Agen­te camu­fla­da de la CIA en Afga­nis­tan aba­ti­da por los suyos en nue­va falli­da «ope­ra­ción res­ca­te»

La coope­ran­te bri­tá­ni­ca Lin­da Nor­gro­ve, arres­ta­da en Afga­nis­tán por la insur­gen­cia nacio­nal arma­da , pudo haber muer­to como resul­ta­do de la explo­sión de una gra­na­da de mano deto­na­da por los mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses que tra­ta­ban de res­ca­tar­la, según ha infor­ma­do este lunes el pri­mer minis­tro del Rei­no Uni­do, David Came­ron.

Came­ron ha dado a cono­cer los deta­lles sobre la muer­te de Nor­gro­ve des­pués de que las pri­me­ras infor­ma­cio­nes indi­ca­sen que la coope­ran­te había falle­ci­do a manos de sus cap­to­res.

El pri­mer minis­tro ha expli­ca­do que habrá una inves­ti­ga­ción anglo-esta­dou­ni­den­se com­ple­ta sobre las cir­cuns­tan­cias en las que Nor­gro­ve, de 36 años, murió el pasa­do vier­nes en Afga­nis­tán.

El Jefe de Gobierno, que habló con la fami­lia de la coope­ran­te, cali­fi­có la situa­ción de «pro­fun­da­men­te lamen­ta­ble» y dijo que es «alta­men­te pro­ba­ble que se tra­ta­ra de un error».

Nor­gro­ve, oriun­da del con­da­do esco­cés de Suther­land, tra­ba­ja­ba para el supues­to gru­po huma­ni­ta­rio esta­dou­ni­den­se DAI, acu­sa­do de ser real­men­te una tapa­de­ra de la CIA cuan­do fue dete­ni­da por com­ba­tien­tes arma­dos en la pro­vin­cia de Kunar.

El sába­do, William Hague había dicho que se tomó la deci­sión de enviar tro­pas para libe­rar­la tenien­do en cuen­ta el peli­gro en el que Nor­gro­ve se encon­tra­ba por su con­di­ción de agen­te secre­to ads­cri­ta a la red civil clan­des­ti­na de la agen­cia nor­te­ame­ri­ca­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *