Oba­ma cali­fi­ca de insos­te­ni­ble situa­ción fis­cal esta­dou­ni­den­se mien­tras la cri­sis avan­za – Pren­sa Latina

eeuu_crisis_fiscal.jpg

Resu­men Latinoamericano/​Prensa Lati­na - Con un récord de 1,4 billo­nes (millo­nes de millo­nes) de dóla­res, el pre­si­den­te Barack Oba­ma cali­fi­có de insos­te­ni­ble la situa­ción del défi­cit pre­su­pues­ta­rio de su país.

A esa cifra se une que Esta­dos Uni­dos acu­mu­la una deu­da de 50 billo­nes de dóla­res, el 85 por cien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to, con lo cual se con­vier­te en la pri­me­ra eco­no­mía más endeu­da­da a nivel global.

Sobre esa base Oba­ma indi­có que «hay que poner­se serio para abor­dar el défi­cit fede­ral», al tiem­po que reco­no­ció que los paque­tes de estí­mu­lo apro­ba­dos a prin­ci­pios de su man­da­to para inten­tar un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, aumen­ta­ron la bre­cha presupuestaria.

El jefe de la Casa Blan­ca admi­tió duran­te una reu­nión del con­se­jo de ase­so­res para la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, su preo­cu­pa­ción de cara a las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del pró­xi­mo 2 de noviem­bre por el alto défi­cit fiscal.

Ante esa situa­ción el man­da­ta­rio esta­dou­ni­den­se advir­tió que en un revés elec­to­ral para sus par­ti­do, el con­tra­rio redu­ci­rá el gas­to en edu­ca­ción, algo que en su opi­nión no tie­ne sen­ti­do cuan­do otros paí­ses se vuel­ven más competitivos.

La eco­no­mía de Esta­dos Uni­dos se con­vier­te en cen­tro de acu­sa­cio­nes en cam­pa­ña, lo que según los exper­tos es un gran esce­na­rio de incul­pa­cio­nes entre demó­cra­tas y republicanos.

Los pri­me­ros acu­san a sus con­tra­rios de ser cau­san­tes de la cri­sis finan­cie­ra y la recesión.

Ase­gu­ran que el alto des­em­pleo, la cri­sis hipo­te­ca­ria y los embar­gos de vivien­das serían peo­res si hubie­sen blo­quea­do el res­ca­te finan­cie­ro y de la indus­tria automotriz.

Mien­tras, los repu­bli­ca­nos tra­tan de apro­ve­char la indig­na­ción gene­ral por la situa­ción eco­nó­mi­ca y cul­pan a Oba­ma y a las polí­ti­cas demó­cra­tas del cre­cien­te défi­cit fis­cal y la tasa de des­em­pleo cer­ca­na a 10 por ciento.

La cri­sis continúa

La cri­sis eco­nó­mi­ca de Esta­dos Uni­dos con­ti­nua­rá has­ta fina­les del 2011, mien­tras que las gran­des empre­sas que reci­ben prés­ta­mos bara­tos guar­dan el dine­ro sin invertirlo.

La pre­vi­sión de la frá­gil situa­ción finan­cie­ra en el país del nor­te se des­pren­de de un son­deo Pro­nós­ti­co Eco­nó­mi­co Tri­mes­tral de Manu­fac­tu­ras Alliance/​Mapi.

El cre­ci­mien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) ajus­ta­do por la infla­ción se redu­ci­rá a 1,6% en el 2010 y se des­ace­le­ra­rá a 1,3% en el 2011, seña­ló la investigación.

La esti­ma­ción del PIB para el 2010 es menor res­pec­to del cre­ci­mien­to del 1,9% pro­yec­ta­do en el mis­mo infor­me de mayo de este año.

El eco­no­mis­ta prin­ci­pal del orga­nis­mo, Daniel Mecks­troth, indi­có que las expor­ta­cio­nes y las impor­ta­cio­nes posi­ble­men­te con­ti­núen apun­ta­lan­do el débil entorno eco­nó­mi­co duran­te las pró­xi­mas semanas.

Se esti­mó tam­bién que el cre­ci­mien­to de la pro­duc­ción manu­fac­tu­re­ra dis­mi­nui­rá un 0,5% en el 2010 tras un cre­ci­mien­to del 1,7% en 2008.

El Depar­ta­men­to de Tra­ba­jo reve­ló que la tasa de des­em­pleo de Esta­dos Uni­dos alcan­zó en agos­to el máxi­mo en cua­tro años con un 9,7%.

En tan­to, al con­tra­rio de lo espe­ra­do por el gobierno del pre­si­den­te Barack Oba­ma, las gran­des empre­sas del país bene­fi­cia­das con prés­ta­mos bara­tos guar­dan el dine­ro sin invertir.

Esto fue reve­la­do por el dia­rio The New York Times, el cual indi­có que el otor­ga­mien­to de dichos anti­ci­pos per­si­gue incen­ti­var la eco­no­mía y gene­rar empleo.

Pre­ci­só que esas cor­po­ra­cio­nes, entre ellas Micro­soft, aho­rran las sumas has­ta que la situa­ción mejo­re, mien­tras que a los hoga­res y peque­ñas empre­sas se les nie­gan los préstamos.

The New York Times con­si­de­ró poco pro­ba­ble la reani­ma­ción de la eco­no­mía si las gran­des com­pa­ñías se man­tie­nen reti­cen­tes a invertir.

A esta situa­ción en la eco­no­mía esta­dou­ni­den­se se le debe sumar que los ini­cios de cons­truc­ción de vivien­das en la nación dis­mi­nu­ye­ron más de lo espe­ra­do en sep­tiem­bre, sien­do su menor nivel en ocho meses.

El hecho evi­den­cia la pér­di­da de fuer­za finan­cie­ra duran­te el segun­do semes­tre de este año.

El Depar­ta­men­to de Comer­cio seña­ló que los ini­cios de cons­truc­ción de casas caye­ron un 0,5% a nivel local e internacional.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.