So yo fue­ra vene­zo­lano- Fidel Castro

Maña­na es un día impor­tan­te para Vene­zue­la. Están anun­cia­das las elec­cio­nes para esco­ger a 165 miem­bros del Par­la­men­to, y alre­de­dor del impor­tan­te even­to se libra una his­tó­ri­ca batalla.

Pero a la vez, las noti­cias sobre el esta­do del tiem­po son des­fa­vo­ra­bles. Fuer­tes llu­vias están azo­tan­do a la tie­rra que fue la cuna de El Libertador.

Las llu­vias exce­si­vas afec­tan a los pobres más que a nadie. Son los que tie­nen las vivien­das más modes­tas, viven en los barrios más olvi­da­dos his­tó­ri­ca­men­te, con difí­cil acce­so, calles malas y menos trán­si­to. Cuan­do las aguas inva­den sus hoga­res, todo lo pier­den. Ellos no dis­po­nen de las vivien­das cómo­das y segu­ras de los ricos, sus amplias ave­ni­das y abun­dan­tes medios de transporte.

No se tra­ta de una elec­ción pre­si­den­cial. En las exclu­si­va­men­te par­la­men­ta­rias, la pobla­ción se movi­li­za poco y sue­le res­tar­le importancia.

Por lo gene­ral, don­de el impe­ria­lis­mo domi­na y la oli­gar­quía opor­tu­nis­ta reci­be una par­te jugo­sa de los bie­nes y ser­vi­cios nacio­na­les, las masas no tie­nen nada que ganar o per­der y, al impe­rio, no le preo­cu­pa un ble­do las elec­cio­nes. En los Esta­dos Uni­dos, ni siquie­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les movi­li­zan más del 50% de los que tie­nen dere­cho a votar.

¿Por qué en cam­bio, sus enor­mes recur­sos mediá­ti­cos se vuel­can esta vez con­tra Vene­zue­la y la some­ten a un impla­ca­ble bom­bar­deo de men­ti­ras y calum­nias con­tra el Gobierno Revo­lu­cio­na­rio Bolivariano?

No inten­ta­ré amon­to­nar argu­men­tos para per­sua­dir a un pue­blo valien­te y digno como el de Vene­zue­la. He vis­to las movi­li­za­cio­nes popu­la­res y el fer­vor de millo­nes de per­so­nas, espe­cial­men­te de la gen­te más humil­de y com­ba­ti­va, que ha teni­do el pri­vi­le­gio de vivir una eta­pa nue­va en la his­to­ria de su país, y ha devuel­to al pue­blo los fabu­lo­sos recur­sos de Vene­zue­la. Ya su Patria no es una nación de anal­fa­be­tos, don­de millo­nes de hom­bres, muje­res y niños sobre­vi­vían en la extre­ma pobreza.

No les habla­ré de una expe­rien­cia que Cuba vivió, de la cual hablan 50 años de resis­ten­cia heroi­ca fren­te al blo­queo y los repug­nan­tes crí­me­nes del Gobierno de Esta­dos Unidos.

Les digo sim­ple­men­te lo que haría si fue­ra venezolano.

Me enfren­ta­ría a las llu­vias, y no per­mi­ti­ría que el impe­rio saca­ra de ellas pro­ve­cho alguno; lucha­ría jun­to a veci­nos y fami­lia­res para pro­te­ger a per­so­nas y bie­nes, pero no deja­ría de ir a votar como un deber sagra­do: a la hora que sea, antes de que llue­va, cuan­do llue­va, o des­pués que llue­va, mien­tras haya un cole­gio abierto.

Estas elec­cio­nes tie­nen una impor­tan­cia enor­me y el impe­rio lo sabe: quie­re res­tar­le fuer­za a la Revo­lu­ción, limi­tar su capa­ci­dad de lucha, pri­var­la de las dos ter­ce­ras par­tes de la Asam­blea Nacio­nal para faci­li­tar sus pla­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios, incre­men­tar su vil cam­pa­ña mediá­ti­ca y con­ti­nuar rodean­do a Vene­zue­la de bases mili­ta­res, cer­cán­do­la cada vez más con las leta­les armas del nar­co­trá­fi­co inter­na­cio­nal y la violencia.

Si exis­ten erro­res, no renun­cia­ría jamás a la opor­tu­ni­dad que la Revo­lu­ción ofre­ce de rec­ti­fi­car y ven­cer obstáculos.

Si yo fue­ra vene­zo­lano, aún bajo rayos y cen­te­llas, lucha­ría has­ta lo impo­si­ble para con­ver­tir el 26 de sep­tiem­bre en una gran victoria.

Fidel Cas­tro Ruz
Sep­tiem­bre 25 de 2010
2 y 17 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.