[Foto] Una fami­lia vive en un coche por cul­pa de la cri­sis capi­ta­lis­ta

Esta maña­na denun­ciá­ba­mos que Luis Miguel San­ta­ma­ria, de 52 años, y su hijo de 18 años, lle­van des­de hace un mes y medio vivien­do en un coche. Pro­duc­to de su situa­ción de des­em­pleo y la fal­ta de res­pues­ta por par­te de los ser­vi­cios socia­les de los con­sis­to­rios de Bara­kal­do y Ses­tao.

Al día de hoy se encuen­tra con la impo­si­bi­li­dad de acce­der a una pen­sión o una vivien­da al encon­trar­se en una situa­ción de des­em­pleo pro­duc­to de la actual cri­sis eco­nó­mi­ca. Luis Miguel San­ta­ma­ria es uno de los 16.088 para­dos que exis­ten en la Mar­gen Izquier­da afec­ta­dos por la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca; uno más al que se le ha ago­ta­do la “famo­sa” ayu­da de 420 euros. En con­cre­to, el 14 de junio se le aca­bó esta pres­ta­ción social y, una vez ago­ta­dos todos sus aho­rros, ha ter­mi­na­do, jun­to con su hijo, vivien­do en la calle.

Luis Miguel San­ta­ma­ria con esta com­pa­re­cen­cia públi­ca, des­pués de haber­se reu­ni­do con los ser­vi­cios socia­les de ambos con­sis­to­rios de la Mar­gen Izquier­da, quie­re exi­gir que se haga efec­ti­vo el dere­cho que le asis­te a él, y a su hijo, a algu­na pres­ta­ción social que les per­mi­ta acce­der a una vivien­da dig­na; y que los ser­vi­cios socia­les reali­cen las ges­tio­nes nece­sa­rias para garan­ti­zar­lo.

Vecino de Bara­kal­do de toda la vida, ade­más su hijo estu­dia en un ins­ti­tu­to de Bara­kal­do, se diri­ge a los ser­vi­cios socia­les del Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, sobre todo a su “ser­vi­cio de urgen­cias socia­les”. Des­pués de 10 días de espe­ra, hoy se han pues­to en con­tac­to con él los ser­vi­cios socia­les del Depar­ta­men­to de Acción Social. Su solu­ción: una posi­ble cita para estu­diar su caso el jue­ves de la sema­na que vie­ne. Es decir, que siga sin dine­ro para comer y vivien­do en la calle duran­te una sema­na. Esa es la agi­li­dad del “ser­vi­cio de urgen­cias socia­les” del Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do.

Por otro lado, se encuen­tra con que des­pués de una reu­nión man­te­ni­da con el Alcal­de de Ses­tao, José Luis Merino, para expli­car su situa­ción no reci­be nin­gu­na solu­ción. Se le deja un núme­ro de telé­fono para que se pon­ga en con­tac­to con él y faci­li­te algún tipo de res­pues­ta. A día de hoy toda­vía se esta espe­ran­do su lla­ma­da.

Pero, ante la con­cen­tra­ción de hoy ante el coche don­de vive esta fami­lia des­de hace más de un mes, la res­pues­ta del Ayun­ta­mien­to de Ses­tao es pre­cin­tar el vehícu­lo e ins­tar a su reti­ra­da de la vía públi­ca con­de­nan­do a dor­mir en la calle al joven estu­dian­te y su padre. Pro­duc­to de esta actua­ción la fami­lia se que­da sin man­tas ni ropa, que están den­tro del vehícu­lo.

16.088 per­so­nas se encuen­tran para­das en la mar­gen izquier­da, con una tasa de des­em­pleo cer­ca­na al 18%, una de las más altas de Eus­kal Herria. Por ello, no es pro­duc­to de la casua­li­dad que 59 fami­lias de Bara­kal­do y Ses­tao hayan sido desahu­cia­das de su vivien­da a lo lar­go del pri­mer tri­mes­tre del año 2010 –últi­mos datos cono­ci­dos y según se deta­lla en un infor­me ela­bo­ra­do por el Con­se­jo Gene­ral del Poder Judi­cial-. 176 fue­ron desahu­cia­das a nivel de toda Biz­kaia.

Estas son las con­se­cuen­cias más dra­má­ti­cas de la actual cri­sis sobre las fami­lias vas­cas. Un aumen­to alar­man­te del des­em­pleo, abul­ta­das tasas de pre­ca­rie­dad labo­ral, sala­rios y ayu­das socia­les de mise­ria, recor­tes en las pres­ta­cio­nes socia­les. El mer­ca­do de la vivien­da por las nubes y la len­ti­tud de las medi­das con­tra la cri­sis, que tan­to pre­go­nan las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas, impi­den a miles de fami­lias ver cubier­to con garan­tías su dere­cho a una vida y una vivien­da dig­na.

Pero de estas situa­cio­nes tam­bién son res­pon­sa­bles las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas. Así, hay que recor­dar que el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, como reco­no­ció el pro­pio Depar­ta­men­to de Acción Social, tie­ne para­li­za­dos des­de mayo los expe­dien­tes de 1.530 fami­lias que han pedi­do una ayu­da social al con­sis­to­rio fabril, sólo se ha aten­di­do el 73 de las soli­ci­tu­des. Así y todo, las fami­lias que han vis­to abo­na­da la asig­na­ción eco­nó­mi­ca reci­ba han vis­to como se le recor­ta­ba en un 50% «por moti­vos pre­su­pues­ta­rios».

Otro tan­to ocu­rre en Ses­tao, don­de el dine­ro para ayu­das socia­les se ago­tó en mayo –aún con el recor­te, que apli­có el equi­po de gobierno, de un 20% en la asig­na­ción eco­nó­mi­ca a con­ce­der a las fami­lias-. Las nue­vas con­sig­na­cio­nes pre­su­pues­ta­rias no garan­ti­zan que se pue­da aten­der todas las peti­cio­nes. Se pre­vé que sólo lle­guen al 75% de las peti­cio­nes.

Ante todo esto exi­gi­mos al con­jun­to de admi­nis­tra­cio­nes una mayor pro­tec­ción social. Así,

Se ha de garan­ti­zar una ofer­ta sufi­cien­te y ase­qui­ble de vivien­da públi­ca en alqui­ler social como vía para garan­ti­zar el acce­so uni­ver­sal a la vivien­da.

Se ha de aumen­tar el con­jun­to de ayu­das socia­les des­ti­na­das a las fami­lias con esca­sos recur­sos eco­nó­mi­cos. En lugar de recor­tar, ampliar los dere­chos socia­les.

BERRI-OTXOAK
(PLATAFORMA CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL y POR LOS DERECHOS SOCIALES)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *