Todas y todos a Bil­bo este sába­do, con­tra el impe­ria­lis­mo monár­qui­co español

Archivo

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

E.T.A. sigue des­nu­dan­do con sus pasos polí­ti­cos al fren­te del No. Has­ta el cama­leó­ni­co Par­ti­do del Nego­cio Vas­co se ve en la tesi­tu­ra de fin­gir que tie­ne una pro­pues­ta de reso­lu­ción polí­ti­ca para el con­flic­to vas­co. Defi­nit­va­men­te, Man­de­la y Des­mond Tutú con otras ilus­tres per­so­na­li­da­des del esce­na­rio mun­dial carac­te­ri­za­das por su gene­ro­sa apor­ta­ción a los dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos comien­zan a pesar sobre el inmovilismol.

El impe­ria­lis­mo espa­ñol, here­de­ro de los funes­tos y cri­mi­na­les deno­mi­na­dos reyes cató­li­cos y más tar­de de los gol­pis­tas impe­ria­les, no está acos­tum­bra­do a lle­gar a acuer­dos con nada ni con nadie.

Des­afor­tu­na­da­men­te para los segui­do­res del con­ti­nuis­mo fran­quis­ta las cosas van cam­bian­do. Les que­da un apa­ra­to judi­cial ver­gon­zo­so y un apa­ra­to repre­si­vo siem­pre engra­sa­do, qui­nien­tos años de repre­sión nacio­nal . cató­li­cos son mucho pero en los últi­mos cin­cuen­ta años Eus­kal Herria ha sido capaz de impe­dir la asi­mi­la­ción colo­nial que el poder espa­ñol ha tra­ta­do de desa­rro­llar por todos los medios.

No han con­ver­ti­do al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co en sier­vo de Madrid a pesar de todos los méto­dos cons­pi­ra­ti­vos y todas las trai­cio­nes. Han envia­do a obis­pos infu­ma­bles, dele­ga­dos de gobierno digno de la Divi­sión Azul, lo han inten­ta­do con el uso detes­ta­ble del depor­te, pero aquí esta­mos. Se aca­ban sus espec­tácu­los y lle­ga la reali­dad. Y la reali­dad es que don­de hay con­cien­cia nacio­nal hay futu­ro en libertad.

Aquí esta­mos, en vis­pe­ras de que las calles de Bil­bo atrue­nen como nun­ca superan­do las prohi­bi­cio­nes de las últi­mas sema­nas, ¡has­ta los suyos lla­man a mani­fes­tar­se, har­tos de que la Espa­ña negra vuel­va por sus fueros!.

Con el inmo­vi­lis­mo del esta­do solo que­dan los fas­cis­tas, los que no gana­ron la gue­rra para que aho­ra el pue­blo vas­co impon­ga la razón demó­cra­ti­ca al viril NO de los sables de la cons­ti­tu­cion­ci­ta tru­ca­da por los podé­res fác­ti­cos en el 78.

Se pone en tela de jui­cio a la refor­ma y a la Monar­quía por nues­tro pue­blo, ni más ni menos. Pero hoy, Guda­ri Egu­na, con­vie­ne recor­dar a quie­nes nos hablan de supera­ción o jui­cio al fran­quis­mo que este nun­ca ha sido derro­ta­do y en este tiem­po esta­mos asis­tien­do a su recu­pe­ra­ción por la vía de la acti­va­ción de la mara­ña jurí­di­ca que tejió a tra­vés de la cons­ti­tu­ción, el ame­jo­ra­mien­to del fue­ro o los tri­bu­na­les sub­si­dia­rios, tri­bu­nal cons­ti­tu­cio­nal, supre­mo, audien­cia nacio­nal o tri­bu­na­les supe­rio­res de jus­ti­cia de las auto­no­mías devaluadas.

No se pue­de avan­zar por la sen­da de los dere­chos his­tó­ri­cos que pro­po­ne el Par­ti­do del Nego­cio Vas­co ya que su estra­te­gia nau­fra­gó defi­ni­ti­va­men­te con el infa­me show de Iba­rre­xe en Madrid y no debe­mos per­mi­tir que el PNV se con­vier­ta en la pie­za estra­té­gi­ca de Madrid en este enfren­ta­mien­to entre las fuer­zas demo­crá­ti­cas vas­cas y el poder real del estado.

La cla­ve está en la suma de adhe­sio­nes a Adie­ra­zi EH, pero sobre todo está en lle­nar las calles, todas las per­so­nas, todas las fami­lias, todo nues­tro pue­blo tene­mos que res­pon­der este sába­do a la repre­sión y a la exclu­sión políticas.

Por nues­tra par­te, empla­za­mos a todas las per­so­nas demó­cra­tas de ver­dad a decir NO al inmo­vi­lis­mo y a la vio­len­cia del esta­do expre­sa­da de mane­ra espe­cial­men­te cruel en las tor­tu­ras y veja­cio­nes a las últi­mas per­so­nas dete­ni­das recien­te­men­te con inso­por­ta­bles, crue­les y repug­nan­tes abu­sos de carác­ter inclu­so, sexista.

Enho­ra­bue­na Espa­ña, este com­por­ta­mien­to nos refuer­za en la deter­mi­na­ción de rom­per ama­rras con este esta­do degra­da­do y con quien le ampa­re. Nos vemos el sába­do en Bil­bo, que nadie fal­te, por la Demo­cra­cia real para Eus­kal Herria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.