Car­ta abier­ta al Washing­ton Post – Ber­nar­do Álva­rez

Una vez más el Washing­ton Post arre­me­te con­tra Vene­zue­la y des­in­for­ma a sus lec­to­res en rela­ción a la reali­dad del país. En el edi­to­rial que se inti­tu­la “De cómo Chá­vez per­dió el voto popu­lar –y obtu­vo una vic­to­ria aplas­tan­te” (1 de octu­bre de 2010), no sólo se des­vir­túa la reali­dad de un pro­ce­so elec­to­ral lim­pio y trans­pa­ren­te, sino que se lle­ga al extre­mo de men­tir des­ca­ra­da­men­te sobre el resul­ta­do del mis­mo, ase­gu­ran­do que la coa­li­ción de par­ti­dos de la opo­si­ción obtu­vo 52% del lla­ma­do “voto popu­lar”.

Pri­me­ro que nada es total­men­te mani­pu­la­dor insis­tir en cal­cu­lar un total nacio­nal de una elec­ción legis­la­ti­va, cuya lógi­ca pre­do­mi­nan­te es cir­cui­tal. A excep­ción del Par­la­tino, en esta elec­ción no tie­ne sen­ti­do hablar del voto nacio­nal. Segun­do, si se insis­te en sumar todos los resul­ta­dos obte­ni­dos por voto lis­ta publi­ca­dos por el Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral (CNE), cla­ra­men­te los 10 par­ti­dos que con­for­man la coa­li­ción de la Mesa de la Uni­dad logran 47,16% del “voto popu­lar nacio­nal”. El PSUV 48,19%.

Aún más impor­tan­te, el cues­tio­na­mien­to del Post al sis­te­ma elec­to­ral vene­zo­lano refle­ja como míni­mo su igno­ran­cia de lo que sig­ni­fi­ca la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va. En Vene­zue­la ele­gi­mos a la mayo­ría de nues­tros repre­sen­tan­tes de la Asam­blea Nacio­nal por nom­bre y ape­lli­do y se res­pe­ta la par­ti­ci­pa­ción de los par­ti­dos mino­ri­ta­rios. El hecho que el sis­te­ma elec­to­ral vene­zo­lano sea dis­tin­to al esta­dou­ni­den­se no le da el dere­cho al Post a des­ca­li­fi­car­lo. Ade­más lla­ma la aten­ción que el Post defien­da tan­to el sis­te­ma de repre­sen­ta­ción pro­por­cio­nal cuan­do éste ni siquie­ra exis­te en Esta­dos Uni­dos.

Pero más allá de todos los arti­lu­gios uti­li­za­dos por el Post para des­in­for­mar, lo que más indig­na es su des­pre­cio por el pue­blo vene­zo­lano y el camino que éste ha esco­gi­do tran­si­tar de mane­ra pací­fi­ca y demo­crá­ti­ca. Los vene­zo­la­nos han ejer­ci­do su dere­cho al voto 15 veces des­de que el pre­si­den­te Chá­vez fue elec­to por pri­me­ra vez en 1998. Se han desa­rro­lla­do elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, regio­na­les, legis­la­ti­vas y has­ta refe­rén­dum con­sul­ti­vo y revo­ca­to­rio (figu­ra esta últi­ma que no exis­te en Esta­dos Uni­dos). Y es que los vene­zo­la­nos hemos demos­tra­do nues­tra voca­ción demo­crá­ti­ca y la con­fian­za en la trans­pa­ren­cia de nues­tro moderno sis­te­ma elec­to­ral con una his­tó­ri­ca par­ti­ci­pa­ción de 66% el pasa­do 26 de sep­tiem­bre.

Aun­que el Post se empe­ñe en des­acre­di­tar la demo­cra­cia socia­lis­ta vene­zo­la­na, sim­ple­men­te por­que el pue­blo vene­zo­lano ha deci­di­do seguir un camino sobe­rano e inde­pen­dien­te, la ver­dad es que esta elec­ción mar­ca la con­so­li­da­ción del sis­te­ma de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va en mi país. El Post debe­ría más bien cele­brar que la opo­si­ción vene­zo­la­na— des­pués de repe­ti­dos inten­tos de gol­pes y sabo­ta­jes en los últi­mos 11 años— pare­ce haber deci­di­do inte­grar­se al jue­go demo­crá­ti­co. Sin embar­go, cuan­do el pro­ble­ma no es la reali­dad del pro­ce­so demo­crá­ti­co vene­zo­lano, sino sim­ple­men­te con­ti­nuar una línea edi­to­rial de agre­sión con­tra el gobierno demo­crá­ti­co, socia­lis­ta, inde­pen­dien­te y sobe­rano del Pre­si­den­te Chá­vez, se entien­de el por­qué de su edi­to­rial.


Ber­nar­do Álva­rez Herre­ra
Emba­ja­dor de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la en Esta­dos Uni­dos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *