La fis­ca­lía vene­zo­la­na inves­ti­ga­ra las posi­bles tor­tu­ras a Xabier Atris­tain y Juan Car­los Besance

Los mili­tan­tes vas­cos Xabier Atris­tain y Luan Car­los Besan­ce afir­ma­ron en decla­ra­ción poli­cial, pero no ante la Audien­cia Nacio­nal, que reci­bie­ron cono­ci­mien­tos de mane­jo de arma­men­tos en Vene­zue­la de la mano de Artu­ro Cubi­llas, refu­gia­do vas­co en Vene­zue­la, pero ya con la nacio­na­li­dad venezolana.

Ocu­rre, que los dos mili­tan­tes, han denun­cia­do tor­tu­ras y malos tra­tos en sus días de inco­mu­ni­ca­ción y este hecho, sue­le ser deter­mi­nan­te en las “decla­ra­cio­nes poli­cia­les”, que a menu­do dis­tan mucho de las decla­ra­cio­nes de [email protected] [email protected] ante el juez. La som­bra de la tor­tu­ra apa­re­ce de nue­vo en este caso.

El pro­pio emba­ja­dor vene­zo­lano en el esta­do espa­ñol, ha mani­fes­ta­do sus dudad ante el tra­to reci­bi­do por par­te de la guar­dia civil de los dos mili­tan­tes, en con­tra­po­si­ción con Hugo Chá­vez, que en una des­afor­tu­na­da actua­ción y sin tener en cuen­ta la pre­sun­ción de ino­cen­cia cali­fi­co a los dos vas­cos de san­gui­na­rios ase­si­nos, pese a no estar con­de­na­dos por nada.

La bru­ne­te mediá­ti­ca espa­ño­la, en segui­da se puso manos a la obra y acep­to con bue­na la ver­sión poli­cial des­car­gan­do cien­tos de artícu­los y edi­to­ria­les con­tra Vene­zue­la, con­tra su revo­lu­ción boli­va­ria­na y con­tra el ciu­da­dano Artu­ro Cubillas.

Este, ha pedi­do una inves­ti­ga­ción para dilu­ci­dar si los ciu­da­da­nos vas­cos encar­ce­la­dos han sido obje­to de torturas.

Su recla­ma­ción es la siguiente

FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA
DE VENEZUELA
Su Despacho

Yo, JOSÉ ARTURO CUBILLAS FONTÁN, titu­lar de la Cédu­la de Iden­ti­dad­Nº V‑22.646.830, acu­do ante su com­pe­ten­te auto­ri­dad, de con­for­mi­dad a lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal, a los fines de expo­ner lo siguiente:

En fecha 07 de octu­bre de 2010, el Dia­rio “El Nacio­nal” publi­có una nota de pren­sa median­te la cual expre­sa que mi per­so­na impar­tió entre­na­mien­to a miem­bros de la orga­ni­za­ción vas­ca “ETA”. Igual­men­te el perió­di­co de cir­cu­la­ción nacio­nal “Últi­mas Noti­cias” de esta mis­ma fecha y año, publi­có en su pági­na 18, que el Gobierno Espa­ñol a car­go del Pre­si­den­te José Luis Zapa­te­ro soli­ci­tó una res­pues­ta a las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas al pedi­do de ayu­da para inves­ti­gar la pre­sun­ta pre­sen­cia de los miem­bros de la “ETA” en este país para reci­bir ins­truc­ción, auna­do a ello el refe­ri­do dia­rio hace men­ción que se me atri­bu­ye la res­pon­sa­bi­li­dad de coor­di­nar las rela­cio­nes con el gru­po gue­rri­lle­ro colom­biano “FARC”. Es de hacer notar, que han sido múl­ti­ples las notas de pren­sa median­te las cua­les se me pre­ten­de atri­buir haber par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de hechos puni­bles, lo cual ha gene­ra­do un des­pres­ti­gio con­ti­nuo hacia mi per­so­na y mi fami­lia afec­tan­do de mane­ra con­si­de­ra­ble mi dig­ni­dad y mi reputación.

Estas publi­ca­cio­nes afir­man la par­ti­ci­pa­ción de mi per­so­na en hechos irre­gu­la­res, situa­ción ésta que me ha colo­ca­do en un esta­do de inde­fen­sión tal, que no he podi­do refu­tar has­ta la pre­sen­te fecha lo dicho en los artícu­los de pren­sa antes indi­ca­dos, así como muchos otros, esti­man­do que el Órgano más idó­neo, obje­ti­vo y trans­pa­ren­te para inves­ti­gar tales hechos es el Minis­te­rio Públi­co como direc­tor de la acción penal, de con­for­mi­dad con las atri­bu­cio­nes con­fe­ri­das en la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la y la nor­ma adje­ti­va penal.

En este sen­ti­do, el artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal esta­ble­ce lo siguiente:
“ART. 290.- Impu­tación públi­ca. Quienhu­bie­re sido
impu­tado públi­ca­men­te por otra per­so­na de haber
par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de un hecho punible,
ten­drá el dere­cho de acu­dir ante el Ministerio
Públi­co y soli­ci­tar­le que se inves­ti­gue la imputación
de que ha sido obje­to.

Dichas impu­tacio­nes, como se ha expre­sa­do ante­rior­men­te afec­tan la dig­ni­dad de la per­so­na huma­na y las dife­ren­tes garan­tías pro­tec­to­ras del Dere­cho a la defen­sa hacen que den­tro del pro­ce­so penal y con­for­me al artícu­lo 49 Cons­ti­tu­cio­nal, deba pro­bar­se fue­ra de toda duda la par­ti­ci­pa­ción de una per­so­na en un hecho puni­ble, dado el dere­cho fun­da­men­tal de pre­sun­ción de ino­cen­cia y la apli­ca­ción del prin­ci­pio “in dubio pro reo”. En este sen­ti­do, es impor­tan­te seña­lar la Sen­ten­cia de la Sala Cons­ti­tu­cio­nal núme­ro 429 de fecha 27 de febre­ro de 2003, magis­tra­do ponen­te Jesús Eduar­do Cabre­ra Rome­ro median­te la cual entre otras cosas expre­sa lo siguien­te: “…el seña­la­do artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal, con­fie­re a toda per­so­na el dere­cho de acu­dir ante el Minis­te­rio Públi­co a obje­to de soli­ci­tar la inves­ti­ga­ción de la impu­tación públi­ca de la que ha sido objeto…”

PETITORIO

Con­for­me a todo lo antes expues­to, es por lo que le soli­ci­to muy res­pe­tuo­sa­men­te lo siguiente:

1.-Designe un Fis­cal del Minis­te­rio Públi­co, a los fines dic­te el corres­pon­dien­te auto de ini­cio de la inves­ti­ga­ción a obje­to de deter­mi­nar las cir­cuns­tan­cias en que ocu­rrie­ron los hechos impu­tados públi­ca­men­te en medios nacio­na­les y extran­je­ros, así como cual­quier aspec­to o acti­vi­dad rela­cio­na­da con mi persona.

2.-Se reali­cen todas las dili­gen­cias de inves­ti­ga­ción nece­sa­rias a obje­to de veri­fi­car la vera­ci­dad de las supues­tas decla­ra­cio­nes de dos ciu­da­da­nos vas­cos, a los que la pren­sa espa­ño­la atri­bu­ye haber esta­do en Vene­zue­la y que hacen refe­ren­cia a mi persona.

3.-Se prac­ti­quen todas las dili­gen­cias nece­sa­rias a los fines de esta­ble­cer si estos ciu­da­da­nos de ori­gen vas­co fue­ron obje­to de tor­tu­ras o cual­quier otro tipo de coac­ción en sus declaraciones.

4.- A tal efec­to le con­signo recor­tes de pren­sa en esta­do ori­gi­nal de los cua­les se des­pren­de lo antes expuesto.

Sin más a que hacer referencia
Atentamente

JOSÉ ARTURO CUBILLAS FONTÁN
C.I. 22.646.822

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.