Corrien­te Roja con Aska­pe­na y las liber­ta­des demo­crá­ti­cas para Eus­kal Herria

En la madru­ga­da del día 28 se anun­cia­ba la deten­ción de sie­te miem­bros de ASKAPENA, deno­mi­na­da por los medios como el “apa­ra­to inter­na­cio­nal de ETA”. Des­de su tra­di­cio­nal des­pre­cio a la pre­sun­ción de ino­cen­cia espe­cial­men­te res­pec­to a todo lo rela­cio­na­do con el ámbi­to vas­co inde­pen­den­tis­ta, los medios de comu­ni­ca­ción vol­vie­ron a con­ver­tir­se en fie­les por­ta­vo­ces del Minis­te­rio de Interior.

Un orga­nis­mo social vas­co con acti­vi­da­des abier­ta­men­te públi­cas y per­fec­ta­men­te cono­ci­das en Eus­kal Herria, cuya labor des­de hace más de 20 años es la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal y la difu­sión de la cau­sa vas­ca en el exte­rior, está sien­do tra­ta­do como antes lo fue­ron el área Inter­na­cio­nal de Bata­su­na o el pro­pio colec­ti­vo de depor­ta­dos y exi­lia­dos. El minis­tro de Inte­rior ha pre­ten­di­do hoy, sin éxi­to, des­li­gar esta ope­ra­ción de los evi­den­tes avan­ces en el reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal del con­flic­to en Eus­kal Herria y los innu­me­ra­bles apo­yos inter­na­cio­na­les al esce­na­rio de reso­lu­ción plan­tea­do por la Izquier­da Aber­tza­le. Por su par­te, el con­se­je­ro de Inte­rior del gobierno vas­con­ga­do ha cali­fi­ca­do a Aska­pe­na como “par­te esen­cial del entra­ma­do de apo­yo a ETA”. Estas decla­ra­cio­nes nos ponen ante la incer­ti­dum­bre de ¿has­ta dón­de pre­ten­de­rán exten­der la eti­que­ta de “entra­ma­do de apoyo”?.

Recor­da­mos hoy aque­lla deci­sión del Tri­bu­nal Supre­mo, a prin­ci­pios del 2007, de tipi­fi­car a las orga­ni­za­cio­nes juve­ni­les aber­tza­les como orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas y no como aso­cia­cio­nes ilí­ci­tas, corri­gien­do a la pro­pia Audien­cia Nacio­nal. Enton­ces, a modo de denun­cia, mani­fes­ta­mos que: “ha que­da­do cla­ro que cual­quier miem­bro de la Izquier­da Aber­tza­le será tra­ta­do direc­ta­men­te como terrorista”.

Aska­pe­na es, y segui­rá sien­do, un colec­ti­vo inter­na­cio­na­lis­ta del ámbi­to de la soli­da­ri­dad; una soli­da­ri­dad de ida y vuel­ta, ya que, como se men­cio­na en su pro­pia defi­ni­ción “No pode­mos enten­der la libe­ra­ción de nues­tro pue­blo, y tam­po­co la pode­mos lle­var ade­lan­te, sin tra­ba­jar la soli­da­ri­dad con los pue­blos en lucha con­tra el impe­ria­lis­mo. Los pue­blos nece­si­ta­mos ayu­da y ter­nu­ra mutuas… Para poder avan­zar en la lucha de libe­ra­ción vas­ca, nece­si­ta­mos la soli­da­ri­dad de los pue­blos y, del mis­mo modo, tra­ba­jar la soli­da­ri­dad de nues­tro pue­blo hacia los que luchan con­tra el imperialismo”.

A este colec­ti­vo que así se defi­ne, lla­man terro­ris­ta. De ese terro­ris­mo sin vio­len­cia y sin deli­tos al que el régi­men bor­bó­ni­co teme más que a la pro­pia ETA.

Enten­de­mos que la estra­te­gia repre­si­va indis­cri­mi­na­da con­tra un pue­blo y una de sus expre­sio­nes polí­ti­cas más repre­sen­ta­ti­vas, la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, no pue­de ser enten­di­da sino como una obs­truc­ción cons­cien­te en el camino del reco­no­ci­mien­to de todos los dere­chos civi­les y polí­ti­cos en ausen­cia de vio­len­cia en Eus­kal Herria por par­te del Esta­do espa­ñol. El par­ti­do gober­nan­te en Espa­ña, como ha ocu­rri­do tan­tas veces en el pasa­do, pare­ce que­rer afe­rrar­se a una ima­gen y a actua­cio­nes que pue­dan pro­por­cio­nar­le rédi­tos elec­to­ra­les cuan­do más los nece­si­ta. Es el caso de un gobierno que, aco­sa­do por su fra­ca­so de ges­tión que una vez más hace pagar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y ante una pers­pec­ti­va de hun­di­mien­to elec­to­ral, redes­cu­bre el filón de votos que la bru­ta­li­dad repre­si­va pue­de con­ce­der­le fue­ra de Nava­rra y Vas­con­ga­das, don­de sobre­vi­ve gra­cias a la Ley de Par­ti­dos. Des­de aquí has­ta las pró­xi­mas elec­cio­nes, la carre­ra de la repre­sión polí­ti­ca y de la con­cul­ca­ción de dere­chos colec­ti­vos e indi­vi­dua­les en Eus­kal Herria, va a con­ver­tir­se en un pugi­la­to entre el PSOE y el PP por los votos en el res­to del Estado.

Des­de Corrien­te Roja que­re­mos expre­sar nues­tra fra­ter­nal soli­da­ri­dad con los acti­vis­tas de Aska­pe­na dete­ni­dos, a la vez que exi­gi­mos un total res­pe­to a su inte­gri­dad físi­ca y moral por par­te de sus secues­tra­do­res. Vaya tam­bién nues­tra soli­da­ri­dad con sus fami­lias, ami­gos y com­pa­ñe­ros de lucha.

Corrien­te Roja se adhie­re a la con­vo­ca­to­ria y lla­ma a par­ti­ci­par masi­va­men­te en mani­fes­ta­cióndel sába­do, 2 de Octu­bre, en Bil­bo bajo el lema:

No a la prohi­bi­ción de mani­fes­ta­cio­nes. Nin­gu­na impo­si­ción, nin­gu­na violencia.

Sí a los dere­chos huma­nos, civi­les y políticos.

Aska­pe­na aurre­ra, Inter­na­zio­na­lis­moa aurrera!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.