«A 42 años de la matan­za en la Pla­za de las Tres Cul­tu­ras, los estu­dian­tes dig­nos y rebel­des, aquí segui­mos»- Estu­dian­tes de la UNAM

Cua­ren­ta y dos años des­pués, esta pla­za sigue lle­nán­do­se de estu­dian­tes cons­cien­tes del pue­blo; de los hijos de los tra­ba­ja­do­res que luchan por un mun­do mejor. Y ahí sigue tam­bién el gobierno des­pó­ti­co inten­tan­do arre­ba­tar­nos has­ta el últi­mo peso, has­ta el últi­mo recur­so natu­ral, has­ta el últi­mo de nues­tros derechos.

En 1968 ase­si­na­ron sus cuer­pos, pero hicie­ron inmor­tal su ejem­plo de lucha. Son ellos, los estu­dian­tes rebel­des del 68, quie­nes rena­cen en cada huel­ga estu­dian­til, en cada mar­cha, en cada mitin de apo­yo a los con­tin­gen­tes que resis­ten. Son ellos, los bri­ga­dis­tas del CNH, los que levan­tan su puño fren­te a cada inten­to por hacer de la UNAM una vul­gar escue­li­ta de pago.

Hace unos cuan­tos días, José Narro Robles mar­chó a esta mis­ma pla­za de la Cons­ti­tu­ción, de la mano de Feli­pe Cal­de­rón. Lue­go, pre­ten­dió reci­bir en la zona cul­tu­ral de Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria a repre­so­res de la talla de Uli­ses Ruiz, Enri­que Peña Nie­to y Mario Marín, los ase­si­nos y vio­la­do­res de pue­blos dig­nos como San Juan Copa­la y San Sal­va­dor Aten­co. Con estos actos, las auto­ri­da­des pre­ten­den fes­te­jar los 100 años de la Uni­ver­si­dad Nacional.

Pura pala­bre­ría. Mil dis­cur­sos y nin­gu­na acción con­cre­ta para abrir­le las puer­tas de la UNAM a los que más lo nece­si­tan. Narro: qué impor­ta si son 2, 7 ó 20 millo­nes de nini’s, si no vas a hacer nada para dar solu­ción. Te lle­nas la boca de retó­ri­ca con­tra el gobierno fede­ral, apro­ve­chán­do­te de la incom­pe­ten­cia de Feli­pe Cal­de­rón y su gabi­ne­te, pero nada de aumen­tar la matrí­cu­la, nada de cons­truir más escue­las. Aun­que fal­tan más recur­sos, lo cier­to es que el pre­su­pues­to de la UNAM se ha dupli­ca­do en los últi­mos años, y nin­gún CCH más, nin­gu­na escue­la ni facul­tad más, miles de jóve­nes siguen sien­do expul­sa­dos y exclui­dos de su dere­cho a estu­diar, mien­tras el ocu­pan­te de la rec­to­ría gana más de 100.000 pesos mensuales.

¡Vaya auto­ri­da­des “orgu­llo­sas” de los 100 años de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal! No son más que una bola de buró­cra­tas, enemi­gos de la edu­ca­ción públi­ca y gra­tui­ta, que hace 10 años ence­rra­ron a los huel­guis­tas del CGH que lucha­ron por la gra­tui­dad, y hoy se mues­tran como los más demo­crá­ti­cos y progresistas.

Los fes­te­jos de los 100 años de la UNAM, se pare­cen mucho a los del gobierno fede­ral por los 200 años del ini­cio de la gue­rra de inde­pen­den­cia. Muchos encuen­tros, fies­tas, dis­cur­sos, pero nada de pro­pues­tas para resol­ver el caos en que se encuen­tra la edu­ca­ción, ni para rever­tir la degra­da­ción social que gol­pea a la juven­tud mexicana.

Es ahí don­de entra­mos noso­tros, los estu­dian­tes de aba­jo, que siguien­do el ejem­plo de nues­tros com­pa­ñe­ros de aque­lla gene­ra­ción ague­rri­da y valien­te de 1968, vamos por 100 años más de Uni­ver­si­dad Nacio­nal, cada vez más Públi­ca, Lai­ca, Cien­tí­fi­ca, Gra­tui­ta y de Masas.

Y no sólo eso, como hijos de los tra­ba­ja­do­res, nos corres­pon­de estar codo con codo con las luchas jus­tas de nues­tro pue­blo. Como estu­vi­mos con los cam­pe­si­nos de Aten­co, alla­nan­do el camino para la her­mo­sa liber­tad que hoy tene­mos en nues­tras manos, con Amé­ri­ca, Nacho, Feli­pe y todos los com­pa­ñe­ros que hoy tene­mos entre noso­tros, para seguir luchan­do. Y vamos por los demás pre­sos polí­ti­cos del país, por los de Oaxa­ca y Chia­pas, por com­pa­ñe­ros como Víc­tor Herre­ra Govea, que hoy cum­ple un año de injus­ta pri­sión, y no des­can­sa­re­mos has­ta obte­ner su libertad.

Aho­ra, redo­bla­mos esfuer­zos con San Juan Copa­la y con los tra­ba­ja­do­res en resis­ten­cia del SME.

Copa­la está sien­do hos­ti­ga­da por los para­mi­li­ta­res priís­tas. Sólo la uni­dad y fuer­za del pue­blo logra­rá que los indí­ge­nas tri­quis pue­dan seguir cons­tru­yen­do su anhe­la­da auto­no­mía, que es lo que en reali­dad da terror a los pode­ro­sos, a Uli­ses Ruiz y al gobierno fede­ral. Temen que nos levan­te­mos y luche­mos por nues­tra auto­de­ter­mi­na­ción, nues­tra sobe­ra­nía y ver­da­de­ra independencia.

Para con­cluir, que­re­mos diri­gir­nos fra­ter­nal­men­te a los com­pa­ñe­ros del SME, a esas más de 16.000 almas que con­ti­núan en resis­ten­cia y que han dado a la pobla­ción mexi­ca­na una inva­lua­ble mues­tra de ente­re­za y dig­ni­dad. Com­pa­ñe­ros, cree­mos en uste­des, pero en Peña Nie­to no. En las calles, en la lucha, esta­mos con uste­des has­ta las últi­mas con­se­cuen­cias, pero no con Bel­tro­nes. Una cosa es tocar puer­tas y exi­gir solu­cio­nes, pero los dino­sau­rios priís­tas son unos trai­do­res, enemi­gos del pue­blo; cada paso que se avan­za con ellos, es un paso que se ale­ja al SME de la sim­pa­tía del pue­blo y los con­tin­gen­tes que en este país resis­ten. Sabe­mos que es fácil cri­ti­car, y que son uste­des los que han teni­do que resis­tir prác­ti­ca­men­te solos todo este tiem­po, pues el apo­yo del movi­mien­to popu­lar ha sido esca­so. Pero como her­ma­nos de una mis­ma cau­sa, les hace­mos el lla­ma­do fra­terno: ese camino, com­pa­ñe­ros, no nos lle­va a nin­gún lado más que a la derrota.

No vemos trai­ción, no cree­mos que Espar­za ven­dió, ni que se pasó a la dere­cha, nada de eso, sim­ple­men­te con­si­de­ra­mos que se está avan­zan­do por un camino erró­neo y muy peli­gro­so para el futu­ro del movi­mien­to, pero que esta­mos a tiem­po de corre­gir. Se lo deci­mos con todo el res­pe­to y admi­ra­ción que se ha gana­do a pul­so un sin­di­ca­to como el suyo. Del mis­mo modo, hace­mos un lla­ma­do a todos los estu­dian­tes y a todas las orga­ni­za­cio­nes a abra­zar nue­va­men­te al SME, con toda la soli­da­ri­dad posi­ble, estar aten­tos a sus con­vo­ca­to­rias, sobre todo en este momen­to de defi­ni­ción. Mien­tras más apo­yo mos­tre­mos, más difí­cil será la derro­ta, que no sería sólo con­tra el SME, sino que impac­ta­ría con­tra todo el movi­mien­to social. Nues­tro camino es el de la lucha, nues­tra arma es la movilización.

Jun­tos, dis­cu­tien­do, orga­ni­za­dos y luchan­do ¡ven­ce­re­mos!

En los 100 años de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal ¡que se cons­tru­yan 100 escue­las y facul­ta­des más!

¡Edu­ca­ción públi­ca y gra­tui­ta para todos!

¡Cas­ti­go a los repre­so­res de ayer y de hoy!

¡Apo­yo total a San Juan Copala!

¡Vivan los 16.000 tra­ba­ja­do­res del SME que con­ti­núan con la resistencia!

A 42 años de la matan­za en la Pla­za de las Tres Cul­tu­ras, los estu­dian­tes dig­nos y rebel­des, aquí seguimos.

¡2 de octu­bre, no se olvida!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *