El Gobierno de López ha cam­bia­do ya una cuar­ta par­te de sus altos car­gos – Iña­ki Irion­do

El Con­se­jo de Gobierno de Lakua nom­bró ayer a Sera­fín Olcoz Yan­guas como direc­tor de Infor­má­ti­ca y Tele­co­mu­ni­ca­cio­nes del Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia y Admi­nis­tra­ción Públi­ca, y a Jose­ba Iña­ki Uri­be Bur­goa como direc­tor de HABE. El pri­me­ro sus­ti­tu­ye a José María Gar­cía Orois, que fue cesa­do el pasa­do 27 de julio, des­pués de haber sido nom­bra­do cator­ce meses antes. Quien deja la direc­ción de HABE es Euge­nio Muji­ka Gal­par­so­ro, tras haber ocu­pa­do el pues­to duran­te die­ci­séis meses.

El poco tiem­po que muchos de los altos car­gos del Gobierno de Patxi López aguan­tan en sus pues­tos ape­nas es ya noti­cia. De los 177 vice­con­se­je­ros y direc­to­res nom­bra­dos des­de la lle­ga­da a Aju­ria Enea en mayo de 2009, más de cua­ren­ta, apro­xi­ma­da­men­te la cuar­ta par­te, han sido cesa­dos o cam­bia­dos de pues­to en este año y medio.

Por la mues­tra de con­fian­za que supo­ne su elec­ción, es lla­ma­ti­vo que hayan sido sus­ti­tui­dos nada menos que sie­te vice­con­se­je­ros.

Más difí­cil de con­tro­lar son los cam­bios en el lla­ma­do «per­so­nal even­tual» o ase­so­res, aun­que tam­bién en ese apar­ta­do se han pro­du­ci­do pér­di­das de con­fian­za, deser­cio­nes y ficha­jes. Pero como dichos nom­bra­mien­tos y ceses no son publi­ca­dos en el Bole­tín Ofi­cial de la comu­ni­dad, su cuan­ti­fi­ca­ción es suma­men­te com­pli­ca­da. De hecho, algu­nas per­so­nas que han sido sus­ti­tui­das en un alto car­go han con­ti­nua­do liga­das al Depar­ta­men­to y al suel­do públi­co como ase­so­ras.

Un flan­co abier­to

El cons­tan­te goteo de cam­bios en la estruc­tu­ra más alta de la Admi­nis­tra­ción auto­nó­mi­ca ha sido un flan­co abier­to a las cons­tan­tes crí­ti­cas de la opo­si­ción. Iñi­go Urku­llu, por ejem­plo, no se resis­tió a men­cio­nar­lo en el recien­te Alder­di Egu­na, cuan­do dijo que a Patxi López «el equi­po se le mar­cha. Dos ceses cada mes». Jose­ba Egi­bar le había abier­to la sen­da cua­tro días antes en el Pleno de Polí­ti­ca Gene­ral, cuan­do des­ta­có que al Eje­cu­ti­vo se le habían esca­pa­do ya 30 altos car­gos y ase­so­res, has­ta el pun­to de que el lehen­da­ka­ri había pedi­do que no hubie­ra más cam­bios, «por­que si no, no lle­ga­mos ni al final del camino».

Los cam­bios han sido, sin duda, un que­bra­de­ro de cabe­za para la direc­ción del Gobierno. A fina­les de abril se dio cuen­ta de que el lehen­da­ka­ri había pedi­do a los depar­ta­men­tos que hicie­ran un aná­li­sis del fun­cio­na­mien­to y ensam­bla­je de los equi­pos, a fin de que los cam­bios que hubie­ra que hacer se rea­li­za­ran de mane­ra coor­di­na­da y con­jun­ta a la vuel­ta del verano. Impo­si­ble. Des­de enton­ces ya se han pro­du­ci­do al menos cin­co ceses o aban­do­nos.

Uno de ellos tan sig­ni­fi­ca­ti­vo como el de Ana Betan­zos, la direc­to­ra de Comu­ni­ca­ción del pro­pio lehen­da­ka­ri y que duran­te años había sido la jefa de pren­sa de Patxi López en el PSE. Tras una rees­truc­tu­ra­ción de Pre­si­den­cia del 12 de enero, dejó el car­go el 27 de julio para pasar a la empre­sa pri­va­da. Su pues­to no ha sido toda­vía cubier­to.

De oca a oca, rápi­do rápi­do

En esta nómi­na de altas y bajas hay casos ver­da­de­ra­men­te curio­sos. Obdon Bil­bao fue nom­bra­do vice­con­se­je­ro de Admi­nis­tra­ción y Ser­vi­cios el 5 de junio de 2009 y cesa­do en ese pues­to el 28 de agos­to, para ser nom­bra­do vice­con­se­je­ro de Admi­nis­tra­ción Públi­ca, car­go del que fue cesa­do el 9 de febre­ro.

Iru­ne Agui­rre­za­bal Qui­je­ra es des­de al pasa­do 12 de enero direc­to­ra para la Unión Euro­pea y la Coor­di­na­ción de la Acción Exte­rior. Pero antes, en ape­nas ocho meses, había pasa­do ya por otros dos altos car­gos. El 19 de mayo fue nom­bra­da direc­to­ra de Coope­ra­ción al Desa­rro­llo, en el Depar­ta­men­to de Gem­ma Zaba­le­ta, y en 28 días, el 16 de junio, pasó a direc­to­ra de Asun­tos Euro­peos.

Asun­tos de fami­lia

El pues­to de Iru­ne Agui­rre­za­bal como direc­to­ra de Coope­ra­ción al Desa­rro­llo fue ocu­pa­do el 23 de junio de 2009 por Mar­ta Ares, que un mes antes había sido nom­bra­da direc­to­ra de Gabi­ne­te de la Con­se­je­ría de Empleo.

Las rela­cio­nes fami­lia­res entre altos car­gos han sido tam­bién muy comen­ta­das en diver­sos foros. Val­ga como anéc­do­ta que en el Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción hay cua­tro vice­con­se­je­rías y dos de ellas están ocu­pa­das por una pare­ja.

Otro caso sona­do se pro­du­jo ini­cial­men­te en el Depar­ta­men­to de Vivien­da, cuan­do la pare­ja del vice­con­se­je­ro de Trans­por­tes y Obras Públi­cas fue nom­bra­do direc­tor de Meteo­ro­lo­gía. Esa direc­ción pasó más tar­de a Inte­rior, que final­men­te la hizo des­apa­re­cer tras una nue­va rees­truc­tu­ra­ción. Pero el mari­do del cita­do vice­con­se­je­ro no per­dió el suel­do públi­co. Aho­ra es dele­ga­do de Coope­ra­ción Trans­fron­te­ri­za.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *