron las ban­de­ras y estan­dar­tes de Argen­ti­na, Chi­le, Colom­bia, Ecua­dor, El Sal­va­dor, Para­guay, Boli­via y Méxi­co. GARA

Tele­Sur difun­de la foto­gra­fía de Unai Romano a toda Amé­ri­ca Latina

La prác­ti­ca de la tor­tu­ra en Eus­kal Herria ha sido obje­to de un amplio repor­ta­je en las últi­mas horas en los infor­ma­ti­vos de Tele­Sur, canal con sede en Cara­cas pero que emi­te para toda Amé­ri­ca Lati­na. El pun­to más impac­tan­te de este blo­que, que se pro­lon­ga­ba duran­te unos diez minu­tos y venía moti­va­do por el caso de Atris­tain y Besan­ce, era la pues­ta en pan­ta­lla de la cono­ci­da ima­gen de Unai Romano des­pués del paso por los cala­bo­zos de la Guar­dia Civil, con­tras­tán­do­la con su ros­tro habi­tual. Millo­nes de espec­ta­do­res lati­no­ame­ri­ca­nos tuvie­ron con ello un ejem­plo grá­fi­co de una situa­ción que, como admi­tía la pre­sen­ta­do­ra de Tele­Sur en el con­jun­to de la infor­ma­ción, es des­co­no­ci­da en el res­to del mun­do e inclu­so en el pro­pio Esta­do español.

Den­tro de ese amplio repor­ta­je fue entre­vis­ta­do tam­bién Aiert Larrar­te, abo­ga­do y repre­sen­tan­te de Tor­tu­ra­ren Aur­ka­ko Tal­dea, que expli­có a los tele­vi­den­tes lati­no­ame­ri­ca­nos en qué con­sis­te el régi­men de inco­mu­ni­ca­ción y qué es exac­ta­men­te «la bol­sa», un tor­men­to que ha sido apli­ca­do de modo reite­ra­do a Atris­tain y Besan­ce según su pro­pio testimonio.

La perio­dis­ta de Tele­Sur mos­tró su sor­pre­sa por el hecho de que decla­ra­cio­nes obte­ni­das de esta for­ma pue­dan ser usa­das como prue­ba, y en este pun­to Larrar­te recor­dó que son muchas las con­de­nas dic­ta­das sólo a par­tir de incul­pa­cio­nes o auto­in­cul­pa­cio­nes pro­du­ci­das en el perio­do de inco­mu­ni­ca­ción. Citó que hay unas 7.000 denun­cias de tor­tu­ras en las últi­mas déca­das en Eus­kal Herria y que ins­tan­cias como el Rela­tor de la ONU han admi­ti­do la exis­ten­cia de mal­tra­tos, pero que esta reali­dad es ocul­ta­da por los medios vas­cos y espa­ño­les. En alu­sión con­cre­ta al últi­mo caso, recor­dó que sólo GARA y «Berria» han publi­ca­do el tes­ti­mo­nio de los detenidos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.