La fis­ca­lía vene­zo­la­na inves­ti­ga­ra las posi­bles tor­tu­ras a Xabier Atris­tain y Juan Car­los Besan­ce

Los mili­tan­tes vas­cos Xabier Atris­tain y Luan Car­los Besan­ce afir­ma­ron en decla­ra­ción poli­cial, pero no ante la Audien­cia Nacio­nal, que reci­bie­ron cono­ci­mien­tos de mane­jo de arma­men­tos en Vene­zue­la de la mano de Artu­ro Cubi­llas, refu­gia­do vas­co en Vene­zue­la, pero ya con la nacio­na­li­dad vene­zo­la­na.

Ocu­rre, que los dos mili­tan­tes, han denun­cia­do tor­tu­ras y malos tra­tos en sus días de inco­mu­ni­ca­ción y este hecho, sue­le ser deter­mi­nan­te en las “decla­ra­cio­nes poli­cia­les”, que a menu­do dis­tan mucho de las decla­ra­cio­nes de [email protected] [email protected] ante el juez. La som­bra de la tor­tu­ra apa­re­ce de nue­vo en este caso.

El pro­pio emba­ja­dor vene­zo­lano en el esta­do espa­ñol, ha mani­fes­ta­do sus dudad ante el tra­to reci­bi­do por par­te de la guar­dia civil de los dos mili­tan­tes, en con­tra­po­si­ción con Hugo Chá­vez, que en una des­afor­tu­na­da actua­ción y sin tener en cuen­ta la pre­sun­ción de ino­cen­cia cali­fi­co a los dos vas­cos de san­gui­na­rios ase­si­nos, pese a no estar con­de­na­dos por nada.

La bru­ne­te mediá­ti­ca espa­ño­la, en segui­da se puso manos a la obra y acep­to con bue­na la ver­sión poli­cial des­car­gan­do cien­tos de artícu­los y edi­to­ria­les con­tra Vene­zue­la, con­tra su revo­lu­ción boli­va­ria­na y con­tra el ciu­da­dano Artu­ro Cubi­llas.

Este, ha pedi­do una inves­ti­ga­ción para dilu­ci­dar si los ciu­da­da­nos vas­cos encar­ce­la­dos han sido obje­to de tor­tu­ras.

Su recla­ma­ción es la siguien­te

FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA
DE VENEZUELA
Su Des­pa­cho

Yo, JOSÉ ARTURO CUBILLAS FONTÁN, titu­lar de la Cédu­la de Iden­ti­dad­Nº V‑22.646.830, acu­do ante su com­pe­ten­te auto­ri­dad, de con­for­mi­dad a lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal, a los fines de expo­ner lo siguien­te:

En fecha 07 de octu­bre de 2010, el Dia­rio “El Nacio­nal” publi­có una nota de pren­sa median­te la cual expre­sa que mi per­so­na impar­tió entre­na­mien­to a miem­bros de la orga­ni­za­ción vas­ca “ETA”. Igual­men­te el perió­di­co de cir­cu­la­ción nacio­nal “Últi­mas Noti­cias” de esta mis­ma fecha y año, publi­có en su pági­na 18, que el Gobierno Espa­ñol a car­go del Pre­si­den­te José Luis Zapa­te­ro soli­ci­tó una res­pues­ta a las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas al pedi­do de ayu­da para inves­ti­gar la pre­sun­ta pre­sen­cia de los miem­bros de la “ETA” en este país para reci­bir ins­truc­ción, auna­do a ello el refe­ri­do dia­rio hace men­ción que se me atri­bu­ye la res­pon­sa­bi­li­dad de coor­di­nar las rela­cio­nes con el gru­po gue­rri­lle­ro colom­biano “FARC”. Es de hacer notar, que han sido múl­ti­ples las notas de pren­sa median­te las cua­les se me pre­ten­de atri­buir haber par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de hechos puni­bles, lo cual ha gene­ra­do un des­pres­ti­gio con­ti­nuo hacia mi per­so­na y mi fami­lia afec­tan­do de mane­ra con­si­de­ra­ble mi dig­ni­dad y mi repu­tación.

Estas publi­ca­cio­nes afir­man la par­ti­ci­pa­ción de mi per­so­na en hechos irre­gu­la­res, situa­ción ésta que me ha colo­ca­do en un esta­do de inde­fen­sión tal, que no he podi­do refu­tar has­ta la pre­sen­te fecha lo dicho en los artícu­los de pren­sa antes indi­ca­dos, así como muchos otros, esti­man­do que el Órgano más idó­neo, obje­ti­vo y trans­pa­ren­te para inves­ti­gar tales hechos es el Minis­te­rio Públi­co como direc­tor de la acción penal, de con­for­mi­dad con las atri­bu­cio­nes con­fe­ri­das en la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la y la nor­ma adje­ti­va penal.

En este sen­ti­do, el artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal esta­ble­ce lo siguien­te:
“ART. 290.- Impu­tación públi­ca. Quienhu­bie­re sido
impu­tado públi­ca­men­te por otra per­so­na de haber
par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de un hecho puni­ble,
ten­drá el dere­cho de acu­dir ante el Minis­te­rio
Públi­co y soli­ci­tar­le que se inves­ti­gue la impu­tación
de que ha sido obje­to.

Dichas impu­tacio­nes, como se ha expre­sa­do ante­rior­men­te afec­tan la dig­ni­dad de la per­so­na huma­na y las dife­ren­tes garan­tías pro­tec­to­ras del Dere­cho a la defen­sa hacen que den­tro del pro­ce­so penal y con­for­me al artícu­lo 49 Cons­ti­tu­cio­nal, deba pro­bar­se fue­ra de toda duda la par­ti­ci­pa­ción de una per­so­na en un hecho puni­ble, dado el dere­cho fun­da­men­tal de pre­sun­ción de ino­cen­cia y la apli­ca­ción del prin­ci­pio “in dubio pro reo”. En este sen­ti­do, es impor­tan­te seña­lar la Sen­ten­cia de la Sala Cons­ti­tu­cio­nal núme­ro 429 de fecha 27 de febre­ro de 2003, magis­tra­do ponen­te Jesús Eduar­do Cabre­ra Rome­ro median­te la cual entre otras cosas expre­sa lo siguien­te: “…el seña­la­do artícu­lo 290 del Códi­go Orgá­ni­co Pro­ce­sal Penal, con­fie­re a toda per­so­na el dere­cho de acu­dir ante el Minis­te­rio Públi­co a obje­to de soli­ci­tar la inves­ti­ga­ción de la impu­tación públi­ca de la que ha sido obje­to…”

PETITORIO

Con­for­me a todo lo antes expues­to, es por lo que le soli­ci­to muy res­pe­tuo­sa­men­te lo siguien­te:

1.-Designe un Fis­cal del Minis­te­rio Públi­co, a los fines dic­te el corres­pon­dien­te auto de ini­cio de la inves­ti­ga­ción a obje­to de deter­mi­nar las cir­cuns­tan­cias en que ocu­rrie­ron los hechos impu­tados públi­ca­men­te en medios nacio­na­les y extran­je­ros, así como cual­quier aspec­to o acti­vi­dad rela­cio­na­da con mi per­so­na.

2.-Se reali­cen todas las dili­gen­cias de inves­ti­ga­ción nece­sa­rias a obje­to de veri­fi­car la vera­ci­dad de las supues­tas decla­ra­cio­nes de dos ciu­da­da­nos vas­cos, a los que la pren­sa espa­ño­la atri­bu­ye haber esta­do en Vene­zue­la y que hacen refe­ren­cia a mi per­so­na.

3.-Se prac­ti­quen todas las dili­gen­cias nece­sa­rias a los fines de esta­ble­cer si estos ciu­da­da­nos de ori­gen vas­co fue­ron obje­to de tor­tu­ras o cual­quier otro tipo de coac­ción en sus decla­ra­cio­nes.

4.- A tal efec­to le con­signo recor­tes de pren­sa en esta­do ori­gi­nal de los cua­les se des­pren­de lo antes expues­to.

Sin más a que hacer refe­ren­cia
Aten­ta­men­te

JOSÉ ARTURO CUBILLAS FONTÁN
C.I. 22.646.822

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *