Oba­ma cali­fi­ca de insos­te­ni­ble situa­ción fis­cal esta­dou­ni­den­se mien­tras la cri­sis avan­za – Pren­sa Lati­na

eeuu_crisis_fiscal.jpg

Resu­men Latinoamericano/​Prensa Lati­na - Con un récord de 1,4 billo­nes (millo­nes de millo­nes) de dóla­res, el pre­si­den­te Barack Oba­ma cali­fi­có de insos­te­ni­ble la situa­ción del défi­cit pre­su­pues­ta­rio de su país.

A esa cifra se une que Esta­dos Uni­dos acu­mu­la una deu­da de 50 billo­nes de dóla­res, el 85 por cien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to, con lo cual se con­vier­te en la pri­me­ra eco­no­mía más endeu­da­da a nivel glo­bal.

Sobre esa base Oba­ma indi­có que «hay que poner­se serio para abor­dar el défi­cit fede­ral», al tiem­po que reco­no­ció que los paque­tes de estí­mu­lo apro­ba­dos a prin­ci­pios de su man­da­to para inten­tar un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, aumen­ta­ron la bre­cha pre­su­pues­ta­ria.

El jefe de la Casa Blan­ca admi­tió duran­te una reu­nión del con­se­jo de ase­so­res para la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, su preo­cu­pa­ción de cara a las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del pró­xi­mo 2 de noviem­bre por el alto défi­cit fis­cal.

Ante esa situa­ción el man­da­ta­rio esta­dou­ni­den­se advir­tió que en un revés elec­to­ral para sus par­ti­do, el con­tra­rio redu­ci­rá el gas­to en edu­ca­ción, algo que en su opi­nión no tie­ne sen­ti­do cuan­do otros paí­ses se vuel­ven más com­pe­ti­ti­vos.

La eco­no­mía de Esta­dos Uni­dos se con­vier­te en cen­tro de acu­sa­cio­nes en cam­pa­ña, lo que según los exper­tos es un gran esce­na­rio de incul­pa­cio­nes entre demó­cra­tas y repu­bli­ca­nos.

Los pri­me­ros acu­san a sus con­tra­rios de ser cau­san­tes de la cri­sis finan­cie­ra y la rece­sión.

Ase­gu­ran que el alto des­em­pleo, la cri­sis hipo­te­ca­ria y los embar­gos de vivien­das serían peo­res si hubie­sen blo­quea­do el res­ca­te finan­cie­ro y de la indus­tria auto­mo­triz.

Mien­tras, los repu­bli­ca­nos tra­tan de apro­ve­char la indig­na­ción gene­ral por la situa­ción eco­nó­mi­ca y cul­pan a Oba­ma y a las polí­ti­cas demó­cra­tas del cre­cien­te défi­cit fis­cal y la tasa de des­em­pleo cer­ca­na a 10 por cien­to.

La cri­sis con­ti­núa

La cri­sis eco­nó­mi­ca de Esta­dos Uni­dos con­ti­nua­rá has­ta fina­les del 2011, mien­tras que las gran­des empre­sas que reci­ben prés­ta­mos bara­tos guar­dan el dine­ro sin inver­tir­lo.

La pre­vi­sión de la frá­gil situa­ción finan­cie­ra en el país del nor­te se des­pren­de de un son­deo Pro­nós­ti­co Eco­nó­mi­co Tri­mes­tral de Manu­fac­tu­ras Alliance/​Mapi.

El cre­ci­mien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) ajus­ta­do por la infla­ción se redu­ci­rá a 1,6% en el 2010 y se des­ace­le­ra­rá a 1,3% en el 2011, seña­ló la inves­ti­ga­ción.

La esti­ma­ción del PIB para el 2010 es menor res­pec­to del cre­ci­mien­to del 1,9% pro­yec­ta­do en el mis­mo infor­me de mayo de este año.

El eco­no­mis­ta prin­ci­pal del orga­nis­mo, Daniel Mecks­troth, indi­có que las expor­ta­cio­nes y las impor­ta­cio­nes posi­ble­men­te con­ti­núen apun­ta­lan­do el débil entorno eco­nó­mi­co duran­te las pró­xi­mas sema­nas.

Se esti­mó tam­bién que el cre­ci­mien­to de la pro­duc­ción manu­fac­tu­re­ra dis­mi­nui­rá un 0,5% en el 2010 tras un cre­ci­mien­to del 1,7% en 2008.

El Depar­ta­men­to de Tra­ba­jo reve­ló que la tasa de des­em­pleo de Esta­dos Uni­dos alcan­zó en agos­to el máxi­mo en cua­tro años con un 9,7%.

En tan­to, al con­tra­rio de lo espe­ra­do por el gobierno del pre­si­den­te Barack Oba­ma, las gran­des empre­sas del país bene­fi­cia­das con prés­ta­mos bara­tos guar­dan el dine­ro sin inver­tir.

Esto fue reve­la­do por el dia­rio The New York Times, el cual indi­có que el otor­ga­mien­to de dichos anti­ci­pos per­si­gue incen­ti­var la eco­no­mía y gene­rar empleo.

Pre­ci­só que esas cor­po­ra­cio­nes, entre ellas Micro­soft, aho­rran las sumas has­ta que la situa­ción mejo­re, mien­tras que a los hoga­res y peque­ñas empre­sas se les nie­gan los prés­ta­mos.

The New York Times con­si­de­ró poco pro­ba­ble la reani­ma­ción de la eco­no­mía si las gran­des com­pa­ñías se man­tie­nen reti­cen­tes a inver­tir.

A esta situa­ción en la eco­no­mía esta­dou­ni­den­se se le debe sumar que los ini­cios de cons­truc­ción de vivien­das en la nación dis­mi­nu­ye­ron más de lo espe­ra­do en sep­tiem­bre, sien­do su menor nivel en ocho meses.

El hecho evi­den­cia la pér­di­da de fuer­za finan­cie­ra duran­te el segun­do semes­tre de este año.

El Depar­ta­men­to de Comer­cio seña­ló que los ini­cios de cons­truc­ción de casas caye­ron un 0,5% a nivel local e inter­na­cio­nal.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *