Correa: «Para noso­tros el gol­pe no ha ter­mi­na­do» – Resu­men Lati­no­ame­ri­cano

Unos cin­cuen­ta poli­cías fue­ron dete­ni­dos ayer en Ecua­dor por haber par­ti­ci­pa­do en el inten­to de gol­pe con­tra el pre­si­den­te Rafael Correa. El man­da­ta­rio aler­tó que podría suce­der otro aten­ta­do en su con­tra mien­tras anun­cia­ba una depu­ra­ción en la poli­cía. Y dijo ante perio­dis­tas extran­je­ros qué sin­tió duran­te las horas en que estu­vo atra­pa­do en el hos­pi­tal: «No pen­sé que iba a salir vivo de ahí». Ade­más, el secre­ta­rio gene­ral de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) reite­ró que lo que suce­dió la sema­na pasa­da en Qui­to fue un inten­to de gol­pe de Esta­do.

La agen­cia públi­ca ecua­to­ria­na Andes infor­mó que suben a cin­cuen­ta los agen­tes que están dete­ni­dos y debie­ron pres­tar decla­ra­ción ante la fis­ca­lía. Todos esos uni­for­ma­dos están alo­ja­dos en el Cen­tro de Adies­tra­mien­to Canino de Qui­to. Mien­tras tan­to, la Jus­ti­cia ecua­to­ria­na esta­ría bus­can­do a otras 246 per­so­nas por el inten­to de gol­pe del jue­ves pasa­do, que cos­tó nue­ve vidas y cien­tos de heri­dos. Aun así, el defen­sor de los agen­tes, Patri­cio Armi­jos, denun­ció: «Se tra­ta de una per­se­cu­ción sal­va­je».

El mar­tes ya había sido dete­ni­do el ex mayor del ejér­ci­to Fidel Arau­jo. El tam­bién diri­gen­te del opo­si­tor Par­ti­do Socie­dad Patrió­ti­ca (PSP) fue acu­sa­do por el gobierno ecua­to­riano de coman­dar la revuel­ta poli­cial de la sema­na pasa­da. En un video difun­di­do por las auto­ri­da­des, se lo vio a Arau­jo hablan­do por celu­lar duran­te el levan­ta­mien­to en el Regi­mien­to 1 de Qui­to. El abo­ga­do Pablo Gue­rre­ro, del PSP, tam­bién tie­ne orden de cap­tu­ra por haber enca­be­za­do la toma del Canal de Tele­vi­sión Públi­ca.

El secre­ta­rio jurí­di­co de la Pre­si­den­cia, Ale­xis Mera, infor­mó ayer que el man­da­ta­rio pedi­rá a la fis­ca­lía decla­rar en cali­dad de víc­ti­ma. «Lo hará cuan­do las inves­ti­ga­cio­nes esta­blez­can nom­bres y ape­lli­dos de las per­so­nas invo­lu­cra­das. No que­re­mos come­ter injus­ti­cias, ini­ciar una cace­ría de bru­jas o que se con­vier­ta en un asun­to polí­ti­co», recal­có.

Ante corres­pon­sa­les extran­je­ros, el pre­si­den­te Correa vol­vió a car­gar las tin­tas con­tra el arco opo­si­tor. «No tene­mos prue­bas de que por detrás estén gru­pos eco­nó­mi­cos, pero hemos detec­ta­do la infil­tra­ción de miem­bros de Socie­dad Patrió­ti­ca», denun­ció sobre la inten­to­na en su con­tra. El jue­ves pasa­do, Correa fue gol­pea­do y le arro­ja­ron gases lacri­mó­ge­nos cuan­do con­cu­rrió al prin­ci­pal cuar­tel de la capi­tal ecua­to­ria­na. Des­pués lo lle­va­ron has­ta el hos­pi­tal de la poli­cía, don­de estu­vo secues­tra­do por horas has­ta que coman­dos de eli­te logra­ron res­ca­tar­lo.

«Para noso­tros el gol­pe no ha ter­mi­na­do», remar­có el gober­nan­te. «Lo del jue­ves ha sido una medi­ción, debe­mos pre­pa­rar­nos para el res­to», aler­tó. Correa no des­car­tó que pue­da sufrir un aten­ta­do con­tra su per­so­na. «Con gen­te así suel­ta es impo­si­ble decir que en el futu­ro no se podrá espe­rar algún inci­den­te. Habrá que detec­tar­los, pero será muy difí­cil detec­tar a todos», agre­gó. El man­da­ta­rio vol­vió a mani­fes­tar la nece­si­dad de un cam­bio pro­fun­do al inte­rior de la poli­cía ecua­to­ria­na. «Mien­tras exis­ta esa gen­te en las filas poli­cia­les va a ser muy difí­cil que no haya un acto vio­len­to o un exce­so poli­cial en el futu­ro», apun­tó Correa. Pero pro­ba­ble­men­te esos inten­tos encon­tra­rán la resis­ten­cia de la pobla­ción. Según un son­deo de la fir­ma Ceda­tos, el 92 por cien­to de la socie­dad ecua­to­ria­na defien­de el régi­men demo­crá­ti­co y el 87 repu­dia cómo fue tra­ta­do el pre­si­den­te.

Por su par­te, el vice­pre­si­den­te de Ecua­dor, Lenín Moreno, con­fir­mó que el jue­ves reci­bió varios lla­ma­dos tele­fó­ni­cos para ocu­par la pre­si­den­cia. Si bien el vice­je­fe del Eje­cu­ti­vo no dio nom­bres, sí dio a cono­cer su res­pues­ta a ellos. Moreno les dijo que no asu­mi­ría bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, ya que «la Revo­lu­ción Ciu­da­da­na inclu­ye leal­tad». El vice­pre­si­den­te agre­gó que los gol­pis­tas lo qui­sie­ron ten­tar con el «tra­ta­mien­to carro­ñe­ro del pasa­do», en el que habrían incu­rri­do ante­rio­res fun­cio­na­rios, quie­nes lo ante­ce­die­ron en el car­go.

La denun­cia del Eje­cu­ti­vo ecua­to­riano de que la acción del jue­ves no fue otra cosa más que un inten­to de gol­pe de Esta­do reci­bió un espal­da­ra­zo ante la OEA. Des­pués de su via­je por Qui­to, el secre­ta­rio gene­ral del orga­nis­mo afir­mó: «Lo que con­si­guió dete­ner­se el jue­ves en Ecua­dor fue un inten­to de gol­pe de Esta­do».

Ade­más, el chi­leno José Miguel Insul­za agre­gó: «Estoy con­ven­ci­do de que pro­ba­ble­men­te una par­te impor­tan­te del con­tin­gen­te poli­cial que se insu­rrec­cio­nó pue­de haber sido lle­va­do a esta suble­va­ción con argu­men­tos eco­nó­mi­cos, pero no me cabe duda de que la inten­ción de otros, que pro­ba­ble­men­te no fue­ron vis­tos en la pri­me­ra fila, era lle­var la suble­va­ción has­ta la ingo­ber­na­bi­li­dad». Tam­bién aler­tó el titu­lar de la OEA sobre la posi­bi­li­dad de que inten­tos como el del jue­ves se repro­duz­can en otros luga­res de Amé­ri­ca y dio el ejem­plo del gol­pe que el año pasa­do sacu­dió a Hon­du­ras. A dife­ren­cia de Ecua­dor, en Hon­du­ras se impu­sie­ron los gol­pis­tas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *