So yo fue­ra vene­zo­lano- Fidel Cas­tro

Maña­na es un día impor­tan­te para Vene­zue­la. Están anun­cia­das las elec­cio­nes para esco­ger a 165 miem­bros del Par­la­men­to, y alre­de­dor del impor­tan­te even­to se libra una his­tó­ri­ca bata­lla.

Pero a la vez, las noti­cias sobre el esta­do del tiem­po son des­fa­vo­ra­bles. Fuer­tes llu­vias están azo­tan­do a la tie­rra que fue la cuna de El Liber­ta­dor.

Las llu­vias exce­si­vas afec­tan a los pobres más que a nadie. Son los que tie­nen las vivien­das más modes­tas, viven en los barrios más olvi­da­dos his­tó­ri­ca­men­te, con difí­cil acce­so, calles malas y menos trán­si­to. Cuan­do las aguas inva­den sus hoga­res, todo lo pier­den. Ellos no dis­po­nen de las vivien­das cómo­das y segu­ras de los ricos, sus amplias ave­ni­das y abun­dan­tes medios de trans­por­te.

No se tra­ta de una elec­ción pre­si­den­cial. En las exclu­si­va­men­te par­la­men­ta­rias, la pobla­ción se movi­li­za poco y sue­le res­tar­le impor­tan­cia.

Por lo gene­ral, don­de el impe­ria­lis­mo domi­na y la oli­gar­quía opor­tu­nis­ta reci­be una par­te jugo­sa de los bie­nes y ser­vi­cios nacio­na­les, las masas no tie­nen nada que ganar o per­der y, al impe­rio, no le preo­cu­pa un ble­do las elec­cio­nes. En los Esta­dos Uni­dos, ni siquie­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les movi­li­zan más del 50% de los que tie­nen dere­cho a votar.

¿Por qué en cam­bio, sus enor­mes recur­sos mediá­ti­cos se vuel­can esta vez con­tra Vene­zue­la y la some­ten a un impla­ca­ble bom­bar­deo de men­ti­ras y calum­nias con­tra el Gobierno Revo­lu­cio­na­rio Boli­va­riano?

No inten­ta­ré amon­to­nar argu­men­tos para per­sua­dir a un pue­blo valien­te y digno como el de Vene­zue­la. He vis­to las movi­li­za­cio­nes popu­la­res y el fer­vor de millo­nes de per­so­nas, espe­cial­men­te de la gen­te más humil­de y com­ba­ti­va, que ha teni­do el pri­vi­le­gio de vivir una eta­pa nue­va en la his­to­ria de su país, y ha devuel­to al pue­blo los fabu­lo­sos recur­sos de Vene­zue­la. Ya su Patria no es una nación de anal­fa­be­tos, don­de millo­nes de hom­bres, muje­res y niños sobre­vi­vían en la extre­ma pobre­za.

No les habla­ré de una expe­rien­cia que Cuba vivió, de la cual hablan 50 años de resis­ten­cia heroi­ca fren­te al blo­queo y los repug­nan­tes crí­me­nes del Gobierno de Esta­dos Uni­dos.

Les digo sim­ple­men­te lo que haría si fue­ra vene­zo­lano.

Me enfren­ta­ría a las llu­vias, y no per­mi­ti­ría que el impe­rio saca­ra de ellas pro­ve­cho alguno; lucha­ría jun­to a veci­nos y fami­lia­res para pro­te­ger a per­so­nas y bie­nes, pero no deja­ría de ir a votar como un deber sagra­do: a la hora que sea, antes de que llue­va, cuan­do llue­va, o des­pués que llue­va, mien­tras haya un cole­gio abier­to.

Estas elec­cio­nes tie­nen una impor­tan­cia enor­me y el impe­rio lo sabe: quie­re res­tar­le fuer­za a la Revo­lu­ción, limi­tar su capa­ci­dad de lucha, pri­var­la de las dos ter­ce­ras par­tes de la Asam­blea Nacio­nal para faci­li­tar sus pla­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios, incre­men­tar su vil cam­pa­ña mediá­ti­ca y con­ti­nuar rodean­do a Vene­zue­la de bases mili­ta­res, cer­cán­do­la cada vez más con las leta­les armas del nar­co­trá­fi­co inter­na­cio­nal y la vio­len­cia.

Si exis­ten erro­res, no renun­cia­ría jamás a la opor­tu­ni­dad que la Revo­lu­ción ofre­ce de rec­ti­fi­car y ven­cer obs­tácu­los.

Si yo fue­ra vene­zo­lano, aún bajo rayos y cen­te­llas, lucha­ría has­ta lo impo­si­ble para con­ver­tir el 26 de sep­tiem­bre en una gran vic­to­ria.

Fidel Cas­tro Ruz
Sep­tiem­bre 25 de 2010
2 y 17 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *