Dudas de Vene­zue­la de que las decla­ra­cio­nes de los dete­ni­dos hayan sido “volun­ta­rias”

Pese a que Hugo Chá­vez lla­mo san­gui­na­rios ase­si­nos, a los dete­ni­dos el emba­ja­dor de Vene­zue­la en el esta­do espa­ñol, mues­tra más dig­ni­dad y mani­fies­ta sus dudas de que Astrain y Besan­ce hayan decla­ra­do de for­ma volun­ta­ria y espon­ta­nea.

Según el emba­ja­dor vene­zo­lano «Aun cons­cien­tes de que en estos casos no debe ocu­rrir la tor­tu­ra, las ame­na­zas con­tra seres que­ri­dos o bien recom­pen­sas para que se pro­nun­cia­ran en la for­ma que lo hicie­ron, Vene­zue­la tie­ne serias dudas de que estas decla­ra­cio­nes, por fal­sas y mali­cio­sas de par­te de quie­nes las emi­tie­ron, hayan sido total­men­te volun­ta­rias»

Aña­de ade­más que «la supues­ta con­fe­sión bien pudo ser arran­ca­da irre­gu­lar­men­te y, si así fue­ra, no ten­dría nin­gún valor pro­ba­to­rio; bien pudo ser una estra­te­gia jurí­di­ca de los impu­tados para ami­no­rar la pena y tam­po­co ten­drá pleno valor pro­ba­to­rio con­tra ter­ce­ros».

La pro­pia ONU ha denun­cia­do en varias oca­sio­nes al esta­do espa­ñol por la exis­ten­cia de la tor­tu­ra en el tiem­po de la inco­mu­ni­ca­ción, y qui­zás esta reali­dad sea la que haya hecho hacer estas decla­ra­cio­nes al emba­ja­dor vene­zo­lano.

No obs­tan­te la pren­sa espa­ño­la, se ha ceba­do con el gobierno vene­zo­lano, no aho­rran­do acu­sa­cio­nes sin nin­gún fun­da­men­to ni prue­ba, en un ejer­ci­cio más de perio­dis­mo de gue­rra.

Pese a que los dete­ni­dos afir­ma­ron entre­nar­se en Vene­zue­la, este hecho ( de ser cier­to, cosa no demos­tra­da y que como bien dice el emba­ja­dor habrá que ver en que cir­cuns­tan­cias lo han dicho) no prue­ba nada, ya que otros dete­ni­dos habrán entre­na­do en el esta­do fran­cés y a nadie se le ocu­rre acu­sar a este esta­do de apo­yar a la orga­ni­za­ción arma­da ETA. Pero en esta cues­tión esta por medio Vene­zue­la, cri­mi­na­li­za­da reite­ra­da­men­te por la pren­sa pro-impe­ria­lis­ta y muy par­ti­cu­lar­men­te por la dere­cho­na espa­ño­la.

Aun así, el pre­si­den­te vene­zo­lano, ha sido bas­tan­te lige­ro de cas­cos, afir­man­do que los dete­ni­dos son “san­gui­na­rios ase­si­nos” pese a no tener nin­gu­na sen­ten­cia judi­cial en su con­tra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *