El PNV se pre­pa­ra para dispu­tar la pri­ma­cía en Gipuz­koa – Iña­ki Iriondo

Si el Alder­di Egu­na del pasa­do domin­go, con la inter­ven­ción de los tres dipu­tados gene­ra­les y can­di­da­tos, pue­de enten­der­se como el pri­mer gran mitin elec­to­ral del PNV, la espe­ci­fi­ci­dad gui­puz­coa­na arran­ca hoy con la pre­sen­ta­ción de «Batu gai­te­zen» en el tea­tro Vic­to­ria Euge­nia de Donostia.

¿Por qué Gipuz­koa nece­si­ta una diná­mi­ca pro­pia? Ade­más de otras sin­gu­la­ri­da­des pro­vin­cia­les, los pro­pios diri­gen­tes jel­tza­les alu­den a la posi­bi­li­dad de que la izquier­da aber­tza­le pue­da pre­sen­tar­se a los comi­cios con una inten­ción, expli­ci­ta­da ya, de tra­tar de lide­rar el cam­bio polí­ti­co y social en este terri­to­rio. Cuan­do a los res­pon­sa­bles del GBB se les pre­gun­ta si creen real­men­te que la izquier­da aber­tza­le podrá con­tar con una can­di­da­tu­ra legal, res­pon­den que eso sería muy bueno polí­ti­ca­men­te y mues­tran su deseo de medir­se en las urnas. «A la izquier­da aber­tza­le res­pe­to sí, pero mie­do nin­guno, ni en las elec­cio­nes», seña­ló esta mis­ma sema­na un alto diri­gen­te, mien­tras mos­tra­ba su con­fian­za en la victoria.

En las elec­cio­nes fora­les de 2007 la pri­me­ra fuer­za en Gipuz­koa fue el PSE, con 76.868 votos. Las pape­le­tas anu­la­das lle­ga­ron a 72.963. Y el PNV sumó 71.795 apo­yos. Como se ve, la com­pe­ten­cia por el pri­mer pues­to es máxi­ma y la posi­bi­li­dad de gober­nar la Dipu­tación fac­ti­ble para cual­quie­ra de estas tres can­di­da­tu­ras, más aún si algu­na agru­pa a más fuerzas.

La ini­cia­ti­va «Batu gai­te­zen» pre­ten­de bus­car una posi­ción cen­tral y de ven­ta­ja en ese trío, basán­do­se en la defen­sa de todos los dere­chos huma­nos, por una par­te, y en el reco­no­ci­mien­to nacio­nal, por la otra. El aná­li­sis del PNV es que ahí está la posi­ción social mayo­ri­ta­ria en Gipuz­koa. Los jel­tza­les sos­tie­nen que en la defen­sa de los dere­chos huma­nos sacan ven­ta­ja a la izquier­da aber­tza­le, pues­to que es un terreno en el que con­si­de­ran que no tie­ne toda­vía sufi­cien­te cre­di­bi­li­dad social, y el cam­po del reco­no­ci­mien­to nacio­nal de Eus­kal Herria y de su dere­cho a deci­dir está aban­do­na­do por el PSE.

Par­tien­do de un núcleo cen­tral de 20 diri­gen­tes del PNV, y con el apo­yo de un docu­men­tal, expo­si­cio­nes y deba­tes, el GBB pre­ten­de ir dina­mi­zan­do todas las loca­li­da­des del terri­to­rio has­ta com­pro­me­ter a varios cien­tos de personas.

Pero en este momen­to de reubi­ca­ción de las fuer­zas aber­tza­les, el lema «Batu gai­te­zen» cobra una espe­cial sig­ni­fi­ca­ción. «Hay que unir­se», piden muchos aber­tza­les. La cues­tión es para qué. Y en ese camino el PNV quie­re lle­var su pro­pia ruta, lo que pre­ten­de no es una amal­ga­ma de siglas, sino que lo que se cono­ce como «nacio­na­lis­mo ins­ti­tu­cio­nal» se pre­sen­te uni­do bajo sus para­guas. Por eso el PNV recha­za la for­ma­ción de una coa­li­ción con Hamai­ka­bat. Si el par­ti­do diri­gi­do por Iña­ki Gal­dos se escin­dió de EA para ahon­dar en la cola­bo­ra­ción con los jel­tza­les, éstos no ven lógi­co con­tri­buir a con­so­li­dar una sigla más. Les ofre­cen la posi­bi­li­dad de vol­ver a la casa del padre y sumar­se a sus lis­tas espe­ci­fi­can­do pro­ce­den­cia o deno­mi­na­ción de ori­gen. Ante esto, H1! ‑que hoy inau­gu­ra su sede nacio­nal en Donos­tia- res­pon­de anun­cian­do que ya está con­fec­cio­nan­do sus pro­pias candidaturas.

«Batu gai­te­zen» es, por tan­to, una ini­cia­ti­va para Gipuz­koa cuyo dis­cur­so el PNV no con­si­de­ra igual­men­te pro­duc­ti­vo en el res­to de terri­to­rios vas­cos. Cues­tión de idio­sin­cra­sia ideo­ló­gi­ca del herrial­de, pero tam­bién de la diver­si­dad y plu­ra­li­dad que enri­que­ce al partido.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.