Tras el 29‑S, el ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na pide que se inves­ti­gue a las «webs anti­sis­te­ma»- La Hai­ne

Nota de La Hai­ne

El dia­rio El País se hace eco de una denun­cia del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na, supues­ta­men­te con­tra las «webs anti­sis­te­ma» por­que «pro­mue­ven la vio­len­cia». Pare­ce que la huel­ga tuvo éxi­to en Bar­ce­lo­na, no sólo en las calles sino tam­bién en el plano mediá­ti­co-alter­na­ti­vo, gra­cias al tra­ba­jo de coor­di­na­ción que desa­rro­lla­ron los movi­mien­tos socia­les.

Por eso aho­ra se inven­tan un fal­so pre­tex­to para ata­car deter­mi­na­dos espa­cios que se vol­ca­ron en man­te­ner infor­ma­da a la pobla­ción de Bar­ce­lo­na y denun­ciar la repre­sión, con­tra­rres­tan­do la sen­sa­ción que des­de la pren­sa del poder se que­ría impo­ner: que en Bar­ce­lo­na, al igual que en el res­to del Esta­do, el 29‑S «no pasó nada».

Las webs de con­tra­in­for­ma­ción seña­la­das son Kao­sen­la­red, IMC Bar­ce­lo­na y La Hai­ne. Así mis­mo se pone en el pun­to de mira a Aler­ta Soli­da­ria, que no es una pági­na de infor­ma­ción alter­na­ti­va sino un orga­nis­mo anti­rre­pre­si­vo. Pare­ce que en Bar­ce­lo­na pasa­ron cosas y muchas ese día, por eso aho­ra sur­ge esta reac­ción por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes.


Bar­ce­lo­na ins­ta a la Fis­ca­lía a que inves­ti­gue las webs anti­sis­te­ma

El Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na subió ayer un pel­da­ño en su lucha decla­ra­da con­tra los con­te­ni­dos que inci­ten a la vio­len­cia des­de las webs de gru­pos anti­sis­te­ma. Un día des­pués de denun­ciar, sin prue­bas, que algu­nas de estas pági­nas pro­mue­ven la vio­len­cia, el Con­sis­to­rio deci­dió tras­la­dar el pro­ble­ma al ámbi­to judi­cial. La con­ce­jal de segu­ri­dad, Assum­pta Escarp, pedi­rá a la Fis­ca­lía que inves­ti­gue los sitios que inci­ten a come­ter actos vio­len­tos o infor­men sobre cómo orga­ni­zar alter­ca­dos. En con­cre­to, sobre las pági­nas que el 29‑S con­te­nían men­sa­jes en ese sen­ti­do, según con­cre­tó ayer la con­ce­jal.

No se pre­ten­de cerrar esas pági­nas, sino inter­ve­nir cuan­do se usen para hacer apo­lo­gía de la vio­len­cia. Los ser­vi­cios jurí­di­cos del Ayun­ta­mien­to están ulti­man­do el escri­to en el que se pide la inter­ven­ción del fis­cal. «Lo que no pode­mos hacer es estar de bra­zos cru­za­dos si una web lla­ma a que­mar rue­das y no con­te­ne­do­res, por­que pro­du­cen más humo. Tene­mos que comu­ni­car­lo al fis­cal para que pro­ce­da», aña­dió Escarp. Dio a enten­der que lo harán cada vez que sea nece­sa­rio.
Mano dura

Cons­cien­te de las crí­ti­cas sobre la supues­ta per­mi­si­vi­dad que el Con­sis­to­rio ha man­te­ni­do en los últi­mos años con algu­nos de estos colec­ti­vos (espe­cial­men­te, los

oku­pas) se ha impues­to el dis­cur­so de mano dura. El alcal­de, Jor­di Hereu, se mos­tró par­ti­da­rio de «cual­quier ini­cia­ti­va que com­ba­ta a los vio­len­tos» que, a su jui­cio, apro­ve­chan Inter­net para «inci­tar y ava­lar la vio­len­cia».

Los exper­tos en deli­tos infor­má­ti­cos advier­ten de los ries­gos y la difi­cul­tad de cerrar webs acu­sa­das de pro­mo­ver actos van­dá­li­cos. Entre otras cosas, por­que la fron­te­ra entre la liber­tad de expre­sión y el deli­to es, a menu­do, difí­cil de deli­mi­tar. Hereu ase­gu­ró, en ese sen­ti­do, que no es con­tra­dic­to­rio com­ba­tir los men­sa­jes vio­len­tos en la Red y defen­der la liber­tad de expre­sión, en la que él, dijo, cree «más que nadie».

Fuen­tes jurí­di­cas aler­tan tam­bién de que, en el caso de que la Fis­ca­lía abra una inves­ti­ga­ción, pri­me­ro se debe ana­li­zar si su con­te­ni­do es delic­ti­vo y, pos­te­rior­men­te, iden­ti­fi­car a los auto­res del tex­to, ima­gen, vídeo o cual­quier otro men­sa­je. Este paso pue­de resul­tar com­pli­ca­do, por­que muchos de los men­sa­jes se ampa­ran en el ano­ni­ma­to. Algu­nas de estas webs, aña­den los exper­tos, están alo­ja­das en el extran­je­ro, lo que difi­cul­ta­ría la apli­ca­ción de las leyes espa­ño­las. Las mis­mas fuen­tes aler­tan tam­bién de que la apo­lo­gía de la vio­len­cia solo tie­ne enca­je en el Códi­go Penal si se rea­li­za por moti­vos racis­tas, anti­se­mi­tas o ideo­ló­gi­cos, según dis­po­ne el artícu­lo 510.

Los anti­sis­te­ma acu­san a los medios con­ven­cio­na­les (pren­sa, radio y tele­vi­sión) de estar some­ti­dos a los pode­res públi­cos y al «capi­tal». De ahí que, en los últi­mos años, hayan dedi­ca­do par­te de su tiem­po a crear pági­nas web que ellos deno­mi­nan «de con­tra­in­for­ma­ción». En estas webs, expo­nen sus pun­tos de vis­ta sobre la reali­dad, aun­que tam­bién sir­ven para man­te­ner infor­ma­do al pro­pio colec­ti­vo sobre acti­vi­da­des y even­tos. La poli­cía ras­trea a menu­do estas pági­nas, que pue­den dar­les pis­tas para pre­pa­rar un acon­te­ci­mien­to de gran mag­ni­tud, como el pasa­do 29‑S, que deri­vó en dis­tur­bios en el cen­tro de Bar­ce­lo­na. De ahí a con­cluir que todas esas pági­nas inci­tan a la vio­len­cia y que pue­den resul­tar delic­ti­vas media un tre­cho si no se ana­li­zan con deta­lle.

Indy­me­dia Bar­ce­lo­na, Kaos en la Red, Aler­ta Soli­dà­ria y La Hai­ne son algu­nos de los por­ta­les que con­tie­nen mayor volu­men de infor­ma­ción de esta cla­se. Tam­bién exis­te una miría­da de blogs de diver­sos colec­ti­vos alter­na­ti­vos.

Artícu­lo de «El País», fir­ma­do por «J. Gar­cía, B. Cia, P. Ríos»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *