Entre­ga y com­pro­mi­so- Jai­me Iribarren

Como es sabido,hace 35 años fusi­la­ron a Txi­ki, Otae­gi, Sán­chez, Gar­cia y Bae­na, mili­tan­tes de ETA los dos pri­me­ros y de las FRAP los que siguen. Eran los últi­mos cole­ta­zos del fran­quis­mo puro y duro. El Códi­go penal reco­gía la pena de muer­te como opción de cas­ti­go. Era legal fusi­lar al adver­sa­rio del régi­men fascista.
Duran­te todos estos años la izquier­da aber­tza­le ha toma­do como refe­ren­cia esa his­tó­ri­ca fecha para recor­dar y home­na­jear a todos los que han per­di­do la vida “luchan­do por la liber­tad de Eus­kal Herria”. Lo hicie­ran con las armas en la mano o no, se cuen­tan a cien­tos las per­so­nas que han muer­to en enfren­ta­mien­tos, fusi­la­mien­tos ile­ga­les, tor­tu­ras, o accio­nes de gru­pos para­po­li­cia­les diri­gi­dos des­de las cloa­cas del estado.
Este año el guda­ri egu­na se cele­bra en un cli­ma polí­ti­co muy espe­cial tras los últi­mos comu­ni­ca­dos de ETA y la ini­cia­ti­va polí­ti­ca empren­di­da por los inde­pen­den­tis­tas vas­cos de izquier­da duran­te los últi­mos meses. Sin duda vivi­mos momen­tos de gran impor­tan­cia polí­ti­ca que pue­den tener una influen­cia capi­tal en el futu­ro. Vere­mos si la nue­va estra­te­gia que se pro­po­ne alcan­za los nive­les de efi­ca­cia desea­dos. De momen­to, el esta­do, a tra­vés de decla­ra­cio­nes y hechos repre­si­vos, ya ha deja­do meri­dia­na­men­te cla­ro que la nue­va pro­pues­ta de actua­ción inde­pen­den­tis­ta tie­ne capa­ci­dad de pro­vo­car nive­les altos de con­fron­ta­ción y tensionamiento.
Es pre­vi­si­ble, como ocu­rrió en Sudá­fri­ca, que los pode­ro­sos inten­ten sacar ven­ta­ja antes de sen­tar­se a nego­ciar. Recor­de­mos que allí, las mayo­res atro­ci­da­des repre­si­vas se come­tie­ron en pleno pro­ce­so de paz. Agu­di­zar la repre­sión en estos momen­tos, endu­re­cien­do los pos­tu­la­dos guber­na­men­ta­les res­pec­to a los que recla­ma­mos liber­tad y demo­cra­cia, solo bus­ca refor­zar su posi­ción ante un inevi­ta­ble pro­ce­so negociador.
La Izquier­da Aber­tza­le y más con­cre­ta­men­te la orga­ni­za­ción ETA, como ella mis­ma reco­no­cía en uno de sus últi­mos comu­ni­ca­dos, pue­de estar más o menos con­di­cio­na­da por los envi­tes repre­si­vos. Aho­ra bien, de ahí a sacar la con­clu­sión de que no tie­ne capa­ci­dad de actua­ción y que las ini­cia­ti­vas que se toman son como con­se­cuen­cia de su “debi­li­dad”, sim­ple­men­te es fal­so. Ese dis­cur­so res­pon­de a la nece­si­dad del Gobierno de ven­der su “triun­fo”. Saben que para solu­cio­nar el con­flic­to no hay otro camino que el de la nego­cia­ción polí­ti­ca pero ni quie­ren ni pue­den reco­no­cer­lo ante esa socie­dad que lle­van tan­tos años min­tien­do y manipulando.
A estas altu­ras pare­ce evi­den­te que el esta­do no quie­re nego­ciar por­que sabe que en esa cir­cuns­tan­cia le va a tocar ceder. Ellos ven­den el “final de terro­ris­mo” en vez de el final del con­flic­to. Esta posi­ción a medio-lar­go pla­zo les podría crear pro­ble­mas impor­tan­tes. El esta­do ha empe­za­do a com­pren­der que su pro­ble­ma no es ETA y sus 50 años de exis­ten­cia, sino Eus­kal Herria y sus cen­te­na­res siglos de lucha.
Que nadie se lla­me a enga­ño. Con la nue­va estra­te­gia inde­pen­den­tis­ta, la paz social no está mas cer­ca. Se abre un nue­vo ciclo de lucha. La capa­ci­dad inde­pen­den­tis­ta por reco­brar la ini­cia­ti­va polí­ti­ca, una vez más está que­dan­do de mani­fies­to y has­ta el espa­ñol más opti­mis­ta teme la capa­ci­dad para coci­nar las con­di­cio­nes nece­sa­rias que colo­que la cau­sa sobe­ra­nis­ta en el cen­tro del deba­te polí­ti­co en los pró­xi­mos años.
Todos hemos come­ti­do erro­res de cálcu­lo pero yo par­ti­cu­lar­men­te estoy con­ven­ci­do de que el gobierno se con­fun­dió al levan­tar­se de la mesa en el últi­mo pro­ce­so de nego­cia­ción y se vuel­ve a con­fun­dir en la actua­li­dad mos­tran­do una pos­tu­ra tan intran­si­gen­te. Está ten­san­do tan­to la cuer­da, que lo que podía haber­se solu­cio­na­do con un acuer­do de mar­co auto­no­mis­ta para un nue­vo ciclo polí­ti­co, qui­zás ya no sir­va para cal­mar las ansias de liber­tad de Eus­kal Herria y otros pue­blos del esta­do. Están ten­san­do tan­to la cuer­da, que el más posi­bi­lis­ta de los polí­ti­cos aber­tza­les empie­za a ver con­di­cio­nes para poner enci­ma de la mesa, no solo el dere­cho a deci­dir sino abier­ta­men­te y sin com­ple­jos el dere­cho a la independencia.
En este Guda­ria Egu­na debe­mos cele­brar el avan­ce sobe­ra­nis­ta, la capa­ci­dad de plan­tear nue­vas pro­pues­tas y por supues­to, la entre­ga y com­pro­mi­so de muchas per­so­nas dis­pues­tas a seguir tra­ba­jan­do para con­quis­tar un espa­cio de liber­tad para Eus­kal Herria.

http://​sarean​ti​fa​xis​ta​.blogs​pot​.com/​2​0​1​0​/​0​9​/​e​n​t​r​e​g​a​-​y​-​c​o​m​p​r​o​m​i​s​o​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.