La dere­cha al ata­que con­tra el Alba – Eva Golin­ger

Un nue­vo inten­to de gol­pe con­tra un país de la Alian­za Boli­va­ria­na para los pue­blos de nues­tra Amé­ri­ca (ALBA) aten­ta con­tra la inte­gra­ción lati­no­ame­ri­ca­na y el avan­ce de los pro­ce­sos de revo­lu­ción demo­crá­ti­ca. La dere­cha está al ata­que. Su éxi­to en 2009 en Hon­du­ras con­tra el gobierno de Manuel Zela­ya, les lle­nó de ener­gía, fuer­za y con­fian­za para poder arre­me­ter con­tra los pue­blos y gobier­nos de revo­lu­ción en Amé­ri­ca Lati­na.

Las elec­cio­nes del domin­go 26 de sep­tiem­bre en Vene­zue­la, aun­que resul­ta­ron vic­to­rio­sas prin­ci­pal­men­te para el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­da de Vene­zue­la (PSUV), cedie­ron espa­cio a las más reac­cio­na­rias y peli­gro­sas fuer­zas de des­es­ta­bi­li­za­ción que están al ser­vi­cio de los intere­ses impe­ria­les. Esta­dos Uni­dos logró colo­car sus pie­zas cla­ves en la Asam­blea Nacio­nal de Vene­zue­la, dan­do­les una pla­ta­for­ma para avan­zar con sus pla­nes cons­pi­ra­ti­vos para soca­var la demo­cra­cia vene­zo­la­na.

El día des­pués de las elec­cio­nes en Vene­zue­la, la lide­re­sa por la paz en Colom­bia, Pie­dad Cór­da­ba, fue inha­bi­li­ta­da como Sena­do­ra de la Repú­bli­ca de Colom­bia por la Pro­cu­ra­de­ría nacio­nal, basa­do en acu­sa­cio­nes y evi­den­cias fal­sas. Pero el ata­que con­tra la Sena­do­ra Pie­dad, sim­bo­li­za un ata­que con­tra las fuer­zas del pro­gre­so en Colom­bia que bus­can solu­cio­nes ver­da­de­ras y pací­fi­cas al con­flic­to de gue­rra que han vivi­do duran­te más de 60 años.

Y aho­ra, el jue­ves, 30 de sep­tiem­bre, Ecua­dor ama­ne­ció de gol­pe. Poli­cías insu­bor­di­na­das toma­ron varias ins­ta­la­cio­nes en la capi­tal de Qui­to, crean­do caos y páni­co en el país. Supues­ta­men­te, pro­tes­ta­ban en con­tra de una nue­va ley apro­ba­da por la Asam­blea Nacio­nal el miér­co­les, que según ellos recor­ta­ba sus bene­fi­cios labo­ra­les.

El Pre­si­den­te Rafael Correa, en un inten­to de resol­ver la situa­ción, se diri­gió a la poli­cía insu­bor­di­na­da, pero fue ata­ca­do por obje­tos con­tun­den­tes y bom­bas lagri­mó­ge­nas, cau­sán­do­le un heri­do en la pier­na y una asfi­xia­ción por el gas. Fue tras­la­da­do al hos­pi­tal mili­tar en la ciu­dad de Qui­to, dón­de lue­go fue secues­tra­do y man­te­ni­do bajo fuer­za sin poder salir.

Mien­tras tan­to, movi­mien­tos popu­la­res toma­ron las calles de Qui­to, recla­man­do la libe­ra­ción de su Pre­si­den­te, re-elec­to demo­crá­ti­ca­men­te el año pasa­do con una inmen­sa mayo­ría. Miles de ecua­to­ria­nos alza­ron su voz en apo­yo al Pre­si­den­te Correa, inten­tan­do res­ca­tar su demo­cra­cia de las manos de fuer­zas gol­pis­tas que bus­ca­ban pro­vo­car la sali­da for­za­da del gobierno nacio­nal. Poli­cía infil­tra­da

Según el perio­dis­ta Jean-Guy Allard, un infor­me ofi­cial del Minis­tro de Defen­sa de Ecua­dor, Javier Pon­ce, difun­di­do en octu­bre 2008 reve­ló “como diplo­má­ti­cos nor­te­ame­ri­ca­nos se dedi­ca­ban a corrom­per a la poli­cía y las Fuer­zas Arma­das”.

El infor­me afir­mó que uni­da­des de la poli­cía “man­tie­nen una depen­den­cia eco­nó­mi­ca infor­mal con Esta­dos Uni­dos, para el pago de infor­man­tes, capa­ci­ta­ción, equi­pa­mien­to y ope­ra­cio­nes”.

En res­pues­ta a la infor­ma­ción, la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos en Ecua­dor, Heather Hod­ges, decla­ró “Noso­tros tra­ba­ja­mos con el gobierno de Ecua­dor, con los mili­ta­res y con la poli­cía para fines muy impor­tan­tes para la segu­ri­dad”, jus­ti­fi­can­do la cola­bo­ra­ción. Según Hod­ges, el tra­ba­jo con las fuer­zas de segu­ri­dad de Ecua­dor está rela­cio­na­do con la “lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co”. La emba­ja­do­ra

La emba­ja­do­ra Heather Hod­ges fue envia­da a Ecua­dor en 2008 por el enton­ces Pre­si­den­te Geor­ge W. Bush. Ante­rior­men­te, tuvo una ges­tión exi­to­sa como emba­ja­do­ra en Mol­dol­via, país socia­lis­ta que antes for­ma­ba par­te de la Unión Sovié­ti­ca. En Mol­do­via dejó sem­bra­do la pis­ta para una “revo­lu­ción de colo­res” que ocu­rrió, sin éxi­to, en abril 2009 con­tra la mayo­ría ele­gi­da del par­ti­do comu­nis­ta en el par­la­men­to.

Hod­ges estu­vo fren­te a la Ofi­ci­na de Asun­tos Cuba­nos, como Sub­di­rec­to­ra en 1991, divi­sión del Depar­ta­men­to de Esta­do que se dedi­ca a pro­mo­ver la des­es­ta­bi­li­za­ción en Cuba. Dos años des­pués, fue envia­da a Nica­ra­gua, para con­so­li­dar la ges­tión de Vio­le­ta Cha­mo­rro, pre­si­den­ta selec­cio­na­da por Esta­dos Uni­dos lue­go de la gue­rra sucia con­tra el gobierno San­dis­ta que logró su sali­da del poder en 1989.

Cuan­do Bush la envió a Ecua­dor, era con la inten­ción de sem­brar la des­es­ta­bi­li­za­ción con­tra Correa, en caso de que el pre­si­den­te ecua­to­riano se nega­ba a subor­di­nar­se a la agen­da de Washing­ton. Hod­ges logró incre­men­tar el pre­su­pues­to de la USAID y NED para orga­ni­za­cio­nes socia­les y gru­pos polí­ti­cos que pro­mue­ven los intere­ses de Esta­dos Uni­dos, inclu­so en el sec­tor indí­ge­na.

Fren­te a la reelec­ción del Pre­si­den­te Correa en 2009, basa­da en la nue­va cons­ti­tu­ción apro­ba­da en 2008 por una mayo­ría con­tun­den­te de ecua­to­ria­nos y ecua­to­ria­nas, la emba­ja­da comen­zó a fomen­tar des­es­ta­bi­li­za­ción.

USAID

Algu­nos gru­pos socia­les pro­gre­sis­tas han expre­sa­do su des­con­ten­to con las polí­ti­cas del gobierno de Correa. No hay duda de que exis­ten legí­ti­mas que­jas y recla­mos a su gobierno. No todos los gru­pos u orga­ni­za­cio­nes que están en con­tra de las polí­ti­cas de Correa son agen­tes impe­ria­les. Pero sí exis­te un sec­tor den­tro de ellos que reci­be finan­cia­mien­to y linea­mien­tos para pro­vo­car situa­cio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción en el país, más allá de las expre­sió­nes natu­ra­les de crí­ti­ca u opo­si­ción a un gobierno.

En el 2010, el Depar­ta­men­to de Esta­do aumen­tó el pre­su­pues­to de la USAID en Ecua­dor a más de 38 millo­nes de dóla­res. En los últi­mos años, un total de $5,640,000 en fon­dos fue­ron inver­ti­dos en el tra­ba­jo de “des­cen­tra­li­za­ción” en el país. Uno de los prin­ci­pa­les eje­cu­to­res de los pro­gra­mas de la USAID en Ecua­dor es la mis­ma empre­sa que ope­ra con la dere­cha en Boli­via: Che­mo­nics, Inc. Al mis­mo tiem­po, la NED otor­gó un con­ve­nio de $125,806 al Cen­tro para la Empre­sa Pri­va­da (CIPE) para pro­mo­ver los tra­ta­dos de libre comer­cio, la glo­ba­li­za­ción y la auto­no­mía regio­nal a tra­vés de la radio, tele­vi­sion y pren­sa ecua­to­riano, jun­to con el Ins­ti­tu­to Ecua­to­riano de Eco­no­mía Polí­ti­ca.

Orga­ni­za­cio­nes en Ecua­dor como Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Pro-jus­ti­cia ha dis­pues­to de finan­cia­mien­to de USAID y NED, tan­to como miem­bros y sec­to­res de CODEMPE, Pacha­ku­tik, la CONAIE, la Cor­po­ra­ción Empre­sa­rial Indí­ge­na del Ecua­dor y la Fun­da­ción Qell­kaj.

Duran­te los acon­te­ci­mien­tos del jue­ves 30 de sep­tiem­bre en Ecua­dor, uno de los gru­pos con sec­to­res finan­cia­dos por la USAID y NED, Pacha­ku­tik, emi­tió un comu­ni­ca­do res­pal­dan­do a la poli­cía gol­pis­ta y exi­gien­do la renun­cia del Pre­si­den­te Rafael Correa y res­pon­sa­bi­li­zán­do­lo por los hechos. Inclu­so, lo acu­só de man­te­ner una “acti­tud dic­ta­to­rial”:

“PACHAKUTIK PIDE LA RENUNCIA AL PRESIDENTE CORREA Y LLAMA A CONFORMAR UN SOLO FRENTE NACIONAL

Bole­tín de Pren­sa 141

El Jefe de Blo­que del Movi­mien­to Pacha­ku­tik, Clé­ver Jimé­nez, ante la gra­ve con­mo­ción polí­ti­ca y cri­sis inter­na, gene­ra­da por la acti­tud dic­ta­to­rial del Pre­si­den­te Rafael Correa, al vio­len­tar los dere­chos de los ser­vi­do­res públi­cos y de la socie­dad en su con­jun­to, con­vo­có al movi­mien­to indí­ge­na, movi­mien­tos socia­les, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas demo­crá­ti­cas, a cons­ti­tuir un solo fren­te nacio­nal para exi­gir la sali­da del Pre­si­den­te Correa, al ampa­ro de lo que esta­ble­ce el Art 130, nume­ral 2 de la Cons­ti­tu­ción, que dice: “La Asam­blea Nacio­nal podrá des­ti­tuir al Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca en los siguien­tes casos: 2) Por gra­ve cri­sis polí­ti­ca y con­mo­ción inter­na”.

Jimé­nez res­pal­dó la lucha de los ser­vi­do­res públi­cos del país, inclu­yen­do a los poli­cías de tro­pa que se encuen­tran movi­li­za­dos en con­tra de las polí­ti­cas auto­ri­ta­rias del régi­men que pre­ten­de con­cul­car dere­chos labo­ra­les adqui­ri­dos. La situa­ción de los poli­cías y miem­bros de las Fuer­zas Arma­das debe ser enten­di­da como una jus­ta acción de ser­vi­do­res públi­cos, cuyos dere­chos han sido vul­ne­ra­dos.

Pacha­ku­tik está con­vo­can­do para esta tar­de a todas las oga­ni­za­cio­nes del movi­mien­to indí­ge­na, a los tra­ba­ja­do­res, hom­bres y muje­res demo­crá­ti­cos a cons­truir la uni­dad y pre­pa­rar nue­vas accio­nes en recha­zo al auto­ri­ta­ris­mo de Correa, en defen­sa de los dere­chos y garan­tías de todos los ecua­to­ria­nos.

BLOQUE PACHAKUTIK”

El guión uti­li­za­do en Vene­zue­la y Hon­du­ras se repi­te de nue­vo. Inten­tan res­pon­sa­bi­li­zar al Pre­si­den­te y al gobierno por el “gol­pe”, lue­go for­zan­do su sali­da del poder. El gol­pe con­tra Ecua­dor es la pró­xi­ma fase de la agre­sión per­ma­nen­te con­tra ALBA y los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios en la región.

El pue­blo ecua­to­riano se man­tie­ne movi­li­za­do en recha­zo del inten­to gol­pis­ta, mien­tras las fuer­zas pro­gre­sis­tas de la región se agru­pan para expre­sar su soli­da­ri­dad y res­pal­do al Pre­si­den­te Correa y su gobierno.

Bol­Press

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *