Tes­ti­mo­nio de los últi­mos dete­ni­dos en Eus­kal Herria

El tex­to que pre­sen­ta­mos es la tra­duc­ción del docu­men­to pre­sen­ta­do hoy por el movi­mien­to pro Amnis­tia de Eus­kal Herria rea­li­za­da por Boltxe Kolek­ti­boa. El tex­to, pre­sen­ta­do en eus­ka­ra y publi­ca­do por dis­tin­tos dia­rios vas­cos resal­ta que un abo­ga­do de ofi­cio recha­zó fir­mar la decla­ra­ción poli­cial ante el esta­do del dete­ni­do.

Va a ser muy difi­cil de dige­rir esto en los ámbi­tos inter­na­cio­na­les, sin duda algu­na. El rela­to es espe­luz­nan­te.

Juan Car­los Besan­ce :

La deten­ción fue bas­tan­te vio­len­ta. Derri­ba­ron la puer­ta de casa y detu­vie­ron a Car­los y a su her­mano. Des­pués comen­za­ron el regis­tro tran­qui­la­men­te.
Ini­cial­men­te los metie­ron en un coche y aquí comen­zó el infierno que se pro­lon­gó por cin­co días.
Cuan­do iba en el coche le pusie­ron una bol­sa, deján­do­le sin res­pi­ra­ción, has­ta aho­gar­lo. Repi­tie­ron por tres veces lo de la bol­sa, y cuan­do iba en el coche per­dió dos veces el cono­ci­mien­to. Sal­ta­ban enci­ma de su cuer­po los Guar­dias Civi­les y los gri­tos y las ame­na­zas se suce­die­ron sin fin.
Al lle­gar a Madrid comen­za­ron los inte­rro­ga­to­rios. Duran­te cin­co días ha teni­do tapa­dos los ojos con un anti­faz Y al con­cluir tenía pér­di­da la noción del tiem­po.
Cada día le inte­rro­ga­ron dos o tres veces, cada sesión de dos horas, sin abo­ga­do y rodea­do por mul­ti­tud de guar­dias civi­les, en medio de la tor­tu­ra y las ame­na­zas. Con pre­gun­tas ile­ga­les.
Le des­nu­da­ron total­men­te y le obli­ga­ron a rea­li­zar fle­xio­nes, entre tan­to les golea­ban en el pecho.

Le enro­lla­ron en una man­ta, le ata­ron con una cin­ta y las manos se las ata­ron con goma espu­ma. Le pusie­ron goma – espu­ma en las manos, le colo­ca­ron la bol­sa en la cabe­za deján­do­le sin res­pi­ra­ción gol­peán­do­le en los tes­tícu­los, le gol­pea­ban el cuer­po deján­do­le empa­pa­do en sudor. En ese esta­do le lle­va­ron a un habi­tácu­lo deno­mi­na­do “el fri­go­rí­fi­co” en el que hacia un frío extre­mo. Le cas­ta­ñea­ban los dien­tes y no veía nada pero sen­tía un frío atroz.

Por lo menos le colo­ca­ron la bol­sa en la cabe­za en doce oca­sio­nes, se la apre­ta­ron mucho has­ta casi asfi­xiar­lo. En Madrid per­dió el cono­ci­mien­to otra vez.

Le rocia­ron con un spray en la cabe­za y en las manos, notó que el pelo se le eri­za­ba pero apar­te de eso no notó nada más.
En los inte­rro­ga­to­rios escu­chó mul­ti­tud de voces, gri­tos, ame­na­zas cons­ta­tes a su fami­lia, ame­na­zas cons­ta­tes a su her­mano, ame­na­zas cons­tan­tes a su sobrino. Por tan­to tie­ne cla­ro que detu­vie­ron a su her­mano para ame­na­zar­le con tor­tu­rar­lo. Cono­cían per­fec­ta­men­te que no tenía rela­ción algu­na con ETA, pero ahí le tuvie­ron duran­te tres días para pre­sio­nar­le.
Le obli­ga­ron a apren­der­se la decla­ra­ción impues­ta y a rela­tar lo impues­to en el momen­to de la decla­ra­ción poli­cial. Duran­te cin­co días ape­nas comió y no pudo dor­mir.
El últi­mo día esta­ba des­tro­za­do no podía más y la acti­tud de la guar­dia civil fue más sua­ve.
Antes no tenía pro­ble­mas ocu­la­res y aho­ra se le caen lágri­mas y no ve bien.

Xavier Aris­train :

La deten­ción fue tran­qui­la. Cuan­do le metie­ron en el coche de la Guar­dia Civil comen­zó el infierno que se desa­rro­lló por cin­co días.
En el coche le pusie­ron la bol­sa en la cabe­za, muy apre­ta­da, sin res­pi­ra­ción y casi has­ta aho­gar­lo. Per­dió el cono­ci­mien­to por dos veces. Tenía cla­ro que la guar­dia civil con­tro­la­ba per­fec­ta­men­te has­ta don­de apre­tar, cuan­do per­de­ría el cono­ci­mien­to y demás.
Al lle­gar a Madrid pron­to comen­za­ron los inte­rro­ga­to­rios, lar­gos, en ellos par­ti­ci­pa­ron mul­ti­tud de agen­tes sin abo­ga­do e ile­ga­les.

Le pusie­ron muchas veces la bol­sa en la cabe­za, apre­tán­do­se­la has­ta dejar­le sin res­pi­ra­ción. Devol­vió por dos veces, no tenía nada que expul­sar y solo devol­vió bilis.
Le envol­vie­ron en goma espu­ma, estan­do empa­pa­do en sudor le pusie­ron la bol­sa en la cabe­za. En ese momen­to le arro­ja­ron agua hela­da pro­vo­can­do­le un terri­ble con­tras­te cor­po­ral.
Notó que le impreg­na­ron la cabe­za con algo cáli­do.
Por dos veces sufrió taqui­car­dias y le medi­ca­ron, con tran­qui­li­zan­tes o algo simi­lar. De todas for­mas, con­ti­nua­ron con las tor­tu­ras has­ta el final.
Los gol­pes, ejer­ci­cios físi­cos y las ame­na­zas fue­ron ince­san­tes. Le ame­na­za­ron con medi­das con­tra su com­pa­ñe­ra.
Le hicie­ron tocar una bala seña­lán­do­le que se uti­li­za­ría para impli­car a su com­pa­ñe­ra.
Notó que le daban algo calien­te en la cabe­za. En esa zona ha per­di­do la piel.

Le obli­ga­ron a rea­li­zar ejer­ci­cios físi­cos y duran­te cin­co días ni dur­mió ni comió.

Es espe­cial­men­te rese­ña­ble esto. Duran­te la 2ª decla­ra­ción con la pre­sen­cia de su abo­ga­do de ofi­cio el abo­ga­do recha­zó la fir­ma de la decla­ra­ción cons­ta­tan­do el esta­do de su defen­di­do. Seña­ló que no la iba a fir­mar y mani­fes­ta­ba su dis­con­for­mi­dad con la inco­mu­ni­ca­ción.

En rela­ción a Atris­tain que­re­mos seña­lar las siguien­tes irre­gu­la­ri­da­des:

- Xavier Atris­tain fue dete­ni­do cuan­do se encon­tra­ba en el aero­puer­to de Mia­rritze (Ipa­rral­de) y fue envia­do al esta­do espa­ñol median­te euro orden. Decla­ró recien­te­men­te ante el juez por la acu­sa­ción que aho­ra for­mu­la la guar­dia civil, decla­ran­do su ino­cen­cia.
– Duran­te unos meses ha esta­do libre pero aho­ra le ha dete­ni­do la guar­dia civil. Des­pués de cin­co días de inco­mu­ni­ca­ción se ha auto­in­cul­pa­do acep­tan­do algu­nas impu­tacio­nes poli­cia­les, pero no ha rati­fi­ca­do nada ante el juez, denun­cian­do tor­tu­ras. Ade­más, las dos veces que ha com­pa­re­ci­do ante el juez ha recha­za­do las impu­tacio­nes pero mien­tras ha per­ma­ne­ci­do en manos de la guar­dia civil ha decla­ra­do con­tra sí mis­mo, ni siquie­ra el abo­ga­do de ofi­cio ha fir­ma­do la decla­ra­ción poli­cial.
– No se pue­den abrir dos pro­ce­di­mien­tos por la mis­ma cau­sa. Que­da cla­ro por tan­to que el obje­ti­vo del nue­vo pro­ce­di­mien­to era dete­ner e inco­mu­ni­car a Atris­train. Está fue­ra de la lega­li­dad la actua­ción judi­cial y poli­cial.
– De exis­tir ele­men­tos nue­vos en este pro­ce­di­mien­to tenía que hacer­los públi­cos antes de la orden de deten­ción ante el juez encar­ga­do del caso.
– Los abo­ga­dos de Atris­train ha denun­cia­do todo lo suce­di­do antes de lle­var­le a la Audien­cia para no le han hecho caso alguno. De todas for­mas con­ti­núan y con­ti­nua­rán denun­cián­do­lo.

José luis Besan­ce

Fue dete­ni­do con las otras dos per­so­nas pero salió en liber­tad el sába­do. De camino a Madrid reci­bió ame­na­zas, gol­pes y fue inte­rro­ga­do cal­mán­do­se las actua­cio­nes poli­cia­les a la lle­ga­da a Madrid.

Deja­ron abier­ta la puer­ta de su cel­da para que escu­cha­se per­fec­ta­men­te los gri­tos de las otras dos per­so­nas dete­ni­das.

Denun­cia del movi­mien­to Pro Amnis­tia

- La nue­va denun­cia de tor­tu­ras en Eus­kal herria exije com­pro­mi­sos cla­ros. En este sen­ti­do, invi­ta­mos a todos los agen­tes polí­ti­cos de Eus­kal Herria, orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, agen­tes socia­les, al Arar­te­ko y a las orga­ni­za­cio­nes de peso social , exten­de­mos la invi­ta­ción a que expre­sen su opi­nión acer­ca de lo rela­ta­do.
– A quie­nes dicen que la denun­cia de la tor­tu­ra se incar­di­na den­tro de una estra­te­gia les pedi­mos que res­pon­dan a esta pre­gun­ta. ¿cómo es posi­ble que una per­so­na haga una decla­ra­ción poli­cial con­tra sí mis­mo sabien­do que la mis­ma será uti­li­za­da como acu­sa­ción para con­de­nar­le a lar­gos años de cár­cel?. ¿Cómo pue­de expli­car­se lo suce­di­do con Atris­train, caso en el que has­ta el mis­mo Abo­ga­do de ofi­cio se ha nega­do a fir­mar la decla­ra­ción poli­cial debi­do al esta­do del dete­ni­do?.
– A fal­ta de otras res­pues­tas el Gobierno espa­ñol res­pon­de con las vio­la­cio­nes más san­gui­na­rias. Quie­ren con­di­cio­nar el pro­ce­so polí­ti­co que se ha abier­to en Eus­kal Herria, empu­jar­lo al abis­mo. No tie­nen la menor inten­ción de que este pue­blo sal­ga del circu­lo del sufri­mien­to y para eso han toma­do la deci­sión de incre­men­tar el sufri­mien­to.
– - La dis­ten­sión de una par­te no obtie­ne como con­tra­par­ti­da fre­nar la repre­sión cie­ga de la otra par­te y enten­de­mos que es nece­sa­rio diri­gir las fuer­zas en ese sen­ti­do. No pode­mos per­mi­tir que un solo ciu­da­dano vas­co más sea tor­tu­ra­do.
– - Hace­mos públi­co que envia­re­mos el tes­ti­mo­nio de la tor­tu­ra de los últi­mos dete­ni­dos a las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes del mun­do: espe­cial­men­te al Gobierno de la Repu­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, a su emba­ja­dor en Madrid y se lo envia­re­mos tam­bién a las orga­ni­za­cio­nes y movi­mien­tos polí­ti­cos de ese país como tes­ti­gos de las tor­tu­ras pade­ci­das por los últi­mos dete­ni­dos. Jun­to a esto infor­ma­re­mos a los obser­va­do­res de Nacio­nes Uni­das que han rea­li­za­do el infor­me sobre el Esta­do espa­ñol comu­ni­ca­re­mos nues­tras peti­cio­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *