Otra vez antes “roja” que rota- Gabi­rel Ezkurdia

Si la Huel­ga Gene­ral que este 29 de sep­tiem­bre en el esta­do espa­ñol ha pues­to de mani­fies­to el des­con­ten­to de los sec­to­res de la cla­se tra­ba­ja­do­ra capa­ces de libe­rar­se de los pique­tes empre­sa­ria­les (indig­nan­te ver los deba­tes que con­tra­po­nen el dere­cho al tra­ba­jo, con cin­co millo­nes de para­dos, ver­sus dere­cho a la huel­ga, cuan­do ¾ de los asa­la­ria­dos son pre­ca­rios, es decir rehe­nes de la patro­nal, “tú veras si haces huel­ga, aten­te a las con­se­cuen­cias” o auto­em­plea­dos ‚mal lla­ma­dos autó­no­mos bajo jerar­quía empre­sa­rial o sub­con­tra­ta­dos), tam­bién ha sido una mues­tra más de que la reali­dad socio­po­lí­ti­ca de Eus­kal Herria es inver­sa­men­te pro­por­cio­nal a la reali­dad vir­tual que los mass media sis­té­mi­cos transmiten.

Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que los medios unio­nis­tas y lea­lis­tas espa­ño­les (defen­so­res edi­to­ria­les de la uni­dad patria cons­ti­tu­cio­nal y el rey) ten­gan la des­ver­güen­za de trans­mi­tir res­pec­ti­va­men­te que mien­tras la Huel­ga Gene­ral del pasa­do día 29 de junio en Eus­kal Herria fue mino­ri­ta­ria y violenta,(cuando fue, con sus con­tin­gen­cias y evi­den­tes limi­ta­cio­nes res­tric­ti­vas de los pique­tes poli­cial-empre­sa­ria­les, un evi­den­cia­ble éxi­to en gran par­te de Eus­kal Herria), por con­tra ésta Huel­ga, la del 29 de sep­tiem­bre, es rela­ta­da como un rela­ti­vo fra­ca­so según los mis­mo medios neo­li­be­ra­les, en el esta­do, pero evi­den­cia­ble en Eus­kal Herria, cuan­do real­men­te ha sido marginal.

Por enci­ma de las razo­nes para la Huel­ga o el deba­te se ha impues­to una vez más la nega­ción de la reali­dad como razón de Esta­do. Eus­kal Herria es real­men­te en sus diná­mi­cas igual que cual­quier otro país euro­peo en el que hoy la con­vo­ca­to­ria de lucha no tenía por­que ser de Huel­ga Gene­ral. Era absur­do aña­dir su reali­dad a la reali­dad esta­tal, por­que ésta era exóge­na a lo vivi­do en el esta­do (en la mayo­ría de los sec­to­res y cen­tros de tra­ba­jo se ha ron­da­do el 100% de ocupación).

Se pue­de repa­sar la reali­dad espa­ño­la y evi­den­ciar, como en con­vo­ca­to­rias ante­rio­res, que el mar­co autó­no­mo de lucha inter­na­cio­na­lis­ta vas­co, como en el res­to de Euro­pa en otras tan­tas nacio­nes y esta­dos, es soli­da­rio, con­ver­gen­te en los obje­ti­vos anti­ca­pi­ta­lis­tas y de denun­cia del Sis­te­ma, pero níti­da­men­te dife­ren­te y sobe­rano al espa­ñol en cuan­to a orga­ni­za­ción y diná­mi­cas de lucha. Una prue­ba más de que la con­ver­gen­cia de cla­se pero diver­gen­cia polí­ti­ca irri­ta a los “con­ta­do­res de noti­cias pro­fe­sio­na­les” arras­trán­do­les al des­va­río desinformativo.

Y es que real­men­te en Eus­kal Herria hay muchas razo­nes para no secun­dar la Huel­ga, aun­que el cora­zón da ganas para hacer­lo des­de una pers­pec­ti­va de cla­se, la razón de la dig­ni­dad se impo­ne. Lo que en toda Euro­pa era una jor­na­da de lucha anti­ca­pi­ta­lis­ta, en el Esta­do espa­ñol se tipi­fi­ca­ba como Huel­ga Gene­ral ¿por quién? ¿por qué?

Es cier­to que la situa­ción espa­ño­la es espe­cial­men­te gra­ve. El extre­mis­mo neo­li­be­ral se ha ceba­do con el “mer­ca­do labo­ral” (¡los escla­vos siem­pre escla­vos en ven­ta!) tras expri­mir finan­zas, aho­rros y recur­sos en un laxo con­tex­to de malen­ten­di­do bien­es­tar mate­rial laca­yo de la gene­ro­si­dad el Sis­te­ma. Nada nue­vo cono­cien­do el deja­vú per­ma­nen­te neo­fran­quis­ta-oli­gar­qui­co-social­de­mó­cra­ta hispánico.

Según los due­ños angló­fo­nos del cor­ti­jo his­pa­nó­fono espa­ñol, obvian­do el expo­lio eco­nó­mi­co social y el saqueo finan­cie­ro de las neo-oli­gar­quías ban­ca­rio-inmo­bi­lia­rias, en el esta­do espa­ñol hay dema­sia­da gen­te, poco tra­ba­jo, bien vivir o cachon­deo popu­lar y por ende poca “pro­duc­ti­vi­dad”, y estos son los “peca­dos” del “mer­ca­do espa­ñol”, fal­tas que han de pagar los tra­ba­ja­do­res, las tra­ba­ja­do­ras, ten­gan o no tra­ba­jo, sus fami­lias y las gene­ra­cio­nes veni­de­ras. Amen.

Cin­co millo­nes de para­dos, pre­ca­rie­dad labo­ral masi­va, una Refor­ma Labo­ral extre­mis­ta y pro­to­ca­pi­ta­lis­ta, y una bien ver­te­bra­da indu­ci­da y diri­gi­da “lucha en la cla­se” (even­tua­les con­tra fijos, autó­no­mos con­tra asa­la­ria­dos, pre­ca­rios con­tra inde­fi­ni­dos, hom­bres con­tra muje­res, autóc­to­nos con­tra inmi­gran­tes…) son razo­nes de peso para una más que con­tun­den­te Huel­ga Gene­ral revolucionaria.

Pero de revo­lu­cio­na­ria poco o nada. La ser­vil domes­ti­ca­ción de los Sin­di­ca­tos, al albor de la fide­li­za­ción sis­té­mi­ca de sec­to­res de la izquier­da (Pas­tor del PSOE lo dice cla­ri­to: la “pis­ta de ate­rri­za­je” es este “esta­do de dere­cho” que los demás hemos “tra­ga­do”) inha­bi­li­ta a estos para rei­vin­di­car cual­quier lide­raz­go. Ges­tos para la galería.

¿Por qué no se con­vo­co la Huel­ga antes de la apro­ba­ción de la ley? ¿Por qué no se plan­teó una res­pues­ta simi­lar a nivel euro­peo? ¿Por qué se res­pe­ta el mar­co de lucha fran­cés, ale­mán o grie­go y no el vas­co? ¿Y des­pués de la Huel­ga quién ges­tio­na­rá, si es que alguien lo hace los rédi­tos de tan­to esfuer­zo mili­tan­te? ¿La pac­tis­ta buro­cra­cia sindical?

Muchas pre­gun­tas y dema­sia­do brin­dis al sol de unos sin­di­ca­tos par­te del Sis­te­ma com­pra­dos, des­le­gi­ti­ma­dos y obso­le­tos para aglu­ti­nar las miles de reali­da­des labo­ra­les, nue­vas y de siem­pre, del siglo XXI.¡ El abis­mo gene­ra­cio­nal es inmenso!

Pero al mar­gen de los tris­tes ava­ta­res domés­ti­cos espa­ño­les, y de las comu­nes pato­lo­gías socia­les de los tra­ba­ja­do­res euro­peos, ni qué decir de los mun­dia­les, lo cier­to es que hoy, como siem­pre, unos pocos, qui­zá algu­nos más, se baten el cobre por la mayo­ría. Pero hoy ade­más a la domes­ti­ca­ción polí­ti­co-sin­di­cal y a la lobo­to­mi­za­ción ideo­ló­gi­ca más la efec­ti­vi­dad de los pique­tes media­ti­co-poli­cial-empre­sa­ria­les deter­mi­nan­te­men­te coer­ci­ti­vos en la Huel­ga espa­ño­la hay que aña­dir la sis­te­má­ti­ca pro­pa­gan­da arma­da res­pec­to a Eus­kal Herria.

Que­brar la reali­dad y crear la fic­ción intere­sa­da es estra­té­gi­co res­pec­to a Eus­kal Herria. Da igual men­tir sobre las Huel­ga Gene­ral de Pri­ma­ve­ra, que sobre esta. Silen­ciar mayo­rías o inflar des­pro­por­cio­na­da­men­te voces mar­gi­na­les. Cons­truir peli­gro­sos terro­ris­tas de ciu­da­da­nos o ciu­da­da­nas moles­tos o silen­ciar pues­tas “en liber­tad” de pro­ta­go­nis­tas de por­ta­das mediá­ti­cas antiterroristas.

Los crea­do­res de la vir­tua­li­dad ofi­cial, los hace­do­res de con­fe­sio­nes impo­si­bles no han esta­do de huel­ga en esta su dia­ria pero inexis­ten­te Espa­ña vas­con­ga­da. No han corres­pon­di­do a los sin­di­ca­lis­tas de CCOO o UGT que les apo­ya­ron en sus pro­tes­tas “sin­di­co­mi­li­ta­res”. No han hecho huel­ga. En las maz­mo­rras y redac­cio­nes, los ser­vi­cios míni­mos y los pique­tes se fun­dían en un hacer común para demos­trar que antes es Espa­ña “roja” (es un decir) que rota.

Gabi, toca­yo, mai­te zai­tut! Wal­ter eta bes­te guz­tiak bezala!…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.