[Audio Poli­cial] La “insu­rrec­ción popu­lar” de la Poli­cía ecua­to­ria­na Dax Toscano

¿Levan­ta­mien­to popu­lar? ¿Inten­to­na gol­pis­ta? ¿Auto­gol­pe? ¿Show mediático?

¿Qué acon­te­ció el 30 de sep­tiem­bre de 2010 en Ecuador?

Los pro­nun­cia­mien­tos han sido diver­sos y des­de dis­tin­tas posi­cio­nes, si bien muchas de ellas coinciden.

Lucio y Gil­mar Gutié­rrez, diri­gen­tes de Socie­dad Patrió­ti­ca, han seña­la­do que la res­pon­sa­bi­li­dad de los hechos la tie­ne Correa por su acti­tud pre­po­ten­te y auto­ri­ta­ria. De igual mane­ra han expre­sa­do que en el pue­blo hay des­con­ten­to fren­te a la situa­ción gene­ra­da por sus polí­ti­cas. Ellos, sin embar­go, al igual que sus par­ti­da­rios, han des­lin­da­do res­pon­sa­bi­li­da­des fren­te a lo suce­di­do. No obs­tan­te, la pre­sen­cia de Fidel Arau­jo (mili­tan­te de la agru­pa­ción polí­ti­ca de Gutié­rrez y ase­sor del ex-pre­si­den­te) en el Regi­mien­to Qui­to No. 1, así como las decla­ra­cio­nes del pro­pio Lucio y de su abo­ga­do Pablo Gue­rre­ro, quie­nes mani­fes­ta­ron que se debía disol­ver la Asam­blea Nacio­nal y que Correa debía renun­ciar, ponen en evi­den­cia las ver­da­de­ras inten­cio­nes polí­ti­cas de estos personajes.

Por su par­te, el Par­ti­do Mar­xis­ta-Leni­nis­ta (PCM­LE-esta­li­nis­ta), así como las orga­ni­za­cio­nes vin­cu­la­das a esta agru­pa­ción (MPD, FEUE), han expre­sa­do que lo que suce­dió aquel día en el país fue una “insu­rrec­ción popu­lar” lide­ra­da por poli­cías y un sec­tor mino­ri­ta­rio del ejér­ci­to y la avia­ción ante las polí­ti­cas de cor­te neo­li­be­ral lle­va­das ade­lan­te por el régi­men de Correa, que ha con­cul­ca­do sus legí­ti­mos dere­chos. Diri­gen­tes del MPD, como Luis Villa­cís, expre­sa­ron públi­ca­men­te su apo­yo a la acción de los policías.

El Movi­mien­to Pacha­ku­tik tam­bién se pro­nun­ció en defen­sa de la pro­tes­ta policial.

Ana­lis­tas polí­ti­cos, aca­dé­mi­cos uni­ver­si­ta­rios como Fer­nan­do Villa­vi­cen­cio, tam­bién han res­pal­da­do la acción de los poli­cías. En su artícu­lo “Rafael Correa y el Gol­pe de Esta­do del Cabo Coto­ne­te”, Villa­vi­cen­cio exal­ta la lucha poli­cial, a la vez que acu­sa al gobierno de haber tra­ma­do una obra tea­tral, que con­du­jo a los hechos suce­di­dos el día jue­ves 30 de sep­tiem­bre de 2010. Para el ana­lis­ta, Correa no estu­vo secues­tra­do y, como lo han seña­la­do los poli­cías que estu­vie­ron en el hos­pi­tal de la ins­ti­tu­ción, el man­da­ta­rio tuvo la opor­tu­ni­dad de salir tran­qui­la­men­te de ahí, inclu­so en medio de una calle de honor.

Si esto es real como seña­la Villa­vi­cen­cio: ¿por qué los poli­cías cer­ca­ron el hos­pi­tal?, ¿por qué se ensa­ña­ron con­tra los mani­fes­tan­tes que, “enga­ña­dos” por el pro­pio Correa y sus cer­ca­nos cola­bo­ra­do­res, según la ver­sión del arti­cu­lis­ta, que­rían arri­bar a las puer­tas del ins­ti­tu­ción de salud para ver al pre­si­den­te y acom­pa­ñar­lo en su salida?

A nivel inter­na­cio­nal, el perio­dis­ta y des­ta­ca­do lucha­dor social Dick Ema­nuels­son se hizo eco de los pro­nun­cia­mien­tos hechos por Edwin Bedo­ya, diri­gen­te de la CEDOCUT y de Sta­lin Var­gas, voce­ro del MPD, quie­nes han insis­ti­do en seña­lar que en Ecua­dor hubo una rebe­lión poli­cial fren­te a las polí­ti­cas del régi­men que afec­tan a los sec­to­res populares.

Con­tra­rio a lo expre­sa­do por los per­so­na­jes y agru­pa­cio­nes seña­la­das, los pre­si­den­tes de Vene­zue­la, de Boli­via, así como el gobierno de Cuba, fun­da­men­tal­men­te, con­de­na­ron con fir­me­za lo que cali­fi­ca­ron como inten­to­na gol­pis­ta en Ecua­dor. De la mis­ma for­ma empla­za­ron al gobierno esta­dou­ni­den­se a que se pro­nun­cie. No per­die­ron la opor­tu­ni­dad en seña­lar que detrás de esta acción esta­ría la mano de la CIA y sus organizaciones.

Mili­tan­tes, pen­sa­do­res y ana­lis­tas de izquier­da como Ati­lio Boron, Percy Alva­ra­do Godoy, Nar­ci­so Isa Con­de, Eva Golin­ger, han mani­fes­ta­do que si hubo un inten­to de gol­pe de Esta­do, enfa­ti­zan­do que detrás de ello estu­vo la mano de la oli­gar­quía y la dere­cha ecua­to­ria­na, así como del impe­ria­lis­mo estadounidense.

La Corrien­te Mar­xis­ta Inter­na­cio­nal ha rea­li­za­do plan­tea­mien­tos simi­la­res, hacien­do un lla­ma­do para rom­per con el poder de la oli­gar­quía y for­ta­le­cer la orga­ni­za­ción del pue­blo, de la cla­se tra­ba­ja­do­ra ecuatoriana.

Entre los sec­to­res de la dere­cha y la deno­mi­na­da “izquier­da mar­xis­ta” (esta­li­nis­ta) ecua­to­ria­na exis­te ple­na coin­ci­den­cia en sus planteamientos.

Los medios pri­va­dos ecua­to­ria­nos, en gene­ral, han recha­za­do la idea de que hubo un inten­to de un gol­pe de Esta­do. Una y otra vez han seña­la­do como cau­sas de lo que suce­dió ese día a las polí­ti­cas de Correa, así como a sus actua­cio­nes auto­ri­ta­rias y pre­po­ten­tes. El pre­si­den­te fue el que pro­vo­có, fue un irres­pon­sa­ble al ir al foco de dis­cor­dia, han señalado.

Die­go Oquen­do, perio­dis­ta de Radio Visión, no se ha can­sa­do de indi­car que no hubo de gol­pe de Esta­do, sino una insurrección.

De igual mane­ra, apro­ve­chán­do­se de la coyun­tu­ra, los repre­sen­tan­tes de los medios pri­va­dos no han per­di­do la opor­tu­ni­dad de recla­mar una vez más el dere­cho a la “liber­tad de expre­sión”, supues­ta­men­te con­cul­ca­da por el gobierno, fren­te a la medi­da de enla­zar todas las cade­nas a la ofi­cial ECUADORTV. Este pro­nun­cia­mien­to ha sido res­pal­da­do por la SIP.

Tras los inci­den­tes, las peti­cio­nes de amnis­tía para los poli­cías invo­lu­cra­dos en los acon­te­ci­mien­tos de ese día se han suce­di­do unas a otras por par­te de los asam­bleís­tas opo­si­to­res al gobierno, prin­ci­pal­men­te de Socie­dad Patrió­ti­ca y del Par­ti­do Social­cris­tiano. Mien­tras el pre­si­den­te Correa ha seña­la­do que no habrá ni per­dón, ni olvi­do y que se apli­ca­rán las san­cio­nes esti­pu­la­das en la Ley para los poli­cías que par­ti­ci­pa­ron en esas acciones.

Para con­ti­nuar con el aná­li­sis de lo suce­di­do el 30 de sep­tiem­bre de 2010 en el país, es nece­sa­rio tomar en con­si­de­ra­ción algu­nos plan­tea­mien­tos, que tan­to los sesu­dos ana­lis­tas de dere­cha e izquier­da han obvia­do para emi­tir sus posi­cio­nes, lo cual les ha lle­va­do a no iden­ti­fi­car las cau­sas reales que esta­rían detrás de esos hechos:

  1. No se pue­de dejar de lado que en Amé­ri­ca Lati­na los sec­to­res de la dere­cha polí­ti­ca, las oli­gar­quías ven­de patrias y el impe­ria­lis­mo tie­nen como inte­rés fun­da­men­tal reto­mar las posi­cio­nes que en los últi­mos años per­die­ron. El gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras cons­ti­tu­ye un ejem­plo de lo dicho, así como los cons­tan­tes ata­ques con­tra los gobier­nos de Hugo Chá­vez y de Evo Mora­les con el obje­ti­vo de des­es­ta­bi­li­zar­los. Igual ha suce­di­do con el gobierno de Correa, tal como lo demues­tran las cam­pa­ñas lle­va­das ade­lan­te por per­so­na­jes como Car­los Vera, Jor­ge Ortiz, Lucio Gutié­rrez, Álva­ro Noboa, Jai­me Nebot, César Mon­tu­far, Pablo Gue­rre­ro, entre otros. El gobierno de Correa, que dis­ta mucho de ser un gobierno revo­lu­cio­na­rio, de carác­ter socia­lis­ta, pese a esto cons­ti­tu­ye un estor­bo para la polí­ti­ca de domi­na­ción impe­ria­lis­ta en el con­ti­nen­te. No obs­tan­te el sin­nú­me­ro de con­tra­dic­cio­nes del actual gobierno en polí­ti­ca inter­na­cio­nal, los EE.UU. esta­rían gus­to­sos de des­ha­cer­se de un pre­si­den­te que se ha vin­cu­la­do al ALBA, que ha pro­pi­cia­do la cons­ti­tu­ción del Ban­co del Sur, que ha juga­do un rol fun­da­men­tal en la OEA y UNASUR para hacer­le fren­te a las polí­ti­cas impe­ria­les y que ha man­te­ni­do bue­nas rela­cio­nes con el pre­si­den­te Hugo Chá­vez, Evo Mora­les y Raúl Castro.
  2. Los gru­pos de poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co se ampa­ran en una pode­ro­sa cam­pa­ña mediá­ti­ca para des­pres­ti­giar toda ini­cia­ti­va, mode­lo o sis­te­ma que se opon­ga al capi­ta­lis­mo. Hay una sata­ni­za­ción de lo que es el socia­lis­mo y el comu­nis­mo, tal como se lo hizo en la déca­da de los 80 del siglo pasa­do en Amé­ri­ca Lati­na. Gobier­nos pro­gre­sis­tas y abier­ta­men­te de carác­ter revo­lu­cio­na­rio son estig­ma­ti­za­dos, acu­sán­do­les de que­rer des­truir a sus nacio­nes con la apli­ca­ción de “mode­los obso­le­tos”. La pro­pie­dad pri­va­da cons­ti­tu­ye algo sagra­do. Nadie pue­de ir con­tra eso, dicen los defen­so­res del capi­ta­lis­mo. El gobierno de Correa, pese a que no ha dado seña­les con­cre­tas de que en el Ecua­dor su gobierno quie­ra apli­car medi­das que posi­bi­li­ten la cons­truc­ción del socia­lis­mo, ha sido obje­to de estos ata­ques. La cade­na tele­vi­si­va TELEAMAZONAS es la prin­ci­pal opo­si­to­ra al régi­men del pre­si­den­te Correa.
  3. La CIA y sus orga­ni­za­cio­nes: USAID, NED, IRI, SIP, Free­dom Hou­se, Fun­da­ción Heri­ta­ge, están detrás de todas las cam­pa­ñas de des­es­ta­bi­li­za­ción con­tra los regí­me­nes opues­tos a los intere­ses de las oli­gar­quías lati­no­ame­ri­ca­nas y del impe­ria­lis­mo yan­qui. Millo­nes de dóla­res han sido entre­ga­dos a orga­ni­za­cio­nes civi­les, inclui­dos gru­pos que repre­sen­tan pos­tu­ras “pro­gre”. Eva Golin­ger ha seña­la­do que la USAID ha entre­ga­do apor­ta­cio­nes millo­na­rias a Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na (diri­gi­da ante­rior­men­te por César Mon­tú­far), a la CONAIE, a Pacha­ku­tik, a la Cor­po­ra­ción Empre­sa­rial Indí­ge­na del Ecua­dor (con la cual tie­ne víncu­los la asam­bleís­ta opo­si­to­ra al gobierno de Correa, Lour­des Tibán).
  4. De igual mane­ra, la CIA ha pene­tra­do los apa­ra­tos de segu­ri­dad del Esta­do en Ecua­dor. Altos ofi­cia­les de la poli­cía y el ejér­ci­to, que han sido vic­ti­mi­za­dos por los medios, como el Mayor Manuel Sil­va, ex jefe de la UIES (Uni­dad de Inves­ti­ga­cio­nes Espe­cia­les de la Poli­cía) y el Coro­nel Mario Paz­mi­ño, ex jefe de Inte­li­gen­cia del Ejér­ci­to, están estre­cha­men­te rela­cio­na­dos con la CIA. Ade­más, estos ofi­cia­les han pres­ta­do bue­nos ser­vi­cios a la inte­li­gen­cia colom­bia­na. En 2008 se pre­sen­tó un Infor­me sobre la pene­tra­ción de la CIA en las Fuer­zas Arma­das y la Poli­cía, don­de se demues­tra los víncu­los y la subor­di­na­ción de estas ins­ti­tu­cio­nes con los apa­ra­tos de espio­na­je grin­gos, así como con la emba­ja­da estadounidense.
  5. La ins­ti­tu­ción poli­cial, así como las fuer­zas arma­das en el Ecua­dor, his­tó­ri­ca­men­te se han pues­to al ser­vi­cio de los gru­pos de poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co. La vio­la­ción a los dere­chos huma­nos ha sido per­ma­nen­te por par­te de estos apa­ra­tos repre­si­vos. No han esta­do del lado del pue­blo y sus luchas. Por el con­tra­rio, han sido enemi­gos de las mis­mas. El infor­me pre­sen­ta­do por la Comi­sión de la Ver­dad, cons­ti­tui­da bajo el gobierno de Correa, pone en evi­den­cia la prác­ti­ca per­ma­nen­te y sis­te­má­ti­ca de la vio­len­cia por par­te de la poli­cía y las fuer­zas arma­das sobre la pobla­ción. Bas­ta recor­dar la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la tor­tu­ra bajo el gobierno de León Febres Cor­de­ro, para silen­ciar a quie­nes se les cali­fi­có como terroristas.

Sin per­der de vis­ta lo expues­to, cabe plan­tear tres interrogantes:

  1. ¿La dere­cha y el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se están libres de cul­pa en lo que acon­te­ció el 30 de sep­tiem­bre de 2010 en Ecuador?
  2. ¿Hubo real­men­te una “insu­rrec­ción popu­lar”, enca­be­za­da por la poli­cía, con­tra el gobierno de Correa?
  3. ¿La ins­ti­tu­ción poli­cial actuó en defen­sa de los intere­ses del pueblo?

El tex­to de Lenin: “El Esta­do y la revo­lu­ción”, per­mi­te com­pren­der el rol de la fuer­za pública.

El Esta­do es un apa­ra­to de repre­sión de la cla­se domi­nan­te. No es neu­tral. No repre­sen­ta los intere­ses de la mayoría.

Para lle­var a efec­to su tarea, el apa­ra­to esta­tal está con­for­ma­do por fuer­zas que ejer­cen accio­nes repre­si­vas direc­tas con­tra la pobla­ción para de esa mane­ra garan­ti­zar los intere­ses de la cla­se deten­ta­do­ra del poder. El ejér­ci­to y la poli­cía son los ins­tru­men­tos fun­da­men­ta­les de la fuer­za del Poder del Esta­do, decía Lenin.

Esos des­ta­ca­men­tos espe­cia­les de hom­bres y muje­res arma­dos están con­for­ma­dos, gene­ral­men­te, por gen­te del pue­blo. Eso es ver­dad. Pero de ahí a dedu­cir que por ello se ali­nean con los intere­ses de las masas, hay un gran trecho.

Estas fuer­zas del orden tie­nen como misión defen­der al sis­te­ma y a sus amos que les dan de comer. Sólo se levan­tan, si lo hacen, cuan­do ven afec­ta­dos sus intere­ses eco­nó­mi­cos, sus pri­vi­le­gios, como lo demues­tra la acción lle­va­da a cabo fun­da­men­tal­men­te por los poli­cías en Ecua­dor. La pro­tes­ta se pro­du­jo como recha­zo a la posi­bi­li­dad de per­der pri­vi­le­gios, canon­jías que los poli­cías han teni­do. El males­tar con­ti­núa en ese sen­ti­do, aun­que con la homo­lo­ga­ción sala­rial que el gobierno de Correa ha efec­tua­do, las remu­ne­ra­cio­nes de los inte­gran­tes de las ins­ti­tu­cio­nes arma­das mejo­ra­rán sustancialmente.

Habría que espe­rar para saber si los poli­cías y mili­ta­res, ya con­ten­tos con sus nue­vos sala­rios, van a luchar por los intere­ses del res­to de la pobla­ción. De igual mane­ra, habría que ver si es que en un momen­to deter­mi­na­do en que la pobla­ción sal­ga a pro­tes­tar por sus dere­chos y mejo­res con­di­cio­nes de vida, la poli­cía no va a reprimirla.

La “izquier­da mar­xis­ta” y los sesu­dos inte­lec­tua­les “pro­gre” no han per­di­do la opor­tu­ni­dad para hablar de la extrac­ción popu­lar de la tro­pa. Son el “pue­blo uni­for­ma­do”, dicen. Lo que no ana­li­zan es el rol que tie­nen esos apa­ra­tos repre­si­vos en la socie­dad, así como la ideo­lo­gía que ter­mi­nan asu­mien­do en los cuar­te­les don­de les incul­can el odio a las ideas socia­lis­tas, al comu­nis­mo. Asi­mis­mo, dejan de lado la per­so­na­li­dad de los indi­vi­duos que tra­ba­jan en esos apa­ra­tos repre­si­vos, que se carac­te­ri­zan por ser obe­dien­tes, dis­ci­pli­na­dos, sumi­sos y ser­vi­les fren­te al orden esta­ble­ci­do. Podrán rebe­lar­se fren­te a un gobierno para defen­der sus intere­ses, pero eso no les qui­ta la con­di­ción de ser ins­tru­men­tos al ser­vi­cio de la cla­se que deten­ta el poder. Son enemi­gos de las luchas populares.

La actua­ción de la tro­pa poli­cial el día 30 de sep­tiem­bre de 2010, con­fir­ma lo expues­to. Ase­si­na­to de un estu­dian­te uni­ver­si­ta­rio e inci­ta­ción para hacer lo mis­mo con el pre­si­den­te Correa, dis­pa­ros de gases lacri­mó­ge­nos con­tra los mani­fes­tan­tes pací­fi­cos, uti­li­za­ción de gas pimien­ta, agre­sio­nes físi­cas, ame­dren­ta­mien­to a la pobla­ción, robo y des­truc­ción de cáma­ras y telé­fo­nos celu­la­res, des­truc­ción de vehícu­los es lo que carac­te­ri­zó a la acción cri­mi­nal de los poli­cías con­tra el pue­blo. La indi­fe­ren­cia fren­te a los saqueos que se die­ron en varias ciu­da­des, demos­tra­ron la fal­ta de preo­cu­pa­ción de la poli­cía por el pue­blo. Esto for­mó par­te de un plan muy bien estruc­tu­ra­do para sem­brar el caos en el país, demos­trar que no había gobierno y pro­pi­ciar la caí­da del régi­men de Correa. Pese a todos estos hechos, toda­vía pre­ten­den enca­si­llar la reali­dad a la tor­pe idea de que en el país no hubo una inten­to­na golpista.

Que los gol­pes no los hacen las tro­pas, sino los ofi­cia­les, dicen los ana­lis­tas de dere­cha e “izquier­da”.

¡Qué estre­chez de pensamiento!

Las tro­pas poli­cia­les y mili­ta­res par­ti­ci­pa­ron en el gol­pe de Esta­do en Chi­le en 1973 y más recien­te­men­te en Hon­du­ras, en el año 2009. Los que pla­ni­fi­can pue­den ser otros, tras bam­ba­li­nas o en for­ma abier­ta. Pero los que eje­cu­tan esas accio­nes son los indi­vi­duos que con­for­man esos apa­ra­tos repre­si­vos. Si se nie­gan, no les que­da más que asu­mir las con­se­cuen­cias de sus actos: ser fusi­la­dos, encar­ce­la­dos, tor­tu­ra­dos o, en su defec­to, aban­do­nar esos apa­ra­tos para pasar a engro­sar las filas de las y los com­ba­tien­tes populares.

Sola­men­te cuan­do la tro­pa y la ofi­cia­li­dad se con­cien­cian a par­tir de las con­di­cio­nes mate­ria­les de exis­ten­cia de la pobla­ción más pobre, así como por un ade­cua­do tra­ba­jo polí­ti­co, la poli­cía y el ejér­ci­to se pon­drán del lado del pueblo.

En Ecua­dor, el día 30 de sep­tiem­bre de 2010 la poli­cía ata­có al pue­blo. Ese día los poli­cías lucha­ron por sus intere­ses par­ti­cu­la­res, no los de la mayo­ría de la pobla­ción. En esa jor­na­da, la poli­cía vito­reó a un enemi­go de la lucha popu­lar, el Coro­nel Lucio Gutié­rrez. En esa fecha, una vez más, la poli­cía demos­tró estar en con­tra del pueblo.

Estos ele­men­tos son los que no debe­rían per­der de vis­ta quie­nes des­de posi­cio­nes supues­ta­men­te de izquier­da, se ponen del lado de los repre­so­res his­tó­ri­cos del pue­blo y de quie­nes están detrás de ellos: la oli­gar­quía ven­de patria y el impe­ria­lis­mo yanqui.

Oja­lá esa izquier­da y sus sesu­dos ana­lis­tas e inte­lec­tua­les, no pidan amnis­tía para estos poli­cías, enar­bo­lan­do la polí­ti­ca cíni­ca del per­dón y olvido.

Los enemi­gos de mis enemi­gos, no son nece­sa­ria­men­te mis amigos.

La cla­se tra­ba­ja­do­ra ecua­to­ria­na debe orga­ni­zar­se para hacer­le fren­te a la dere­cha, a la oli­gar­quía y a la inter­ven­ción del impe­ria­lis­mo yan­qui. De igual mane­ra debe pre­pa­rar­se para exi­gir­le de una vez a este gobierno que dé un giro radi­cal a la izquier­da y que pon­ga en prác­ti­ca medi­das que posi­bi­li­ten la cons­truc­ción de un sis­te­ma polí­ti­co-eco­nó­mi­co dis­tin­to al capitalismo.

Eso, por ahora.

Qui­to, 5 de octu­bre de 2010

Prue­bas del gol­pe de esta­do en Ecua­dor. Docu­men­to sono­ro poli­cial. Perú 21 (apor­ta­do por Boltxe Kolektiboa).

El docu­men­to que apor­ta­mos tie­ne que ser escu­cha­do en su inte­gri­dad. Estos ele­men­tos son los que algu­nos apo­yan como revo­lu­cio­na­rios. Mere­ce la pena escu­char­les para dar­se cuen­ta de la dra­má­ti­ca equi­vo­ca­ción de quie­nes en nom­bre de un supues­to mar­xis­mo – leni­nis­mo se ponen del lado de la ultra dere­cha poli­cial ecuatoriana.

Escu­cha­do el audio, sobran comen­ta­rios.

(EXCLUSIVO) Regis­tro de comu­ni­ca­cio­nes de la Cen­tral de Radio Patru­lla deja en evi­den­cia inten­ción de ase­si­nar al Pre­si­den­te Correa.

por ANDES/​DC » 23:18 – 4 oct 2010

QUITO.- El regis­tro de comu­ni­ca­cio­nes de la Cen­tral Radio Patru­lla de la Poli­cía Nacio­nal deja en evi­den­cia que duran­te la noche del jue­ves 30 de sep­tiem­bre, en los momen­tos más crí­ti­cos del res­ca­te al pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Rafael Correa, los poli­cías suble­va­dos y que blo­quea­ban la sali­da y las inme­dia­cio­nes del Hos­pi­tal de la ins­ti­tu­ción tenían la cla­ra inten­ción o con­sig­na de aten­tar con­tra la vida del Jefe de Estado.

De acuer­do a una gra­ba­ción de audio a la que tuvo acce­so la Agen­cia Públi­ca de Noti­cias ANDES se pue­den escu­char inter­cam­bios a tra­vés de radios con men­sa­jes explí­ci­tos como “máten­le al Pre­si­den­te”, “maten a Correa”, “el man no sale hoy”, máten­los, boten bala, dis­pá­ren­len”, embós­quen­len, “no lo dejen salir a ese mal­di­to” “ese man no sale sino fir­ma”, “maten a ese hp de Correa, “cor­ten el flui­do eléc­tri­co”. /​ARC

Audio de los gol­pis­tas en este enlace.

http://​andes​.info​.ec/​p​o​r​t​a​d​a​/​r​e​g​i​s​t​r​o​-​d​e​-​c​o​m​u​n​i​c​a​c​i​o​n​e​s​-​d​e​-​l​a​-​c​e​n​t​r​a​l​-​r​a​d​i​o​-​p​a​t​r​u​l​l​a​-​d​e​j​a​-​e​n​-​e​v​i​d​e​n​c​i​a​-​i​n​t​e​n​c​i​o​n​-​d​e​-​a​s​e​s​i​n​a​r​-​a​l​-​p​r​e​s​i​d​e​n​t​e​-​c​o​r​r​e​a​-​3​2​2​4​1​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.