López, alar­ma­do por la apa­ri­ción de dis­cre­pan­cias entre «los demó­cra­tas» – Iña­ki Iriondo

El men­sa­je ofi­cial dic­ta­do por el Gobierno de Madrid y el de Lakua esta­ble­cía como un valor que «todos los par­ti­dos demo­crá­ti­cos» habían res­pon­di­do de for­ma uná­ni­me a la sus­pen­sión de accio­nes ofen­si­vas de ETA y su dis­po­si­ción pos­te­rior a dar nue­vos pasos. Pero en las últi­mas sema­nas se ha vis­to que dicha uni­dad no es tal.

Y el lehen­da­ka­ri se ha alar­ma­do por­que «todas las dis­cre­pan­cias que esta­mos vien­do estos días en una polí­ti­ca tan fun­da­men­tal como es la lucha por la paz y en con­tra de la vio­len­cia, lo úni­co que hacen es debi­li­tar la posi­ción de los demó­cra­tas y en todo caso alen­tar a otros».

Según una visión algo apo­ca­líp­ti­ca de lo ocu­rri­do en las últi­mas sema­nas ofre­ci­da ayer en la Cáma­ra auto­nó­mi­ca por el par­la­men­ta­rio de UPyD Gor­ka Manei­ro, des­pués de insis­ter­se en que una tre­gua por par­te de ETA no sería sufi­cien­te y no iba a cam­biar nada, ha bas­ta­do una decla­ra­ción de la orga­ni­za­ción arma­da, que «ni siquie­ra es una tre­gua incon­di­cio­nal», para que «algu­nos par­ti­dos hayan pasa­do a decir que es una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca para no sé exac­ta­men­te qué cosa». Dijo que has­ta el pre­si­den­te del PSE pide mesas de partidos.

En este con­tex­to, el lehen­da­ka­ri, Patxi López, tuvo ayer que res­pon­der a dos pre­gun­tas ‑una del pro­pio Manei­ro, y otra des­pués de Ain­tza­ne Eze­na­rro, de Ara­lar- sobre si tenía inten­ción de con­vo­car una mesa de par­ti­dos y entre quiénes.

Duran­te bas­tan­te tiem­po López estu­vo elu­dien­do dar una res­pues­ta cate­gó­ri­ca a una pre­gun­ta ini­cial­men­te bien sen­ci­lla. Una y otra vez se reafir­mó en la vali­dez y éxi­to de la estra­te­gia de «fir­me­za» que su gobierno ha veni­do desa­rro­llan­do en este terreno e insis­tió en que la izquier­da aber­tza­le no ha hecho toda­vía sus deberes.

En cuan­to a una even­tual mesa de par­ti­dos, el lehen­da­ka­ri le res­pon­dió a Manei­ro que «tan­to yo como mi par­ti­do, con su pre­si­den­te a la cabe­za, como mi gobierno hemos habla­do con los gru­pos y par­ti­dos demo­crá­ti­cos repre­sen­ta­dos en esta Cáma­ra y lo segui­re­mos hacien­do, pero no dare­mos cober­tu­ra a quien sigue sin asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad que le corres­pon­de. Cuan­do lo hagan, ya hablaremos».

¿Quié­nes son «los demócratas»?

La alu­sión a que había habla­do con «los gru­pos y par­ti­dos demo­crá­ti­cos repre­sen­ta­dos en esta Cáma­ra» le lle­vó a la por­ta­voz de Ara­lar, Ain­tza­ne Eze­na­rro, a pre­gun­tar quié­nes son tales gru­pos, pues­to que con el suyo no había habla­do. A ren­glón segui­do le inqui­rió si pen­sa­ba lide­rar ese diá­lo­go entre par­ti­dos: «¿Sí o no?».

López no res­pon­dió a nin­gu­na de las dos cues­tio­nes en su pri­me­ra inter­ven­ción, que zan­jó con un «hablar con los par­ti­dos polí­ti­cos demo­crá­ti­cos, sí. Pero dejar­nos enre­dar, no».

Ain­tza­ne Eze­na­rro repi­tió que el lehen­da­ka­ri no había habla­do con su par­ti­do, por lo que se ve que «efec­ti­va­men­te no con­si­de­ra usted a Ara­lar como fuer­za demo­crá­ti­ca», e insis­tió en la pre­gun­ta de si iba a ini­ciar un deba­te polí­ti­co con los partidos.

Patxi López arran­có su últi­ma res­pues­ta afir­man­do que «no pon­go en duda que son una fuer­za demo­crá­ti­ca, por supues­to». Y sobre el diá­lo­go, dijo que «cuan­do lo esta­blez­ca­mos, no lo vamos a hacer median­te una tri­bu­na ni median­te un deba­te, ni a tra­vés de las por­ta­das de los medios de comu­ni­ca­ción, sino que será un diá­lo­go dis­cre­to, que es lo que requie­re un asun­to como éste». A su enten­der, «tener per­ma­nen­te­men­te los focos enci­ma no bene­fi­cia abso­lu­ta­men­te a nadie».

López cri­ti­có a Ara­lar por el Acuer­do de Ger­ni­ka, en el que «le piden a ETA que decla­re un alto el fue­go como expre­sión de bue­na volun­tad y a cam­bio le exi­gen once cues­tio­nes, once con­tra­par­ti­das al Esta­do. Ni siquie­ra le piden a ETA que des­apa­rez­ca y los demás tene­mos que auto­pro­cla­mar­nos como los malos de la pelí­cu­la que con saña hemos tra­ta­do de aho­gar a unos pobres terro­ris­tas con leyes y tri­bu­na­les», se quejó.

Los con­vo­can­tes de Bil­bo recla­man «de todos un nue­vo talante»

Los con­vo­can­tes de la mul­ti­tu­di­na­ria mani­fes­ta­ción que el pasa­do sába­do colap­só el cen­tro de Bil­bo valo­ra­ron ayer como «un éxi­to» la mar­cha y reite­ra­ron su «agra­de­ci­mien­to a quie­nes asistieron».

Ante la polé­mi­ca agi­ta­da esta sema­na por Iñi­go Urku­llu, seña­lan que pien­san que a los par­ti­dos, sin­di­ca­tos y orga­ni­za­cio­nes invi­ta­dos «se les dio infor­ma­ción sufi­cien­te. Aho­ra bien, si hay alguno que se haya sen­ti­do incó­mo­do o insu­fi­cien­te­men­te infor­ma­do, asu­mi­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de un fallo total­men­te invo­lun­ta­rio por nues­tra par­te, lo lamen­ta­mos y pedi­mos disculpas».

En cual­quier caso, defien­den su deci­sión de dar voz a los con­vo­can­tes de la mani­fes­ta­ción prohi­bi­da para que se cono­cie­ra su men­sa­je direc­ta­men­te y «en cohe­ren­cia con la peti­ción de res­pe­to al dere­cho de libre expre­sión y ante la evi­den­cia de que tales mani­fes­ta­cio­nes no eran nues­tras, sino de quie­nes las formularon».

El escri­to, fir­ma­do por las once per­so­nas que con­vo­ca­ron la mani­fes­ta­ción, seña­la que ésta demos­tró que hay una «masa impor­tan­te» que asu­me sus obje­ti­vos y que «todos debe­mos refle­xio­nar seria­men­te» sobre cómo com­por­tar­nos en un espa­cio común.

«La entra­da en un nue­vo tiem­po, en un nue­vo esce­na­rio, requie­re de todos un nue­vo talan­te, para poder crear opor­tu­ni­da­des de encuen­tro y de com­par­tir vías y esfuer­zos para alcan­zar unos con­sen­sos míni­mos para una nue­va con­vi­ven­cia en este país, con ple­ni­tud de todos los dere­chos, para todos», ase­gu­ran en el final de su comunicado.

Fuen­te: GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.