ETA­mo rodeaos! – Kalvellido

eta-semos-tos

¡Aler­ta, esta­mos sufrien­do una epidemia!
Hoy día pode­mos decir sin temor a equi­vo­car­nos que se tra­ta de una pan­de­mia, aumen­tan los afec­ta­dos y sur­gen bro­tes en Euro­pa y en Latinoamérica.
Los gru­pos socia­les don­de inci­de son cada vez son más amplios, empe­zó en los aber­tza­les, pero se expan­de incon­tro­la­da­men­te a diver­sos movi­mien­tos, infec­ta a los medios alter­na­ti­vos, a los oku­pas, a los anti sis­te­ma, a los soli­da­rios, a los inte­lec­tua­les, a todas las fami­lias y círcu­los de ami­gos, a los luga­res fre­cuen­ta­dos y paí­ses visi­ta­dos, a las ideas que nun­ca fue­ron ver­ba­li­za­das, a los ges­tos, a los meno­res de edad, a los libros, al eus­ke­ra, a los que pien­san, a los que no piden per­mi­so, a los que supo­nen una ame­na­za, a los que denun­cian a la chus­ma, a los que desa­fían, a los que no tie­nen pro­ble­mas de memo­ria, a los que reci­ben los golpes.
En esta epi­de­mia del “todo es eta” no se sal­van ni las fotografías.

No entien­do cómo el minis­te­rio de sani­dad no ha toma­do car­tas en este asunto.

Yo ten­go todos los sín­to­mas: tem­blor incon­tro­la­do ante las fala­cias, des­aso­sie­go al saber lo que suce­de en los tri­bu­na­les, visión lim­pia de plo­mo y paja , incon­ti­nen­cia ver­bal y escri­tu­ral, aler­gia a las ver­sio­nes ofi­cia­les, ideas utó­pi­cas, sue­ños de jus­ti­cia, pen­sa­mien­tos que des­or­de­nan, deseos inmen­sos de gri­tar a todas horas, ter­que­dad, rebeldía…
Ofrez­co a los epi­de­mió­lo­gos mues­tras de mi pelo, de mi piel, de mis lágri­mas, de mis secre­cio­nes, lo que pre­ci­sen, me ofrez­co como coba­ya pues obvia­men­te soy una de las infec­ta­das, Quie­ro hacer esto por la patria, dono mi ADN, mis óvu­los, la médu­la, las neu­ro­nas, lo que sea, con tal de fre­nar esta enfer­me­dad por­que de no fre­nar­la, de no con­se­guir pron­to la vacu­na que deten­ga la insu­mi­sión pron­to habrá más gen­te den­tro de las cár­ce­les que fue­ra, pron­to sere­mos muchos más los man­cha­dos que los lim­pios del virus o la bac­te­ria que des­de el poder lla­man “ todo es ETA”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.