Entre­vis­ta: «Ya decía­mos que exhi­bir foto­gra­fías en un con­tex­to de de soli­da­ri­dad y de rei­vin­di­ca­ción no pue­de ser deli­to» – Apurtu

58768a0-1361167-b

Kepa Man­zi­si­dor, abo­ga­do de los kon­par­se­ros de Txo­ri Barro­te acu­sa­dos de «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo» por exhi­bir fotos de pre­sos y pre­sas en la Aste Nagu­sia y aho­ra absuel­tos por la Audien­cia Nacio­nal, advier­te de que no se pue­de afir­mar cate­gó­ri­ca­men­te que a par­tir de aho­ra se deje de per­se­guir su exhibición.

La Audien­cia Nacio­nal ha absuel­to a los cua­tro com­par­se­ros de Txo­ri Barro­te acu­sa­dos de exhi­bir fotos de pre­sos polí­ti­cos en la aste nagu­sia. ¿Cua­les son las cla­ves de esta sentencia?

Son varias. Y siguen lo que se vie­ne man­te­nien­do des­de las per­so­nas que se mue­ven en soli­da­ri­dad con los y las pre­sas. Lo que dice la sen­ten­cia es que la exhi­bi­ción de fotos de pre­sos no cons­ti­tu­ye deli­to de por si. Tenien­do en cuen­ta las cir­cuns­tan­cias no supo­ne un deli­to de enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo ni de humi­lla­ción de las víc­ti­mas. La soli­da­ri­dad y la rei­vin­di­ca­ción no pue­den ser deli­to por­que no tie­ne inten­ción de menos­pre­ciar a las víctimas.

Decían que mos­trar fotos de pre­sos se hacía con la inten­ción de enal­te­cer sus actos.
Eso es lo que man­te­nían des­de los gobier­nos de Gas­teiz e Iru­ñea. Pero los tri­bu­na­les les han ido qui­tan­do la razón. Lo que dicen que la exhi­bi­ción de las fotos en sí no supo­nen un deli­to y que efec­ti­va­men­te que detrás exis­ten otras moti­va­cio­nes que no son cons­ti­tu­ti­vas de ese deli­to. La inter­pre­ta­ción de los gobier­nos vie­nen enmar­ca­da entro de un esta­do poli­cial, bajo cri­te­rio de orden públi­co, pero que lue­go no se ven rati­fi­ca­das por las deci­sio­nes judi­cia­les. Ade­más van soca­van­do los dere­chos de las per­so­nas: dere­cho de mani­fes­ta­ción y liber­tad de expresión.

¿Se pue­de decir que mos­trar las fotos de pre­sos no va a ser con­si­de­ra­do deli­to de aho­ra en adelante?
Yo no lle­ga­ría a tan­to. No pode­mos estar con esta cues­tión a lo que digan los jue­ces en un sen­ti­do o en otro. Para mí ni antes de esta sen­ten­cia ni des­pués de ella se pue­de decir que exhi­bir las fotos de los pre­sos en un con­tex­to de rei­vin­di­ca­ción de sus dere­chos sea cons­ti­tu­ti­vo de deli­to. Des­de Esku­bi­deak ya lo venía­mos dicien­do. Noso­tros man­te­ne­mos esa mis­ma pos­tu­ra. Esta sen­ten­cia vie­ne a con­fir­mar nues­tra pos­tu­ra. La pos­tu­ra de Inte­rior es la con­tra­ría, y van a man­te­ner lo que venían hacien­do has­ta aho­ra. Hay otras sen­ten­cias, como la del Ezpa­la, la de los con­ce­ja­les de Berrio­zar y la de la alcal­de­sa de Her­na­ni, que vie­nen a rati­fi­car que la soli­da­ri­dad no es deli­to. Ares pien­sa lo con­tra­rio, pero sólo es su opinión.

Lo que si hace la sen­ten­cia es abrir paso a lo que se deno­mi­nan actua­cio­nes admins­tra­ti­vas. ¿Qué sig­ni­fi­ca esto?
La sen­ten­cia sí hace men­ción a esto. En esto hay que tener en cuen­ta que aquí exis­te una par­te, que son las víc­ti­mas, que dicen que se sien­ten humi­lla­das. Ocu­rre que yo hago algo y aun­que no sea cons­ti­tu­ti­vo de un deli­to, si pue­de pasar que alguien se sien­ta ofen­di­do por ello, y eso pue­de dar lugar a actua­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas. Yo no le veo mucho sen­ti­do, pero la sen­ten­cia si que deja opción a ello. Está la Ley de las Víc­ti­mas, que pue­de dar paso a ello. Las Ins­ti­tu­cio­nes auto­nó­mi­cas no se van a que­dar de bra­zos cru­za­dos y van a actuar por esa vía.

Lo que si hace esta sen­ten­cia es dar un duro gol­pe a las estra­te­gias cri­mi­na­li­za­do­ras de los gobier­nos de Lakua e Iru­ñea, que se han dedi­ca­do a per­se­guir las fotos de los pre­sos y pre­sas. Aho­ra dicen que si hace fal­ta se ten­drá que cam­biar la Ley…
En otras oca­sio­nes, cuan­do ellos han actua­do con la Ley en la mano y han vis­to que sus actua­cio­nes han sido echa­das atrás por los tri­bu­na­les, han opta­do por esa vía. Pue­de que la cam­bien. Lo que deja en evi­den­cia el Esta­do en el que vivi­mos, un Esta­do poli­cial. Cuan­do no les dan la razón, cam­bian las leyes, y siem­pre para peor, recor­tan­do los dere­chos de los ciu­da­da­nos. Den­tro de las valo­ra­cio­nes del Depar­ta­men­to de Inte­rior, en una de ellas les decían a los jue­ces que habían hecho una inter­pre­ta­ción erró­nea del códi­go penal. Que eso se lo diga un jefe de poli­cía a un juez no demues­tra el tipo de socie­dad en el que nos quie­ren hacer vivir. Lo que digan los jue­ces no vale, lo que vale es lo que dice la policía.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.