Cele­bra­cio­nes – Fede de los Ríos

Hoy, 10 de octu­bre, es el Día de la Salud Men­tal y con­tra la Pena de Muer­te. Cuer­dos y vivos, un bino­mio, a menu­do, difí­cil de man­te­ner fren­te al Poder. Recor­de­mos a Sócra­tes a quien un tri­bu­nal de ciu­da­da­nos libres con­de­nó a muer­te. Con­tra­pu­so la luci­dez de la duda a las creen­cias y supers­ti­cio­nes que some­tían a los jóve­nes al esta­do de cosas exis­ten­te.

Opo­ner­se a los dio­ses ¡habrá­se vis­to mayor des­aca­to! Ata­car la reli­gión en cua­les­quie­ra de sus ver­tien­tes o sec­tas (todas son la mis­ma), denun­ciar esa neu­ro­sis colec­ti­va, siem­pre con­lle­va algu­na con­se­cuen­cia.

Si la OMS quie­re salud men­tal en los habi­tan­tes del pla­ne­ta Tie­rra debe­rá denun­ciar y poner fin a un sis­te­ma eco­nó­mi­co que cosi­fi­ca a hom­bres y muje­res con­vir­tién­do­los en mer­can­cías inter­cam­bia­bles, y eso si tie­nen en suer­te un pues­to don­de poder ven­der su fuer­za de tra­ba­jo. La fábri­ca pro­du­ce mer­can­cías al mis­mo rit­mo que sufri­mien­to y ena­je­na­ción. Si rea­li­za­mos el ima­gi­na­ti­vo ejer­ci­cio de ver­nos a un lado de la cin­ta sin­fín de una cade­na de pro­duc­ción sobre la cual pasan unas pie­zas que modi­fi­ca­mos con cro­no­me­tra­dos movi­mien­tos; pie­zas trans­for­ma­das por noso­tros que ni siquie­ra sabe­mos su fun­ción. Si en un ins­tan­te de las ocho horas de la jor­na­da una serie de pre­gun­tas asal­ta­ran nues­tra men­te, ale­tar­ga­da por el hecho de haber­nos con­ver­ti­do en un apén­di­ce al ser­vi­cio de la máqui­na. Pre­gun­tas extra­ñas del tipo ¿quién soy? ¿qué hago? ¿qué sen­ti­do tie­ne todo esto más allá del puto sala­rio con el que seguir exis­tien­do? ¿por qué si soy el que pro­duz­co no ten­go nin­gún tipo de con­trol duran­te todo el pro­ce­so de la pro­duc­ción?

Sin con­trol sobre el resul­ta­do de mi acti­vi­dad, es decir, mi prác­ti­ca no es diri­gi­da por mis deseos ni mi razón duran­te, por lo menos, un ter­cio de los días. Actúo sin con­cien­cia. En reali­dad carez­co de cons­cien­cia de mis accio­nes duran­te la mayor par­te del tiem­po. ¿No cons­ti­tu­ye una for­ma de alie­na­ción; de locu­ra? Si la OMS quie­re salud men­tal duran­te más de un día debe­rá luchar con­tra seme­jan­te ena­je­na­ción y no tra­tar de paliar el males­tar de la pobla­ción con anes­te­sian­tes socia­les en for­ma de psi­co­fár­ma­cos, para mayor glo­ria de las far­ma­céu­ti­cas.

Si hoy es el día de la Salud Men­tal pasa­do maña­na, por el con­tra­rio, lo será el de la His­pa­ni­dad o de la Raza, dos for­mas de enfer­me­dad here­da­das del nacio­nal-cato­li­cis­mo. Como se acer­ca el 12 de octu­bre los más bobos del Rei­no mani­fies­tan inquie­tud y ner­vio­sis­mo. Entre otros, el juga­dor del Madrí Ser­gio Ramos, el de mira­da inte­li­gen­te y cin­ta en la cabe­za, mues­tra su asco ante el idio­ma cata­lán que igno­ra, mien­tras Jesús Gómez, por­ta­voz del PP en Lega­nés (Madrid), des­pués de afir­mar que «la dis­cri­mi­na­ción eco­nó­mi­ca es inevi­ta­ble si se quie­re pre­ser­var la liber­tad y el orden social» sos­tie­ne que «hay que des­po­seer a los padres comu­nis­tas de la tute­la de sus hijos». Igno­ran­cia y fas­cis­mo siem­pre tan uni­dos. Vuel­ve a la pales­tra el «hable usted en cris­tiano» y el «gen rojo» valle­jo­na­je­riano. En reali­dad nun­ca se fue­ron. Lo dijo Bolí­var acer­ca de los cele­bran­tes del 12 de octu­bre: «A la som­bra de la igno­ran­cia tra­ba­ja el cri­men».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *