Con­tem­po­ri­zar con el régi­men espa­ñol no refuer­za, pre­ci­sa­men­te, la con­di­ción revo­lu­cio­na­ria- JM Alvarez

El pre­si­den­te Hugo Chá­vez ha afir­ma­do que no con­ce­de cre­di­bi­li­dad a los tes­ti­mo­nios apor­ta­dos por «cri­mi­na­les san­gui­na­rios des­pro­vis­tos de cali­dad huma­na y moral», refi­rién­do­se a las decla­ra­cio­nes de los pre­sun­tos miem­bros de ETA Javier Atris­tain, y Juan Car­los Besan­ce Zugas­ti, quie­nes decla­ra­ron ante la Guar­dia Civil haber reci­bi­do adies­tra­mien­to en Vene­zue­la en 2008.

Tam­bién dijo que “con sus seña­la­mien­tos absur­dos estos dos delin­cuen­tes bus­can ate­nuar la cele­ri­dad de las penas que la jus­ti­cia hará recaer sobre ellos» ¿Y qué podrían ate­nuar o ganar actuan­do así, me pre­gun­to yo? ¿Qui­zás eso los sal­va­rá de una pena que podría ser cade­na per­pe­tua de fac­to? Aquí el úni­co que gana con esto, es el régi­men de los Bor­bo­nes que con esta manio­bra mediá­ti­ca, que impli­ca, otra vez, a Vene­zue­la des­vía la aten­ción de la opi­nión publi­ca sobre la ban­ca­rro­ta del Esta­do y la dra­má­ti­ca situa­ción que viven millo­nes de pobres y desempleados.

Hugo Chá­vez pue­de cali­fi­car a los dete­ni­dos (has­ta aho­ra, pre­sun­tos «cri­mi­na­les san­gui­na­rios») como le dé la gana, eso no es obje­to de este escri­to, pero igno­rar la denun­cia de que han sido some­ti­dos a tor­tu­ras, es con­ce­der un che­que en blan­co al régi­men de Juan Car­los. La tor­tu­ra en el Esta­do espa­ñol no es un inven­to, has­ta el bur­gués Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos con­de­nó a Madrid a indem­ni­zar al pre­so polí­ti­co vas­co Mikel San Argi­mi­ro, por no inves­ti­gar las denun­cias que hizo tras ser dete­ni­do e inco­mu­ni­ca­do. Para qué hablar del “caso Unai Romano”, cuyas foto­gra­fías die­ron la vuel­ta al mundo.

Es posi­ble que en Vene­zue­la la revo­lu­ción avan­ce y se pro­fun­di­ce. En ese sen­ti­do le deseo lo mejor, pero la con­di­ción revo­lu­cio­na­ria no se refuer­za con­tem­po­ri­zan­do con un Esta­do pari­do por Fran­co, y menos ante quie­nes Chá­vez deno­mi­na, con razón, “nos­tál­gi­cos del fran­quis­mo”; por tan­to para mí silen­ciar el hecho de que las con­fe­sio­nes pudie­ron haber sido obte­ni­das bajo tor­tu­ra, es decep­cio­nan­te sobre­to­do si con­si­de­ra­mos que varios Rela­to­res de la o­nU con­tra la tor­tu­ra (todos bur­gue­ses, nin­guno revo­lu­cio­na­rios) jamás tuvie­ron repa­ro alguno en acu­sar a Espa­ña del ejer­ci­cio de esa bár­ba­ra práctica.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.