Dudas de Vene­zue­la de que las decla­ra­cio­nes de los dete­ni­dos hayan sido “volun­ta­rias”

Pese a que Hugo Chá­vez lla­mo san­gui­na­rios ase­si­nos, a los dete­ni­dos el emba­ja­dor de Vene­zue­la en el esta­do espa­ñol, mues­tra más dig­ni­dad y mani­fies­ta sus dudas de que Astrain y Besan­ce hayan decla­ra­do de for­ma volun­ta­ria y espontanea.

Según el emba­ja­dor vene­zo­lano «Aun cons­cien­tes de que en estos casos no debe ocu­rrir la tor­tu­ra, las ame­na­zas con­tra seres que­ri­dos o bien recom­pen­sas para que se pro­nun­cia­ran en la for­ma que lo hicie­ron, Vene­zue­la tie­ne serias dudas de que estas decla­ra­cio­nes, por fal­sas y mali­cio­sas de par­te de quie­nes las emi­tie­ron, hayan sido total­men­te voluntarias»

Aña­de ade­más que «la supues­ta con­fe­sión bien pudo ser arran­ca­da irre­gu­lar­men­te y, si así fue­ra, no ten­dría nin­gún valor pro­ba­to­rio; bien pudo ser una estra­te­gia jurí­di­ca de los impu­tados para ami­no­rar la pena y tam­po­co ten­drá pleno valor pro­ba­to­rio con­tra terceros».

La pro­pia ONU ha denun­cia­do en varias oca­sio­nes al esta­do espa­ñol por la exis­ten­cia de la tor­tu­ra en el tiem­po de la inco­mu­ni­ca­ción, y qui­zás esta reali­dad sea la que haya hecho hacer estas decla­ra­cio­nes al emba­ja­dor venezolano.

No obs­tan­te la pren­sa espa­ño­la, se ha ceba­do con el gobierno vene­zo­lano, no aho­rran­do acu­sa­cio­nes sin nin­gún fun­da­men­to ni prue­ba, en un ejer­ci­cio más de perio­dis­mo de guerra.

Pese a que los dete­ni­dos afir­ma­ron entre­nar­se en Vene­zue­la, este hecho ( de ser cier­to, cosa no demos­tra­da y que como bien dice el emba­ja­dor habrá que ver en que cir­cuns­tan­cias lo han dicho) no prue­ba nada, ya que otros dete­ni­dos habrán entre­na­do en el esta­do fran­cés y a nadie se le ocu­rre acu­sar a este esta­do de apo­yar a la orga­ni­za­ción arma­da ETA. Pero en esta cues­tión esta por medio Vene­zue­la, cri­mi­na­li­za­da reite­ra­da­men­te por la pren­sa pro-impe­ria­lis­ta y muy par­ti­cu­lar­men­te por la dere­cho­na española.

Aun así, el pre­si­den­te vene­zo­lano, ha sido bas­tan­te lige­ro de cas­cos, afir­man­do que los dete­ni­dos son “san­gui­na­rios ase­si­nos” pese a no tener nin­gu­na sen­ten­cia judi­cial en su contra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.