Vivien­do en la calle y apun­to de inmo­lar­se – Berri Otxoak

Luis Miguel San­ta­ma­ria, de 52 años, y su hijo de 18 años, y estu­dian­te en el Ins­ti­tu­to Nico­lás Lar­bu­ru de Bara­kal­do, tenían inten­ción de uti­li­zar un cén­tri­co caje­ro de la BBK de Bara­kal­do para vivir, una vez que han sido expul­sa­dos del vehícu­lo que uti­li­za­ban para vivir des­de hace mes y medio en el muni­ci­pio de Sestao.

Luis Miguel San­ta­ma­ría ha esta­do vivien­do 4 días en la calle entre los muni­ci­pios de Bara­kal­do y Ses­tao. Ante la total des­aten­ción que han pade­ci­do por los con­sis­to­rios de ambas loca­li­da­des, Luis Miguel San­ta­ma­ria ha deci­di­do acam­par en un caje­ro de la BBK con el áni­mo de tener, por lo menos, un techo don­de sub­sis­tir. Empren­día, ade­más, esta ini­cia­ti­va con el áni­mo de lla­mar la aten­ción sobre su situa­ción de total des­am­pa­ro y, a la vez, pro­por­cio­nar­se un lugar don­de poder vivir él y su hijo. Pre­ten­día empla­zar públi­ca­men­te al Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do a tomar car­tas en el asun­to. Has­ta aho­ra, des­de el Equi­po de Gobierno bara­kal­dés, habían ale­ga­do que, aun­que sean veci­nos de Bara­kal­do de toda la vida, no podían hacer­se car­go de su caso al estar en otro muni­ci­pio. Aho­ra viven en la calles de Bara­kal­do: ¿Qué repues­tas pien­sa arbi­trar el Depar­ta­men­to de Acción Social del con­sis­to­rio fabril? ¿Vol­ver a dejar­les en la calle…? Pues, así ha sido.

A las 11 de la maña­na se per­so­na la Poli­cía Muni­ci­pal de Bara­kal­do para inte­re­sar­se por la situa­ción que se esta­ba dan­do en esos momen­tos en el caje­ro de la BBK. Pro­ce­de a iden­ti­fi­car a Luis Miguel San­ta­ma­ria y da cuen­ta de su situa­ción a los ser­vi­cios socia­les. A la par se rea­li­zan ges­tio­nes con el Depar­ta­men­to de Acción Social para que se intere­se por esta situación.

A las 12:30 se con­si­gue que el “Ser­vi­cio de Urgen­cias Socia­les” le atien­da. Des­pués de una hora de reu­nión se le empla­za a las 2 del medio­día a la espe­ra de una res­pues­ta por par­te del con­sis­to­rio fabril. A las 14:15 la tra­ba­ja­do­ra social del “Ser­vi­cio de Urgen­cias Socia­les” le comu­ni­ca que el Ayun­ta­mien­to no se hace car­go de su situa­ción y se nie­ga a dar­le algu­na solu­ción, con­de­nán­do­le a vivir de nue­vo esta noche en la calle.

Debi­do a esta res­pues­ta y a su esta­do de deses­pe­ra­ción y de ner­vio­sis­mo deci­de acu­dir a un esta­ble­ci­mien­to a com­prar gasó­leo. Deci­de ence­rra­se en las depen­den­cias muni­ci­pa­les don­de esta ubi­ca­do el “Ser­vi­cio de Urgen­cias Socia­les” y ame­na­za con para pren­der­se fuego.

Tras la lle­ga­da de dife­ren­tes patru­llas de la Poli­cía Muni­ci­pal se inten­ta mediar para que no cum­pla su ame­na­za. La Poli­cía Muni­ci­pal bus­ca la inter­me­dia­ción de los ser­vi­cios socia­les del Ayun­ta­mien­to pero estos desis­ten en dar una solu­ción. Al final, los muni­ci­pa­les con­si­guen con­ven­cer a Luis Miguel San­ta­ma­ria y lle­vár­se­lo a la comi­sa­ria para lograr tranquilizarle.

Actual­men­te vuel­ve a estar bus­cán­do­se la vida en la calle, sin nin­gún apo­yo ins­ti­tu­cio­nal. Esta es la cró­ni­ca de unos gra­ves suce­sos que han ocu­rri­do en nues­tra localidad.

Des­de aquí hace­mos res­pon­sa­ble a la con­ce­ja­la de Acción Social, Ama­ya Rojas, de las dra­má­ti­cas con­se­cuen­cias que se pudie­ran deri­var de la situa­ción de deses­pe­ra­ción que vive Luis Miguel San­ta­ma­ria. Por el momen­to, se ha evi­ta­do que se inmo­le pero no sabe­mos que pasos podrá lle­gar a dar si no se resuel­ve cuan­to antes su su angus­tio­sa situación.

Pero todo estas cir­cuns­tan­cias no son pro­duc­to de la casua­li­dad. Para­do, des­pués de cobrar el sub­si­dio por des­em­pleo ago­tó la ayu­da de los 420 euros. Una vez aca­ba­dos sus aho­rros, y des­pués de años de tra­ba­jo y aun­que se diri­gió a los ser­vi­cios socia­les de Bara­kal­do y Ses­tao, ter­mi­nó en la calle. Uno más de las 16.088 per­so­nas des­em­plea­das que hay en la Mar­gen Izquier­da y de las 59 fami­lias de Bara­kal­do y Ses­tao que han sido desahu­cia­das de su vivien­da a lo lar­go del pri­mer tri­mes­tre del año 2010.

Hay que recor­dar que el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, como reco­no­ció el pro­pio Depar­ta­men­to de Acción Social, tie­ne para­li­za­dos des­de mayo los expe­dien­tes de 1.530 fami­lias que han pedi­do una ayu­da social al con­sis­to­rio fabril, sólo se ha aten­di­do el 73% de las soli­ci­tu­des. Así y todo, las fami­lias que han reci­bi­do la asig­na­ción eco­nó­mi­ca que les corres­pon­día han vis­to como se le recor­ta­ba en un 50% «por moti­vos presupuestarios».

BERRI-OTXOAK
(Pla­ta­for­ma Con­tra la Exclu­sión Social y Por los dere­chos Sociales)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.