Todas y todos a Bil­bo este sába­do, con­tra el impe­ria­lis­mo monár­qui­co espa­ñol

Archivo

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

E.T.A. sigue des­nu­dan­do con sus pasos polí­ti­cos al fren­te del No. Has­ta el cama­leó­ni­co Par­ti­do del Nego­cio Vas­co se ve en la tesi­tu­ra de fin­gir que tie­ne una pro­pues­ta de reso­lu­ción polí­ti­ca para el con­flic­to vas­co. Defi­nit­va­men­te, Man­de­la y Des­mond Tutú con otras ilus­tres per­so­na­li­da­des del esce­na­rio mun­dial carac­te­ri­za­das por su gene­ro­sa apor­ta­ción a los dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos comien­zan a pesar sobre el inmo­vi­lis­mol.

El impe­ria­lis­mo espa­ñol, here­de­ro de los funes­tos y cri­mi­na­les deno­mi­na­dos reyes cató­li­cos y más tar­de de los gol­pis­tas impe­ria­les, no está acos­tum­bra­do a lle­gar a acuer­dos con nada ni con nadie.

Des­afor­tu­na­da­men­te para los segui­do­res del con­ti­nuis­mo fran­quis­ta las cosas van cam­bian­do. Les que­da un apa­ra­to judi­cial ver­gon­zo­so y un apa­ra­to repre­si­vo siem­pre engra­sa­do, qui­nien­tos años de repre­sión nacio­nal . cató­li­cos son mucho pero en los últi­mos cin­cuen­ta años Eus­kal Herria ha sido capaz de impe­dir la asi­mi­la­ción colo­nial que el poder espa­ñol ha tra­ta­do de desa­rro­llar por todos los medios.

No han con­ver­ti­do al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co en sier­vo de Madrid a pesar de todos los méto­dos cons­pi­ra­ti­vos y todas las trai­cio­nes. Han envia­do a obis­pos infu­ma­bles, dele­ga­dos de gobierno digno de la Divi­sión Azul, lo han inten­ta­do con el uso detes­ta­ble del depor­te, pero aquí esta­mos. Se aca­ban sus espec­tácu­los y lle­ga la reali­dad. Y la reali­dad es que don­de hay con­cien­cia nacio­nal hay futu­ro en liber­tad.

Aquí esta­mos, en vis­pe­ras de que las calles de Bil­bo atrue­nen como nun­ca superan­do las prohi­bi­cio­nes de las últi­mas sema­nas, ¡has­ta los suyos lla­man a mani­fes­tar­se, har­tos de que la Espa­ña negra vuel­va por sus fue­ros!.

Con el inmo­vi­lis­mo del esta­do solo que­dan los fas­cis­tas, los que no gana­ron la gue­rra para que aho­ra el pue­blo vas­co impon­ga la razón demó­cra­ti­ca al viril NO de los sables de la cons­ti­tu­cion­ci­ta tru­ca­da por los podé­res fác­ti­cos en el 78.

Se pone en tela de jui­cio a la refor­ma y a la Monar­quía por nues­tro pue­blo, ni más ni menos. Pero hoy, Guda­ri Egu­na, con­vie­ne recor­dar a quie­nes nos hablan de supera­ción o jui­cio al fran­quis­mo que este nun­ca ha sido derro­ta­do y en este tiem­po esta­mos asis­tien­do a su recu­pe­ra­ción por la vía de la acti­va­ción de la mara­ña jurí­di­ca que tejió a tra­vés de la cons­ti­tu­ción, el ame­jo­ra­mien­to del fue­ro o los tri­bu­na­les sub­si­dia­rios, tri­bu­nal cons­ti­tu­cio­nal, supre­mo, audien­cia nacio­nal o tri­bu­na­les supe­rio­res de jus­ti­cia de las auto­no­mías deva­lua­das.

No se pue­de avan­zar por la sen­da de los dere­chos his­tó­ri­cos que pro­po­ne el Par­ti­do del Nego­cio Vas­co ya que su estra­te­gia nau­fra­gó defi­ni­ti­va­men­te con el infa­me show de Iba­rre­xe en Madrid y no debe­mos per­mi­tir que el PNV se con­vier­ta en la pie­za estra­té­gi­ca de Madrid en este enfren­ta­mien­to entre las fuer­zas demo­crá­ti­cas vas­cas y el poder real del esta­do.

La cla­ve está en la suma de adhe­sio­nes a Adie­ra­zi EH, pero sobre todo está en lle­nar las calles, todas las per­so­nas, todas las fami­lias, todo nues­tro pue­blo tene­mos que res­pon­der este sába­do a la repre­sión y a la exclu­sión polí­ti­cas.

Por nues­tra par­te, empla­za­mos a todas las per­so­nas demó­cra­tas de ver­dad a decir NO al inmo­vi­lis­mo y a la vio­len­cia del esta­do expre­sa­da de mane­ra espe­cial­men­te cruel en las tor­tu­ras y veja­cio­nes a las últi­mas per­so­nas dete­ni­das recien­te­men­te con inso­por­ta­bles, crue­les y repug­nan­tes abu­sos de carác­ter inclu­so, sexis­ta.

Enho­ra­bue­na Espa­ña, este com­por­ta­mien­to nos refuer­za en la deter­mi­na­ción de rom­per ama­rras con este esta­do degra­da­do y con quien le ampa­re. Nos vemos el sába­do en Bil­bo, que nadie fal­te, por la Demo­cra­cia real para Eus­kal Herria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *