«Aska­pe­na está más fuer­te que nun­ca, por eso nos gol­pea­ron» Entre­vis­ta a Rubén San­chez, mili­tan­te inter­na­cio­na­lis­ta

Rubén Sán­chez, quién toda­vía está «ate­rri­zan­do», regre­só el vier­nes de madru­ga­da a Gas­teiz tras su arres­to por la poli­cia espa­ño­la

¿Cómo se encuen­tra?

Toda­vía estoy ate­rri­zan­do, pero me encuen­tro bien. Aun así, me dolió mucho cuan­do a últi­ma hora del jue­ves cono­cí que, aun­que dos pudi­mos elu­dir la cár­cel, otros cin­co mili­tan­tes iban a ingre­sar en pri­sión.

¿Cómo ha sido el tra­to reci­bi­do por la Poli­cía espa­ño­la?

Bueno, pegar no nos han pega­do. Pero tam­po­co se pue­de decir que sea algo agra­da­ble, al fin y al cabo, una dece­na de poli­cías arma­dos irrum­pen en tu casa… y más cuan­do algu­nos de noso­tros tene­mos niños en casa.

Entran en tu casa, te lle­van dete­ni­do e inco­mu­ni­ca­do has­ta Madrid y por mucho que no nos hayan pega­do, como pare­ce que ya esta­mos acos­tum­bra­dos a escu­char cual­quier cosa, da la sen­sa­ción de que hemos esta­do bien. Pero tam­po­co se podría decir que el tra­to haya sido algo agra­da­ble.

Duran­te el inte­rro­ga­to­rio, ¿qué tipo de pre­gun­tas for­mu­la­ron tan­to el juez como el fis­cal?

Las pre­gun­tas fue­ron muy varia­das. Pre­gun­ta­ban si éra­mos miem­bros de Aska­pe­na, haber qué pues­tos desem­pe­ñá­ba­mos o haber si nos cono­cía­mos entre noso­tros. Por otro lado, tam­bién me pre­gun­ta­ron si cono­cía una supues­ta estruc­tu­ra lla­ma­da Nasa, que supues­ta­men­te, según el auto del juez, sería una estruc­tu­ra den­tro de la izquier­da aber­tza­le para coor­di­nar el tra­ba­jo en la comu­ni­dad inter­na­cio­nal. La mayo­ría de pre­gun­tas eran sobre el tra­ba­jo que duran­te muchos años ha lle­va­do a cabo Aska­pe­na.

Por su par­te, el fis­cal, me ima­gino que ante­rior­men­te me habrían inter­ve­ni­do el telé­fono, me decía si era cier­to que tal día en entre­vis­ta con algún medio de comu­ni­ca­ción yo me había iden­ti­fi­ca­do como res­pon­sa­ble de pren­sa de Aska­pe­na.

¿Cómo se entien­de la ope­ra­ción poli­cial con­tra Aska­pe­na?

Habría que dife­ren­ciar dos cla­ves. En pri­mer lugar, es evi­den­te que el Esta­do espa­ñol quie­re entor­pe­cer el camino que se está abrien­do en Eus­kal Herria y está tra­tan­do de hun­dir la moral de la base social e inten­tar divi­dir­la. En el auto apa­re­cen tex­tos de hace doce años y los más recien­tes son los supues­tos pape­les encon­tra­dos en 2008 al mili­tan­te de ETA Xabier López Peña; pero, no obs­tan­te, la ope­ra­ción ha sido jus­to aho­ra.

Por otro lado, la lec­tu­ra inter­na que hace­mos es que Aska­pe­na está más fuer­te que nun­ca, que el tra­ba­jo inter­na­cio­na­lis­ta se está for­ta­le­cien­do y por eso nos han cas­ti­ga­do. Si en estos momen­tos el movi­mien­to inter­na­cio­na­lis­ta se encon­tra­ría más débil y si no acer­ta­ra tan­to en su tra­ba­jo, pues, segu­ra­men­te, creo que no nos habrían dado este gol­pe.

¿Y a par­tir de aho­ra, qué?

No hay nin­gu­na duda de que el movi­mien­to inter­na­cio­na­lis­ta va a seguir ade­lan­te de la mis­ma mane­ra que has­ta aho­ra. Para empe­zar, el 16 se cele­bra­rá en Ger­ni­ka el Día Inter­na­cio­na­lis­ta

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *