Las armas nuclea­res y la super­vi­ven­cia del Homo Sapiens – Fidel Cas­tro

En el acto con­me­mo­ra­ti­vo por el 50 ani­ver­sa­rio de los Comi­tés de Defen­sa de la Revo­lu­ción expre­sé el cri­te­rio de que: “La Revo­lu­ción Cuba­na, en nues­tra peque­ña e igno­ra­da isla, esta­ba recién naci­da, pero el hecho de venir al mun­do, a solo 90 millas del pode­ro­so impe­rio, se con­vir­tió en algo que ponía a prue­ba la sober­bia de la super­po­ten­cia domi­nan­te en nues­tro hemis­fe­rio y en gran par­te del mun­do”. Pro­me­tí hablar de las pala­bras que pro­nun­cié dos días antes ante la ONU. Adver­tí que nues­tra lucha sería “lar­ga y dura”. Esa tarea, en lo inme­dia­to, debo pos­po­ner­la. Otro tema, sin embar­go, es en este momen­to más impor­tan­te.

Nues­tro pue­blo, que como muchos cono­cen en el mun­do se carac­te­ri­za por los altos nive­les de cono­ci­mien­tos alcan­za­dos duran­te cin­co déca­das, a par­tir de un país semi­co­lo­ni­za­do y mono­pro­duc­tor con un con­si­de­ra­ble nivel de anal­fa­be­tos, semi-anal­fa­be­tos y bajos nive­les de esco­la­ri­dad gene­ral y cono­ci­mien­tos cien­tí­fi­cos, debía ser infor­ma­do amplia­men­te de lo que pue­de sig­ni­fi­car para el des­tino de la espe­cie huma­na la ener­gía nuclear.

“A mí me pare­ce ‑dije tex­tual­men­te el 28 de sep­tiem­bre- que sería bueno, tal vez, que se cono­cie­ran algu­nas de estas ideas sobre qué es el arma nuclear. Yo he vis­to algu­nas imá­ge­nes sobre lo que es la masa crí­ti­ca, lo que sig­ni­fi­ca su empleo como arma: bueno, tomar la ener­gía que mue­ve al uni­ver­so para la gue­rra”. A par­tir de “3 000 gra­dos prác­ti­ca­men­te todos los meta­les y mate­ria­les…” se fun­den. “¿Qué será a los 10 000 gra­dos? […] Pues bien, a tra­vés de la explo­sión ató­mi­ca pro­duc­to de la masa crí­ti­ca se pue­den alcan­zar millo­nes de gra­dos de calor…”.

Deseo aña­dir en esta Refle­xión, para tener una idea del poder des­truc­ti­vo de esa ener­gía, lo que escri­bió Harry S. Tru­man en su dia­rio, el 25 de julio de 1945, sobre una prue­ba rea­li­za­da en el esta­do de Nue­vo Méxi­co: “Un expe­ri­men­to en el desier­to de Nue­vo Méxi­co fue sor­pren­den­te, para decir­lo de for­ma mode­ra­da. Tre­ce libras del explo­si­vo cau­sa­ron la desin­te­gra­ción total de una torre de ace­ro de 60 pies de altu­ra, abrie­ron un crá­ter de 6 pies de pro­fun­di­dad y 1 200 pies de diá­me­tro, derri­ba­ron una torre de ace­ro a media milla de dis­tan­cia y tira­ron al sue­lo a hom­bres que se encon­tra­ban a 10 000 yar­das de dis­tan­cia. La explo­sión se vio a más de 200 millas y se escu­chó a más de 40″.

En la eta­pa actual del mun­do, cuan­do alre­de­dor de dos­cien­tos paí­ses han sido reco­no­ci­dos como Esta­dos inde­pen­dien­tes con dere­cho a par­ti­ci­par en la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das ‑ridí­cu­la fic­ción jurídica‑, la úni­ca posi­bi­li­dad de for­jar una espe­ran­za con­sis­te en lle­var a las masas, de for­ma sere­na y razo­na­da, el hecho real de que todos los habi­tan­tes del pla­ne­ta están corrien­do el enor­me ries­go.

Den­tro del limi­ta­do espa­cio de nues­tras rela­cio­nes, hemos teni­do la posi­bi­li­dad en menos de tres sema­nas de reci­bir dos emi­nen­tes per­so­na­li­da­des. El pri­me­ro, Alan Robock es inves­ti­ga­dor y pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Rut­gers, New Jer­sey. El cien­tí­fi­co nor­te­ame­ri­cano, tra­ba­jan­do jun­to a un gru­po de vale­ro­sos cole­gas, demos­tró y lle­vó a su actual nivel la teo­ría del “Invierno Nuclear”. Bas­ta­rían 100 de las 25 000 armas nuclea­res estra­té­gi­cas que hoy exis­ten ‑nos expli­có- para que se oca­sio­ne la tra­ge­dia.

La teo­ría del “Invierno Nuclear” ha demos­tra­do que: “Si tales armas no exis­tie­ran, no podrían ser uti­li­za­das. Y en estos momen­tos no exis­te un argu­men­to racio­nal para usar­las en lo abso­lu­to. Si no pue­den usar­se, es nece­sa­rio des­truir­las y así nos pro­te­ge­ría­mos de los acci­den­tes, los erro­res de cálcu­lo o cual­quier acti­tud demen­cial.”

“…cual­quier país que en estos momen­tos esté con­si­de­ran­do la vía nuclear nece­si­ta reco­no­cer que esta­ría ponien­do en peli­gro no sólo a sus pro­pias pobla­cio­nes sino tam­bién al res­to del mun­do.”

“…el uso de las armas nuclea­res en caso de un ata­que total con­tra un enemi­go sería una acción sui­ci­da debi­do al frío y la oscu­ri­dad anó­ma­los pro­vo­ca­dos por el humo pro­ve­nien­te de los fue­gos gene­ra­dos por la bom­ba.”

Robock citó las pala­bras de Eins­tein: “El poder des­en­ca­de­na­do del áto­mo lo ha cam­bia­do todo excep­to nues­tras for­mas de pen­sar, y es por ello que avan­za­mos sin rum­bo hacia una catás­tro­fe sin pre­ce­den­tes”.

Mi res­pues­ta al noble cien­tí­fi­co fue: “No hace­mos nada con cono­cer­lo noso­tros, lo que hace fal­ta es que lo conoz­ca el mun­do”.

El 2 de octu­bre, otra emi­nen­te per­so­na­li­dad de gran auto­ri­dad y pres­ti­gio arri­bó a nues­tro país, el eco­no­mis­ta Michel Chos­su­dovsky, Direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción sobre Glo­ba­li­za­ción, y edi­tor prin­ci­pal del cono­ci­do y cada vez más influ­yen­te sitio Web Glo­bal Research, pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Otta­wa, y con­sul­tor de nume­ro­sas ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les, como el Pro­gra­ma de Nacio­nes Uni­das para el Desa­rro­llo, el Ban­co Afri­cano de Desa­rro­llo, el Fon­do de Pobla­ción de las Nacio­nes Uni­das y otras rela­cio­nes y méri­tos que sería exten­so enu­me­rar.

Una de las pri­me­ras acti­vi­da­des del eco­no­mis­ta y escri­tor cana­dien­se fue su con­fe­ren­cia en el Tea­tro “Manuel San­guily” de la Uni­ver­si­dad de la Haba­na a estu­dian­tes, pro­fe­so­res e inves­ti­ga­do­res de las cien­cias eco­nó­mi­cas. La dic­tó y res­pon­dió todas las pre­gun­tas en per­fec­to espa­ñol. Cons­ti­tu­yó un meri­to­rio esfuer­zo de cuyo con­te­ni­do reco­gí las ideas esen­cia­les, en espe­cial las que se rela­cio­nan con los ries­gos de gue­rra con empleo de armas ató­mi­cas.

“…la eco­no­mía neo­li­be­ral repre­sen­ta en las uni­ver­si­da­des de Amé­ri­ca del Nor­te reali­da­des que son total­men­te fic­ti­cias; es muy difí­cil para los eco­no­mis­tas […] ana­li­zar la reali­dad eco­nó­mi­ca […] no hay la noción del actor eco­nó­mi­co.”

“…la mani­pu­la­ción finan­cie­ra, de las ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de los gru­pos de poder, del enga­ño que tie­ne ese sis­te­ma eco­nó­mi­co […] es algo que está fue­ra del con­trol de los indi­vi­duos…”

“Hoy día qui­sie­ra enfo­car mucho más la cues­tión de la aven­tu­ra mili­tar que se está lle­van­do a cabo. Es una alian­za de Esta­dos Uni­dos, de la OTAN y de Israel, es un pro­yec­to mili­tar; pero, a su vez, es tam­bién un pro­yec­to eco­nó­mi­co, por­que es un pro­yec­to de con­quis­ta eco­nó­mi­ca.”

“…estas ope­ra­cio­nes mili­ta­res corres­pon­den […] a obje­ti­vos de tipo eco­nó­mi­co […] el obje­ti­vo eco­nó­mi­co más fun­da­men­tal son los recur­sos de petró­leo y de gas natu­ral […] el este del Medi­te­rrá­neo has­ta las fron­te­ras chi­nas, y del mar Cas­pio al sur de Ara­bia Sau­di­ta […] Medio Orien­te-Asia Cen­tral, y esta región ‑según los datos- encie­rra, más o menos, un 60% de las reser­vas mun­dia­les de petró­leo y de gas natu­ral.”

“Si com­pa­ra­mos esto con las reser­vas de Esta­dos Uni­dos, son más de trein­ta veces. Esta­dos Uni­dos tie­ne menos de 2% de las reser­vas mun­dia­les […] y está lle­van­do una gue­rra […] para tener el con­trol de esos recur­sos en nom­bre de sus petro­le­ras […] la con­fi­gu­ra­ción de poder eco­nó­mi­co detrás de esta gue­rra, son las petro­le­ras como la Bri­tish Petro­leum, la Che­vron, la Exxon […] las gran­des petro­le­ras anglo­ame­ri­ca­nas que están ahí, y que tie­nen intere­ses en esas regio­nes.”

“La Bri­tish Petro­leum […] anti­gua­men­te era la Anglo Per­sian Oil Com­pany, y la Anglo Per­sian Oil Com­pany era un pro­yec­to de con­quis­ta tan­to de Irán como de Iraq des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial…”

“Si toman en con­jun­to los paí­ses musul­ma­nes, suman­do Nige­ria, Libia, Arge­lia, Mala­sia, Indo­ne­sia, Bru­nei, lle­gan casi al 70% de las reser­vas glo­ba­les de cru­do […] Esta­dos Uni­dos está lle­van­do una gue­rra de reli­gión en con­tra de los habi­tan­tes de esos paí­ses don­de hay petró­leo. […] es una cru­za­da san­ta en con­tra del mun­do musul­mán; pero el obje­ti­vo reli­gio­so es el pre­tex­to, el jus­ti­fi­ca­ti­vo para lle­var esa gue­rra. […] los dis­cur­sos de Oba­ma, de Hillary Clin­ton […] nos hacen creer que Esta­dos Uni­dos, con todo su poder mili­tar y un gas­to mili­tar de casi un billón de dóla­res por año está lle­van­do la gue­rra a Bin Laden y Al Qae­da.”

“…la con­tra­dic­ción del dis­cur­so vie­ne siem­pre de fuen­tes ofi­cia­les […] recien­te­men­te la CIA publi­có un tex­to dicien­do que no hay más de 50 miem­bros de Al Qae­da que están en Afga­nis­tán toda­vía. […] esa gue­rra no es en con­tra de los terro­ris­tas musul­ma­nes; pero el pre­tex­to de la gue­rra es com­ba­tir en favor de la demo­cra­cia y extir­par el mal.”

“Es intere­san­te que en docu­men­tos mili­ta­res se dice: ‘Si sabes lo que quie­res, vamos a bus­car­los que son malos’. Hay toda una retó­ri­ca […] es un dis­cur­so que nadie va a con­tes­tar, por­que vie­ne la auto­ri­dad, el pre­si­den­te Oba­ma y dice: ‘Tene­mos que bus­car a Bin Laden, no sabe­mos dón­de está; si es nece­sa­rio […] lo vamos a bus­car con el arma nuclear nues­tra’.”

“Se for­mu­ló des­pués del 11 de sep­tiem­bre la doc­tri­na de gue­rra pre­ven­ti­va y de gue­rra nuclear pre­ven­ti­va […] era jus­to, en base a los obje­ti­vos de lucha con­tra el terro­ris­mo, uti­li­zar nues­tra arma nuclear en con­tra de ellos, y en las dis­tor­sio­nes mediá­ti­cas se pre­sen­tó, inclu­so, a Bin Laden como una poten­cia nuclear […] son los pode­res nuclea­res no esta­ta­les […]los pode­res nuclea­res no esta­ta­les están en alian­za con Irán que ‑según ellos- es una poten­cia nuclear, aun­que no hay nin­gu­na evi­den­cia de que Irán tie­ne el arma nuclear.”

“…Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos están ame­na­zan­do a Irán con el arma nuclear, y el jus­ti­fi­ca­ti­vo son las armas nuclea­res no exis­ten­tes de Irán, y el pre­tex­to es que Irán es una ame­na­za a la segu­ri­dad mun­dial.”

“Ese es el dis­cur­so y des­gra­cia­da­men­te ese dis­cur­so ya está apo­ya­do por unos cuan­tos gobier­nos, […] todos los gobier­nos de la OTAN e Israel están apo­yan­do la opción de una gue­rra nuclear pre­ven­ti­va en con­tra de Irán […] que Irán apo­ya a Bin Laden y que es nece­sa­rio impo­ner ‘la demo­cra­cia’ a Irán por la uti­li­za­ción del arma nuclear.”

“…esta­mos real­men­te en una coyun­tu­ra don­de el futu­ro de la huma­ni­dad está afec­ta­do, por­que si hay un ata­que nuclear a Irán ‑como ya se está anun­cian­do, y hay pre­pa­ra­ti­vos de gue­rra des­de el 2004‑, eso sig­ni­fi­ca que, pri­me­ro, en esa gue­rra del Medio Orien­te, Asia Cen­tral, que aho­ra está limi­ta­da a tres tea­tros, Afga­nis­tán, Iraq y Pales­ti­na, vamos a ver una esca­la­da del pro­ce­so mili­tar con la posi­bi­li­dad de un esce­na­rio de gue­rra, la ter­ce­ra gue­rra mun­dial.”

“La Segun­da Gue­rra Mun­dial era un con­jun­to de gue­rras regio­na­les. […] gue­rra en Euro­pa […] gue­rra en el Pací­fi­co […] gue­rra en Áfri­ca […] varios tea­tros […] hoy es la inte­gra­ción por sis­te­mas de comu­ni­ca­ción y la cen­tra­li­za­ción del man­do mili­tar en un lugar, que es US Stra­te­gic Com­mand, en Nebras­ka. […] con la mili­ta­ri­za­ción del espa­cio con el sis­te­ma de saté­li­tes, con los sis­te­mas de misi­les que se lla­man inte­li­gen­tes, hay regio­na­li­za­ción de ope­ra­cio­nes mili­ta­res […] pla­ni­fi­ca­ción mili­tar de Esta­dos Uni­dos, pero coor­di­na­dos. […] US Cen­tral Com­mand […] Asia Cen­tral y Medio Orien­te. […] SOUTHCOM basa­do en Mia­mi. […] Afri­ca Com­mand […] tie­ne su base en Euro­pa, no en Áfri­ca […] hay una serie de coman­dos regio­na­les, pero la diná­mi­ca de la gue­rra glo­bal es muy dis­tin­ta a la de las gue­rras ante­rio­res […] una coor­di­na­ción en tiem­po real, apa­ci­ble, un man­do úni­co; el sis­te­ma de defen­sa aéreo de todos estos paí­ses de la OTAN, de Esta­dos Uni­dos y aho­ra de Israel, es inte­gra­do. […] esta­mos en un mun­do tre­men­da­men­te dis­tin­to, con armas tre­men­da­men­te sofis­ti­ca­das, ade­más del arma nuclear tene­mos el arma elec­tro­mag­né­ti­ca y la coor­di­na­ción de todas estas ope­ra­cio­nes. […] la OTAN aho­ra tie­ne un man­do mili­tar tam­bién inte­gra­do, de tal for­ma que es una alian­za tre­men­da­men­te cohe­ren­te, que pue­de lan­zar ope­ra­cio­nes en cual­quier par­te del mun­do. […] sí tie­nen la capa­ci­dad, a nivel de armas de des­truc­ción masi­va, que es tre­men­da­men­te sofis­ti­ca­do.”

“Todo esto es un con­tra­to para unas pocas empre­sas que pro­du­cen las armas ‑en Esta­dos Uni­dos lo lla­man Defen­se Contract‑, las empre­sas que tie­nen con­ve­nios con el Depar­ta­men­to de Defen­sa. […] el gas­to mili­tar en Esta­dos Uni­dos es el 75% de los ingre­sos pro­ve­nien­tes de los impues­tos sobre los hoga­res, no todo el ingre­so del Esta­do Fede­ral, pero los ingre­sos de lo que los indi­vi­duos y las fami­lias pagan cada año […] más o menos 1,1 billón de dóla­res, y los gas­tos mili­ta­res son del orden de 750 000 millo­nes de dóla­res […] más o menos, el 75%. […] son cifras ofi­cia­les, en la reali­dad el gas­to mili­tar es mucho mayor que eso.”

“…Esta­dos Uni­dos aho­ra tie­ne un gas­to mili­tar que es un poco más del 50% del gas­to mili­tar de todos los demás paí­ses. […] su eco­no­mía tam­bién es tre­men­da­men­te ses­ga­da a favor de una eco­no­mía de gue­rra, con todas las con­se­cuen­cias del derrum­be de ser­vi­cios socia­les, de aten­ción médi­ca.

“La situa­ción de empo­bre­ci­mien­to que exis­te en Esta­dos Uni­dos, tan­to por la cri­sis como por la eco­no­mía mili­tar, es tre­men­da­men­te gra­ve, y no es pro­duc­to de una esca­sez de recur­sos, es pro­duc­to de una trans­fe­ren­cia de rique­zas hacia pocas manos, del estan­ca­mien­to que se está dan­do por la com­pre­sión del nivel de vida y tam­bién por la asig­na­ción, por par­te del Esta­do, de casi todos sus ingre­sos a sos­te­ner la eco­no­mía de gue­rra, por un lado, y tam­bién el lla­ma­do res­ca­te ban­ca­rio.”

“…en el con­flic­to entre la Unión Sovié­ti­ca y Esta­dos Uni­dos había una espe­cie de enten­di­mien­to […] ‑no sé cómo decir­lo en espa­ñol- … Es decir que no se va a uti­li­zar por­que ya se reco­no­ce que es un arma que va a eli­mi­nar la socie­dad en su con­jun­to.

“Pri­me­ro se pre­sen­tó esa doc­tri­na de gue­rra nuclear pre­ven­ti­va, que se basó en la recla­si­fi­ca­ción del arma nuclear como un arma con­ven­cio­nal […] en la Gue­rra Fría había el telé­fono rojo, había que decir quién esta­ba en Mos­cú… Ya había el reco­no­ci­mien­to de que era peli­gro­so, ¿no?”

“…en el año 2002 fue lo siguien­te: Hubo una cam­pa­ña de pro­pa­gan­da den­tro de las fuer­zas arma­das dicien­do que el arma nuclear tác­ti­ca era segu­ra para la pobla­ción civil […] safe for the surround civi­lian popu­la­tion, sin daño a la pobla­ción civil alre­de­dor del sitio don­de hay la explo­sión. Eso fue para la bom­ba nuclear que ellos lla­ma­ron mini-niuk ‑mini-niuk quie­re decir peque­ña bom­ba nuclear. […] en la ideo­lo­gía, en la fal­si­fi­ca­ción cien­tí­fi­ca se pre­sen­tó esa nue­va gene­ra­ción de bom­bas nuclea­res, como sien­do muy dis­tin­tas de la bom­ba estra­té­gi­ca. […] Yo ten­go un paque­te de ciga­rri­llos, yo no sé quién fuma aquí; ‘Fumar pue­de dañar su salud.’ […] Lo que el Pen­tá­gono hizo: ha cam­bia­do la eti­que­ta, con el aval de cien­tí­fi­cos ven­di­dos, coop­ta­dos han cam­bia­do la eti­que­ta de la bom­ba nuclear. […] ‘Esa bom­ba nuclear es segu­ra para la pobla­ción civil, es una bom­ba huma­ni­ta­ria’. No estoy exa­ge­ran­do, pue­den con­sul­tar los docu­men­tos al res­pec­to. […] es pro­pa­gan­da inter­na, es pro­pa­gan­da en las mis­mas fuer­zas arma­das, son esas pala­bras ‑safe for the surround civi­lian popu­la­tion- […] como uste­des saben, es como si uno estu­vie­ra uti­li­zan­do una cáma­ra de video, hay un manual para esta bom­ba.”

“Otro ele­men­to: Pri­me­ro, no es el coman­dan­te en jefe, es decir, el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos quien deci­de la uti­li­za­ción de la bom­ba nuclear. La bom­ba nuclear, recla­si­fi­ca­da por el Sena­do en el 2002 con esa cate­go­ría: peque­ña bom­ba, que es has­ta seis veces una bom­ba de Hiroshi­ma, aho­ra for­ma par­te del con­jun­to de armas con­ven­cio­na­les […] es tam­bién de ter­mi­no­lo­gía mili­tar la caja de herra­mien­tas, the tool box. […] es la caja de herra­mien­tas que yo soy el coman­dan­te gene­ral, tres estre­llas […] el tipo dice: […] ‘aquí está la mini-niuk, está leyen­do el manual […] Aquí está escri­to que se pue­de uti­li­zar esa bom­ba nuclear’.”

“No estoy exa­ge­ran­do, una vez que la pro­pa­gan­da ya está en los manua­les mili­ta­res, vie­ne a ser una línea de con­duc­ta, y el pro­ble­ma es el siguien­te: es que ese dis­cur­so inqui­si­to­rio es tan sofis­ti­ca­do, avan­za­do, que podría lle­var a deci­sio­nes que son tre­men­da­men­te con­tun­den­tes para el futu­ro de la huma­ni­dad, y, por lo tan­to, es nece­sa­rio que este­mos todos jun­tos en con­tra de ese pro­yec­to mili­tar, de ese pro­yec­to de gue­rra.”

“Había men­cio­na­do 750 000 millo­nes de dóla­res en gas­to mili­tar, y 1,5 billo­nes de dóla­res en res­ca­te a los ban­cos ‑esas son las ope­ra­cio­nes que se imple­men­ta­ron en el año 2008−2009− […] si se suma el gas­to mili­tar a los pagos que se han hecho a los ban­cos, lle­ga­mos a una cifra que es mayor que todos los ingre­sos del Esta­do. En un año los ingre­sos del Esta­do nor­te­ame­ri­cano son del orden de 2,3 billo­nes de dóla­res, y una gran par­te de este mon­to está toma­do en finan­ciar la gue­rra y finan­ciar el frau­de, que es pro­duc­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca […] si vemos el pro­gra­ma que se imple­men­tó bajo [el gobierno de] Bush […] era de 750 000 millo­nes de dóla­res, y des­pués se imple­men­tó otro plan pare­ci­do al comien­zo del man­da­to de Oba­ma […] un millón de millo­nes más o menos […] el total de estas ope­ra­cio­nes de res­ca­te por dis­tin­tos medios está esti­ma­do entre 6 y 8 millo­nes de millo­nes de dóla­res, que serían entre tres o cua­tro veces el ingre­so anual del Esta­do fede­ral de Esta­dos Uni­dos.”

“…el Esta­do se va a endeu­dar y los que están super­vi­san­do el Esta­do son los ban­cos, lo cier­to. […] los que son recep­to­res de la ope­ra­ción de res­ca­te son a su vez tam­bién los acree­do­res del Esta­do, y ese pro­ce­so cir­cu­lar se lla­ma finan­ciar su endeu­da­mien­to […] los ban­cos dicen: ‘Bueno, nos deben pagar pla­ta, por­que tene­mos que finan­ciar la deu­da que resul­ta del défi­cit fis­cal, debi­do tan­to al gas­to en la defen­sa como el gas­to en favor de las ope­ra­cio­nes de res­ca­te’.

“Esta­mos en una situa­ción tre­men­da­men­te gra­ve en cuan­to a la estruc­tu­ra fis­cal de Esta­dos Uni­dos, lo que lle­va a una coyun­tu­ra de pri­va­ti­za­ción de fac­to del Esta­do, por­que no hay dine­ro para finan­ciar salud, edu­ca­ción, obras públi­cas, lo que sea. Enton­ces, pau­la­ti­na­men­te, se ve una pri­va­ti­za­ción del Esta­do y se ve tam­bién la pri­va­ti­za­ción de la gue­rra. Esto ya está enca­mi­na­do, es decir que una par­te impor­tan­te de esta gue­rra está lle­va­da por empre­sas pri­va­das, mer­ce­na­rios, tam­bién liga­dos al com­ple­jo mili­tar o indus­trial.”

Pro­si­gue maña­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *