La dere­cha al ata­que con­tra el Alba – Eva Golinger

Un nue­vo inten­to de gol­pe con­tra un país de la Alian­za Boli­va­ria­na para los pue­blos de nues­tra Amé­ri­ca (ALBA) aten­ta con­tra la inte­gra­ción lati­no­ame­ri­ca­na y el avan­ce de los pro­ce­sos de revo­lu­ción demo­crá­ti­ca. La dere­cha está al ata­que. Su éxi­to en 2009 en Hon­du­ras con­tra el gobierno de Manuel Zela­ya, les lle­nó de ener­gía, fuer­za y con­fian­za para poder arre­me­ter con­tra los pue­blos y gobier­nos de revo­lu­ción en Amé­ri­ca Latina.

Las elec­cio­nes del domin­go 26 de sep­tiem­bre en Vene­zue­la, aun­que resul­ta­ron vic­to­rio­sas prin­ci­pal­men­te para el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­da de Vene­zue­la (PSUV), cedie­ron espa­cio a las más reac­cio­na­rias y peli­gro­sas fuer­zas de des­es­ta­bi­li­za­ción que están al ser­vi­cio de los intere­ses impe­ria­les. Esta­dos Uni­dos logró colo­car sus pie­zas cla­ves en la Asam­blea Nacio­nal de Vene­zue­la, dan­do­les una pla­ta­for­ma para avan­zar con sus pla­nes cons­pi­ra­ti­vos para soca­var la demo­cra­cia venezolana.

El día des­pués de las elec­cio­nes en Vene­zue­la, la lide­re­sa por la paz en Colom­bia, Pie­dad Cór­da­ba, fue inha­bi­li­ta­da como Sena­do­ra de la Repú­bli­ca de Colom­bia por la Pro­cu­ra­de­ría nacio­nal, basa­do en acu­sa­cio­nes y evi­den­cias fal­sas. Pero el ata­que con­tra la Sena­do­ra Pie­dad, sim­bo­li­za un ata­que con­tra las fuer­zas del pro­gre­so en Colom­bia que bus­can solu­cio­nes ver­da­de­ras y pací­fi­cas al con­flic­to de gue­rra que han vivi­do duran­te más de 60 años.

Y aho­ra, el jue­ves, 30 de sep­tiem­bre, Ecua­dor ama­ne­ció de gol­pe. Poli­cías insu­bor­di­na­das toma­ron varias ins­ta­la­cio­nes en la capi­tal de Qui­to, crean­do caos y páni­co en el país. Supues­ta­men­te, pro­tes­ta­ban en con­tra de una nue­va ley apro­ba­da por la Asam­blea Nacio­nal el miér­co­les, que según ellos recor­ta­ba sus bene­fi­cios laborales.

El Pre­si­den­te Rafael Correa, en un inten­to de resol­ver la situa­ción, se diri­gió a la poli­cía insu­bor­di­na­da, pero fue ata­ca­do por obje­tos con­tun­den­tes y bom­bas lagri­mó­ge­nas, cau­sán­do­le un heri­do en la pier­na y una asfi­xia­ción por el gas. Fue tras­la­da­do al hos­pi­tal mili­tar en la ciu­dad de Qui­to, dón­de lue­go fue secues­tra­do y man­te­ni­do bajo fuer­za sin poder salir.

Mien­tras tan­to, movi­mien­tos popu­la­res toma­ron las calles de Qui­to, recla­man­do la libe­ra­ción de su Pre­si­den­te, re-elec­to demo­crá­ti­ca­men­te el año pasa­do con una inmen­sa mayo­ría. Miles de ecua­to­ria­nos alza­ron su voz en apo­yo al Pre­si­den­te Correa, inten­tan­do res­ca­tar su demo­cra­cia de las manos de fuer­zas gol­pis­tas que bus­ca­ban pro­vo­car la sali­da for­za­da del gobierno nacio­nal. Poli­cía infiltrada

Según el perio­dis­ta Jean-Guy Allard, un infor­me ofi­cial del Minis­tro de Defen­sa de Ecua­dor, Javier Pon­ce, difun­di­do en octu­bre 2008 reve­ló “como diplo­má­ti­cos nor­te­ame­ri­ca­nos se dedi­ca­ban a corrom­per a la poli­cía y las Fuer­zas Armadas”.

El infor­me afir­mó que uni­da­des de la poli­cía “man­tie­nen una depen­den­cia eco­nó­mi­ca infor­mal con Esta­dos Uni­dos, para el pago de infor­man­tes, capa­ci­ta­ción, equi­pa­mien­to y operaciones”.

En res­pues­ta a la infor­ma­ción, la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos en Ecua­dor, Heather Hod­ges, decla­ró “Noso­tros tra­ba­ja­mos con el gobierno de Ecua­dor, con los mili­ta­res y con la poli­cía para fines muy impor­tan­tes para la segu­ri­dad”, jus­ti­fi­can­do la cola­bo­ra­ción. Según Hod­ges, el tra­ba­jo con las fuer­zas de segu­ri­dad de Ecua­dor está rela­cio­na­do con la “lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co”. La embajadora

La emba­ja­do­ra Heather Hod­ges fue envia­da a Ecua­dor en 2008 por el enton­ces Pre­si­den­te Geor­ge W. Bush. Ante­rior­men­te, tuvo una ges­tión exi­to­sa como emba­ja­do­ra en Mol­dol­via, país socia­lis­ta que antes for­ma­ba par­te de la Unión Sovié­ti­ca. En Mol­do­via dejó sem­bra­do la pis­ta para una “revo­lu­ción de colo­res” que ocu­rrió, sin éxi­to, en abril 2009 con­tra la mayo­ría ele­gi­da del par­ti­do comu­nis­ta en el parlamento.

Hod­ges estu­vo fren­te a la Ofi­ci­na de Asun­tos Cuba­nos, como Sub­di­rec­to­ra en 1991, divi­sión del Depar­ta­men­to de Esta­do que se dedi­ca a pro­mo­ver la des­es­ta­bi­li­za­ción en Cuba. Dos años des­pués, fue envia­da a Nica­ra­gua, para con­so­li­dar la ges­tión de Vio­le­ta Cha­mo­rro, pre­si­den­ta selec­cio­na­da por Esta­dos Uni­dos lue­go de la gue­rra sucia con­tra el gobierno San­dis­ta que logró su sali­da del poder en 1989.

Cuan­do Bush la envió a Ecua­dor, era con la inten­ción de sem­brar la des­es­ta­bi­li­za­ción con­tra Correa, en caso de que el pre­si­den­te ecua­to­riano se nega­ba a subor­di­nar­se a la agen­da de Washing­ton. Hod­ges logró incre­men­tar el pre­su­pues­to de la USAID y NED para orga­ni­za­cio­nes socia­les y gru­pos polí­ti­cos que pro­mue­ven los intere­ses de Esta­dos Uni­dos, inclu­so en el sec­tor indígena.

Fren­te a la reelec­ción del Pre­si­den­te Correa en 2009, basa­da en la nue­va cons­ti­tu­ción apro­ba­da en 2008 por una mayo­ría con­tun­den­te de ecua­to­ria­nos y ecua­to­ria­nas, la emba­ja­da comen­zó a fomen­tar desestabilización.

USAID

Algu­nos gru­pos socia­les pro­gre­sis­tas han expre­sa­do su des­con­ten­to con las polí­ti­cas del gobierno de Correa. No hay duda de que exis­ten legí­ti­mas que­jas y recla­mos a su gobierno. No todos los gru­pos u orga­ni­za­cio­nes que están en con­tra de las polí­ti­cas de Correa son agen­tes impe­ria­les. Pero sí exis­te un sec­tor den­tro de ellos que reci­be finan­cia­mien­to y linea­mien­tos para pro­vo­car situa­cio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción en el país, más allá de las expre­sió­nes natu­ra­les de crí­ti­ca u opo­si­ción a un gobierno.

En el 2010, el Depar­ta­men­to de Esta­do aumen­tó el pre­su­pues­to de la USAID en Ecua­dor a más de 38 millo­nes de dóla­res. En los últi­mos años, un total de $5,640,000 en fon­dos fue­ron inver­ti­dos en el tra­ba­jo de “des­cen­tra­li­za­ción” en el país. Uno de los prin­ci­pa­les eje­cu­to­res de los pro­gra­mas de la USAID en Ecua­dor es la mis­ma empre­sa que ope­ra con la dere­cha en Boli­via: Che­mo­nics, Inc. Al mis­mo tiem­po, la NED otor­gó un con­ve­nio de $125,806 al Cen­tro para la Empre­sa Pri­va­da (CIPE) para pro­mo­ver los tra­ta­dos de libre comer­cio, la glo­ba­li­za­ción y la auto­no­mía regio­nal a tra­vés de la radio, tele­vi­sion y pren­sa ecua­to­riano, jun­to con el Ins­ti­tu­to Ecua­to­riano de Eco­no­mía Política.

Orga­ni­za­cio­nes en Ecua­dor como Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Pro-jus­ti­cia ha dis­pues­to de finan­cia­mien­to de USAID y NED, tan­to como miem­bros y sec­to­res de CODEMPE, Pacha­ku­tik, la CONAIE, la Cor­po­ra­ción Empre­sa­rial Indí­ge­na del Ecua­dor y la Fun­da­ción Qellkaj.

Duran­te los acon­te­ci­mien­tos del jue­ves 30 de sep­tiem­bre en Ecua­dor, uno de los gru­pos con sec­to­res finan­cia­dos por la USAID y NED, Pacha­ku­tik, emi­tió un comu­ni­ca­do res­pal­dan­do a la poli­cía gol­pis­ta y exi­gien­do la renun­cia del Pre­si­den­te Rafael Correa y res­pon­sa­bi­li­zán­do­lo por los hechos. Inclu­so, lo acu­só de man­te­ner una “acti­tud dictatorial”:

“PACHAKUTIK PIDE LA RENUNCIA AL PRESIDENTE CORREA Y LLAMA A CONFORMAR UN SOLO FRENTE NACIONAL

Bole­tín de Pren­sa 141

El Jefe de Blo­que del Movi­mien­to Pacha­ku­tik, Clé­ver Jimé­nez, ante la gra­ve con­mo­ción polí­ti­ca y cri­sis inter­na, gene­ra­da por la acti­tud dic­ta­to­rial del Pre­si­den­te Rafael Correa, al vio­len­tar los dere­chos de los ser­vi­do­res públi­cos y de la socie­dad en su con­jun­to, con­vo­có al movi­mien­to indí­ge­na, movi­mien­tos socia­les, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas demo­crá­ti­cas, a cons­ti­tuir un solo fren­te nacio­nal para exi­gir la sali­da del Pre­si­den­te Correa, al ampa­ro de lo que esta­ble­ce el Art 130, nume­ral 2 de la Cons­ti­tu­ción, que dice: “La Asam­blea Nacio­nal podrá des­ti­tuir al Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca en los siguien­tes casos: 2) Por gra­ve cri­sis polí­ti­ca y con­mo­ción interna”.

Jimé­nez res­pal­dó la lucha de los ser­vi­do­res públi­cos del país, inclu­yen­do a los poli­cías de tro­pa que se encuen­tran movi­li­za­dos en con­tra de las polí­ti­cas auto­ri­ta­rias del régi­men que pre­ten­de con­cul­car dere­chos labo­ra­les adqui­ri­dos. La situa­ción de los poli­cías y miem­bros de las Fuer­zas Arma­das debe ser enten­di­da como una jus­ta acción de ser­vi­do­res públi­cos, cuyos dere­chos han sido vulnerados.

Pacha­ku­tik está con­vo­can­do para esta tar­de a todas las oga­ni­za­cio­nes del movi­mien­to indí­ge­na, a los tra­ba­ja­do­res, hom­bres y muje­res demo­crá­ti­cos a cons­truir la uni­dad y pre­pa­rar nue­vas accio­nes en recha­zo al auto­ri­ta­ris­mo de Correa, en defen­sa de los dere­chos y garan­tías de todos los ecuatorianos.

BLOQUE PACHAKUTIK”

El guión uti­li­za­do en Vene­zue­la y Hon­du­ras se repi­te de nue­vo. Inten­tan res­pon­sa­bi­li­zar al Pre­si­den­te y al gobierno por el “gol­pe”, lue­go for­zan­do su sali­da del poder. El gol­pe con­tra Ecua­dor es la pró­xi­ma fase de la agre­sión per­ma­nen­te con­tra ALBA y los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios en la región.

El pue­blo ecua­to­riano se man­tie­ne movi­li­za­do en recha­zo del inten­to gol­pis­ta, mien­tras las fuer­zas pro­gre­sis­tas de la región se agru­pan para expre­sar su soli­da­ri­dad y res­pal­do al Pre­si­den­te Correa y su gobierno.

Bol­Press

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.