Las armas nuclea­res y la super­vi­ven­cia del Homo Sapiens – Fidel Castro

En el acto con­me­mo­ra­ti­vo por el 50 ani­ver­sa­rio de los Comi­tés de Defen­sa de la Revo­lu­ción expre­sé el cri­te­rio de que: “La Revo­lu­ción Cuba­na, en nues­tra peque­ña e igno­ra­da isla, esta­ba recién naci­da, pero el hecho de venir al mun­do, a solo 90 millas del pode­ro­so impe­rio, se con­vir­tió en algo que ponía a prue­ba la sober­bia de la super­po­ten­cia domi­nan­te en nues­tro hemis­fe­rio y en gran par­te del mun­do”. Pro­me­tí hablar de las pala­bras que pro­nun­cié dos días antes ante la ONU. Adver­tí que nues­tra lucha sería “lar­ga y dura”. Esa tarea, en lo inme­dia­to, debo pos­po­ner­la. Otro tema, sin embar­go, es en este momen­to más importante.

Nues­tro pue­blo, que como muchos cono­cen en el mun­do se carac­te­ri­za por los altos nive­les de cono­ci­mien­tos alcan­za­dos duran­te cin­co déca­das, a par­tir de un país semi­co­lo­ni­za­do y mono­pro­duc­tor con un con­si­de­ra­ble nivel de anal­fa­be­tos, semi-anal­fa­be­tos y bajos nive­les de esco­la­ri­dad gene­ral y cono­ci­mien­tos cien­tí­fi­cos, debía ser infor­ma­do amplia­men­te de lo que pue­de sig­ni­fi­car para el des­tino de la espe­cie huma­na la ener­gía nuclear.

“A mí me pare­ce ‑dije tex­tual­men­te el 28 de sep­tiem­bre- que sería bueno, tal vez, que se cono­cie­ran algu­nas de estas ideas sobre qué es el arma nuclear. Yo he vis­to algu­nas imá­ge­nes sobre lo que es la masa crí­ti­ca, lo que sig­ni­fi­ca su empleo como arma: bueno, tomar la ener­gía que mue­ve al uni­ver­so para la gue­rra”. A par­tir de “3 000 gra­dos prác­ti­ca­men­te todos los meta­les y mate­ria­les…” se fun­den. “¿Qué será a los 10 000 gra­dos? […] Pues bien, a tra­vés de la explo­sión ató­mi­ca pro­duc­to de la masa crí­ti­ca se pue­den alcan­zar millo­nes de gra­dos de calor…”.

Deseo aña­dir en esta Refle­xión, para tener una idea del poder des­truc­ti­vo de esa ener­gía, lo que escri­bió Harry S. Tru­man en su dia­rio, el 25 de julio de 1945, sobre una prue­ba rea­li­za­da en el esta­do de Nue­vo Méxi­co: “Un expe­ri­men­to en el desier­to de Nue­vo Méxi­co fue sor­pren­den­te, para decir­lo de for­ma mode­ra­da. Tre­ce libras del explo­si­vo cau­sa­ron la desin­te­gra­ción total de una torre de ace­ro de 60 pies de altu­ra, abrie­ron un crá­ter de 6 pies de pro­fun­di­dad y 1 200 pies de diá­me­tro, derri­ba­ron una torre de ace­ro a media milla de dis­tan­cia y tira­ron al sue­lo a hom­bres que se encon­tra­ban a 10 000 yar­das de dis­tan­cia. La explo­sión se vio a más de 200 millas y se escu­chó a más de 40″.

En la eta­pa actual del mun­do, cuan­do alre­de­dor de dos­cien­tos paí­ses han sido reco­no­ci­dos como Esta­dos inde­pen­dien­tes con dere­cho a par­ti­ci­par en la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das ‑ridí­cu­la fic­ción jurídica‑, la úni­ca posi­bi­li­dad de for­jar una espe­ran­za con­sis­te en lle­var a las masas, de for­ma sere­na y razo­na­da, el hecho real de que todos los habi­tan­tes del pla­ne­ta están corrien­do el enor­me riesgo.

Den­tro del limi­ta­do espa­cio de nues­tras rela­cio­nes, hemos teni­do la posi­bi­li­dad en menos de tres sema­nas de reci­bir dos emi­nen­tes per­so­na­li­da­des. El pri­me­ro, Alan Robock es inves­ti­ga­dor y pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Rut­gers, New Jer­sey. El cien­tí­fi­co nor­te­ame­ri­cano, tra­ba­jan­do jun­to a un gru­po de vale­ro­sos cole­gas, demos­tró y lle­vó a su actual nivel la teo­ría del “Invierno Nuclear”. Bas­ta­rían 100 de las 25 000 armas nuclea­res estra­té­gi­cas que hoy exis­ten ‑nos expli­có- para que se oca­sio­ne la tragedia.

La teo­ría del “Invierno Nuclear” ha demos­tra­do que: “Si tales armas no exis­tie­ran, no podrían ser uti­li­za­das. Y en estos momen­tos no exis­te un argu­men­to racio­nal para usar­las en lo abso­lu­to. Si no pue­den usar­se, es nece­sa­rio des­truir­las y así nos pro­te­ge­ría­mos de los acci­den­tes, los erro­res de cálcu­lo o cual­quier acti­tud demencial.”

“…cual­quier país que en estos momen­tos esté con­si­de­ran­do la vía nuclear nece­si­ta reco­no­cer que esta­ría ponien­do en peli­gro no sólo a sus pro­pias pobla­cio­nes sino tam­bién al res­to del mundo.”

“…el uso de las armas nuclea­res en caso de un ata­que total con­tra un enemi­go sería una acción sui­ci­da debi­do al frío y la oscu­ri­dad anó­ma­los pro­vo­ca­dos por el humo pro­ve­nien­te de los fue­gos gene­ra­dos por la bomba.”

Robock citó las pala­bras de Eins­tein: “El poder des­en­ca­de­na­do del áto­mo lo ha cam­bia­do todo excep­to nues­tras for­mas de pen­sar, y es por ello que avan­za­mos sin rum­bo hacia una catás­tro­fe sin precedentes”.

Mi res­pues­ta al noble cien­tí­fi­co fue: “No hace­mos nada con cono­cer­lo noso­tros, lo que hace fal­ta es que lo conoz­ca el mundo”.

El 2 de octu­bre, otra emi­nen­te per­so­na­li­dad de gran auto­ri­dad y pres­ti­gio arri­bó a nues­tro país, el eco­no­mis­ta Michel Chos­su­dovsky, Direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción sobre Glo­ba­li­za­ción, y edi­tor prin­ci­pal del cono­ci­do y cada vez más influ­yen­te sitio Web Glo­bal Research, pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Otta­wa, y con­sul­tor de nume­ro­sas ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les, como el Pro­gra­ma de Nacio­nes Uni­das para el Desa­rro­llo, el Ban­co Afri­cano de Desa­rro­llo, el Fon­do de Pobla­ción de las Nacio­nes Uni­das y otras rela­cio­nes y méri­tos que sería exten­so enumerar.

Una de las pri­me­ras acti­vi­da­des del eco­no­mis­ta y escri­tor cana­dien­se fue su con­fe­ren­cia en el Tea­tro “Manuel San­guily” de la Uni­ver­si­dad de la Haba­na a estu­dian­tes, pro­fe­so­res e inves­ti­ga­do­res de las cien­cias eco­nó­mi­cas. La dic­tó y res­pon­dió todas las pre­gun­tas en per­fec­to espa­ñol. Cons­ti­tu­yó un meri­to­rio esfuer­zo de cuyo con­te­ni­do reco­gí las ideas esen­cia­les, en espe­cial las que se rela­cio­nan con los ries­gos de gue­rra con empleo de armas atómicas.

“…la eco­no­mía neo­li­be­ral repre­sen­ta en las uni­ver­si­da­des de Amé­ri­ca del Nor­te reali­da­des que son total­men­te fic­ti­cias; es muy difí­cil para los eco­no­mis­tas […] ana­li­zar la reali­dad eco­nó­mi­ca […] no hay la noción del actor económico.”

“…la mani­pu­la­ción finan­cie­ra, de las ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de los gru­pos de poder, del enga­ño que tie­ne ese sis­te­ma eco­nó­mi­co […] es algo que está fue­ra del con­trol de los individuos…”

“Hoy día qui­sie­ra enfo­car mucho más la cues­tión de la aven­tu­ra mili­tar que se está lle­van­do a cabo. Es una alian­za de Esta­dos Uni­dos, de la OTAN y de Israel, es un pro­yec­to mili­tar; pero, a su vez, es tam­bién un pro­yec­to eco­nó­mi­co, por­que es un pro­yec­to de con­quis­ta económica.”

“…estas ope­ra­cio­nes mili­ta­res corres­pon­den […] a obje­ti­vos de tipo eco­nó­mi­co […] el obje­ti­vo eco­nó­mi­co más fun­da­men­tal son los recur­sos de petró­leo y de gas natu­ral […] el este del Medi­te­rrá­neo has­ta las fron­te­ras chi­nas, y del mar Cas­pio al sur de Ara­bia Sau­di­ta […] Medio Orien­te-Asia Cen­tral, y esta región ‑según los datos- encie­rra, más o menos, un 60% de las reser­vas mun­dia­les de petró­leo y de gas natural.”

“Si com­pa­ra­mos esto con las reser­vas de Esta­dos Uni­dos, son más de trein­ta veces. Esta­dos Uni­dos tie­ne menos de 2% de las reser­vas mun­dia­les […] y está lle­van­do una gue­rra […] para tener el con­trol de esos recur­sos en nom­bre de sus petro­le­ras […] la con­fi­gu­ra­ción de poder eco­nó­mi­co detrás de esta gue­rra, son las petro­le­ras como la Bri­tish Petro­leum, la Che­vron, la Exxon […] las gran­des petro­le­ras anglo­ame­ri­ca­nas que están ahí, y que tie­nen intere­ses en esas regiones.”

“La Bri­tish Petro­leum […] anti­gua­men­te era la Anglo Per­sian Oil Com­pany, y la Anglo Per­sian Oil Com­pany era un pro­yec­to de con­quis­ta tan­to de Irán como de Iraq des­pués de la Segun­da Gue­rra Mundial…”

“Si toman en con­jun­to los paí­ses musul­ma­nes, suman­do Nige­ria, Libia, Arge­lia, Mala­sia, Indo­ne­sia, Bru­nei, lle­gan casi al 70% de las reser­vas glo­ba­les de cru­do […] Esta­dos Uni­dos está lle­van­do una gue­rra de reli­gión en con­tra de los habi­tan­tes de esos paí­ses don­de hay petró­leo. […] es una cru­za­da san­ta en con­tra del mun­do musul­mán; pero el obje­ti­vo reli­gio­so es el pre­tex­to, el jus­ti­fi­ca­ti­vo para lle­var esa gue­rra. […] los dis­cur­sos de Oba­ma, de Hillary Clin­ton […] nos hacen creer que Esta­dos Uni­dos, con todo su poder mili­tar y un gas­to mili­tar de casi un billón de dóla­res por año está lle­van­do la gue­rra a Bin Laden y Al Qaeda.”

“…la con­tra­dic­ción del dis­cur­so vie­ne siem­pre de fuen­tes ofi­cia­les […] recien­te­men­te la CIA publi­có un tex­to dicien­do que no hay más de 50 miem­bros de Al Qae­da que están en Afga­nis­tán toda­vía. […] esa gue­rra no es en con­tra de los terro­ris­tas musul­ma­nes; pero el pre­tex­to de la gue­rra es com­ba­tir en favor de la demo­cra­cia y extir­par el mal.”

“Es intere­san­te que en docu­men­tos mili­ta­res se dice: ‘Si sabes lo que quie­res, vamos a bus­car­los que son malos’. Hay toda una retó­ri­ca […] es un dis­cur­so que nadie va a con­tes­tar, por­que vie­ne la auto­ri­dad, el pre­si­den­te Oba­ma y dice: ‘Tene­mos que bus­car a Bin Laden, no sabe­mos dón­de está; si es nece­sa­rio […] lo vamos a bus­car con el arma nuclear nuestra’.”

“Se for­mu­ló des­pués del 11 de sep­tiem­bre la doc­tri­na de gue­rra pre­ven­ti­va y de gue­rra nuclear pre­ven­ti­va […] era jus­to, en base a los obje­ti­vos de lucha con­tra el terro­ris­mo, uti­li­zar nues­tra arma nuclear en con­tra de ellos, y en las dis­tor­sio­nes mediá­ti­cas se pre­sen­tó, inclu­so, a Bin Laden como una poten­cia nuclear […] son los pode­res nuclea­res no esta­ta­les […]los pode­res nuclea­res no esta­ta­les están en alian­za con Irán que ‑según ellos- es una poten­cia nuclear, aun­que no hay nin­gu­na evi­den­cia de que Irán tie­ne el arma nuclear.”

“…Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos están ame­na­zan­do a Irán con el arma nuclear, y el jus­ti­fi­ca­ti­vo son las armas nuclea­res no exis­ten­tes de Irán, y el pre­tex­to es que Irán es una ame­na­za a la segu­ri­dad mundial.”

“Ese es el dis­cur­so y des­gra­cia­da­men­te ese dis­cur­so ya está apo­ya­do por unos cuan­tos gobier­nos, […] todos los gobier­nos de la OTAN e Israel están apo­yan­do la opción de una gue­rra nuclear pre­ven­ti­va en con­tra de Irán […] que Irán apo­ya a Bin Laden y que es nece­sa­rio impo­ner ‘la demo­cra­cia’ a Irán por la uti­li­za­ción del arma nuclear.”

“…esta­mos real­men­te en una coyun­tu­ra don­de el futu­ro de la huma­ni­dad está afec­ta­do, por­que si hay un ata­que nuclear a Irán ‑como ya se está anun­cian­do, y hay pre­pa­ra­ti­vos de gue­rra des­de el 2004‑, eso sig­ni­fi­ca que, pri­me­ro, en esa gue­rra del Medio Orien­te, Asia Cen­tral, que aho­ra está limi­ta­da a tres tea­tros, Afga­nis­tán, Iraq y Pales­ti­na, vamos a ver una esca­la­da del pro­ce­so mili­tar con la posi­bi­li­dad de un esce­na­rio de gue­rra, la ter­ce­ra gue­rra mundial.”

“La Segun­da Gue­rra Mun­dial era un con­jun­to de gue­rras regio­na­les. […] gue­rra en Euro­pa […] gue­rra en el Pací­fi­co […] gue­rra en Áfri­ca […] varios tea­tros […] hoy es la inte­gra­ción por sis­te­mas de comu­ni­ca­ción y la cen­tra­li­za­ción del man­do mili­tar en un lugar, que es US Stra­te­gic Com­mand, en Nebras­ka. […] con la mili­ta­ri­za­ción del espa­cio con el sis­te­ma de saté­li­tes, con los sis­te­mas de misi­les que se lla­man inte­li­gen­tes, hay regio­na­li­za­ción de ope­ra­cio­nes mili­ta­res […] pla­ni­fi­ca­ción mili­tar de Esta­dos Uni­dos, pero coor­di­na­dos. […] US Cen­tral Com­mand […] Asia Cen­tral y Medio Orien­te. […] SOUTHCOM basa­do en Mia­mi. […] Afri­ca Com­mand […] tie­ne su base en Euro­pa, no en Áfri­ca […] hay una serie de coman­dos regio­na­les, pero la diná­mi­ca de la gue­rra glo­bal es muy dis­tin­ta a la de las gue­rras ante­rio­res […] una coor­di­na­ción en tiem­po real, apa­ci­ble, un man­do úni­co; el sis­te­ma de defen­sa aéreo de todos estos paí­ses de la OTAN, de Esta­dos Uni­dos y aho­ra de Israel, es inte­gra­do. […] esta­mos en un mun­do tre­men­da­men­te dis­tin­to, con armas tre­men­da­men­te sofis­ti­ca­das, ade­más del arma nuclear tene­mos el arma elec­tro­mag­né­ti­ca y la coor­di­na­ción de todas estas ope­ra­cio­nes. […] la OTAN aho­ra tie­ne un man­do mili­tar tam­bién inte­gra­do, de tal for­ma que es una alian­za tre­men­da­men­te cohe­ren­te, que pue­de lan­zar ope­ra­cio­nes en cual­quier par­te del mun­do. […] sí tie­nen la capa­ci­dad, a nivel de armas de des­truc­ción masi­va, que es tre­men­da­men­te sofisticado.”

“Todo esto es un con­tra­to para unas pocas empre­sas que pro­du­cen las armas ‑en Esta­dos Uni­dos lo lla­man Defen­se Contract‑, las empre­sas que tie­nen con­ve­nios con el Depar­ta­men­to de Defen­sa. […] el gas­to mili­tar en Esta­dos Uni­dos es el 75% de los ingre­sos pro­ve­nien­tes de los impues­tos sobre los hoga­res, no todo el ingre­so del Esta­do Fede­ral, pero los ingre­sos de lo que los indi­vi­duos y las fami­lias pagan cada año […] más o menos 1,1 billón de dóla­res, y los gas­tos mili­ta­res son del orden de 750 000 millo­nes de dóla­res […] más o menos, el 75%. […] son cifras ofi­cia­les, en la reali­dad el gas­to mili­tar es mucho mayor que eso.”

“…Esta­dos Uni­dos aho­ra tie­ne un gas­to mili­tar que es un poco más del 50% del gas­to mili­tar de todos los demás paí­ses. […] su eco­no­mía tam­bién es tre­men­da­men­te ses­ga­da a favor de una eco­no­mía de gue­rra, con todas las con­se­cuen­cias del derrum­be de ser­vi­cios socia­les, de aten­ción médica.

“La situa­ción de empo­bre­ci­mien­to que exis­te en Esta­dos Uni­dos, tan­to por la cri­sis como por la eco­no­mía mili­tar, es tre­men­da­men­te gra­ve, y no es pro­duc­to de una esca­sez de recur­sos, es pro­duc­to de una trans­fe­ren­cia de rique­zas hacia pocas manos, del estan­ca­mien­to que se está dan­do por la com­pre­sión del nivel de vida y tam­bién por la asig­na­ción, por par­te del Esta­do, de casi todos sus ingre­sos a sos­te­ner la eco­no­mía de gue­rra, por un lado, y tam­bién el lla­ma­do res­ca­te bancario.”

“…en el con­flic­to entre la Unión Sovié­ti­ca y Esta­dos Uni­dos había una espe­cie de enten­di­mien­to […] ‑no sé cómo decir­lo en espa­ñol- … Es decir que no se va a uti­li­zar por­que ya se reco­no­ce que es un arma que va a eli­mi­nar la socie­dad en su conjunto.

“Pri­me­ro se pre­sen­tó esa doc­tri­na de gue­rra nuclear pre­ven­ti­va, que se basó en la recla­si­fi­ca­ción del arma nuclear como un arma con­ven­cio­nal […] en la Gue­rra Fría había el telé­fono rojo, había que decir quién esta­ba en Mos­cú… Ya había el reco­no­ci­mien­to de que era peli­gro­so, ¿no?”

“…en el año 2002 fue lo siguien­te: Hubo una cam­pa­ña de pro­pa­gan­da den­tro de las fuer­zas arma­das dicien­do que el arma nuclear tác­ti­ca era segu­ra para la pobla­ción civil […] safe for the surround civi­lian popu­la­tion, sin daño a la pobla­ción civil alre­de­dor del sitio don­de hay la explo­sión. Eso fue para la bom­ba nuclear que ellos lla­ma­ron mini-niuk ‑mini-niuk quie­re decir peque­ña bom­ba nuclear. […] en la ideo­lo­gía, en la fal­si­fi­ca­ción cien­tí­fi­ca se pre­sen­tó esa nue­va gene­ra­ción de bom­bas nuclea­res, como sien­do muy dis­tin­tas de la bom­ba estra­té­gi­ca. […] Yo ten­go un paque­te de ciga­rri­llos, yo no sé quién fuma aquí; ‘Fumar pue­de dañar su salud.’ […] Lo que el Pen­tá­gono hizo: ha cam­bia­do la eti­que­ta, con el aval de cien­tí­fi­cos ven­di­dos, coop­ta­dos han cam­bia­do la eti­que­ta de la bom­ba nuclear. […] ‘Esa bom­ba nuclear es segu­ra para la pobla­ción civil, es una bom­ba huma­ni­ta­ria’. No estoy exa­ge­ran­do, pue­den con­sul­tar los docu­men­tos al res­pec­to. […] es pro­pa­gan­da inter­na, es pro­pa­gan­da en las mis­mas fuer­zas arma­das, son esas pala­bras ‑safe for the surround civi­lian popu­la­tion- […] como uste­des saben, es como si uno estu­vie­ra uti­li­zan­do una cáma­ra de video, hay un manual para esta bomba.”

“Otro ele­men­to: Pri­me­ro, no es el coman­dan­te en jefe, es decir, el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos quien deci­de la uti­li­za­ción de la bom­ba nuclear. La bom­ba nuclear, recla­si­fi­ca­da por el Sena­do en el 2002 con esa cate­go­ría: peque­ña bom­ba, que es has­ta seis veces una bom­ba de Hiroshi­ma, aho­ra for­ma par­te del con­jun­to de armas con­ven­cio­na­les […] es tam­bién de ter­mi­no­lo­gía mili­tar la caja de herra­mien­tas, the tool box. […] es la caja de herra­mien­tas que yo soy el coman­dan­te gene­ral, tres estre­llas […] el tipo dice: […] ‘aquí está la mini-niuk, está leyen­do el manual […] Aquí está escri­to que se pue­de uti­li­zar esa bom­ba nuclear’.”

“No estoy exa­ge­ran­do, una vez que la pro­pa­gan­da ya está en los manua­les mili­ta­res, vie­ne a ser una línea de con­duc­ta, y el pro­ble­ma es el siguien­te: es que ese dis­cur­so inqui­si­to­rio es tan sofis­ti­ca­do, avan­za­do, que podría lle­var a deci­sio­nes que son tre­men­da­men­te con­tun­den­tes para el futu­ro de la huma­ni­dad, y, por lo tan­to, es nece­sa­rio que este­mos todos jun­tos en con­tra de ese pro­yec­to mili­tar, de ese pro­yec­to de guerra.”

“Había men­cio­na­do 750 000 millo­nes de dóla­res en gas­to mili­tar, y 1,5 billo­nes de dóla­res en res­ca­te a los ban­cos ‑esas son las ope­ra­cio­nes que se imple­men­ta­ron en el año 2008−2009− […] si se suma el gas­to mili­tar a los pagos que se han hecho a los ban­cos, lle­ga­mos a una cifra que es mayor que todos los ingre­sos del Esta­do. En un año los ingre­sos del Esta­do nor­te­ame­ri­cano son del orden de 2,3 billo­nes de dóla­res, y una gran par­te de este mon­to está toma­do en finan­ciar la gue­rra y finan­ciar el frau­de, que es pro­duc­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca […] si vemos el pro­gra­ma que se imple­men­tó bajo [el gobierno de] Bush […] era de 750 000 millo­nes de dóla­res, y des­pués se imple­men­tó otro plan pare­ci­do al comien­zo del man­da­to de Oba­ma […] un millón de millo­nes más o menos […] el total de estas ope­ra­cio­nes de res­ca­te por dis­tin­tos medios está esti­ma­do entre 6 y 8 millo­nes de millo­nes de dóla­res, que serían entre tres o cua­tro veces el ingre­so anual del Esta­do fede­ral de Esta­dos Unidos.”

“…el Esta­do se va a endeu­dar y los que están super­vi­san­do el Esta­do son los ban­cos, lo cier­to. […] los que son recep­to­res de la ope­ra­ción de res­ca­te son a su vez tam­bién los acree­do­res del Esta­do, y ese pro­ce­so cir­cu­lar se lla­ma finan­ciar su endeu­da­mien­to […] los ban­cos dicen: ‘Bueno, nos deben pagar pla­ta, por­que tene­mos que finan­ciar la deu­da que resul­ta del défi­cit fis­cal, debi­do tan­to al gas­to en la defen­sa como el gas­to en favor de las ope­ra­cio­nes de rescate’.

“Esta­mos en una situa­ción tre­men­da­men­te gra­ve en cuan­to a la estruc­tu­ra fis­cal de Esta­dos Uni­dos, lo que lle­va a una coyun­tu­ra de pri­va­ti­za­ción de fac­to del Esta­do, por­que no hay dine­ro para finan­ciar salud, edu­ca­ción, obras públi­cas, lo que sea. Enton­ces, pau­la­ti­na­men­te, se ve una pri­va­ti­za­ción del Esta­do y se ve tam­bién la pri­va­ti­za­ción de la gue­rra. Esto ya está enca­mi­na­do, es decir que una par­te impor­tan­te de esta gue­rra está lle­va­da por empre­sas pri­va­das, mer­ce­na­rios, tam­bién liga­dos al com­ple­jo mili­tar o industrial.”

Pro­si­gue mañana.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.